imagen6283_n“…y me seréis testigos” Hecho 1:8

Si alguien te detiene en la calle y te dijera que es fanático de algun equipo de futbol y te urge a que te conviertas en uno también, ¿no pensarías tú que esto es un poco extraño? ¿Te impresionaría su entusiasmo y sinceridad al decirte que fueron los ganadores del Mundial del año pasado para impresionarte? ¿Y acaso si llevan las insignias del equipo haría que tú sientas algún deseo particular de unirte a su club  y hacerlo parte de ti? ¡Seguroooo que si! La mayoría de nosotros inmediatamente quedaríamos anonadados por tal comportamiento de un fanático y si esta situación se diera, digamos, en la ciudad de Dover ¡probablemente habría cierta actitud de ánimos hacia este fanático empedernido!

¿Acaso se supone que esta es la forma que nosotros seamos testigos para Yeshua —  yendo de aquí para allá hablando del Señor a todos de una manera exuberante y poco común? ¿Acaso hemos de hacer pancartas llenando nuestras ropas y vehículos con palabras de cortesía y slogans que promocionen Su palabra? ¿Acaso la mayoría de las iglesias compiten unas contra otras para ver cual desarrolla el más ingenioso de todos los comentarios para poner en sus letreros? Por favor disculpe mi insistencia, ¡pero ese tipo de “testificación” muchas veces hace más mal que bien! ¡Las técnicas de publicidad utilizadas por doquier ciertamente produce resultados! pero también el gritar ¡fuego! en un teatro repleto de personas! Hacer que las personas se agrupen en un punto o lugar determinado se ha reducido a una ciencia y muchos ministerios están tomando ventaja de esto. Pero, basándome en más de medio siglo de observación, se ha vuelto bastante obvio para mí que aquellos rebaños donde abundan más las cabras que la ovejas sirven perfectamente para los planes de Satanás para crear cizaña dentro del trigo.

997_Untitled-1 Por favor note la palabras de nuestro Señor Yeshua en Hechos 1:8: “…y me seréis testigos”. Esta es una declaración de certeza divina y no depende en lo absoluto en implementos que pueda aportar el hombre. El Espíritu Santo literalmente reside dentro de cada hijo de la gracia y Él es testigo de Yeshua – nosotros somos el  templo donde Él habita. Esa es precisamente la razón por la cual se les exhorta a los creyentes que sean llenos del Espíritu Santo (Efesios 5:18) Por que cuando una persona es llena y controlada  por Él Espíritu Santo está vacía del Yo y exhibe poderes sobrenaturales (¡La palabra dunamis  en griego de la cual en Inglés se deriva la palabra “dinamita”!) Y todos aquellos que entren en contacto con este tremendo poder Serán afectados al grado del propósito de Dios en esa vida. ¡Incluso si ninguna palabra es dicha, cada persona o individuo será atraído o repelido por este poder!

“Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Yeshua Hechos 4:13 (VRV)

Ser testigos de Yeshua envuelve una vida de compromiso y obediencia a Él de 24 horas al día, siete días a la semana y 365 días del año (366 en el caso del año bisiesto) y no se define solo por tener nuestros bolsillos llenos de tratados, ni llevando una gran Biblia y mucho menos dándole lata a las personas. Técnicas de presión en la venta producen buenos resultados, pero pocas veces verdaderamente satisface a los clientes – puesto que aquellos quienes sucumben a la presión de los vendedores usualmente tienen un sentimiento de que han sido engañados por el vendedor. De la misma manera, muchas personas continúan “convirtiéndose” por la aplicación de presión psicológica por parte del Cristianismo de confrontación y mientras que ciertamente algunos terminan siendo cristianos genuinos, la decadencia espiritual causada por la falsa conversión de la mayoría esta contribuyendo a una caída en espiral del evangelio.

PESCADORES DE HOMBRES (MT 4: 19)

imagesVamos a ver y a estudiar esta alegoría. Para capturar a un pez sin tirar la red se necesita de una carnada adecuada. Es poco probable capturar una trucha si no se utiliza una bola de cebo. Esta analogía se aplica a lo que concierne a los creyentes de la siguiente manera: se supone que vivamos de tal manera que seamos una “buena carnada”. Al nivel que rindamos nuestras vidas al Espíritu Santo será el nivel que el mismo utilizara  para lograr tener influencia sobrenatural sobre otros a través de nosotros. Ser testigos de Yeshua significa hablar a otros acerca de Él, pero debemos tener cuidado como le presentamos el bozal al caballo. Decir a la presa acerca de la carnada que será utilizada es un absurdo, puesto que la verán antes de comerla.

“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. Mateo 5:16 (VRV)

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.”  Juan 6:44 (VRV)

La buena carnada es agradada por los peces a un nivel fundamental. Ha ellos no se les enseña como reconocerla ni se les urge que sepan de su preparación por que provee una necesidad básica. Y los hombres depravados poseen una necesidad similar puesto que existe un vacío en sus corazones donde existió una vez el conocimiento de Dios. Es una necesidad que el hombre por si mismo no puede suplir – un hambre que no pueden satisfacer por si solos – y cuando Dios coloque en frente de ellos a un creyente verdadero, ¡siempre reaccionaran a la carnada del evangelio! Pero a diferencia de los peces, los humanos pueden “ver el anzuelo” y la mayoría se apartará pues no quieren ser capturados.Como consecuencia, solo unos pocos sobrepasaran su concepto errado de lo que es Dios y serán atraídos por el conocimiento salvador de Cristo a través del Espíritu Santo.

“…porque estrecha (contraída por la presión) es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”.  Mateo 7:14 (VRV) (Énfasis añadido)

Entonces volviendo a nuestra analogía del fanático del equipo de futbol.  ¿Qué pensaríamos de él o ella si se le observara vitoreando a otro equipo? Sería un ¡HIPOCRITA! ¿Cierto?  Una persona de “doble cara”, diciendo ser fanático de un equipo mientras que en verdad era leal a otro. ¡Las personas deben mostrar sus colores verdaderos para que todos sepan donde es que están cimentados! Y ese principio definitivamente se aplica a lo que tiene que ver con nuestro testimonio de Cristo. Muy pocas cosas en este mundo molestarían a las personas a tal grado y tan rápido como el ver que alguien dice ser de tal o cual manera y luego actúe de una manera totalmente contraria a lo que profesa creer. Y solo Dios sabe cuantas personas han sido y continúan siendo repelidas por la hipocresía de creyentes profesantes – especialmente aquellos que son tan discretos que cargan “señales intermitentes de neón” que publican su lealtad a Cristo y entonces a pesar de toda esta lealtad promocionada fallan al no ser consistentes en su profesión de fe. Bajo la mejor de las circunstancias los Cristianos que vivimos bajo el minucioso microscopio de la opinión pública ocasionalmente fallaremos en vivir los grandes estándares requeridos, por que a pesar de que somos cristianos todavía seguimos siendo humanos pecadores. Y por esa razón debemos evitar a toda costa la tentación de llamar la atención de los demás hacia nosotros utilizando “una gran corneta”:

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Más cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”. Mateo 6:1-5 (VRV).El-pescador-3

En otras palabras, mantener un testimonio Cristiano santo y sano no importando las dificultades es un poderoso recurso de un verdadero testigo de Yeshua a un mundo lleno de personas que como “peces” fuera del mar mueren en su perdición. La vida de todo creyente genuino – sin excepción alguna – es un testimonio del poder salvador de Yeshua. Pero desafortunadamente, algunas luces no alumbran tanto como deberían hacerlo. La hipocresía y la indiferencia son iguales al musgo dentro de un lago que por su excesivo crecimiento impedirá que la carnada llegue a los peces haciéndola inefectiva. Para que podamos hacer el trabajo correctamente, la carnada debe ser vista antes de que sea comida. Y debe ser presentada lo mas natural posible, puesto que muchos quienes solo hablan de si mismos haciendo mucho ruido no son buenas carnadas para proporcionar una buena pesca.

Así que no seáis engañados – el estanque del diablo (El mundo) esta infestado por lo que los pescadores llaman “Peces Chatarra” (no peces trofeo como la trucha y otros) – y estos corresponden a la cizaña de la cual habla Mateo 13:24-30. ¡Pretenden ser los peces trofeo y son relativamente fáciles de capturar! (de ellos están llenas las iglesias)Por lo que, en contraste, para poder llevar a casa la especie deseada se requiere de paciencia y esfuerzo diligente. Aquellas truchas que pesan de 10 libras en adelante son capturadas ocasionalmente por accidente, pero tales momentos son excepciones o no deben tomarse como norma.

El evangelio de nuestro Señor Yeshua esta siendo abaratado por los mercaderes de las religiones apóstatas quienes trafican este mensaje por su propio prestigio y lucro – tal como el Apóstol Pedro dijo que sería el caso:

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”  2 Pedro 2:1-3 (VRV)

La palabra Griega “harán mercadería” es emporeuomai, la concordancia de Strong, número 1710 – se pronuncia em-por-yoo-om-ahee, del griego 1722 (en) y el griego 4198 (poreuomai); significa viajar dentro (de una ciudad como vendedor), por implicación significa intercambiar: comprar y vender, hacer mercadería.

Ninguna otra palabra como esta podría ser utilizada para definir el evangelismo de hoy día.  A los ojos de quienes no disciernen espiritualmente, una gran cantidad de personas (peces) equivale a un ministerio exitoso del cual muchos líderes preguntan ¡cómo y donde fueron capturados! Entonces los súper pescadores de  hombres, supuestamente, a través de costosos seminarios y programas de enseñanza imparten el conocimiento de cómo hacerlo. Lo que me recuerda un viejo amigo, que cuando se le preguntó donde había capturado una gran trucha que tenía, el respondió, “a los lados de su boca”. (El definitivamente no iba a revelar la localización de su lugar de pesca favorito).

Mis amados hermanos, yo respetuosamente someto a ustedes la siguiente declaración hecha por el Señor, el significado es más profundo que el que generalmente es percibido por la mayoría de los evangélicos:

“Andando Yeshua junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”. Mateo 4:18-19 (VRV)

Juan 6:44 define quién es que en realidad esta haciendo la pesca. Al menos que o hasta que el Espíritu Santo convenza de pecado a un individuo específico atrayéndole a Yeshua, no podrá creer y no podrá ser salvo. Sin importar la cantidad de personas que sean atraídas por el hombre, con buenas intenciones, podrá lograr el resultado deseado.

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.” Juan 6:44 (VRV)

De hecho aca podemos ver el tema de la predestinacion en el cual Dios en su infinita misericordia, nos aparato desde antes de la fundación del mundo, y nos eligió para que fuésemos sus hijos, sus llamados, sus elegidos, y como dice en Romanos 8 nada ni nadie nos podrá separar  de su amor.

Cuando se aplica presión psicológica por parte de predicadores que ambicionan aumentar la membresía de su iglesia, es como si pescáramos con palos o con dinamita. Las explosiones son indiscriminadas y todo tipo de peces muertos saldrá a flote por el impacto. Y por tal razón es que muchas iglesias tienen un hedor distintivo que las distingue.

Si usted ha aceptado a Yeshua como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con El, usted necesita pedirle inmediatamente perdón y renovación. El lo perdonará instantáneamente, y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo. Entonces, necesita iniciar un caminar diario de oración y estudio personal de la Biblia, y comenzar a vivir la verdadera vida Cristiana, que Dios dispuso para usted.

Un verdadero Cristiano, no necesita llevar una biblia bajo el brazo, ni decir que es un fiel creyente en Yeshua, lo único que necesita es demostrar con su vida, que El habita en su corazón, recuerde, por sus frutos los conoceréis. (Mt 7:15-20)

Bendiciones

Hermano Carlos

Y OS HARE PESCADORES DE HOMBRES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *