Por la falta de discernimiento, el evangelio de hoy se ha reducido a una decisión  humana, donde el hombre es quien toma la determinación de aceptar o no a Cristo en su corazón, dejando en sus manos tan grande responsabilidad y quitandole así, el merito y la gloria a Dios y apartándonos del principio bíblico el cual dice que la salvación pertenece a nuestro Dios.

 Apocalipsis 7:10  Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

Hoy se ha limitado a que las personas hagan una “Oración de fe”, la cual es contraria  a la enseñanza de nuestro señor y salvador Yeshua cuando afirma en su palabra

Juan 6  44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí.

Dios es quien envía a Cristo y Cristo es quien nos recibe, para hacer la obra de restauración y santificación necesaria, para resucitarnos en el día postrero, no es el hombre quien le recibe.

Es así como muchos han sido engañados durante mas de dos siglos, creyendo en la formula mágica de la oración de fe, he escuchado a muchos diciendo que hicieron la oración hace tanto tiempo y por eso son salvos, aunque su vida no evidencia ningún cambio, ni tampoco se puede ver el fruto del Espíritu en ninguna de sus acciones, de los tales hablo nuestro Señor Yeshua desde hace tiempo diciendo,

Mateo 7:21-23 

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Muchos toman Juan 1:12 como referencia  “ Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”  Pero acá se refiere (y hago énfasis) en la segunda parte, a los que creen en su nombre, y para creer es necesario haber recibido esta confirmación de quien es Cristo, necesitamos primeramente recibir la confirmación del Espíritu en nuestras vidas y haber sido enviados por Dios hacia Cristo

Mateo 16:16 17  Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Y Yeshua, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Luego de este preámbulo, paso a decir lo siguiente:

Mateo 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose os despedacen.

Por la falta de discernimiento antes mencionada, hoy estamos alimentando a los cerdos, con las perlas (Los tesoros  de la palabra de Dios) Yeshua, lo tenia y en abundancia, es así que cuando alguien venia a El, ha cuestionarlo sobre algún tema, el ya sabia de antemano con que intenciones venia esta persona, y conforme a esta así le respondía.

Mateo 16:1 Entonces los fariseos y los saduceos se acercaron a Yeshua, y para ponerle a prueba le pidieron que les mostrara una señal del cielo.

1 Corintios 4:5Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

Al conocer esta verdad Cristo no invertía mucho tiempo ni esfuerzo en estas personas, simplemente las confrontaba con su pecado y luego las dejaba marchar, así como el joven rico (Mt 19:16-30)

No podemos encontrar en la biblia, la oración de fe, cuando Cristo encontraba a alguien con propósito lo abordaba de diferentes maneras, a ninguno le dijo que tenia que recibirlo en su corazón como señor y salvador, solo los confrontaba con su propia realidad, a la samaritana  le descubrió su pecado, al joven rico su corazón, a Nicodemo le dijo que su religiosidad no servia, que debía de nacer de nuevo, cuando llamo a sus discípulos solo les dijo ven y sígueme, a la prostituta, le dijo vete y no peques mas, etc

Tres cosas que debemos de tener en cuenta, cuando alguien nos pregunte sobre nuestra fe

1 Nos esta preguntando para tentarnos, burlarse  o hacernos caer?

2 Nos esta preguntando porque quiere información, pero no compromiso

3 Nos esta preguntando porque vemos realmente que hay contrición en sus palabras y quiere arrepentirse (No volverlo a hacer) y podemos ver que realmente Dios lo ha enviado a Cristo?

Otro punto importante es que hoy se envía a ir detrás de ellos en cacería de nuevos diez madores, cuando la palabra dice

Isaías 55:5 He aquí, llamarás a una nación que no conocías, y una nación que no te conocía, correrá a ti a causa del Señor tu Dios, el Santo de Israel; porque El te ha glorificado.

Pero como hoy No estamos reflejando la causa de Cristo, es por eso que nos mandan a ir detrás de ellos, y hasta nos ponen metas mensuales de “Nuevos convertidos”

A raíz de esto hoy es mucha la semilla que se esparce, pero la mayoría esta cayendo en la piedra, en el camino, o entre cardos y espinos y no crece porque o no es buena semilla, o no sabemos realmente donde sembrarla (Mc 4:1-9)

Ahora solo queda preguntar a Dios, si realmente es la oración de fe lo que necesita una persona, o es que nos falta discernimiento y sabiduría de Dios para poder saber llegar a los que han sido predestinados, desde antes de la fundación del mundo. dejemos de engañar a las personas diciéndoles que solo necesitan hacer una oración, lo que la gente necesita es decirles que deben arrepentirse y no te preocupes por el resultado, porque

Mateo 22:14 Porque muchos son llamados, pero pocos son escogidos.

Los entendidos entenderán  (Daniel 12:10) y los que son de Dios escucharan, el resto, o se enojara y se ira, porque Dios no tiene propósito con ellos.

Bendiciones

Hermano Carlos

Iglesialapalabradelreino@gmail.com

ES BIBLICA LA “ORACION DE FE”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *