Category Archives: Uncategorized

.comment(0)

LOS MUERTOS DE MATEO 27:52-53

Antes de comenzar este estudio, tenga en cuenta la siguiente frase

“Una mala traducción, trae consigo una mala interpretación, y una mala interpretación, trae por ende una  doctrina erronea”.

Este es el error que se comete a diario en muchas de nuestras congregaciones, sacando textos, de contextos y afianzándose en falsas expectativas y promesas, que nada tienen que ver con la verdadera sana doctrina o con nuestro tiempo, haciendo mezclas de antiguo y nuevo testamento y de la ley con la gracia, de ahí tantas denominaciones.

Oseas 4:6 Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos.

Al igual que Saulo de Tarso, pensaba que matar y perseguir Cristianos agradaba a Dios, basándose en sus estudios y sus propias interpretaciones acolitados por sus maestros y eruditos bíblicos como Gamaliel, pero completamente erradas y cuyo fin, si cristo no se le hubiese aparecido, eran caminos de muerte, al igual que muchos que hoy profesan ser Cristianos y cumplen con todos sus ritos, dogmas y doctrinas fielmente, pero que al igual que Saulo, están completamente desviados de la verdad.

Entremos en el tema, o lo que es lo mismo, la importancia del contexto escritural en la capacidad personal para el entendimiento del texto sagrado, aunque a veces tal parece que nos lo ponen realmente difícil. Porque si en el artículo anterior hablábamos de Juan 1:1 como texto conflictivo, por ahí aparece otro pasaje que también “se las trae”, un tanto extraño y al que vamos a intentar darle un poco de sentido, siempre usando nuestras “armas” preferidas para esos menesteres, como son la capacidad de leer correctamente y luego razonar con lógica y sentido común sobre aquello que se lee, no sin antes y como acabamos de mencionar, de haberlo pasado por el cedazo del contexto general del registro sagrado.

Y es que algo que saben aquellos que con cierta asiduidad siguen esta pagina, tiene que ver con la importancia que damos a dicho contexto escritural, como método infalible para determinar la veracidad de determinados pasajes y que a veces resultan ya de entrada totalmente incomprensibles, acabando por sumirnos en la más profunda de las perplejidades. Y ello viene a cuento, de que buscando determinada información para uno de nuestros artículos, nos topamos con la explicación que se daba de uno de esos pasajes extraños que nos llenó de sorpresa, no tanto por la explicación que del tal se nos ofrecía (que también), sino por el pasaje en sí mismo y que por mucho tiempo había pasado totalmente desapercibido para nosotros, pues es una porción escritural que ahí está y que puesto que no tiene relación directa con ningún tema bíblico que precise de su asistencia para aclarar algo (más bien lo que hace y si nos lo permiten ustedes, es enredar más las cosas), es un pasaje en el que muy pocas personas han reparado…… y estaríamos hablando de Mat. 27:52-53 y en dónde se lee como sigue:

Se abrieron los sepulcros y muchos cuerpos de hombres santos que habían muerto se levantaron; 53 y salidos de los sepulcros después de la resurrección de él (de Jesús), fueron a la santa ciudad y aparecieron a muchos.” (Versión RVA 1989). (Acotación nuestra).

Honestamente afirmamos, que aunque entendemos lo que nos dice, no tenemos ni la menor idea de lo que se nos está hablando, ni con que se relaciona y lo qué es más, de que pinta ahí dicho pasaje; porque lo que el tal nos dice en síntesis, es que en el momento de morir CRISTO y como consecuencia del fuerte terremoto que siguió inmediatamente a su fallecimiento, los sepulcros fueron abiertos (antiguamente en Israel, la mayoría de sepulcros estaban excavados en la roca), sus “moradores” expulsados de los mismos y según se nos da a entender, vueltos de nuevo a la vida y que entrando en Jerusalén, fueron vistos por muchas personas…… este es el resumen de lo que se nos relata en ese pasaje y que hasta donde nosotros entendemos, sencillamente nos parece un disparate. Pero no es menos es cierto, sin embargo, que muchos son los autores de artículos bíblicos que sostienen la veracidad de ese supuesto acontecimiento y apoyándose para ello en Efe. 4:8, en donde nos afirman dichos “entendidos”, que el propio Pablo reconoce como real esa resurrección de “santos”, según entienden de las siguientes palabras:

Por lo cual él dice: “Cuando ascendió a lo alto se llevó cautivos; dio dádivas en hombres”.”

Decir de entrada, que el entendimiento por parte de esos autores de las palabras de Pablo es como mínimo manifiestamente mejorable y por aquello de ser suaves, pues en las mismas el apóstol ni remotamente se refería a este acontecimiento que estamos analizando, sino a otra cosa que no viene ahora al caso. Y para probar que ello es así, noten que mientras Pablo supuestamente afirma que CRISTO“se llevó” con él a cautivos, eso es, que se los llevó con él al cielo, en el pasaje objeto de análisis no se nos dice nada parecido, sino que lo que se nos dice es que cuando CRISTO resucitó, los supuestos “resucitados” entraron en Jerusalén y se manifestaron a mucha gente. Pero es que además y si ustedes leen los versos 9 y 10, verán que allí Pablo dice que puesto que CRISTO fue el único que “descendió” del cielo, también fue el único que ascendió al cielo, lo que descarta totalmente la idea de acompañamiento alguno en su viaje al Padre; y error producido, por no haberse leído esos señores el contexto de ese verso ocho (o sea, el 9 y el 10) y haberlo dado por bueno, sencillamente porque decía aquello que les interesaba que dijera para mantener su planteamiento y algo que es muy común, entre aquellos que presumen de “entendidos” en el conocimiento escritural…… y a eso se le llama, sacar un texto de su contexto.

Por lo que nosotros continuamos pensando que algo raro ocurre con ese pasaje, porque analizado con un poco de lógica y sentido común y siempre desde el necesario contraste con el contexto general de las Escrituras (que es la verdadera vara de medir sobre la veracidad de cualquier pasaje bíblico), resulta ser en conjunto un auténtico disparate; y es cierto que sobre dicha porción de Mat. 27:52-53 se dan todo tipo de interpretaciones cuando buscas un poco más de información, pues mientras unos lo definen como una resurrección adelantada (unas primicias) de algunos de los “ungidos” que en un futuro gobernarán con Cristo en el reino milenario, otros dicen que son los 24 ancianos de Rev. 4:4 y que representan al entero grupo de aquellos elegidos que en un futuro reinarán con Cristo por mil años. Por supuesto, que seguramente habrá más interpretaciones acerca de ello y todas ellas tan disparatadas como estas; y es que cuando se intenta interpretar un pasaje que en sí mismo ya es un total contrasentido y que solo porque está ahí, ya parece que haya que decir algo sobre él, ocurren esas cosas. Sin embargo nosotros, desde este blog y conscientes de que ello comporta algún riesgo, nos decantamos por afirmar que dicho pasaje no tiene sentido alguno tal como está vertido y de ahí la duda, de si el contenido del mismo se ajusta al contenido del manuscrito original o no…… y que sinceramente creemos que no, a menos que alguien nos demuestre lo contrario.

Y es que debemos de tener en cuenta, que cuando leemos la Biblia no estamos realmente haciendo tal cosa, sino que lo que estamos haciendo es leer el resultado de copias, de otras copias, de más copias, que a su vez, fueron copiadas de otras copias de los manuscritos originales de la Biblia y todas ellas transcritas a mano, por un espacio de tiempo de más o menos 1.400 años, momento en el que apareció la imprenta. Luego un simple e involuntario error en un signo ortográfico, de uno de los primeros copistas del texto sagrado (por poner un ejemplo) corregido y aumentado en el tiempo, podría llegar a derivar en que un texto que leemos hoy, nada tenga que ver con su versión original y como nos maliciamos que ocurre, con el que nos ocupa hoy. Añadámosle a eso y a través de los siglos, las distintas “conveniencias” (que también es el caso) de algunos de sus traductores u organizaciones religiosas que avalaban y financiaban dichas traducciones (no nos olvidemos de este “pequeño” detalle) y verán lo razonable de nuestra objeción; pero claro, quizás el sincero y voluntarioso estudiante de la Biblia, sobre todo el principiante en estas lides (como todos hemos sido, en nuestros inicios), podría objetar lo siguiente: ¿Pero no nos dice Jehová, en Rev. 22:18-19, que no se puede quitar o añadir algo a Su Palabra? Pues no, querido amigo, ahí no nos dice esto; y si no se lo cree, acompáñenos en la lectura de esa porción escritural, con un mínimo de atención:

Estoy dando testimonio a todo el que oye las palabras de la profecía de este rollo: Si alguien hace una añadidura a estas cosas, Dios le añadiráa él las plagas que están escritas en este rollo; 19 y si alguien quita algo de las palabras del rollo de esta profecía, Dios le quitará su porción de los árboles de la vida y de la santa ciudad, cosas de las cuales se ha escrito en este rollo.”

Luego de lo que aquí se nos habla, es de las consecuencias que comporta el llevar a cabo esa felonía, o sea, el voluntariosamente alterar el sentido de un pasaje en un sentido u otro, para beneficio propio…… el mero hecho de que las Escrituras contemplen una respuesta adecuada a dicha delictiva actitud, ya es indicativo de que la posibilidad de llevar a cabo tal acción continúa estando ahí y que como en algunas traducciones se observa, es un mal bastante extendido. Súmenle a ello, la lógica incidencia del error humano y se darán cuenta del porqué, muchos recomendamos constantemente tener muy en cuenta el contexto general del registro sagrado, para llegar a un correcto entendimiento acerca del sentido razonable de cualquier texto…… y que no se trataría de otra cosa, más que de comparar lo que nos dice un pasaje determinado, con lo que de ese tema se nos habla en distintas partes de la Biblia, pues eso es el contexto general.

Porque afortunadamente ese contexto general es lo único que no puede ser alterado, ya que para ello se tendría que cambiar el registro bíblico de arriba a abajo y eso es imposible, porque entonces ya no estaríamos hablando de la Biblia, sino de otra cosa muy distinta; por lo tanto, si se ajustan tanto el pasaje como el entendimiento que del mismo tenemos, a lo contrastado con el resto de las Escrituras, es correcto el pasaje y también nuestro entendimiento acerca de este…… y si por el contrario no es así, algo raro pasa: o que nosotros no damos con la “tecla” o que el texto del que se trate sea una “castaña pilonga” como es el caso que nos ocupa. En llegando a este caso, solo hay una cosa que no podemos hacer y que es el dudar de la Palabra de Dios; pues tenemos que tener la completa seguridad de que esta, jamás se contradice…… por lo que el error o bien está en nosotros, o bien en la porción bíblica que estemos analizando y por las razones que ya les hemos apuntado.

Y eso es lo que nos ocurre con el pasaje que estamos considerando de Mateo 27:52-53, ya que este no cuadra con el resto del contenido bíblico, porque veamos: de entrada, tenemos la circunstancia de que la figura de los “santos” o “ungidos” que como tal “clase” tenían que gobernar con Cristo en el reino de Dios (Dan. 7:18), todavía no existía en el momento de la muerte de este, pues no fue sino hasta 50 días después de producido dicho acontecimiento y merced al derramamiento del espíritu santo ocurrido en el Pentecostés de 33 E.C. sobre los apóstoles, reconociéndolos como Hijos adoptivos de Dios, por tanto hermanos de Jesucristo y en consecuencia, herederos del reino como gobernantes en el mismo, cuando apareció esta clase de personas identificadas como los “santos”, o “elegidos” o en todo caso, de los llamados “ungidos” y considerados por Dios como Sus Hijos adoptivos. Por otra parte, un hecho de tal magnitud y que algunos estudiosos califican de “histórico”, tendría que haber dejado una huella indeleble entre sus contemporáneos y por supuestísimo, en el registro escrito que dejaron los evangelistas; como así lo hicieron, por ejemplo, con las resurrecciones realizadas por CRISTO (la hija de Jairo, el hijo de la viuda de Naín y la de Lázaro), la de Pedro resucitando a Tabita (o Dorcas), o la de Pablo, sobre un joven llamado Eutico y por supuesto, la del mismísimo CRISTO.

Sin embargo y sorprendentemente, no hay ni el más mínimo rastro de este acontecimiento en ninguna otra parte de las Escrituras, ni ninguna mención de ello registrado en la historia seglar por algún historiador o cronista de la época, como por ejemplo, Tácito, Suetonio, Flavio Josefo o Plinio el Joven. Pero el más sorprendente silencio sobre dicho acontecimiento, lo encontramos en la encendida defensa que Pablo realizó acerca de la resurrección, según 1 Cor. 15 y que si bien hace referencia a la de Cristo, en ningún instante menciona nada acerca de otra multitudinaria resurrección y de cuya veracidad, de haber ocurrido en realidad, aún podrían certificar en ese momento muchas personas de Jerusalén: “…… salidos de los sepulcros, después de la resurrección de él, fueron a la santa ciudad y aparecieron a muchos.” (Verso 53). Y tengamos en cuenta que de haberse producido algo semejante, Pablo de ninguna manera habría desaprovechado la oportunidad de citar de ello y así dar más peso a sus argumentos en defensa de la resurrección de los muertos…… sin embargo, silencio total y absoluto sobre dicha cuestión, por parte del citado personaje.

Cierto es, que algunos autores actuales y para sostener una explicación mínimamente razonable, afirman que la resurrección de dichos “santos” nada tenía que ver con las siguientes, en el sentido de que fueran para vida eterna o para juicio y que esas personas, al igual que Lázaro y los demás citados, volvieron a morir. Pero es que resulta que según Rev. 20:6, los “santos” que tienen que reinar con Jesucristo y de estos es de los que se nos está hablando en dicho pasaje, se levantan ya con inmortalidad concedida…… luego si esos personajes volvieron a morir ¿de qué resurrección se nos está hablando? Luego ¿qué finalidad tenía tal supuesta resurrección? ¿Para qué se llevó a cabo dicha resurrección y siempre en el bien entendido, que dicho pasaje fuera el relato de un acontecimiento verdadero? Porque aun aceptando cualquiera de los diversos argumentos señalados con anterioridad y que pudieran dar autenticidad de este hecho, quedaría la cuestión de porque algo tan espectacular e insólito como una resurrección masiva y que habría removido los cimientos de la propia Jerusalén, no hubiera sido mencionado en ningún momento por los autores de los restantes tres evangelios, así como por el metódico Lucas en el libro de su autoría, Hechos de los Apóstoles…… por tanto es del todo punto incomprensible que de producirse semejante evento, no haya constancia de ello ni en el registro bíblico, ni en las crónicas de la época; sin embargo, sorprendentemente así es la cosa, pues nada de nada se nos habla de ello en ningún sitio y por lo que fuera de toda duda, queda claro que dicha resurrección no ocurrió. Además del hecho de que dicho pasaje no parece apuntar en esa dirección, porque hay otra circunstancia que hace que sea el propio pasaje el que se contradiga a sí mismo; y que para constatar dicha circunstancia, consideremos de nuevo Mat. 27, pero ahora partiendo del versículo 50 hasta el 53 y en la misma versión RVA 1989:

Pero Jesús clamó otra vez a gran voz y entregó el espíritu. 51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló y las rocas se partieron. 52 Se abrieron los sepulcros y muchos cuerpos de hombres santos que habían muerto se levantaron; 53 y salidos de los sepulcros después de la resurrección de él (la de Jesús), fueron a la santa ciudad y aparecieron a muchos.” (Acotación nuestra).

De esta lectura se desprende, que de haberse producido la resurrección de algunos “santos” de los que tenían que reinar con Cristo, como sostienen la mayoría de autores bíblicos, esta tuvo que acontecer en el mismo instante de la muerte de CRISTO; luego y a bote pronto, nos encontramos que ni la futura resurrección de Rev. 20:6 y que acontece en la segunda venida de Jesucristo, sería la primera resurrección, ni Jesucristo podría ser considerado las primicias (CRISTO resucitó tres días después de esa supuesta resurrección de “santos”), según el orden establecido por Pablo, bajo inspiración divina:

Pero cada uno en su orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida.” (1 Cor. 15:23).

Luego de nuevo nos muestra Pablo aquí, que no tenía ni la más remota idea de semejante acontecimiento y con lo cual, podemos observar el desajuste entre ambos pasajes, eso es, de Rev. 20:6 y 1 Cor. 15:23, con Mat. 27:52-53; pero hay otro dato, por demás curioso e inexplicable: si seguimos el relato de forma cronológica de los acontecimientos de Mat. 27:50-53, tenemos que si bien dichos personajes “resucitan” en el mismo momento de morir CRISTO, resulta que no salen de los sepulcros, ni aparecen públicamente, hasta tres días después de ser resucitados y coincidiendo con la resurrección de CRISTO…… ¿tendría eso algún tipo de lógica? Evidentemente no, luego vemos que todo lo que rodea a este pasaje, como que es un poco forzado, extraño y rocambolesco: en definitiva, incoherente y contradictorio dentro del contexto bíblico. Por eso nosotros nos decantamos por pensar, que dicho texto ha sido deformado en el transcurso del tiempo, hasta quedar en ese sinsentido del que estamos hablando; no obstante, la TNM de los TJ y a diferencia del resto de las distintas versiones bíblicas a las que hemos tenido acceso y que traducen dicho pasaje según lo hemos transcrito, vierte Mat. 27:50-53 de la siguiente manera:

De nuevo clamó Jesús con voz fuerte, y cedió su espíritu. 51 Y, ¡mire!, la cortina del santuario se rasgó en dos, de arriba abajo y la tierra tembló y las masas rocosas se hendieron. 52 Y las tumbas conmemorativas se abrieron y muchos cuerpos de los santos que se habían dormido fueron levantados 53 (y algunas personas, saliendo de entre las tumbas conmemorativas después que él fue levantado, entraron en la ciudad santa) y se hicieron visibles a mucha gente.”

Noten el paréntesis aclaratorio del versículo 53, en un intento por parte de los TJ (queremos imaginar), de hacer más razonable, lógico y entendible el pasaje de Mat. 27:52-53, pero que en todo caso no pasa de ser una mera hipótesis voluntariosa, porque no existe posibilidad alguna de contrastar dichas palabras en ningún otro lugar de las Escrituras, o en su defecto, con algún tipo de información de la época sobre un acontecimiento de tal magnitud y que nos permitiera saber qué realmente es lo que pasó…… al menos, hasta donde nosotros entendemos.

Por lo tanto y puesto que queda abierto el campo a la especulación, nosotros vamos a aportar nuestro granito de arena, amparándonos eso sí, en lo que entendemos como un razonamiento lógico y de sentido común del contexto general de las Escrituras, aventurando por ello que lo que ocurrió fue lo siguiente: como consecuencia del violento terremoto que se produjo en el momento de la muerte de CRISTO (v. 54), el terreno se resquebrajó y con él, las tumbas excavadas en la roca a modo de nichos (costumbre en Israel) fueran rotas violentamente y lo que hizo que los cadáveres contenidos en ellas fueran expulsados al exterior, quedando expuestos a la vista de los que por allí pasaban…… los cuales entrando en Jerusalén, fueron los que explicaron el dantesco espectáculo a los habitantes de la misma y con los que se toparon al entrar en ella. Y esa es la opción más razonable que se nos ocurre y que creemos que es lo que la versión TNM de los TJ quieren dar a entender al personal, para dar sentido a un pasaje que no tiene ninguno, al menos tal como es vertido en la inmensa mayoría de las traducciones bíblicas que tenemos a mano.

No obstante y como la citada versión también tiene sus fallos, de nuevo queda validada la idea de que para un correcto entendimiento de lo que realmente nos quieren decir las Escrituras, nada como el ajustarse a los contextos, tanto el más inmediato al pasaje del que se trate, así como de su relación con el contexto general del registro escritural…… ello, junto a una buena técnica de lectura y una no menos valiosa capacidad de razonar con lógica y sentido común sobre aquello que se ha leído, nos permitirá, no solo entender el contenido del mensaje divino, sino el “descifrar” algunos pasajes que como el analizado, tal parece que fueron escritos aposta para “darnos el día”.

Sobre estos temas siempre queda una sombra de duda,pero la base fundamental de Cristianismo siempre permanecerá intacta, que es la obra redentora de Cristo en la cruz.

Bendiciones Hermano carlos

.comment(0)

NO TENGAS TEMOR DE ENTREGAR TUS HIJOS EN LAS MANOS DE DIOS

Hoy día la mayor preocupación de muchos padres cristianos, es la vida espiritual de sus hijos, en un mundo que no para de bombardearlos a través de todos los medios posibles, para que participen de toda clase de pecados y lujurias que el mundo ofrece y que su única finalidad, es que sean parte de un sistema lleno de corrupción y maldad, guiados por el “príncipe de este mundo” hacia un destino de oscuridad y tinieblas.
Pero aun en medio de tanto oscurantismo, Dios en su inmensa misericordia nunca nos deja a la deriva, El siempre tiene una senda creada por el para que  siempre tengamos una salida.
El hecho de que de que se le haya tratado de inculcar desde muy joven los principios Cristianos en su corazón y de que se le haya llevado a la “Escuela Dominical” Esto NO garantiza su permanencia en los caminos del Señor, y  lo podemos ver reflejado en que mas del 70% de nuestros niños cuando crecen, no continúan en el Cristianismo.
La pregunta es, ¿En que estamos fallando?
En mis mas de 30 años de experiencia en la vida Cristiana, he visto una generación que ha crecido y se ha apartado y he visto como esta nueva generación, cada día se vuelven mas apáticos a las cosas de Dios, esto debido a dos factores importantes
El primero, es que los Padres han relegado su responsabilidad de educar en los caminos del señor a sus hijos, a las “escuelitas dominicales”, cosa la cual NO existe en la biblia, sino que se invento, para excluir a nuestros niños de la participación de nuestras reuniones, para que no hagan ruido, o no molesten, ya que es mas fácil esto, que enseñarles respeto, decoro y reverencia en las cosas de Dios.
Deuteronomio 6:7  y diligentemente las enseñarás a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Y lo segundo es que las mismas iglesias no están dando la seriedad necesaria a la enseñanza de nuestros hijos en el respeto, fidelidad y temor de las cosas de Dios, hoy mas bien tratan de parecerse al mundo no para edificar, sino para entretenerlos, en esta se esta aplicando al 100% la pedagogía, juegos didácticos, danzas, obras de teatro, música, pero poco, muy poco de doctrina, oración, clamor, arrepentimiento, es por esto que ya cuando crecen y pueden tomar sus propias determinaciones, ya tienen un concepto pre concebido de que la iglesia solo es un lugar de relajamiento, un club social, donde por mucho tiempo fueron excluidos de muchas actividades para los adultos, y al ellos crecer ya no se sienten parte de esto, por esto buscan en el mundo que los incluyan de nuevo en sus actividades, música, teatro, danzas, pero ahora ya no con un tinte evangélico, sino mundano.
Otro punto importante es el mal testimonio que muchos de nosotros como Padres les damos, la mascara que muchos tienen cuando están en los edificios(Templos) y que luego cuando llegan a sus casas se las quitan y vuelven las mismas peleas y discusiones entre padres y hermanos, la falta de carácter y de reflejar a Cristo con nuestras propias vidas, es por esto que muchos padres les es mas fácil, “Pactar”  con dinero por la salvación de sus hijos, que adquirir un verdadero compromiso con Dios para ser ejemplo  a ellos, ya que ellos nos están analizando continuamente, para tratar de imitarnos en la vida
1 Corintios 11 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

11  Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo.

Ahora veremos dos ejemplos de padres que entregaron el destino total y absoluto de la vida de sus hijos a Dios, teniendo en cuenta el concepto bíblico de “LA PREDESTINACIÓN”, Un gran engaño que se enseña en la mayoría de las iglesias, apelando al sentimentalismo y emociones de los padres, es decirles que por el hecho de que ellos son Cristianos, sus hijos también lo serán, cosa tal de que es totalmente falsa ya que la salvación  es individual, basados en la mala traducción e interpretación de

Hechos 16:31 Ellos respondieron: Cree en el Señor Yeshua, y serás salvo, tú y toda tu casa.

Acá la palabra “Salvo” no implica salvación del Espíritu, sino salvo de la muerte, ya que en la cultura Judeo -Romana, cuando a un carcelero se le escapaba un preso, el pago por este acto, era la muerte física de el y de los integrantes de su familia, es por esto que el carcelero se iba a suicidar, para evitar así que su familia sufriera las consecuencia, mas adelante explica que Pablo los visito en su casa y AHÍ SI, todos,  creyeron en el nombre de Cristo

El primer caso es el de Jocabed, la madre de Moisés. Poco se habla de esta mujer, pero en los versículos que es mencionada nos da un panorama de su papel como madre y por supuesto, la vida de sus hijos nos confirma qué tan bien hizo su labor como mamá creyente.
Jocabed. – Su nombre significa El Señores glorioso
La historia de Jocabed comienza en el capítulo 2 de éxodo, donde el mismo Moisés narra su nacimiento:
Éxodo 2:1-2 Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses.
Si recordamos, el pueblo de Israel estaba esclavizado por Egipto, quienes los trataban con hostilidad y crueldad (Éxodo 1:10-14). Su crueldad alcanzó grandes dimensiones, hasta el punto de exterminar a todos los hijos varones. (Éx 1:15-16) un pueblo cruel y hostil donde nacía el pequeño Moisés. Sin embargo, él tenía algo sumamente grande a su favor: Sus padres eran creyentes del Dios de los cielos.  En Hechos 7:20 nos dice que Moisés era “Agradable a Dios” ¿Te imaginas que eso se diga de ti? ¿De tus hijos?
El edicto del Faraón era muerte a todos los niños ¿Quién sería capaz de desobedecerlo? Alguien con la fe de Jocabed.
Cuando Moisés nació, Jocabed ya tenía 2 hijos (Aarón y María), al escuchar el edicto del Faraón ¿qué pasaría por su mente? ¿Qué escenas de terror habrán inundado su corazón?  Fue su fe en Dios la que le da fuerzas para esconder a su hijo recién nacido durante 3 meses. Su fe en Dios le da el valor para no obedecer el edicto del faraón. (Hebreos 11:23-24)
No pudiendo esconderlo por más tiempo, encomienda a su hijo a Dios y lo pone dentro de una cesta de papiro (una horquilla de juncos). Estaba entregando su hijo a las manos de Dios. Por providencia divina su confianza en Dios fue bendecida. Su fe, la de Jocabed estuvo muy por encima del temor al hombre.
¿Hemos soltado a nuestros hijos a las manos de Dios? ¿Se los hemos entregado? ¿Le hemos cedido el control a Dios para guiarlos?
Desde el nacimiento de Moisés, el propósito de Dios estaba siendo cumplido. Y es que cada uno de nuestros hijos nace para cumplir un propósito divino y natural. ¿Lo reconocemos nosotros? ¿Qué batallas han librado nuestros hijos? ¿Qué pruebas hemos tenido nosotros en nuestra tarea de padres?
TOMEMOS EL EJEMPLO DE JOCABED
·        En ser determinadas.
·        No quedarnos inmóviles.
·        No quejarnos sino actuar.
·        No rendirnos y confiar en Dios.
“Crecen los hijos y crecen las preocupaciones”  Y probablemente tú como yo tengamos una situación que nos preocupa o nos cause ansiedad y que esté directamente relacionada con nuestros hijos.
Puede ser que sea desde hace unos días o desde hace años y tal vez, en esa lucha aún no encontramos la respuesta. ¿No será que hemos hecho demasiado en nuestras propias fuerzas? Llegará un momento en el que ya no podremos (ni debemos) tenerla más entre nosotros, por nuestro propio bienestar y por supuesto el de nuestros hijos.
Entreguemos nuestros hijos al cuidado del creador, oremos por ellos cada día bendiciendo todo su ser.
Moisés fue criado por su mamá, aunque la hija del faraón lo encontró en el río, Dios mostró su gracia a la confianza de Jocabed, tanto que ella lo crio y tuvo la oportunidad de no perderse sus primeros días, sus primeros pasos, su primera palabra. Jocabed tuvo la oportunidad de enseñarle acerca de Dios, imagino que le hablaba e instruía porque sabía que estaría en un lugar lleno de idolatría, de riquezas, de conocimiento en ciencias y filosofías de la época, un lugar donde no conocían ni adoraban a Dios.
¿Acaso no sucede lo mismo ahora? ¿Hacia dónde estarán yendo nuestros hijos cuando crezcan y salgan al mundo? Se encontrarán con ateísmo, politeísmo, con filosofías huecas y falsas, con las tentaciones y la falsa gloria del mundo. ¿Qué estamos sembrando en su mente y corazón?
Moisés no solo fue salvado de ser asesinado, sino que fue criado en el palacio del rey. Encima de ello, fue cuidado por su propia madre. Así quedaba expuesto a la mejor educación posible en el mundo antiguo y a la alimentación espiritual de su propia madre. Dios le tenía preparada una labor especial a ese niño.
Gracias a Dios por los años que nos permite instruir a nuestros hijos, gracias porque nos da la oportunidad de ser su influencia.
Jocabed, aunque no se habla mucho de ella, sin duda realizó su trabajo como madre de manera excepcional. Sus tres hijos llegaron a ser grandes líderes en Israel. Aarón fue sacerdote y María una adoradora. Moisés por su parte, aprendió de la fe de su madre, su valentía y el escuchar a Dios. Moisés, quien quizá sea el líder más grande de todos los tiempos.
Nunca subestimes la enseñanza que puedes dar a tus hijos. No olvidemos que ellos aprenden de nosotras y que verán la manera en que actuamos con fe en Dios. Anhelemos que nuestros hijos sean llenos de fe, que tengan ese don y actúen en él; anhelemos ser quienes guíen, alimenten e instruyan a nuestros hijos y nietos en el camino de nuestro Dios.
El segundo caso es el Padre del hijo prodigo, el cual nos da una gran enseñanza, creo para mi que es la principal de esta parábola,   Lucas 15:11-32 y es el mejor ejemplo de confianza, de fè y de esperanza que Dios nos da como ejemplo de imitar en nuestras vidas.
Lamentablemente y no debería ser así, mucho de nuestros hijos necesitan estrellasen contra el mundo, revolcasen con los cerdos, para que reconozcan realmente quien los ama, quien esta de su parte.
Este Padre dejo ir a su hijo, le entregó su herencia, LO DEJO EN LAS MANOS DE DIOS, porque el sabia en quien confiaba, en quien había creído, pero siempre lo esperaba y sabia que aunque se estuviera revolcando con los cerdos, Dios en su infinita misericordia un día lo iba a traer de regreso, pero ya habiéndolo pasado por el trillo y el desierto, con una actitud diferente, con humildad, con mansedumbre, con amor y respeto hacia su Padre, y habiendo reconocido en su corazón realmente quien le amaba.
Es por esto mis amados hermanos que les recomiendo, ENTREGA A TU HIJO, y deja que Dios sea quien lo pula y forme conforme a su carácter, porque si su vida esta en los planes y propositos de Dios, créeme que nada ni nadie lo podrá aparar de su amor.
Bendiciones
Hermano carlos
.comment(0)

LA IGLESIA DE TIATIRA


Al estudiar estas siete cartas del libro del Apocalipsis, nos será de gran ayuda recordar dos cosas acerca de ellas. En primer lugar, son una imagen de las siete clases de iglesias que se puede encontrar en cualquier época y en cualquier período de la historia. Cualquiera de las iglesias que existen actualmente en el mundo pertenecerán a una o más de estas categorías de iglesias. Nosotros mismos encajamos en una de ellas. La segunda cosa es que la naturaleza profética de estas cartas, que son una visión anticipada de toda la era de la iglesia, que se divide en siete períodos, desde que vino el Señor por primera vez hasta su segunda venida.

Hoy vamos a examinar la cuarta de estas iglesia, conocida como la iglesia de Tiatira. Comenzando por el versículo 18 del capítulo 2, el Señor se dirige al ángel de la iglesia. Tiatira, que se encontraba situada a unas 35 millas al sureste de Pérgamo. Era una ciudad bastante pequeña, pero era un activo centro comercial. Se encontraba en una de las principales arterias del Imperio Romano, y debido a ello muchos sindicatos se habían establecido en esta ciudad. Todo el que trabajaba en ella era miembro de una de las profesiones. Había carpinteros, tintoreros, vendedores de mercancías, los que fabricaban tiendas, etc. etc. En la iglesia de Filipos, que comenzó Pablo, había una mujer que se llamaba Lidia, una vendedora de púrpura, que procedía de Tiatira. Resultaba difícil ganarse la vida como cristiano en Tiatira sin pertenecer a la unión de trabajadores. Este es un factor que tendrá mucho que ver con la interpretación de esta carta, como veremos en breve.

Las primeras palabras que le dirige el Señor a la iglesia implican al mismo tiempo juicio y aprobación. Les dice:

“El Hijo de Dios, que tiene sus ojos como llama de fuego y sus pies semejantes al bronce bruñido, dice estas cosas: Yo conozco tus obras, tu amor, tu fidelidad, tu servicio y tu perseverancia; y que tus últimas obras son mejores que las primeras.”

Tomemos nota del hecho de que es la única vez que usa el título de “Hijo de Dios en el libro de Apocalipsis. Hay personas que afirman que CRISTO no dijo nunca ser Hijo de Dios, pero aquí tenemos una de esas diferentes ocasiones en el Nuevo Testamento en que lo afirma con toda claridad. Esto significa, como es natural, que está enfatizando su deidad. Como Hijo de Dios tiene “ojos como llama de fuego, es decir ojos que pueden atravesar las fachadas, las apariencias y las posturas y pretensiones de las personas y pueden llegar al corazón mismo de lo que están haciendo. Sus pies son “semejantes al bronce bruñido que pueden, si es necesario, pisotear el pecado bajo sus pies y castigar severamente lo que está mal. Ambas cosas se necesitan en el caso de la iglesia de Tiatira, que es la más corrupta de las iglesias que se presentan aquí.

Pero aquí tenemos algunas cosas buenas que estaban sucediendo en esta iglesia y nuestro Señor nos dice en qué consisten. “yo conozco tus obras, tu amor, tu fidelidad, tu servicio y tu perseverancia que están todas ellas relacionadas. El amor lleva al servicio y la fe a la perseverancia. Si amamos a Dios serviremos a su pueblo. Es algo que no podemos evitar y la señal de que amamos queda de manifiesto por nuestro deseo de servir. Y si tenemos fe perseveraremos. Entenderemos que Dios es el que ejerce el control y las cosas saldrán de acuerdo con su propósito. Seguimos adelante y no nos damos por vencidos. De modo que aquí tenemos a una iglesia en la cual había muchas personas que amaban a Dios y servían a su pueblo. Tenían fe en su palabra y perseveraban. Ayudaban a muchos y mantenían su obra y al ir participando otras personas, la iglesia iba creciendo. De manera que las obras o las labores de la iglesia eran muchas mas cuando fue escrita esta carta que cuando comenzó.

Así es como crece una iglesia. Si usted y yo hubiésemos estado allí en Tiatira nos hubiésemos sentido profundamente impresionados por esta iglesia. Era una iglesia siempre ocupada, desbordante de actividad, con algunas personas maravillosas en ella que evidentemente manifestaban su amor y su fe, su preocupación y su deseo de ayudar a otros. Debió parecer una iglesia muy atractiva.

Pero ahora los ojos como llama de fuego y los pies semejantes al bronce bruñido entran en acción. Comenzamos a enterarnos de los hechos más profundos acerca de la iglesia. Nuestro Señor dice:

“Sin embargo, tengo contra ti que toleras a la mujer Jezabel, que dice ser profetisa, y enseña y seduce a mis siervos a cometer inmoralidad sexual y a comer lo sacrificado a los ídolos. Le he dado tiempo para que se arrepienta, y no quiere arrepentirse de su inmoralidad. He aquí, yo la echo en cama, y a los que con ella adulteran, en muy grande tribulación, a menos que se arrepientan de las obras de ella. Y a sus hijos mataré con penosa muerte.”

Evidentemente había en la iglesia de Tiatira una mujer que era una de las principales dirigentes y CRISTO la llama “Jezabel. Como es natural, ese no es su nombre, pero nuestro Señor siempre llama a las personas de acuerdo con su manera de ser. Por eso es por lo que da nombres nuevos a las personas en los evangelios y en este caso usa el nombre de la mujer más malvada del Antiguo Testamento.

La Jezabel del Antiguo Testamento era hija del rey de Sidón, una ciudad en el Líbano, que aparece con frecuencia en las noticias en estos días. Era la esposa del rey Acab de Israel, el reino del norte, y se la conoce de manera especial por haber adorado al dios Baal, popular en Israel. Baal era el dios de la fertilidad y su adoración incluía prácticas inmorales y disolutas. Había prostitutas en el templo, tanto hombres como mujeres, relacionados con la adoración de Baal. Fue precisamente Jezabel la que hizo que se extendiese esta adoración degradante entre las diez tribus de Israel, hasta que se convirtió en una de las religiones populares de aquella época. Ella misma apoyaba a mas de 800 profetas de Baal, que comían a su mesa.

Ella fue la que intentó matar a Elías después de su famoso encuentro con los 480 profetas de Baal en el Monte Carmelo, cuando descendió fuego del cielo y consumió su sacrificio. El poderoso hombre de Dios se había enfrentado con gran valor a los 480 profetas falsos, pero cuando Jezabel siguió tras él salió huyendo para salvar su vida. También fue la que asesinó a su vecino Nabot porque su marido quería su viña. Era una mujer despiadada, inmoral y seductora del pueblo y por eso es por lo que CRISTO escoge su nombre y se lo aplica a esta mujer dominante de Tiatira. Según la profecía del Antiguo Testamento, Jezabel acabó sus días siendo tirada por la ventana de su palacio al patio, que estaba abajo, donde los perros se acercaron, se comieron su cuerpo y lamieron su sangre.

Esta Jezabel de Tiatira se llamaba a sí misma “profetisa. No hay nada de malo en eso y lo que quiero dejar claro es que lo equivocado no era el sexo al que pertenecía, sino su enseñanza, puesto que hubo otras mujeres profetisas en la Biblia. El Antiguo Testamento nos ofrece una lista de aquellas que fueron muy respetadas en Israel. En el libro de los Hechos en el Nuevo Testamento se nos dice que Felipe, ese maravilloso evangelista, lleno del Espíritu, que predicó por toda la tierra de Palestina, tenía cuatro hijas que eran profetisas y que habían profetizado en la iglesia. Pero el problema de Jezabel era que era una falsa profetiza. Nuestro Señor deja claro cuál era su falsa enseñanza, ya que enseñaba que no tenía nada de malo que los cristianos participaran en inmoralidades sexuales y en la idolatría.

Aquí tenemos el vínculo con los diferentes gremios de Tiatira. A fin de poder trabajar en estos gremios o corporaciones, que abarcaba a todos los negocios de la ciudad, era preciso que los cristianos se uniesen a uno de estos gremios o corporaciones, compuestos en gran parte por paganos. Las reuniones de los gremios estaban dedicadas a sensualidades libertinas, que estaban relacionadas con la adoración de los ídolos eróticos del mundo griego.

Este era el problema con el que se tenían que enfrentar estos cristianos de Tiatira. Para poder tener un medio de vida tenían que pertenecer a uno de estos gremios, pero el asistir a las reuniones de dicho gremio representaba involucrarse o verse terriblemente presionados a participar en la adoración de ídolos, que era libertina y de una gran sensualidad lasciva. Así que tenían que tomar una decisión y resultaba difícil vivir en Tiatira por este motivo. Pero aparentemente Jezabel había empezado a enseñar que estaba bien que cumpliesen con los requisitos del gremio, que era necesario que se sometiesen a las presiones del mundo que les rodeaba a fin de poder ganarse la vida y que Dios lo entendería y lo pasaría por alto. Su filosofía era lo que escuchamos con frecuencia en nuestros días: “Los negocios son los negocios. Si las prácticas de los negocios chocaban con los principios cristianos no quedaba más remedio que olvidarse de los principios porque era preciso ganarse el sustento. ¿Ha oído usted alguna vez ese argumento? Todo este argumento es algo semejante a lo que sucede actualmente en aquellas iglesias que aceptan la sexualidad despreocupada y la falta de principios que está tan extendida en nuestra sociedad. Muchos no disciplinan a sus miembros cuando caen en inmoralidades sexuales y otros permiten que se practique la pornografía sin desafiarla para nada. Pero fijémonos muy bien en que el Señor hace a la iglesia responsable de todo esto, por lo que la acusación que les hace es: “tengo contra ti que toleras a la mujer Jezabel. Este es un problema con el que es preciso que se enfrenten en la actualidad los dirigentes de las iglesias, de la misma manera que debían enfrentarse con él los de la iglesia del primer siglo.

Como vemos, en las cartas escritas a la iglesia de Pérgamo y a la de Tiatira, el Señor une la inmoralidad sexual a la idolatría. Puede que esto nos parezca extraño, pero de hecho una conduce inevitablemente a la otra. El motivo es el siguiente. La fornicación y el adulterio infringen claramente las declaraciones específicas y explícitas de la Palabra de Dios. Cualquiera que lea la Biblia verá claramente que Dios prohibe estas actividades. Está mal que los creyentes se complazcan en la inmoralidad sexual, sea de la clase que sea. Cuando una persona lo hace, ha transgredido deliberadamente la autoridad de Dios y, por lo tanto, en la práctica, si no de manera admisible, Dios ha dejado de ser su Dios.

Resulta de todo punto imposible no entender que la Biblia condena lo que se refiere a estos temas. Si las personas rechazan deliberadamente la autoridad del Señor él deja de ser su Dios. El resultado es que se tienen que buscar otro dios, porque al espíritu humano le resulta imposible vivir sin tener algo por lo que vivir y eso es, precisamente, lo que es un dios. Sea lo que sea aquello por lo cual está usted viviendo, lo que haga que su vida valga la pena, se convierte en su dios. Puede que sea el dios del placer, incluso del placer sexual. Puede que sea el dios de la riqueza, el del poder, el de la ambición del poder y la ambición pura y llana. Puede que sea la búsqueda de la fama. Lo que aquí se enfatiza es que aquello por lo cual nos esforzamos se convierte en nuestra mayor tentación en este sentido. Aquí mismo tenemos en esta mañana a hombres y mujeres de negocios, a corredores de bolsa, a personas profesionales, a empleados de oficina, a secretarias, a diferentes clases de obreros del mercado laboral y de las tiendas, etc. etc. Sea cual fuere el lugar donde trabajan, allí es donde se tendrán que enfrentar con las mayores presiones para comprometer sus principios y amoldarse a las costumbres del mundo que le rodea.

El desafío más sutil a la fe normalmente no tiene su origen en los anfiteatros públicos, sino en los lugares diarios donde nos ganamos el dinero que necesitamos para vivir. Lo que necesitan nuestras ocupaciones, nuestras profesiones, todos los aspectos de nuestras vidas, no es nuestra alma, sino nuestras habilidades; no nuestra adoración, sino nuestro duro trabajo. Una vez que hayamos aprendido esta alineación vital de los valores, nos irá mejor en nuestro trabajo y también tendremos menos úlceras. Las idolatrías, ya sean de la clase dramática y teatral o de las más desapercibidas, la clase laboral, siempre nos ponen enfermos.

Eso era lo que estaba pasando en Tiatira.  de cómo se enfrentan actualmente los judíos a la vida y, de modo especial, las presiones que tienen a su alrededor. Cuando un judío piensa en la posibilidad de hacerse cristiano debe enfrentarse con graves consecuencias sociales, que resultan sumamente dolorosas y agonizantes. Esto también se aplica a las decisiones que tenemos que tomar en el terreno laboral en lo que se refiere al tema de la moral y son muchos los que tienen que escoger entre su trabajo o los principios morales.

El castigo que nuestro Señor determina en contra de esta enseñanza es un reflejo de la enfermedad, que siempre producen la idolatría y la inmoralidad. Las partes involucradas son tres. Para empezar está la propia Jezabel. CRISTO dice: “He aquí, yo la echo en cama….en muy grande tribulación y en sus palabras hay una nota de ironía y de sarcasmo porque lo que está diciendo, de hecho es: “a ella le gusta ir a la cama, así que le daré una, pero resultará ser una cama de dolor agonizante y de sufrimientos. Sería su única oportunidad para que se diese cuenta de lo que le estaba sucediendo y para que eso hiciese que cambiase.

Tenemos además otro grupo: “y a los que con ella adulteran, en muy grande tribulación (literalmente) a menos que se arrepientan de las obras de ella. Aquellos que adulteraban con ella eran los que practicaban, como lo hacía ella, la inmoralidad y la consiguiente idolatría. El sufrimiento al que se refiere, el intenso sufrimiento o aflicción, es muy posiblemente una referencia a alguna forma de enfermedad sexual. ¿Qué es lo que acompaña invariablemente a la inmoralidad? La gonorrea y la sífilis eran enfermedades bien conocidas y muy extendidas en el mundo antiguo. Como es lógico, en la actualidad tenemos la plaga adicional del SIDA que se produce, en gran medida, por causa de la inmoralidad sexual. Cualquiera que haya observado, como lo he hecho yo recientemente, a alguien que se esté muriendo de SIDA sabe lo terrible y dolorosa que es esta enfermedad, tanto desde el punto de vista emocional como físico.

Había además un tercer grupo. El Señor dice: “y a sus hijos mataré con penosa muerte. Los niños representan a los que no solo practican la inmoralidad, sino que también la enseñan, como lo estaba haciendo Jezabel. Creo que la “muerte se refiere a la muerte espiritual, es decir, lo que se llama en la carta a la iglesia de Pérgamo “la segunda muerte, la terrible destrucción del lago de fuego, descrita en los capítulos 20 y 21 de este libro. Lo que hace difícil el arrepentimiento es haberse comprometido con el mal.

Pero fijémonos además en las buenas noticias: “a menos que se arrepientan de las obras de ella. Nuestro Señor concede siempre a las personas la oportunidad de que se arrepientan. He pensado con frecuencia que los desastres naturales, los terremotos, los huracanes, los tornados, las inundaciones, etc. etc. son oportunidades que se conceden a los hombres para que piensen de nuevo, para que se detengan a pensar en lo que están haciendo y para que cambien su modo de actuar. Es una oportunidad para arrepentirse, es como una bofetada en la cara que nos dice ¡despertad! “Pero nos dice CRISTO “no quiere arrepentirse, por lo que no queda más remedio que caiga el juicio sobre ella.

En el versículo 23 encontramos el impacto de ese juicio.

“Y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriño la mente y el corazón. Y os daré a cada uno de vosotros conforme a vuestras obras.”

El resultado del juicio y la disciplina que se aplica a la iglesia es que ésta se purifica, se fortalece y recibe ayuda. Las personas comienzan a tomar consciencia de las tendencias malvadas y se andan con más cuidado de no dejarse arrastrar por las costumbres de la sociedad que les rodea. Entonces están dispuestas a ir en contra de la corriente o nadar contra corriente y eso era lo que era preciso que sucediese en Tiatira y en la actualidad está sucediendo en nuestra iglesia PBC. En las poquísimas ocasiones en las que ha sido necesario adoptar una grave acción disciplinaria en contra de algún miembro de la congregación por causa de la inmoralidad sexual, el resultado ha sido siempre una purificación de la vida de las personas, el que hayan estado dispuestas a examinar la moral de nuestros días y un mayor entendimiento de la importancia que tiene ser puros en estos aspectos.

Las iglesias acabarán por entender, dice nuestro Señor, que él escudriña los corazones y las mentes, literalmente “los riñones y los corazones porque antiguamente se consideraba a los riñones como la fuente de los sentimientos. Los corazones se consideraban como la fuente de las opciones, de las decisiones que tomamos, del ejercicio de la voluntad. Nuestro Señor dice que cuando le vemos actuar por medio del juicio nos damos cuenta de que nuestros sentimientos son importantes y que también lo son las opciones, y que cada uno de nosotros será considerado responsable de lo que decida y a nadie se le puede culpar por esas decisiones, mas que a nosotros mismos.

Al examinar la iglesia de Tiatira, desde el punto de vista profético, es decir, dentro del ámbito de la historia de la iglesia, nos damos cuenta de que esta iglesia es como una figura que anuncia la época que va desde el siglo VI al XVI, mil años que han sido llamados “El Milenio del Demonio o “La Edad Oscura o lo que también denomina la historia la “Edad Media. Fue un tiempo en el que la iglesia se volvió corrupta por combinar los ritos paganos con las enseñanzas cristianas. Se introdujeron en las iglesias muchas costumbres paganas y rituales idólatras, bautizados con terminología cristiana, relacionados de alguna manera con los elementos de la Biblia y, por ello, aceptados como si fuesen verdad. Comenzaron a adorar a las imágenes en las iglesias y a aprobarse diferentes prácticas de los sacerdotes, que eran desconocidas para la iglesia primitiva, buscándose ampliamente las autoridades religiosas el control de los poderes políticos.

Fue entonces cuando el Obispo de Roma recibió la aceptación universal, llamándosele Papa y cuando comenzó a ejercitar el dominio sobre los emperadores y los reyes. En una ocasión uno de los emperadores alemanes fue llamado a Roma y tuvo que permanecer descalzo en la nieve durante varias horas para que le pudiese recibir el Papa. Cuando por fin entró, tuvo que hacerlo arrastrándose sobre sus manos y sus rodillas. Por lo tanto, vemos que la iglesia intentó ejercer un poder político. Pero incluso durante este período de influencias corruptas había almas sinceras, que amaban a Cristo y que realizaron muchas obras y prestaron servicios por amor. Los monasterios florecieron entonces y sirvieron con frecuencia como hospitales y refugios para los pobres y para los oprimidos Algunos de los himnos que hoy en día aún perduran en nuestras iglesias fueron escritos por cristianos católicos, como Bernard de Clairvaux y otros.

Esa fue la época en la que la jerarquía se estableció en gran medida en la iglesia, como el sistema de gobierno, en lugar del sencillo liderazgo de los siervos, acerca del cual leemos en el Nuevo Testamento. Todo esto encontrará su culminación final en este libro de Apocalipsis, al llegar a los capítulos 17 y 18, y veremos a la gran ramera, que cabalga sobre la bestia y que tiene dominio sobre los reyes de esta tierra. Sé que resulta popular entre muchos comentadores relacionar todo esto con la Iglesia Católico Romana, pero quiero dejar claro que no es solo la Iglesia Romana la que sufre por causa de estas equivocaciones. Nosotros, los llamados Protestantes, hemos peleado durante siglos con Roma, principalmente por causa de las tres “Ms, es decir María, la Misa y el Magesterium (el gobierno, el liderazgo de la iglesia). Pero muchos de estos errores se encuentran también en las grandes iglesias ortodoxas del Este, en la Iglesia Copta de Egipto, e incluso en las iglesias Anglicanas y Luteranas del norte de Europa. Las grandes denominaciones protestantes también han permitido que dominen muchos de estos errores que se reflejan aquí en Tiatira. Me gustaría poder decir, y me encantaría poder hacerlo, que ¡solamente la iglesia de PBC es pura! Pero tengo que decir que las semillas de estas cosas también se encuentran entre nosotros. En su apelación a la iglesia el Señor dice varias cosas maravillosas. “Pero a los demás en Tiatira, a cuantos no tienen esta doctrina, quienes no han conocido las cosas profundas de Satanás (como las llaman) os digo: No os impongo ninguna carga mas. Solamente aferraos a lo que tenéis, hasta que yo venga.

Esa es una palabra que muestra una maravillosa sensibilidad y consideración. Aquí nos encontramos, por primera vez en estas cartas, que el Señor enfatiza de manera especial su venida. Fíjese en la frase “las cosas profundas de Satanás. Eso indica que cuando una iglesia se deja arrastrar en los aspectos relacionados con los principios morales, casi siempre acaba viéndose envuelta en la práctica de ritos y rituales místicos. A las personas les encanta sentir que se les permite descubrir cosas que son especiales y secretas y nos encontramos con que estas sectas místicas aparecen en muchos de los movimientos actuales. Por ejemplo, el Movimiento de la Nueva Era, intriga a la gente mediante revelaciones de poderosos seres espirituales que pueden transmitir información que las personas corrientes no poseen. Esto es lo que CRISTO llama “las cosas profundas de Satanás. En la epístola de Pablo a los Corintios habla acerca de “las cosas profundas de Dios. Siempre que Dios tiene algo bueno, Satanás lo imita. Estas cosas oscuras y ocultas son imitaciones de Satanás de las maravillosas y profundas verdades, que hallamos de la Palabra de Dios.

A los que rechazan estas cosas, CRISTO les dice: “aferraos a lo que tenéis, no lo perdáis, no aceptéis los degradantes niveles morales. Puede ser difícil vivir para Cristo en una iglesia mundana, pero aferraos por lo menos a vuestros principios morales. No sigáis la corriente de la inmortalidad sexual, no aceptéis la idea de que el adulterio es solo un pecado menor, que necesitáis participar en relaciones ilícitas de vez en cuando. “Aferraos dice CRISTO, “hasta que yo venga.

Y a los que se aferren a esos principios hasta que él venga tiene algo más que decirles en el versículo 26:

“Al que venza y guarde mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones. El las guiará con cetro de hierro; como vaso de alfarero son quebradas, así como yo también he recibido de mi Padre.”

Esa cita del Salmo 2 es una referencia al gobierno de Cristo en el reino terrenal que llamamos el Milenio. Es una promesa de que reinaremos con Cristo, no en los nuevos cielos y en la tierra nueva, sino en un período marcado por esta clase de gobierno, que hallamos en esta cita. CRISTO dice: “las guiará con cetro de hierro. Eso significa con cierto grado de dureza y de juicio. “Como vaso de alfarero son quebradas, es decir, la combinación del mal será destruido en aquel día. Por lo tanto, se está refiriendo no a los nuevos cielos ni a la tierra nueva (porque allí no entra nunca nada malo), sino al reino del milenio, al reino terrenal en el que los santos compartirán el reinado con Cristo. Es preciso que entendamos que el milenio es un tiempo en el que reinará la justicia, es decir, gobernará sobre la tierra, juzgará entre las gentes porque el pecado y la muerte seguirán estando presentes, pero los nuevos cielos y la nueva tierra reflejan una situación en la que “morará la justicia y allí no entrará nada a excepción de lo que es justo, puro y bueno.

El Señor se vuelve ahora incluso más específico:

“Además yo le daré la estrella de la mañana.”

Ese es un símbolo precioso. No sé cuántos de ustedes han visto la estrella de la mañana, pero a fin de verla es preciso levantarse cuando todavía está oscuro. En el libro de Malaquías, el libro con el que termina el Antiguo Testamento, hay una gran predicción que hace el profeta y que dice: “Pero para vosotros, los que teméis a mi nombre, nacerá el Sol de justicia y en sus alas traerá sanidad es decir, el Señor CRISTO regresará en poder y gran gloria. Será como el sol que aparece en medio de las tinieblas de la noche de este mundo. Pero antes de que salga el sol, es preciso que aparezca la estrella de la mañana. En Apocalipsis 22:16 CRISTO dice acerca de sí mismo “yo soy la estrella resplandeciente de la mañana. De modo que lo que está diciendo aquí es que él mismo aparecerá antes de que lo haga con gran poder y gran gloria, siendo visible para el mundo. En otras palabras, es una promesa relacionada con el rapto de la iglesia, la primera promesa por el estilo que encontramos en el libro del Apocalipsis. Aparecerá para venir a por los suyos, a recoger a los que le pertenecen, a los que son los verdaderos cristianos, los que han sido guardados y protegidos por el Espíritu de Dios de los males de la sociedad que les rodea. No es que no puedan y que en ocasiones no caigan, sino que se recuperan invariablemente, se arrepienten y vuelven a él. Alguien ha dicho muy apropiadamente: “¡si tu fe fracasa antes de que termines se debe a que ha sido defectuosa desde el principio! La verdadera fe se mantiene firme hasta el fin.

El Señor dice finalmente: “escuchad a todas las cartas escritas a las iglesias.

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

No solo a esta iglesia, sino a todas las iglesias. Estas promesas y advertencias son necesarias para nuestras vidas individuales, sea como sea nuestra iglesia local. Efesios nos dice: “no permitáis que se enfríe el amor que sentís por CRISTO. Esmirna dice: “no tengáis ningún temor de las persecuciones y a Pérgamo le dice: “confiad en la Palabra de Dios que os mantendrá fuertes y fieles. Y Tiatira nos dice “eviten tanto el adulterio sexual como el espiritual. Mantengan con claridad sus principios morales. Estas cartas son tremendamente prácticas para los tiempos en los que vivimos y es preciso que hoy sigamos prestándoles atención de la misma manera que lo hicieron durante el primer siglo.

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

EL CULTO A ASERA “LA REINA DEL CIELO”

Sobre esta diosa cananea informa el Diccionario cristiano Wiki:

Heb. Ashêrâh [el plural es *Ashêrîm y Ashêrôth; ugar. Aserat; Cartas de Amarna,*Ashirtu y *Ashratu.

1.       Diosa fenicia de la vegetación llamada “Asera de los tirios” en un texto ugarítico.  La literatura ugarítica se refiere a ella como a la “señora de los dioses”, la “amante [novia] de los dioses [del cielo]”, y como la madre de 70 deidades, pero su título más distintivo es Ashirat del mar, la “señora [que se pasea] del [por el] mar”.

Baal y Asera eran los dioses más importantes de la fertilidad en Canaán y en la región de la actual Palestina. Su culto solía incluir actos sexuales con un sacerdote o una sacerdotisa, a los cuales se les debía entregar una ofrenda. Esto básicamente llegaba a ser una actividad sexual que se realizaba por dinero, razón por la cual se relaciona la veneración a estos dioses con la prostitución.

El culto a Asera en principio estuvo ligado al de Baal, pero luego adquirió peso propio. El nombre de la diosa tiene variaciones dependiendo del idioma de la región:

  • En ugarítico ‘ṯtrt (también ‘Aṯtart o ‘Athtart, transliterado Atirat).
  • En acadio As-tar-tú (también Astártu).
  • En  etrusco Uni-Astre.
  • En Abisinia (Etiopía) Astar.
  • En Arabia del Sur Athar.
  • En Mesopotamia Isthar
  • Para los sumerios era la antigua Inanna
  • Para los griegos Astarté
  • En  hebreo y fenicio se llamaba Ashtóreth.

Uno de sus títulos es Reina del Cielo, y el profeta Jeremías amonesta a los habitantes de Jerusalén por darle culto (Jeremías 7.18) Es el mismo título que hoy se le dio en su momento a Isis (cuyo significado es precisamente Trono), Hera y Juno y que hoy se le da a las apariciones de la Virgen María en la Iglesia Católica.

El culto primaveral a Astarté, un culto a la fertilidad, llamado actualmente “Easter[1]” el Reino Unido, EE.UU. y comunidades celtas.  Easter es un nombre derivado de Isthar-Esther, muy común entre los pueblos vecinos de Israel en la antigüedad y en todo el mundo hoy en día: Según la Wicca[2], Easter u Ostara es la segunda etapa energética del año. Su nombre proviene de la diosa Easter (deformación del nombre Isthar) quien era la Diosa de la fertilidad y a quien los Celtas llamaban “La Señora” (The Lady). La celebración de Ostara se inicia con el Equinoccio de Primavera[3]. La fiesta de Ostara coincide con la celebración de la Pascua. Durante Easter son tradicionales los Huevos de Pascua, los cuales se pintan de colores alegres y se obsequian unos a otros. El huevo simboliza creación y los colores alegría; así, cuando damos un Huevo de Pascua, estamos ofreciendo nuestro Deseo de que la otra persona tenga vida (creación) alegre. La costumbre de los Huevos Pintados de Pascua o sus émulos de chocolate, son parte de la celebración Celta del Solsticio de Primavera, que no es ni más ni menos que el renacer de Tamuz.

A continuación un párrafo extraído del libro ¿La Pascua de Dios? De Art Braidic y David Rothwell[4]

La Pascua Florida, también involucra a los miembros de la familia en una gran variedad de proyectos creativos, en la preparación, las decoraciones que se hacen, los huevos que se cuecen y se pintan, en la decoración de las canastas, y las fiestas que se planean. El día está colmado con servicios religiosos, juegos para los niños, reuniones familiares y cenas especiales preparadas para la Pascua Florida.
Durante esta temporada, la gente está encantada con los suaves y “recién nacidos” colores de la Pascua Florida. Los alegres colores pastel, tales como lavanda, rosa, azul, amarillo y verde, sirven para levantar el espíritu de la celebración. Los niños están inquietos al pensar en las canastas decoradas con brillantes colores de papel celofán y decoradas con hermosas joyas como huevos, conejitos de chocolate y patitos de bombón. Los más niños corren de aquí para allá gozosamente tratando de encontrar los huevos pintados que han sido previamente ocultos en el jardín.
Tan impactante como esto pudiera ser, tan atractivo y orientado a la familia como los días festivos de la Pascua Florida se presentan. ¡Dios lo condena absolutamente! Esta celebración primaveral que no es bíblica, literalmente glorifica los ritos paganos del sexo y la fertilidad, y es una absoluta farsa de la Pascua ordenada en las Escrituras por Dios. 
¿Alguna vez se ha preocupado por buscar la palabra Pascua Florida en alguna enciclopedia o diccionario? Esta palabra ha substituido la palabra original de Easter, Oestre o Astarté.

Como podemos apreciar, el culto a Astarté/Isthar/ Inanna/etc… Lejos de ser algo del pasado, está bien vigente en nuestro presente.

Astarté como “Señora del Mar”

Los fenicios eran un pueblo de mar, y llevaron el culto de la diosa como Señora del mar. Este culto se puede reconocer en la religión africana Yoruba, llevada a América por los esclavos,  quienes diseminaron en América su religión, la cual dio origen a los cultos Umbanda, Quimbanda, Candomblé, Santería, todos ellos ligados a la magia negra y el Vudú. La Señora del Mar toma en esta religión el nombre de Lemanjá y tiene  lugares de culto importante en Brasil, Cuba, el Caribe, Uruguay y se está expandiendo rápidamente en la Argentina.

En los países del que formaban parte del  Imperio Romano, la Señora del Mar fue asimilada por sincretismo por la iglesia católica como Stella Maris.

Influencia del culto a Asera / Astarté en Israel

Sus representaciones fueron levantadas y adoradas en Jerusalén (1 R. 15:13) y en Samaria (1 R. 16:33; 2 R. 13:6; 21:3), probablemente en el templo de Baal (2 R. 10:25). Durante el reinado de Manasés, una imagen de ella estuvo en el mismo templo de Jerusalén (21:3, 7), aunque su padre los había arrancado (2 R. 18:4).  Se designaron 450 profetas para servir a la diosa (1 R.18:19) y se mencionan los utensilios necesarios para su culto (2 R. 23:4-6); las mujeres se ocupaban en tejer cortinas para la deidad (v 7).  Algunos pasajes mencionan la existencia de más de una imagen de Asera junto a las de Baal (Jue. 3:7; 2 R.17:10; 2 Cr. 19:3; 24:18; 33:3).107

 

Stella Maris: (estrella de mar). Stella es un nombre que deriva de Estrella, y a su vez de la raíz babilónica STR, es decir Isthar.

 

Image

Natal-Brasil: Estatua de Lemanjá, localizada en Praia do Meio.

Image

Obsérvense los detalles en común entre ambas estatuas, como ser la estrella de la corona sobre la cabeza, el amplio vestido en color celeste, la extrema blancura de la piel y el cabello largo.

Actualmente este culto  a esta diosa, sigue mas vigente que nunca, pero con otros nombres diferentes, ya que una de las estrategias que mas le ha funcionado al enemigo es disfrazarse de ángel de luz  2 Corintios 11 Y no es de extrañar, pues aun Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Por tanto, no es de sorprender que sus servidores también se disfracen como servidores de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

Bendiones,

Hermano carlos

.comment(0)

COMO SE DEBE SOSTENER UN MINISTERIO ECONÓMICAMENTE

00-0-00-0-0-0foto-de-manos-sosteniendo-pequeno-cultivo-planta-verde00Muchos me han preguntado, cual es la manera bíblica de sostener financieramente un ministerio, ya que en la actualidad utilizan diferentes medios para hacerlos, desde rifas, ventas, diezmos, ofrendas, comercio electrónico, ventas de libros, mensajes de prosperidad, campañas evangelisticas, conciertos cristianos, etc etc.

Pero debemos siempre ir a la fuente, a la palabra de Dios, a la verdad infalible de las escrituras y sobre todo a el ejemplo y testimonio que Cristo nos dejó, Él fue ejemplo de cómo se debían de hacer las cosas, lo demás son invenciones y adiciones que han hecho los hombres  tergiversando la sana doctrina y convirtiendo el evangelio en un muy buen negocio.

En un artículo de  cnn en español podemos leer lo siguiente:

Vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme” le dice Yeshua al hombre rico en una de sus parábolas más conocidas. (Mt 19:21)

Fue una frase que él utilizó repetidamente: los pobres eran bendecidos, y que era más fácil pasar un camel (No camello, debido a una mala traducción) Cuerda grande y gruesa para atar barcos) por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios. Mientras tanto, Yeshua les dijo a sus doce apóstoles que dejaran sus trabajos y que lo siguieran en una misión itinerante con pocas perspectivas de tener éxito y sin medios visibles para mantenerse.

Entonces, ¿cómo hizo este grupo errante de evangelistas del primer siglo para mantenerse?

Era claro que el dinero era una inquietud y no solamente un impedimento para la salvación. En el Nuevo Testamento, el dinero se menciona en 37 ocasiones, en tanto que el “oro” es mencionado en 38 citas, la “plata” en 20 y el “cobre” en cuatro. La palabra “moneda” aparece ocho veces, “bolsa” y “denarios” –la moneda romana– se mencionan media docena de ocasiones cada una para un total de 119 referencias de divisas.

Quizás la referencia más relevante es también uno de los pasajes más cargados en el Nuevo Testamento:

Como el Evangelio de Juan 12:1 lo dice, seis días antes de la Pascua, Yeshua estaba en Betania, en casa de su amigo Lázaro, a quien había resucitado de entre los muertos. Una mujer llamada María toma un frasco de perfume costoso y unge los pies de Yeshua. Ella seca sus pies con sus cabellos,

“¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres?”,   pregunta Judas.

Aunque 300 denarios era el salario anual de un trabajador, Yeshua le dijo a Judas que la dejara en paz, y anunciando su destino, dijo que la unción sería útil para su sepultura, y además, “a los pobres siempre los tendréis con vosotros” –pero Yeshua no siempre estaría allí.

Un ministerio de bajo presupuesto  

Lo que ese pasaje deja en claro es que la comunidad de Yeshua tenía una bolsa común porque necesitaban dinero para sobrevivir. Juan 13:29  Porque algunos pensaban que como Judas tenía la bolsa del dinero, Yeshua le decía: Compra lo que necesitamos para la fiesta, o que diera algo a los pobres.

Entonces, ¿cuánto?

0054332002125f“Me imagino que el ministerio funcionaba a nivel de subsistencia, aunque los evangelios describen que  Yeshua  y sus discípulos caminaban, vestían lo que tenían, dormían al aire libre o se hospedaban en casas de sus amigos. Comían lo que pescaban o lo que otros les compartían.

“Me atrevo a pensar que la súplica y la hospitalidad bastaron para satisfacer las necesidades básicas de Yeshua y los compañeros con quienes viajaba. Además  era posible, incluso probable, que Yeshua y sus seguidores recibieran donaciones de sus seguidores y posiblemente algunas considerables de ciertas personas ricas que habían sido atraídas a su ministerio a pesar de –o quizás debido a– su predicación acerca de los peligros de la riqueza. Cnn en español.

El Evangelio de Lucas nos deja ver la manera en que funcionaba el ministerio de Yeshua a un nivel práctico:

Lucas 8 : 2 “Aconteció después, que Yeshua iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios,   y los doce con él, y algunas mujeres que habían sido sanadas de espíritus malos y de enfermedades:  , Juana mujer de Chuza intendente de Herodes, y Susana, y otras muchas que le servían de sus bienes”.

Así que, según Lucas, las mujeres que Yeshua había sanado, a su vez, le proveyeron de sus “bienes”, y de ellas María Magdalena y Juana llaman nuestra atención… una debido a su esposo, y la otra, por su importancia en la historia de Yeshua.

Juana era una mujer de clase alta, casada con un hombre que era inteligente y suficientemente capaz para encargarse del complicado hogar de Herodes Antipas, hijo de Herodes el Grande, el violento y ambicioso jefe de Judea.

Como parte de este volátil pero poderoso hogar, Juana estaría en una posición única para ayudar a Yeshua con sus recursos, ya que ambos eran adinerados y tenían conexiones con el palacio. Ella se ocupa de él durante su vida, y los Evangelios nos dicen que, después de su muerte, ella fue una de las tres mujeres que fueron a su tumba y la encontraron vacía.

Proveedores financieros clave  

Esa mañana estaba junto a ella María Magdalena, a quien también se le identificaba –entre otras cosas– como una proveedora financiera de Yeshua. María probablemente venía de la próspera ciudad de Magdala, en el Mar de Galilea. Como el hogar de una próspera industria pesquera, así como también trabajos con tintes y textiles, María podría haber venido de una familia acomodada… o haber sido una exitosa mujer de negocios.

María Magdalena era libre de viajar por el país con Yeshua y sus discípulos, por lo que era poco probable que tuviera esposo e hijos esperándola en casa.  Ella pudo haber sido simplemente una mujer independiente, con sus propios recursos y quien encontró un mensaje y un mensajero convincente.

María Magdalena no solamente era una de sus seguidoras más devotas, quien no lo abandonó en todo el camino desde Galilea hasta Jerusalén, desde el ministerio hasta la cruz y la tumba, sino que también le proveyó de sus propios medios.

Cuando los Evangelios hablan de su “ministerio” con Yeshua, estos explican que ella era una de las figuras clave en la misión cotidiana de Yeshua, Junto con otras mujeres como Juana y Susana, ella fue una de quienes hicieron que su misión fuera posible.

ff1523_05Junto con estas mujeres, hombres como José de Arimatea y Nicodemo, ambos hombres de mucha importancia y riqueza, pueden haber intervenido para ayudar a financiar el ministerio de Yeshua.

Los Evangelios revelan que estos dos hombres eran ricos y que apoyaron a Yeshua… de hecho, fue José quien bajó a Yeshua de la cruz el Viernes Santo, quien ungió su cuerpo con la ayuda de Nicodemo, y quien lo colocó en el sepulcro que José había preparado para él mismo.

La otra manera  de financiarse era directamente de la mano de Dios, es asi como podemos leer en la biblia

Pago del impuesto del templo

24 Cuando llegaron a Capernaum, vinieron a Pedro los que cobraban las dos dracmas, y le dijeron: ¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?

25 El dijo: Sí. Y al entrar él en casa, Yeshua le habló primero, diciendo: ¿Qué te parece, Simón? Los reyes de la tierra, ¿de quiénes cobran los tributos o los impuestos? ¿De sus hijos, o de los extraños?

26 Pedro le respondió: De los extraños. Yeshua le dijo: Luego los hijos están exentos.

27 Sin embargo, para no ofenderles, ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo, y al abrirle la boca, hallarás un estatero;[a] tómalo, y dáselo por mí y por ti. Podemos observar como Dios mismo sustentaba y sostenía este ministerio sin necesidad de hacer nada extra o ayudarle a Dios con un “empujoncito” cuando el tiene un propósito y cuando es su voluntad. El mismo provee los medios necesarios Lucas 10 Nueva Versión Internacional (NVI)

Yeshua envía a los setenta y dos  Lucas  10

10 Después de esto, el Señor escogió a otros setenta y dos para enviarlos de dos en dos delante de él a todo pueblo y lugar adonde él pensaba ir. «Es abundante la cosecha —les dijo—, pero son pocos los obreros. Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que mande obreros a su campo. ¡Vayan ustedes! Miren que los envío como corderos en medio de lobos. No lleven monedero ni bolsa ni sandalias; ni se detengan a saludar a nadie por el camino.

»Cuando entren en una casa, digan primero: “Paz a esta casa.” Si hay allí alguien digno de paz, gozará de ella; y si no, la bendición no se cumplirá.Quédense en esa casa, y coman y beban de lo que ellos tengan, porque el trabajador tiene derecho a su sueldo. No anden de casa en casa.

»Cuando entren en un pueblo y los reciban, coman lo que les sirvan. Sanen a los enfermos que encuentren allí y díganles: “El reino de Dios ya está cerca de ustedes.” 10 Pero cuando entren en un pueblo donde no los reciban, salgan a las plazas y digan: 11 “Aun el polvo de este pueblo, que se nos ha pegado a los pies, nos lo sacudimos en protesta contra ustedes. Pero tengan por seguro que ya está cerca el reino de Dios.” 12 Les digo que en aquel día será más tolerable el castigo para Sodoma que para ese pueblo.

En que invertían este dinero:

El dinero era repartido equitativamente  entre todos los miembros de la congregación, es asi como en hechos de los apóstoles nos dice, que no había necesidad entre ninguno de ellos.

Hechos 4:32 Todas las cosas en común

32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Yeshua, y abundante gracia era sobre todos ellos.

34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido,

35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.

Recuerda mi amado hermano

Si Dios te envió el mismo te proveerá

Si Dios te dijo que construyeras, el mismo dispondrá

Si Dios te dijo que fueras:  el mismo te proveerá

Si en tu iglesia están forzando las cosas para poder suplir las necesidades, entonces debes cuestionarte, cuando tu estas promoviendo tu ministerio, es porque Dios ha dejado de promoverlo,  Estos son los preceptos bíblicos para el sostenimiento del ministerio, lo demás son invenciones del hombre.

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

EVANGELIO MODERNO A GUSTO DEL CONSUMIDOR

lampara-aladino-horoscopo-arabe-getty_MUJIMA20130328_0023_33

“La primera función de un mercadeo exitoso es dar a los consumidores lo que quieren. Si quieren hamburguesas más grandes, hagan más grandes sus hamburguesas. ¿Bebidas con seis sabores de frutas? Hecho. ¿Minifurgonetas con diez portavasos? Póngales veinte. Hay que mantener satisfecho al cliente. Hay que modificar el producto y su mensaje para que se supla sus necesidades si quiere establecer mercado y mantener a raya a la competencia.

Hoy día, esta misma mentalidad consumista ha invadido al cristianismo. ¿Dicen que el culto de la iglesia es demasiado largo? Pues acortémoslo (cierto pastor garantiza que sus sermones ¡nunca duran más de siete minutos!) ¿Demasiado formal? Vístase con ropa deportiva. ¿Demasiado aburrido? ¡Espere a oír nuestra banda de música!

Y si el mensaje es demasiado agresivo, acusador o exclusivista, que asusta, que es increíble, difícil de entender, o demasiado lo que sea para su gusto, hay iglesias por todas partes que están ansiosas de ajustar ese mensaje para que usted se sienta más cómodo. En esta nueva versión del cristianismo usted es socio del equipo, diseñador de la vida de la iglesia, y se deja por fuera toda autoridad anticuada, los sentimientos de culpabilidad, la responsabilidad y los absolutos morales.

Una iglesia envió hace poco una circular prometiendo ‘atmósfera informal y reposada con buena música de nuestra banda’, y los que asistan, ‘aunque usted no lo crea, se divertirán’. Esto sería excelente si se tratase de un café o algo por el estilo, pero quienquiera que pretenda llamar a las personas al evangelio de Jesús con tales cosas como prioridades, las llama a una mentira.

Es cristianismo para consumidores: cristianismo ligero, redirección, cristianismo diluido e interpretación errónea del evangelio bíblico, en un intento por hacerlo más digerible y popular […] Pero esa ligereza jamás le llenará con el evangelio verdadero y salvador de Jesucristo, porque está diseñado por el hombre y no por Dios, y es vacío y no sirve para nada. A decir verdad, es peor que inútil, porque los que oyen el mensaje del cristianismo ligero piensan que están oyendo el evangelio y creen que están siendo rescatados del castigo eterno, cuando en verdad están siendo trágicamente descarriados.

El verdadero evangelio es un llamado a negarse a uno mismo. No es un llamado a la autorrealización. Eso lo pone contra la proclamación contemporánea del evangelio, en la que los ministros ven a Jesús como un genio utilitario. Uno frota la lámpara, Cristo sale y le dice que puede tener lo que se le antoje; uno le da la lista y él lo cumple.

Algunos que forman parte del evangelicalismo le dirán que Jesús solo quiere que a usted le vaya bien, y que si no le va bien es porque usted no ha presentado su boleto de lotería espiritual. Si no es rico, es porque no lo ha reclamado. Jesús quiere que usted esté libre de deudas, y si manda a los televangelistas suficiente dinero, ese acto de fe lo libertará del demonio de la deuda. Su salvación por medio de Cristo es garantía de salud, riqueza, prosperidad y felicidad.

Los evangélicos que se adhieren a la psicología antropocéntrica (centrada en el ser humano) le dicen que Jesús le da paz, que Jesús le da alegría, que Jesús le hace mejor vendedor y también que Jesús le ayuda a lograr más jonrones. Jesús realmente quiere que usted se sienta muy bien con respecto a usted mismo. Quiere elevar su propia imagen. Quiere poner fin a su pensamiento negativo.

Discúlpenme si no me uno. No puedo pensar en ningún plan con el que menos quisiera asociarme.

En esta nueva reforma de la autoestima, lo primero que se exige es bajar a Dios de su lugar supremamente elevado para así uno poder elevarse y reemplazar la teología que exalta a Dios con una psicología de la autoestima que exalta al hombre. Para que esto resulte hay que alterar e interpretar erróneamente la Biblia y el evangelio, con el fin grandioso de hacer que las personas se sientan bien en cuanto a sí mismas, para que así puedan cumplir sus sueños y poner en práctica sus visiones.

El cristianismo, en las manos de algunos dirigentes de iglesias que se acomodan al que busca, se ha convertido en un movimiento de ‘logre lo que quiera’ en lugar de ser un movimiento de ‘abandónelo todo’. Estos dirigentes han prostituido la intención divina del evangelio. Han reemplazado la gloria de Dios por la satisfacción del hombre. Han canjeado el concepto de entregar por entero nuestras vidas para el honor de Cristo por el de ser honrados por Cristo. Como tal, nuestra sumisión a la voluntad de Dios es reemplazada por la sumisión de Dios a nuestra voluntad.

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará’ (Mateo 16.24-25). No se trata de exaltarme a mí mismo, se trata de matarme a mí mismo. Es la muerte del yo. Uno gana al perder; uno vive al morir. Ese es el mensaje central del evangelio. Esa es la esencia del discipulado.

El pasaje no menciona nada de mejorar la autoestima, de ser rico y triunfante, de sentirse bien respecto a uno mismo o de tener satisfechas todas las necesidades, que es lo que muchas iglesias predican estos días a fin de dorar la píldora de la verdad.

Así que, ¿quién tiene la razón? ¿Es el mensaje del cristianismo de realización propia o es la negación de uno mismo? No puede ser ambas cosas. Si es cuestión de opinión, yo hago lo mío y usted hace lo suyo, y ambos nos deslizamos raudos y contentos en direcciones diferentes. Pero el cristianismo, el evangelio genuino de Jesucristo, no es cuestión de opinión. Es cuestión de verdad. Lo que usted quiere, lo que yo quiero o lo que cualquiera quiere no importa. Es lo que es… por la voluntad soberana de Dios.”

John MacArthur:

.comment(0)

ESTUDIO ROMANOS 12: LOS DONES ESPIRITUALES

romanos-12

Los dones Espirituales son y pertenecen a Dios, los Cristianos solo somos  el medio que Dios utiliza par que estos se manifiesten, estos fueron dados a los hombres con la única y exclusiva finalidad de exaltar, glorificar y bendecir el nombre de nuestro Eterno Yhwh, y de servir para el crecimiento y expansión de la iglesia.

Hoy día muchos se han apropiado de ellos, haciendo negocio, carrera y hasta empresa, olvidándose así, de  su propósito original, cada hombre y mujer llamados por Dios hemos sido implementados por el Eterno con uno o mas de estos dones, y en este estudio quisiera que el Espiritu santo nos definiera y confirmara a cada uno nuestro propio don.

Romanos 12:1

“Así que”—esto apunta a todo lo que Pablo ha expuesto en los primeros 11 capítulos (todo lo que Dios ha hecho por pecadores impíos y culpables).

“Hermanos”—Pablo se está dirigiendo a los creyentes de Roma. Presentar el cuerpo como una ofrenda a Dios (Rom. 12:1) no es algo que se le dice a gente inconversa que haga (como pueden implicar los defensores de la salvación por el Señorío de Cristo). Sino es algo que las personas salvas deben hacer (lo hacemos porque somos salvos, no para ser salvos).

“Os ruego”—Pablo estaba implorando, suplicando (es la misma palabra como en Ef.4:1). La ley dice, “te mando”, pero la gracia dice “te ruego”. La obediencia a la ley se basa en el temor (la persona obedece porque tiene miedo del castigo que tendrá que sufrir si no obedece); la obediencia del evangelio se basa en el amor (2 Co. 5:14—“el amor de Cristo nos constriñe”).

“Por las misericordias de Dios”—esta no es la misma palabra por misericordia que se encuentra en Rom. 11:30-32, pero la idea es similar. Significa “lástima, clemencia, compasión”. Recordar cuán misericordioso y compasivo Dios ha sido con nosotros, debería ser un gran incentivo para una vida cristiana piadosa. Si Dios ha sido tan compasivo y clemente conmigo, ¿no debería yo dar mi vida y mi todo para servirle? Si el Hijo de Dios murió por mí, ¿cómo puedo hacer menos que vivir para ÉL?

PROVERBIOS DEL DIA“Presentéis vuestros cuerpos”—la palabra “presentar” es la misma palabra que se encuentra en Romanos 6:13, y una comparación de ambos versículos indica que “tu cuerpo” es equivalente a “tú mismo”. Cuando das a Dios tu cuerpo, tú estás dándole todo lo que eres y todo lo que tienes. El verbo “presentar” está en tiempo aoristo que significa simplemente “¡HAZLO!” No es algo que se hace de continuo (o se habría usado el tiempo presente). Sería ideal si todo creyente pudiese hacer ésto y dejarlo establecido de una vez para siempre. En ocasiones futuras el creyente consagrado puede recordar y considerar que ha sido hecho (“Señor, mi cuerpo ha sido ofrecido y dado a Ti. He sido comprado por precio. Soy Tu siervo. Que nunca olvide que mi cuerpo te pertenece”, compare 1 Co. 6:19-20). El tiempo aoristo no significa (como muchos maestros bíblicos dicen) que es un acto que se hace una vez y que nunca se vuelve a repetir. Hay momentos en que, como creyentes, fallamos y caemos y necesitamos hacer lo que dice Romanos 12:1, “Señor, Tu me has salvado por Tu maravillosa gracia y misericordia y aunque yo he pecado y te he fallado, gustosamente te presento mi cuerpo, para Tu servicio. Me dedico a mí mismo (todo lo que soy y todo lo que tengo) nuevamente a Ti. Toma mi vida y que esté consagrada a Ti, Señor. Tómame y seré para siempre, total y enteramente Tuyo”.

Sacrificio”—todo creyente del Nuevo Testamento es un sacerdote y los sacerdotes ofrecen sacrificios. Un sacrificio pertenecía totalmente a Dios—era de ÉL. Un creyente sacerdote ha de ofrecerse y darse a sí mismo (su cuerpo) totalmente a Dios para el uso de Dios. Un creyente, después de leer Romanos 12:1, fue efectivamente a la ladera de una monte y construyó un tosco altar de piedras. Luego se puso sobre el altar y dijo, “Señor, aquí estoy. Soy Tu sacrificio vivo. Quiero que me uses como Tú quieras. Mi vida Te pertenece”. Dios no nos dice que construyamos literalmente un altar de piedras, sino nos dice que presentemos nuestros cuerpos como un sacrificio vivo.

“Vivo”—en contraste con los sacrificios de animales del Antiguo Testamento que eran inmolados y terminaban muertos.

“Debemos presentarnos a Dios como vivos de entre los muertos (Rom. 6:13)”. Es decir, un sacrificio “vivo” no es sólo un contraste con sacrificios inmolados, sino que es también  un sacrificio “vivo” desde el punto de vista, fundamento o posición, de la VIDA RESUCITADA en Cristo, de modo que se relaciona con la verdad de la identificación con Cristo de Romanos 6-8.

Esto muestra también lo absurdo de la posición del Señorío. Exhortar a “pecadores” que se presenten, se rindan, se entreguen, se sometan a sí mismos a Dios—antes de que se encuentren en el terreno de la resurrección en Cristo, su Vida (y así muertos a la vieja vida adánica)—es inútil e inservible. El “considerar” de Romanos 6 tiene que venir antes que el “presentarnos” a nosotros mismos a Dios de Romanos 12. Y una persona que no es salva, que no está en Cristo, obviamente no tiene base para considerarse así. “La crucifixión viene antes que la consagración”.

sellos-apocalipsisDe esta manera: te pregunto, Cuál vida ha de ser consagrada a ÉL, ¿la vieja vida del yo o la nueva vida de Cristo? Dios no puede aceptar absolutamente nada de la vieja naturaleza (que fue condenada en la cruz) —ÉL ve y reconoce sólo lo que está centrado en Su Hijo, Quien es nuestra vida. De aquí que Dios ha puesto una condición para la consagración: “presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos” (Rom. 6:13). Este es nuestro único fundamento y desde esta plataforma hemos de considerarnos muertos al pecado, al yo, a la ley, al mundo y vivos para Dios en el Cristo resucitado—para andar en “novedad de vida”, “vida resucitada” (Romanos 6:11, 4b)”.

“Presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos” (Rom.6:13). Este es el verdadero lugar de consagración. Para creyentes, consagrarse a sí mismos a Dios antes de que hayan aprendido acerca de su unión con Cristo en Su muerte y resurrección (identificación) es solo presentar a Dios los miembros del hombre natural (la vieja vida adánica que fue condenada a la cruz), lo cual ÉL no puede aceptar. Solo aquellos “vivos de entre los muertos” –es decir, los que se han apropiado de su semejanza con Su muerte) – son conminados a presentar sus miembros como instrumentos a Dios”.

“Un atento estudio de todas las Epístolas de Pablo demostrará que fueron escritas basadas en la Cruz expuesta en Romanos 6—el hecho de que Dios ha entregado la vieja vida adánica caída a la cruz y que no tiene nada que decirle. Dios trata con todos los creyentes sobre una base—“han muerto en Cristo”

Santo”—apartado para la santa voluntad y el servicio de Dios. El pueblo de Dios es “santo”, apartado para el servicio del Rey de Reyes. ¿Te ves a ti mismo como un siervo santo del Dios Altísimo?

Agradable”—aceptable (Dios se complace en esos sacrificios). Dios no se agrada cuando los creyentes se niegan a darle su todo. ¡Que nada se interponga entre nosotros y nuestro Salvador!

“Racional” – la palabra “lógico” viene de esa palabra griega. A la luz de lo que Cristo ha hecho por nosotros, darnos enteramente a ÉL mediante un acto de total consagración, es la única cosa RACIONAL Y LÓGICA que podemos hacer. Ninguna otra cosa tiene sentido para el verdadero creyente. Es hacer lo que es lógico. Así es como los creyentes ADORAN A DIOS (es un “servicio”), dándose a sí mismos enteramente a ÉL para Su servicio.

LA PARÁBOLA DE LA GALLINA Y DEL CERDO: Un granjero se acercó a una gallina y a un cerdo e hizo una pregunta de conciencia: “¿Quieren contribuir para un desayuno con jamón y huevos?” Para uno, era solamente una contribución. Para el otro significaba un sacrificio total. El creyente debe ponerse totalmente en las manos de Dios, tal como lo hicieron los creyentes de Macedonia, “Y no como lo esperábamos, sino que A SÍ MISMOS SE DIERON PRIMERAMENTE AL SEÑOR” (2 Corintios 8:5). Podemos hacer esto cuando recordamos que nuestro Salvador dio Su todo por nosotros.

Una palabra en cuanto a la dedicación: Algunas iglesias insisten decididamente en que los creyentes caminen por el pasillo o vengan hacia adelante al “altar” para dedicar sus vidas al Señor Yeshua.  pero debemos ser cuidadosos en mantener el equilibrio bíblico. Los defensores de la salvación Señorial parecen dar la impresión de que dedicar la vida al Señor o someterse al Señorío de Cristo es un requisito para la salvación. Someterse al Señorío de Cristo debería ser el fruto de la salvación y no una condición para ser salvo. La salvación no se basa en lo que nosotros hacemos por Dios, sino en lo que Dios ha hecho por nosotros.

Muchos enseñan que la dedicación es algo que se hace después de la salvación, en algún momento más adelante en la vida cristiana. Pueden decir algo como ésto: “Primero una persona tiene que recibir a Cristo como Salvador. Luego, meses o quizás años más tarde, la persona tiene que hacer a Cristo el Señor de su vida y dedicar su vida al Salvador”. Aunque puede haber alguna verdad en esto, considere los siguientes puntos:

1) La dedicación debería tener lugar al mismo tiempo de la salvación. Esto fue ciertamente el caso en la vida del apóstol Pablo. Tan pronto como se hubo convertido él dijo, “Señor, ¿qué quieres que haga?” El se rindió al Señorío de Cristo desde un comienzo. Cuando recién somos salvos, estamos tan agradecidos por todo lo que Cristo hizo por nosotros, que es nuestro deseo agradar a Aquel que murió y resucitó por nosotros (2 Co. 5:14-15). Deseamos vivir para Aquel que murió por nosotros y honrarle en todo lo que hacemos.

NATURALEZA-Y-USO-DE-LOS-DONES-ESPIRITUALES-12) ¿Puede una persona hacer Señor a Cristo? ¡No! Tú no lo haces Señor; ÉL es Señor. ÉL es precisamente Quien es. Tú no puedes hacerle Señor de tu vida. ÉL es el Señor de tu vida, tanto si reconoces este hecho como si no. Por cuanto ÉL es Señor, debo reconocerlo como tal. Por cuanto ÉL es Señor, debo honrarlo como Señor, inclinarme ante SU autoridad, temblando ante Su Palabra. Por cuanto ÉL es Señor, puedo presentarle mi cuerpo como un sacrificio vivo (Rom.12:1-2). Ciertamente entendemos lo que la gente quiere decir cuando dice, “Quiero hacer a Cristo Señor de mi vida”. Están indicando que quieren entregarse a Su Señorío y someterse a Su autoridad. Sin embargo, hay una manera mejor de decirlo: “Debo vivir mi vida considerando seriamente que Cristo es mi Señor. Su Señorío encarece mi sumisión y obediencia y gustosa rendición a Su perfecta voluntad para mi vida”. Recordando lo que dice:

Mateo 7:21-23La Biblia de las Américas (LBLA)

21 No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me diránen aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros[a]?” 23 Y entonces les declararé: “Jamás os conocí

3) Si somos honestos y enfrentamos la realidad, tenemos que admitir que hay ocasiones en que todo verdadero creyente se rebela contra la autoridad de Cristo y desobedece Su Palabra. Una total sumisión a Su Señorío requiere una total obediencia a todos Sus mandamientos y en ésto, todos hemos quedado cortos. Considere las siguientes afirmaciones del creyente profesante A y del creyente profesante B:

Creyente profesante A: “He recibido a Cristo como a mi Salvador, pero me niego a someterme a ÉL como a mi Señor. Rechazo Su autoridad sobre mi vida y me niego a obedecerle. Me alegro que ÉL sea mi Salvador del infierno, pero que ÉL no venga a decirme lo que tengo que hacer”.

Creyente profesante B: “Yo quiero obedecer a mi Señor, a Aquel que murió por mí, pero muchas veces fallo. Mi corazón se entristece mucho cuando fallo en obedecerle y me siento culpable y molesto y miserable. He deshonrado a mi Señor y he afrentado Su Nombre”.

Creyente profesante A, por sus palabras y actitudes, no da mucha evidencia de tener una real y personal relación salvadora con el Señor CRISTO. Creyente profesante B, parece ser un verdadero poseedor de Cristo, porque aunque él ha pecado y se ha rebelado contra su Señor, él está molesto y angustiado por eso. El Espíritu de Dios que mora en el creyente que peca está contristado y ÉL hace sentir Su presencia contristada.

Una persona que está viviendo en pecado, que sabe que está viviendo en pecado, que disfruta vivir de esa manera, que tiene la intención de continuar viviendo esa vida de pecado—esa persona no tiene al Espíritu Santo morando en ella. El hecho mismo de que se sienta “confortable” con su pecado es prueba de que el Espíritu está ausente. Sus signos vitales espirituales registran, “no hay vida”.

4) ¿Entiende un creyente nuevo todo lo que el Señorío de Cristo implica? No, el nuevo creyente está recién empezando a entender lo que significa el Señorío de Cristo y las obligaciones que lo acompañan. El niño recién nacido en Cristo sabe muy poco acerca de la sumisión y la rendición. El sabe que sus pecados han sido perdonados y que él ha recibido a Cristo y que posee vida eterna. De modo que está lleno de gratitud por esta salvación tan grande y desea agradar a Aquel que murió por él. Pero cómo el Señorío de Cristo afectará a su matrimonio, su familia, su trabajo, sus finanzas, su iglesia, la manera en que cuida su cuerpo, etc. – todas estas cosas las aprenderá con el tiempo.

imagesUn creyente nuevo tampoco entiende de una vez todo lo que implica la gracia salvadora de Cristo. El está aprendiendo lo que significa ser salvo por gracia y este aprendizaje dura toda una vida. Juan 3:16 debería significar más para un creyente ahora, que hace un año y debería significar más para él dentro de un año, de lo que significa ahora. Así es también con el discipulado y con el Señorío. Hay involucrado un proceso de aprendizaje. El hecho del Señorío de Cristo debe ser para mí ahora más precioso que hace un año. A medida que crezco en Cristo (2 Pedro 3:18), entenderé gradualmente mejor lo que significa someterme a Cristo como a mi Señor.

Que Romanos 12:1 sea un recordatorio constante para cada creyente de que no nos pertenecemos a nosotros mismos, porque hemos sido comprados por precio (1 Corintios 6:19-20). No tenemos el derecho de usar nuestro cuerpo como nos guste; como siervos amantes de CRISTO tenemos el deber de usar nuestro cuerpo como ÉL quiere. Hemos sido comprados con sangre y estamos ligados por amor. Hemos de presentarnos a nosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos (Rom. 6:13). A la luz de la misericordia y de la gracia de Dios demostrada en el Calvario, ¿cómo podríamos hacer menos?

Romanos 12:2

Nótese que en este versículo hay dos mandamientos, el primero es negativo (lo que no debemos hacer) y el segundo es positivo (lo que debemos hacer).

Este mundo” = esta edad. En 2 Corintios 4:4 leemos que Satanás es el “dios de este siglo (edad)”. Cristo se dio a Sí Mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo (edad) malo –Gálatas 1:4. Cuando no éramos salvos, éramos parte de este siglo (edad) malo y satánico, pero Dios nos ha librado de él. Demas, que era considerado un creyente leal en Colosenses 4:14, fue descrito más adelante por Pablo con estas tristes palabras, “porque Demas me ha desamparado, amando este mundo” (2 Tim. 4:10 – “este” indica que ahora está aquí, pero que no durará mucho; es pasajero). Finalmente en Tito 2:12, los creyentes son enseñados por gracia a vivir piadosamente en este siglo. Estamos en este mundo, pero no hemos de vivir como los que son de “este mundo” y que forman parte de este sistema mundial que está en oposición al verdadero Dios vivo.

“No os conforméis”—el verbo significa “ser formado como, ser conformado a, ser modelado por, amoldar o adaptar una cosa a otra”. Pablo está diciendo, “No permitas que el mundo te presione dentro de su molde”. No seas moldeado por las poses, conversaciones, expresiones,  estilos y hábitos de este mundo.  “deja de adoptar una expresión exterior que está moldeada por este mundo, una expresión que no viene de y que no representa lo que tú eres en tu interior como un hijo de Dios regenerado”.

“Sino”—indicando un fuerte contraste. Después del mandamiento negativo, Dios prosigue con un rotundo mandamiento positivo.

“Transformaos”—este verbo significa ser cambiado, ser modificado. La palabra griega es metamorphosis (pensemos en la notable transformación de una oruga en una mariposa). Esta palabra se usa en Mateo 17:2 para la transformación de nuestro Señor (comúnmente llamada la “transfiguración”). El Señor fue cambiado de tal manera, que Su gloria interior llegó a ser visible en el exterior (comparar Juan 1:14). Aquí y en 2 Corintios 3:18 la palabra se usa para el proceso  de transformación que tiene lugar en la vida cristiana cuando el creyente es conformado más y más a la imagen de Cristo (más como ÉL hoy, de lo yo que era ayer; más como ÉL mañana, de lo que soy hoy). En 2 Corintios 3:18 la palabra se usa respecto al cambio producido por el Espíritu Santo mientras el creyente contempla la gloria del Señor a través de Su Palabra, siendo gradualmente (de una etapa de gloria a otra) transformado a la imagen de Cristo. Ya hemos visto en el Libro de Romanos que el propósito de Dios es conformarnos a la imagen de Cristo (Rom. 8:29). El tiempo del verbo está en presente (en 2 Co. 3:18): hemos de ser constantemente transformados. Todo esto no sucede en un día o en un mes o en un año. Es un proceso que no terminará hasta que estemos con Cristo (1 Juan 3:2). El verbo está en voz pasiva (en 2 Co.3:18), indicando que no somos nosotros mismos los que hacemos el CAMBIO O LA TRANSFORMACIÓN. Nosotros SOMOS transformados. Esto es algo que Dios hace en y por medio de nosotros. Debemos confiar en ÉL y permitir que ÉL haga lo que solamente ÉL puede hacer.

jovens-orando (1)¿Cómo se lleva a cabo esta transformación? “Por medio de la renovación de vuestro entendimiento”. Es un proceso mental que Vine describe como “adaptar nuestro pensamiento y nuestra visión  moral y espiritual a la mente de Dios, lo cual tiene un efecto transformador sobre nuestras vidas”. La mente del  creyente debe llegar a estar saturada con la Palabra de Dios, de modo que pueda ver, pensar y sentir cada vez más como Dios ve, piensa y siente. Para otros versículos en el Nuevo Testamento acerca de renovación, ver Colosenses 3:10 y 2 Corintios 4:16. El creyente que está siendo renovado está comprobando (descubriendo y examinando)  constantemente cual sea la buena voluntad de Dios agradable (grata, placentera) y perfecta. El clamor del corazón del creyente: “Quiero querer lo que Dios quiere, nada más y nada menos. No quiero nada sino lo mejor de Dios. No  se haga mi voluntad sino la Tuya”.


Y DIOS DIJO
: FORMEMOS (hagamos) al hombre a nuestra imagen.

EL DIABLO DIJO: DEFORMARÉ al hombre por medio del pecado.

EL MUNDO DICE: CONFORMAREMOS al hombre a nuestra imagen.

LA EDUCACIÓN DICE: INFORMAREMOS al hombre por medio del conocimiento.

LA SOCIEDAD DICE: REFORMAREMOS al hombre por medio de la cultura.

SÓLO CRISTO DICE: TRANSFORMARÉ al hombre por medio de la gracia

Romanos 12:3

En el versículo dos leímos que debemos dejar que el Espíritu de Dios nos transforme a la imagen y semejanza de Cristo (comparar 2 Corintios 3:18). Si hemos ser como Cristo, entonces debemos ser HUMILDES (comparar Filipenses 2:5-8) y a ésto apunta Pablo en el versículo 3. “Digo”—esta es la manera de Pablo de dar una instrucción sencilla y sobria. “Por la gracia que me es dada”—Pablo había recibido gracia (el inmerecido favor de Dios) para ser un apóstol (Rom. 1:5), y como apóstol, está escribiendo ahora a estos creyentes romanos dándoles con cordialidad y con cariño un mandamiento en cuanto a la humildad.

“No tenga más alto concepto de sí que el que debe tener” – tenemos que pensar con sobriedad en cuanto a nosotros mismos y no inflarnos con una idea irreal y exagerada respecto a nuestra importancia y superioridad. No debemos tener un concepto elevado, altivo, excelso de nosotros mismos, sino que debemos vernos como Dios nos ve. “Cordura”—tener un juicio justo y acertado, pensar sobria y sensatamente acerca de sí mismo, verse a sí mismo como Dios nos ve.

Considere Gálatas 6:3. Pensamos ser algo; Dios dice que somos nada. Pensamos ser algo importante, pero sin Dios somos realmente igual a cero. Pero no debemos desanimarnos por nuestra propia insignificancia y falta de importancia. La buena noticia es que Dios en Su gracia, puede hacer algo de nada. Martín Lutero dijo, “Dios creó el mundo de la nada (Génesis 1:1; Hebreos 11:3) y mientras seamos nada, Dios puede hacer algo con nosotros”. Considera también la humillante verdad de 1 Corintios 4:7– ¿Qué tienes que no hayas recibido?

Ilustraciones: Aquí hay algo para quien se considera un V.I.P. (Very Important People –Persona Muy Importante):

Cuando te sientas muy importante, cuando tu ego se esté inflando, cuando tomes por sentado de que eres el “cachorro” que ganará el premio, cuando sientas que tu ausencia dejará un vacío difícil de llenar, sigue estas sencillas instrucciones y mira como humilla tu alma. Toma un balde de agua y llénalo con agua, mete tu mano hasta la muñeca. Saca luego rápidamente tu mano y el hueco que quede, es la medida en que serás echado de menos. Puedes salpicar todo lo que quieras al entrar y agitar mucho las aguas, pero cuando te detengas, verás que en menos de un minuto el agua estará igual que antes.

Otro poema representa la verdadera humildad:

Un pequeño árbol, chico pero presumido, echó una mirada alrededor del suelo y luego alzó su cabeza y clamó, “Miren, que grande soy, cuán encima de la tierra”. Y jactándose así, se balanceaba en desdeñosa hilaridad. El pino más alto del bosque levantó su cabeza al cielo y suspiraba mientras lo contemplaba, “Ved, cuán pequeño soy y cuán lejos estoy del cielo. Cuántos años de espacio hay entre mi y las estrellas”. Nuestra grandeza depende con qué nos medimos—si sobre la tierra, o debajo del cielo.

El hombre humilde es el que ha divisado al Alto y Sublime (Isaías 6:1,5; 57:15).

El creyente que tiene un concepto muy elevado de sí mismo, se compara con otros y se exalta por encima de otros, creyéndose más importante que otros. En Romanos 12:3 Pablo quiere que los Romanos entiendan que cada creyente tiene un lugar especial en el cuerpo de Cristo y que tiene un don especial dado por Dios para el beneficio de todo el cuerpo.

“Repartió” =partición, entrega, distribuir. Dios es el gran Dador (Repartidor) de los dones, y en Su sabiduría ÉL distribuye los dones de la manera correcta. “Cada uno”—cada creyente (nadie ha sido excluido). No hay un creyente que no tenga algún don. Todo creyente ha sido dotado. Esto sucedió en el momento de la salvación. No hay necesidad de BUSCAR algún don. Un creyente sería necio si buscara y se esforzara por obtener algo que ya le ha sido dado. Es necesario desarrollar y ejercitar los dones que ya tenemos y esto se lleva a cabo siendo creyentes robustos, permaneciendo en la Vid, que es nuestra Vida (Juan 15:1-5).es aquí donde quedan sin fundamento las llamadas escuelas teológicas, escuelas de profetas etc, ya que no provienen del hombre sino de Dios, a través de su Espíritu Santo. Hoy dia con tan solo 3 años de estudio teológico ya te gradúas como Pastor, sin tener un llamado de Dios para serlo y entre ellos mismos se auto nombran apóstoles, obispos, ministros etc, ya No necesitan a Dios en el asunto.

“La medida de la fe”—comparar con el v.6.  Pablo no está hablando aquí de la fe que salva (la fe por medio de la cual somos salvos—Ef.2:8), sino está hablando de diversos y particulares dones que Dios ha dado a los creyentes y de la fe necesaria para ejercer esos dones. Los dones no pueden ejercerse apropiadamente sin fe y confianza en el Salvador.

Romanos 12:4-5

Tal como es en el cuerpo humano, así es en el cuerpo de Cristo. Hay un cuerpo, pero muchos miembros y los miembros tienen diferentes funciones, pero todos ellos son miembros del mismo cuerpo y todos ellos tienen una función importante. Todos tienen una función, todos son importantes, todos tienen una parte, pero las funciones son diferentes. En un aspecto somos muchos (muchos miembros); pero en otro aspecto somos uno (un cuerpo). Somos miembros del mismo cuerpo, compartiendo la misma vida. La verdad de estos versículos se explica ampliamente en 1 Corintios 12:12-31. Cuando el cuerpo local de creyentes es robusto, la vida de Cristo se manifestará, los incrédulos serán convictos y Dios será glorificado.

Romanos 12:6

Pablo está considerando ahora los dones espirituales (otros capítulos del Nuevo Testamento que tratan con los dones espirituales son  1 Corintios 12-14, Efesios 4 y 1 Pedro 4). La palabra “don” es la palabra griega “charisma” (de la cual derivamos la palabra “carismático”, un término que ahora se usa para un movimiento religioso moderno, que lamentablemente exagera los dones espirituales). “Charis” es la palabra griega para GRACIA, por lo cual estos son “dones de gracia”. Dios, en su bondad, ha dado estos dones a Su cuerpo, de modo que ningún miembro del cuerpo carece de un don, y los dones son para el beneficio de todo el cuerpo.

“Diferentes dones”—todos los miembros tienen diferentes (no los mismos) dones y diferentes habilidades que se complementan unos con otros. Esto es ilustrado por los miembros del cuerpo humano que tienen diferentes funciones (ver 1 Corintios capítulo 12). “A la medida de la fe”- esta es una expresión interesante de la cual derivamos el término teológico “analogía (similitud, parecido, semejanza) de la fe” (la cual a veces es referida como “analogía de la Escritura”). “Analogía de la fe” significa que la Escritura debe interpretarse a la luz de la Escritura y de acuerdo con la Escritura. La regla infalible para la interpretación de la Escritura, es la Escritura misma. Todo versículo debe entenderse a la luz de la enseñanza general de la Biblia y no puede contradecir lo que la Biblia enseña claramente en otra parte. La Biblia no puede contradecirse a sí misma. Ejemplo: A primera vista parece que Hebreos 10:26-30 enseñara que un verdadero creyente puede perder su salvación, pero por analogía de la Escritura sabemos que eso no puede ser (Juan 10:27-30; Juan 6:37-40; etc.). Este es un principio fidedigno de interpretación de la Biblia, pero esto no es exactamente lo que la expresión “medida de la fe” significa en este versículo. Los que tienen el don de profecía deben profetizar en proporción a su fe. Todos los dones espirituales deben ser ejercidos por fe, mirando a Dios, examinando Su Palabra, buscando mantener una recta relación con Cristo.

1) EL DON PROFECÍA—Es muy importante entender lo que involucra el don de profecía. Algunas definiciones incorrectas de este don son: “la habilidad de entender y exponer la Palabra de Dios” (Billy Graham, El Espíritu Santo). “El don de profecía era en verdad la habilidad de hablar ante la gente, de proclamar la Palabra de Dios, a veces con un elemento de predicción” (John MacArthur Jr., Los Carismáticos). De acuerdo con estas definiciones, cualquier maestro o predicador dotado de la Biblia tendría el don de profecía. Sin embargo, Romanos 12:6-7 hace una clara distinción entre el don de profecía y el don de maestro.

Para una definición bíblica de lo que es el don de profecía ver Éxodo 4:15-16; 7:1-2 y 2 Pedro 1:21 (un profeta era el vocero o portavoz de Dios, y lo que decía como profeta era un discurso inspirado; era la Palabra de Dios). Los profetas eran “hombres que hablaban bajo la directa influencia del Espíritu de Dios y entregaban una comunicación divina respecto a verdades doctrinales, obligaciones presentes, eventos futuros. En la iglesia primitiva había una gran necesidad de profecía, porque la iglesia no tenía el Nuevo Testamento completo (tomó algunas décadas para que estos libros fueran escritos). ¿Cómo puede funcionar una iglesia sin la verdad del Nuevo Testamento? No puede. Aunque la iglesia primitiva carecía de los libros del Nuevo Testamento, Dios se aseguró de que no le faltara la verdad del Nuevo Testamento. ÉL proveyó ésto a través de los profetas del Nuevo Testamento, que proporcionaron a las iglesias la revelación necesaria (revelación respecto a la verdad sobre la iglesia, respecto al divorcio, en cuanto a los líderes de la iglesia, en cuanto a la disciplina en la iglesia, en cuanto a eventos proféticos y en cuanto a varias otras materias importantes que ahora se tratan en los libros del Nuevo Testamento, especialmente en las epístolas). Que el don de profecía sería un don temporáneo se sugiere en Efesios 2:20 (un fundamento se coloca una sola vez). Si hoy fuese entregada profecía, eso significaría que la Biblia no estaría completa y que no es suficiente para la iglesia. Significaría que necesitamos revelación adicional y que no es suficiente lo que tenemos en nuestra Biblia. ¡Perezca ese pensamiento! La Palabra de Dios es totalmente suficiente para la iglesia de hoy. es por esto que en mas de 29 años de servicio a Dios no he podido encontrar un verdadero profeta.

Romanos 12:7

2) EL DON DE SERVICIO – este es el don de servir (servicio humilde). La palabra “diácono” viene de esta palabra (la Biblia define a los diáconos como siervos humildes, aquellos que alivian la carga de los ancianos y de los líderes espirituales para que éstos puedan dedicarse a la oración y a la Palabra de Dios). El ejemplo de nuestro Señor se encuentra en Marcos 10:45. Todos los creyentes deberían servir de esta manera, pero hay algunos especialmente dotados en este aspecto. ¡Quiera Dios dar a cada creyente un corazón de siervo!

3) EL DON DE ENSEÑANZA—esto incluye el adoctrinamiento (impartir doctrina o la verdad de Dios al corazón y a la mente del pueblo de Dios por medio del ministerio del Espíritu Santo y por una clara exposición de las Escrituras).

El maestro debe saturar al pueblo con la doctrina y la verdad. Todos los creyentes deberían, en cierta medida, poder enseñar y compartir la verdad; pero hay algunos creyentes que están especialmente dotados para ésto. La diferencia entre un maestro y un profeta es ésta: Un profeta recibe su mensaje directamente de Dios, por lo cual su discurso es inspirado: “Así dice el Señor”. Un maestro obtiene su mensaje estudiando diligentemente la Palabra de Dios, dependiendo en oración del ministerio iluminador del Espíritu Santo. El profeta transmite la Palabra de Dios. El maestro explica y anuncia la Palabra de Dios (pero no bajo directa inspiración). Las explicaciones de la Palabra de Dios del maestro pueden ser discutibles. El tiene que apoyarse mucho en el Señor para entenderla, pidiendo al Señor que lo guíe a una correcta interpretación de las Escrituras y que lo guarde del error.

Romanos 12:8

4) EL DON DE EXHORTACIÓN—este es el don de consolar, animar y ayudar a otros (compare la palabra “Consolador”). El pueblo de Dios necesita de palabras de consuelo y ánimo. Todos deberíamos hacer ésto (ver Hebreos 3:13, 10:25), pero algunos están dotados especialmente para esto. No queremos ser “consoladores molestos” (Job 16:2) como los amigos de Job.

5) EL DON DE DAR – la palabra significa “dar una parte de, repartir, contribuir, compartir, contribuir a las necesidades de otros (en ayuda material o financiera)”. “Liberalidad”—generosamente, con desprendimiento. Todos debemos ser DADORES (Ef. 4:28), pero algunos creyentes tienen un don especial para ésto.

6) EL DON DE PRESIDIR—esta palabra significa “estar delante”, es decir, “estar a la cabeza, gobernar, dirigir”. Se refiere al liderazgo en la asamblea local. No todos están dotados como líderes. Esta palabra se usa también para el liderazgo en una iglesia local en 1 Tesalonicenses 5:12; 1 Timoteo 3:4-5; 5:17). “Solicitud” = Diligencia, con todo afán, haciendo todo esfuerzo para que el liderazgo honre a Dios.

7) El DON DE MISERICORDIA—esto se refiere a la compasión (ser un rayo de sol a un alma triste, afligida, enferma, sumida en la confusión y la duda). “Alegría” – alegre (es la misma palabra como en 2 Corintios 9:7). Alegre se refiere a quien puede disipar la tristeza y el desaliento, que puede despertar esperanza y ánimo en el corazón de quien está abatido, alguien que puede sosegar el corazón.

Pablo menciona en estos tres versículos (6-8) siete distintos y diferentes dones. Esta es sólo una muestra de los dones y la lista ciertamente no es exhaustiva. Uno de estos dones, el de profecía, era un don temporáneo que ahora “ha acabado” (1 Corintios 13:8), pero los demás dones aún son necesarios en las iglesias locales hoy día.

Es de vital importancia reconocer que las Escrituras enfatizan el mayor de todos los dones: el don de la vida de Dios, que es la posesión presente de todo creyente (1 Juan 5:11-12: Rom. 6:23; Juan 6:47). Ningún creyente carece de este don. Es nuestra primera y primordial responsabilidad procurar manifestar la vida resucitada de nuestro Señor CRISTO (2 Corintios 4:10-11; Gálatas 2:20; 4:19; 5:22-23) por el poder del Espíritu Santo morador. Cada miembro del cuerpo de Cristo necesita mantenerse en una vital y debida relación con el Señor CRISTO, permaneciendo en ÉL como la Vid Verdadera (Juan 15:1-5). ÉL es nuestra vida. (Colosenses 3:4). Mientras nos mantenemos en una vital relación con Cristo, Dios desarrollará nuestro don o dones para Su gloria y para el beneficio de la asamblea local de la cual formamos parte.

Romanos 12:9

“Amor”—es lo que busca lo mejor y lo supremo de Dios para la persona amada; incluye mi decisión y mi elección de dar de mí mismo por el bienestar de la otra persona sin considerar el costo o sacrificio personal. “Sin fingimiento” = sin hipocresía, franco, un amor que es genuino y sincero. No pretendas que amas, cuando no amas; no uses la máscara de amor. No pretendas que amas a alguien, demuéstralo. Ejemplos de amor hipócrita se encuentran en Santiago 2:14-16 y 1 Juan 3:16-18. Algunas personas aman con palabras pero no con hechos (1 Juan 3:18).

“Aborrecer” = odiar, rehuir de algo con horror, tal como rehuirías la muerte misma (de una raíz griega stug de la cual viene la palabra griega Styx que era el río del Hades, el río de la muerte). Lo malo = vil, malvado. “Los que amáis al Señor, ABORRECED EL MAL” (Salmo 97:10 y ver Proverbios 8:13; Amos 5:15). Los cristianos deberían ser reconocidos por su amor (Juan 13:35) y también deberían ser reconocidos por su odio. Debemos odiar las cosas que nuestro Dios odia. “Seguid” = asirse (firmemente) a algo, estar aferrado y dedicado a lo que es bueno, estar atado a lo que es bueno.

Nota: La idea de un amor sincero ocupa el resto del capítulo 12. En cierto sentido es otro “capítulo de amor” como 1 Corintios capítulo 13. Ciertamente, el amor de Dios es un tema importante en el capítulo 12 de Romanos.

Romanos 12:10

“Amaos los unos a los otros” = tener afecto, ser leales unos con otros, amar con ternura. Se refiere al amor y afecto que debería encontrarse en las relaciones familiares –afecto familiar, lealtad y preocupación. Se refiere al amor de relaciones cercanas, atados por lazos familiares. Los creyentes están unidos en la familia de Dios y deberían tener ese afecto y ese amor los unos por los otros (1 Juan 3:14). “Amor fraternal” = esta es la palabra griega “Philadelphia” que significa “amor por los hermanos”. Se refiere a aquel amor por nuestros hermanos y hermanas en Cristo. “En cuanto a honra” –debemos honrar y valorarnos unos a otros; debemos ver el valor de la otra persona y debemos darle el debido honor y respeto. No trates a la persona como si no valiera nada. Si Cristo mora en esa persona, esa persona es valiosa.

“Prefiriéndoos los unos a los otros” – con una disposición humilde debería considerar a los hermanos creyentes como mejores que yo (ver Fil. 2:3). Otras versiones dicen: previniéndoos con honra unos a otros (Reina Valera 1909); “dando preferencia los unos a los otros” (Reina Valera 1977); “Dándose preferencia y respetándose mutuamente (Dios Habla Hoy). Cuán enceguecida por el orgullo está la persona que siempre se ve a sí misma como mejor y superior a los demás.

Romanos 12:11

“Perezosos” =indolente, flojo, negligente (comparar Mateo 25:26). “En lo que requiere diligencia” = esmero. La palabra significa afán, vehemencia, seriedad, celo, hacer todo esfuerzo para agradar al Señor en las cosas que hacemos.

Ferviente en Espíritu”—la palabra “ferviente” viene de un verbo que significa “hervir, burbujear”. Debemos estar espiritualmente ardiendo por el Señor, inflamados, hirviendo, llameando, fulgurando. A veces nos enfriamos y nos volvemos tibios (Ap. 3:16, 19). Dios quiere que estemos calientes, que tengamos un devoto entusiasmo y pasión por las cosas del Señor. Compare Tito 2:14— “celoso de buenas obras” (teniendo un ardiente celo por hacer lo bueno). ¿Cómo está tu temperatura espiritual? ¿Estás con fiebre? ¿Estás ferviente? Cuando se trata del entusiasmo por las cosas divinas, ¿estás en el punto de ebullición? En Hechos 18:25 leemos de un hombre así. “Sirviendo al Señor”—debemos estar constantemente sirviendo al Señor como siervos amantes. ÉL es nuestro bendito Maestro. Dios no quiere siervos perezosos. ÉL quiere creyentes que sean diligentes y fervorosos.

Romanos 12:12

Como creyentes debemos regocijarnos constantemente en la esperanza que tenemos. La esperanza se refiere a esa gloriosa futura expectativa que está garantizada porque Dios lo dijo. Al mirar hacia el futuro, podemos hacerlo con confiada y gozosa expectativa. El futuro es tan brillante como las promesas de Dios. La venida del Señor  es una cosa segura. Todo hijo de Dios tiene un futuro muy brillante y esto debería traer gran regocijo a nuestros corazones. Romanos capítulo 8 tiene mucho que decirnos sobre nuestra expectativa futura.

“Sufridos en la tribulación”—la palabra “sufrido” lleva la idea de resistir con paciencia las vicisitudes de la vida, perseverando, soportando, persistencia, continuar, no darse por vencido sino proseguir a pesar de todas las dificultades y obstáculos y problemas y presiones. En 1 Tesalonicenses 1:3 leemos que la esperanza produce paciencia. Es por causa de la esperanza que podemos soportar y continuar en medio de la tribulación y del apremio. La esperanza mira más allá de las pruebas presentes y se aferra a las promesas de Dios. “Constantes” = adhiriéndose, persistiendo en. El creyente tiene que entregarse a la oración y afirmarse en ella. La oración  requiere esfuerzo y persistencia. No es fácil orar y no es fácil perseverar en ella (ver otros usos de este verbo en Hechos 1:14; 2:42; 6:4; Col.4:2).

Romanos 12:13

“Compartiendo” = comunicar, participar, tomar parte, tener interés en, contribuir. “Necesidades” = carencia. Hay creyentes que tienen verdaderas necesidades que yo puedo suplir. ¿Soy sensible a las necesidades de otros creyentes? ¿Estoy dispuesto a darme a mí mismo, mi tiempo, mi dinero, etc. para auxiliar esas carencias de una manera que honre a Cristo? “Practicando la hospitalidad”= esta es una expresión interesante y significa literalmente dedicarse o buscar con afán la hospitalidad. Es la palabra griega traducida “perseguir”. Un perseguidor es alguien que acosa y hostiga a alguien para herirlo. Un ejemplo bueno de un hombre que buscaba ser hospitalario es Abraham en Génesis 18:1-6 (nótese cómo corrió). “Hospitalidad” = amor hacia los forasteros. En cuanto a hospitalidad cristiana, ver 1 Ti.3:2; Tito 1:7-8; 1 Ti. 5:10; Hebreos 13:2 (una referencia a Génesis 18:1-6); 1 Pedro 4:9 y 3 Juan 5-8.

Romanos 12:14

“Bendecir” =hablar bien de (lo opuesto a “maldecir”, como vemos en este mismo versículo). “Persiguen” –es la misma palabra que se encuentra en el v.13 (“seguir la hospitalidad”). Aquí se refiere a quienes acosan y asedian a los creyentes con el propósito hostil de dañar y herir. Pablo nos está instruyendo a no pronunciar juicio sobre tales personas. No te desquites (él dirá más sobre esto al final del capítulo). En verdad, Pablo está repitiendo aquí las enseñanzas de Cristo Mismo (ver Mateo 5:44). “Maldecir”—ésta es la reacción normal hacia nuestros enemigos, pero no es la reacción cristiana. La última parte del capítulo 12 nos dirá cómo hemos de reaccionar y responder cuando la gente nos maltrata.

Romanos 12:15

Somos miembros de un mismo cuerpo. Dios nos ha unido unos con otros de una manera maravillosa. “Los miembros deben tener la misma solicitud unos por otros. Si un miembro sufre, todos los miembros sufren; si un miembro es honrado, todos los miembros se regocijan con él” (1 Corintios 12:25-26). Debemos sentir los unos por los otros, participar de sus alegrías y de sus penas. Por cuanto soy un miembro del mismo cuerpo del cual también tú eres miembro, tus alegrías son mis alegrías y tus lágrimas son mis lágrimas. No soy independiente, sino que más bien estoy conectado con todos los demás miembros del cuerpo. Yo los necesito a ellos y ellos me necesitan a mí. Nota: a veces es más difícil regocijarse con una persona que llorar con ella. Esto es así por causa de orgullo, celos, envidia, etc.

Romanos 12:16

“Unánimes entre vosotros” = pensar lo mismo, estar de acuerdo, vivir en armonía, ser armonioso. No debemos estar fuera de armonía con el cuerpo (piensa en el cuerpo humano y cómo sería si un pie quisiera ir al norte y el otro pie quisiera ir al sur, si un ojo quisiera mirar a la izquierda y el otro hacia la derecha). Comparar Filipenses 4:2 y 2 Cor. 13:11. Los creyentes deben estar de acuerdo unos con otros, abrigar las mismas opiniones, ser UNÁNIMES. No debe haber desacuerdos o desavenencias. “¿Quién está a favor de glorificar a Dios?”  Todos están de acuerdo y dicen “¡AMÉN!” “¿Quién piensa que agradar a Cristo es una prioridad?” Todos están unánimes y dicen, “¡AMÉN!” “¿Quién quiere seguir a Cristo y pelear la buena batalla de la fe?” Todos dan un paso al frente y dicen “¡Yo!” “¿Quién odia el pecado y el error?” Todos responden, “¡Todos nosotros!” Esta es la clase de acuerdo que debe haber entre los creyentes. No debemos tener ambiciones y metas  diferentes. Esto no significa que nunca pueda haber desacuerdos serenos y honestos acerca de algunos puntos de la doctrina a medida que crecemos en el Señor, y nos debatimos con la verdad de Dios. Ninguno de nosotros entiende la verdad de Dios como debiera y ninguno de nosotros tiene un correcto concepto de todo. Dios lo tiene, pero no nosotros. La clave se encuentra en Filipenses 2:5—mientras más sentimos como, tanto más estaremos de acuerdo los unos con los otros. Cuando hay desacuerdo respecto a la verdad, entonces una de las partes (o ambas) no están de acuerdo con Cristo (están intencionalmente o por ignorancia fuera de armonía con el Dios de la verdad y con la verdad de Dios en este asunto particular). Cuando tenemos la misma visión que tiene Dios, estaremos de acuerdo los unos con los otros.

“NO ALTIVOS”—no ambicionen cosas demasiado altas. Esta es una advertencia contra la  ambición orgullosa (buscar cosas elevadas como honores y riquezas y posición y poder, no afanosos). No aspirar cosas elevadas (ver Salmo 131:1). “Con los humildes”—gramaticalmente esto puede significar dos cosas: 1) hombres humildes (masculino); 2) cosas humildes (neutro). “Asociándoos” – ser llevados con, ser acompañados por. El masculino significaría esto: asóciate con las personas humildes, no consideres a esas personas por debajo de ti (tenemos el ejemplo de Cristo que tenía amigos entre los publicanos y pecadores y marginados y pobres, etc.). El neutro significaría esto: acomódate a un modo sencillo, cede o sométete a cosas, condiciones y empleos modestos, en contraste con las cosas elevadas mencionadas.

“Sabios en vuestra propia opinión”—esta es una advertencia contra el ser presumido (tener una opinión muy elevada de ti mismo). No te creas sabio (no te estimes ser sabio—ver Prov. 3:7 e Isaías 5:21).

Romanos 12:17

“Mal por mal” = devolver mal por mal. “Paguéis” = recompensar, retornar, pagar, retribuir a alguien el mal que ha hecho (alguien te da un puñetazo en la nariz y tu le devuelves el mismo trato). Esta actitud se expresa de esta manera: “Te pagaré con la misma moneda. ¡Me desquitaré! ¡Me la pagarás! ¡No te saldrás con la tuya!” En vez de la regla de oro, tenemos una regla sucia: ¡HAZ A OTROS COMO TE HAN HECHO A TI O AÚN PEOR! Para otros pasajes del Nuevo Testamento que enseñan el mismo asunto ver 1 Tes. 5:15 y 1 Pedro 3:9. No des a la persona lo que se merece. Cuán agradecidos debemos estar de que Dios no nos da lo que merecemos (Salmo 103:10; Sal. 130:3-4).

¿Qué de la enseñanza del Antiguo Testamento de “ojo por ojo, diente por diente” (Éxodo 21:24)? Esto significa que el castigo debe ser equivalente al crimen, y esto es un principio de justicia válido y verdadero. Una persona debe recibir exactamente lo que merece. Ver por ejemplo Génesis 9:6 (vida por vida). ¿Es cierto que el Antiguo Testamento enseña una doctrina de retribución en tanto que el Nuevo Testamento enseña la doctrina de no-retribución? Proverbios 20:22 y Proverbios 25:21-22 pertenecen al Antiguo Testamento y ambos enseñan la no-retribución. Romanos 13:1-4 pertenece al Nuevo Testamento y este pasaje enseña claramente que los malhechores deben ser castigados y que Dios hace ésto por medio de los gobiernos, etc. En Romanos 12, Pablo no está diciendo que los malos hombres no deben ser castigados. Su punto principal, como veremos, es que el creyente debe dejar que Dios, el Juez Perfecto, se haga cargo del mal y de las injusticias a Su manera y en Su tiempo (ver v.19 por ejemplo).

“Procurad” –esta palabra se usa en 1 Timoteo 5:8 (proveer para su propia casa). La palabra aquí significa “pensar en, tomar en consideración”. “Lo bueno” = honesto, moral, bueno y bello, noble, loable. Este versículo es una cita de Proverbios 3:4 en la Septuaginta y comparar con 2 Corintios 8:21. “Sean diligentes en hacer lo que es bueno y recto a la vista de todos”. Tenemos un testimonio. La gente está mirando y observando. Ellos saben cómo debería actuar un cristiano. Ellos observarán y verán acaso nosotros retribuimos como lo hace el mundo, acaso nos desquitaremos o no. Un versículo importante que da mucha luz sobre Romanos 12:17 es 1 Tesalonicenses 5:15.

Hoy estamos viviendo en una sociedad hinchada de pleitos cuyo lema parece ser “DEMANDAR O SER DEMANDADO”. El énfasis está sobre cuánto puedo obtener de la otra persona para mi beneficio personal. Esto es lo contrario del principio del amor como se expone en este capítulo. El amor siempre pregunta, “¿Cuánto puedo dar a esta persona aunque me signifique pérdida y sacrificio personal?” En una sociedad tan confundida, los creyentes, cuyos corazones están llenos del amor de Cristo, deberían alumbrar brillantemente. No es nuestra tarea usar y abusar de otros para nuestra ganancia personal.

Romanos 12:18

“Si es posible”—estas palabras implican claramente que no siempre es posible. “En cuanto dependa de vosotros” = si está a vuestro alcance. La paz es una avenida en ambos sentidos. Debemos poner de nuestra parte para vivir pacíficamente, pero no tenemos control sobre la conducta de otros. Yo puedo tener una bola de nieve y la otra persona tiene una. Yo puedo escoger no lanzarle la mía, pero no puedo controlar lo que él hará con la suya. El punto de Pablo es éste: la alteración de la paz nunca debería ser iniciada por el cristiano. El cristiano nunca debería ser el que quiebra la paz. “Estad en paz” significa vivir en paz, vivir pacíficamente”.

Hay cuatro pasajes en el Nuevo Testamento que indican al creyente que SIGA LA PAZ (la persiga, ir tras la paz): Romanos 14:19; 2 Timoteo 2:22; Hebreos 12:14 y 1 Pedro 3:11.

Romanos 12:19

Vengar” =tomar revancha, desquitarse (exigir satisfacción por el mal, castigando al malhechor). ¡No te desquites! “Dejad lugar a la ira” – da oportunidad para que la ira de Dios logre su propósito. Hazte a un lado y deja el asunto a Dios y deja el asunto con Dios. Cede y entrega a la persona a la ira de Dios quien cuidará de ello en el tiempo preciso y de la manera precisa.  Comparar Efesios 4:27—no deis lugar ni oportunidad al diablo para ejercer su influencia, no le den una ocasión. Dios quiere una oportunidad para tomar a Su cuidado los males hechos a Sus hijos y es Su derecho hacerlo así. Dios es el vengador de ira. Dios está mucho más airado con el pecado que nosotros. ÉL también es mucho más paciente que nosotros. Dios enderezará las cosas. Los malos no se saldrán con la suya. Yo no necesito desquitarme, Dios lo hará.

MÍA ES LA VENGANZA (castigo)”. Como dice en hebreo y en griego literal (ver Deuteronomio 32:35 y Hebreos 10:30), “¡MÍA ES LA VENGANZA!” “Pagaré” = devolver, retornar, retribuir con castigo o venganza. Los liberales y modernistas han dicho a menudo algo como ésto: “EL DIOS DEL ANTIGUO TESTAMENTO ES UN DIOS DE JUICIO E IRA, CRUEL, DESPIADADO, VENGATIVO, PERO EL DIOS DEL NUEVO TESTAMENTO ES UN PADRE CELESTIAL DE AMOR Y MISERICORDIA”. Pero aquí en Romanos 12 se nos presenta un DIOS DE VENGANZA. Y en el Salmo 103:13 Dios es comparado con un Padre compasivo. Ver también Salmo 130:10, que implica que quienes no temen a Dios serán tratados según sus pecados y recompensados conforme a sus iniquidades. Ver también Salmo 103:17 que implica que la ira de Dios es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que no temen a Dios.Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo (y, por lo demás, este versículo se encuentra en el Nuevo Testamento—Hebreos 10:31).

Romanos 12:20

Aquí tenemos reseñado el amor a nuestro enemigo en forma práctica (comparar Mateo 5:44). Ver Prov. 25:21,22. El verdadero amor hacia el enemigo implica escoger DAR a esa persona lo que necesita a pesar de lo que sintamos hacia esa persona. Por naturaleza, una persona no tiene ganas de amar a su enemigo. Siente deseos de pegarle en la nariz o perforar los neumáticos de su automóvil, etc., pero no siente deseos de alimentarlo y darle de beber. Amamos a nuestros enemigos, porque Dios nos lo ha mandado (Mateo 5:44), no porque deseamos hacerlo. Si vas a esperar a tener ganas de hacerlo, nunca sucederá. Ver 2 Reyes 6:20-23 como un ejemplo de cómo Eliseo trató a sus enemigos.

“Ascuas de fuego” = brasas ardientes, carbón, tizón ardiendo. “Amontonar”-poner una sobre otra. Al alimentar y dar de beber a tu enemigo estarás amontonando carbones ardiendo sobre su cabeza. Obviamente, esto no ha de entenderse literalmente. “Cuando el sentido llano tiene sentido, no busques otro sentido, pues terminará en un sin sentido”, pero aquí, el sentido literal y llano no tiene un buen sentido. Sin embargo, para ilustrar lo que este versículo está diciendo, tomemos esta frase literalmente. Supongamos que estuvieras en una comida campestre y alguien te lanzara con intención y a quemarropa la pelota para que te pegara fuerte en la cabeza y luego te echara tierra en la cara y te escupiera. Tú podrías tomar algunos carbones encendidos al rojo y, mientras él no estuviera mirando, amontonárselos en la cabeza. ¿Crees que esto le gustaría? Por supuesto que no. Ese sería el peor trato que podrías darle a una persona. ¿Qué podría ser peor que eso? Eso sería insufrible. Eso dolería realmente. Dios está diciendo ésto: si quieres devolvérsela a tu enemigo, hazle bien. Eso sería un trato insufrible. Esa sería la cosa más efectiva que podrías hacer. Sería eliminar a la gente con amabilidad; vengarse con rectitud, destrozarlos con obras de amor y perseguirlos con paz. Considera a Esteban. Sus enemigos habrían preferido que él les arrojara piedras en vez de orar por ellos. Esto tiene que haber sido penoso para ellos. La próxima vez que te ofendan, procura de dar a tus enemigos el “tratamiento de amor” y confía que Dios lo use para obrar en sus corazones. “Los carbones de fuego simbolizan las quemantes punzadas de la vergüenza y contrición que resultan de la inesperada amabilidad recibida. La magnánima conducta de la persona ofendida, que devuelve bien por mal, tiene su efecto”—Romanos 9-16.  “Carbones ardientes amontonados sobre la cabeza de un hombre, expresarían intensa agonía. De modo que el apóstol está diciendo que el efecto de hacerle bien a un enemigo sería causar dolor. Pero el dolor sería ocasionado por la vergüenza y el remordimiento de su conciencia, por una convicción de lo malo de su conducta, y por la comprensión del disgusto divino, que puede llevar al arrepentimiento” .

Romanos 12:21

Aquí tenemos la forma activa y pasiva del mismo verbo. “No seas vencido” =pasivo; “vence” = activo. No permitas que el mal te conquiste (que tenga victoria sobre ti), sino vence el mal con el bien. Ahoga el mal en el bien. Yo conozco a un creyente dedicado.

Esto concluye nuestro estudio de Romanos capítulo 12. Hay una conexión entre el capítulo 12 y el capítulo 13. Hemos aprendido que no es tarea del creyente castigar a los malhechores. Esta es tarea de Dios. ÉL es el vengador de ira. La venganza pertenece a ÉL. ÉL pagará a Su modo y en Su tiempo. El capítulo 13 nos habla de que una de las maneras en que Dios castiga a los malhechores es por medio del gobierno humano que ÉL ha ordenado y establecido (comparar 13:4).

Bendiciones en Yashua

hermano Carlos

.comment(0)

QUE ES EL ECUMENISMO Y SUS PELIGROS

ecumenismo1A raíz, de la polémica que se a generado  a través de las confesiones, alianzas y estrategias que los llamados Cantantes Pseudocriatianos como Marcos Witt, Jesús Adrián Romero; Alex campo, etc, es importante que el pueblo de Dios, sepa a que nos enfrentamos, muchos los han tildado de ECUMÉNICOS, pero no saben esto a que se refiere, es por esto que  decidí publicar este tema y espero que sirva de edificación a la iglesia de Cristo, ya que esta es una de las estrategias finales, antes de la aparición del anticristo.

En cada edad siempre han existido personas que profesan el nombre de Cristo aunque quieren seguir las doctrinas y prácticas en conformidad con sus propios deseos sin tener en cuenta para nada la Palabra de Dios. Otros no exhiben el testimonio de un creyente fiel separado de la mundanalidad. Estas personas están preocupadas por predicar un evangelio social de respeto, en lugar de declarar lo que dice la Biblia.

A mediados del siglo XX los liberales y modernistas, al ver la falta de interés y la poca asistencia de feligreses a sus cultos, comenzaron a unirse con evangélicos más tolerantes. Fue así como introdujeron en sus iglesias actividades diferentes con el pretexto de mostrar preocupación por el evangelismo del mundo y para unirse y participar con ellos.

Muchos de sus supuestos convertidos continuaron con la misma vida, doctrina y prácticas que seguían antes de su conversión. Se cambiaron ciertos métodos, mientras se elaboraron sistemas y estudios complicados pertinentes, accesibles y ajustables, al joven, al comerciante, al atleta, al político, a la estrella de cine y demás. Todo este programa es sumamente peligroso porque en el nombre del Espíritu Santo le presta más atención a la carnalidad, mientras se gloría por la cantidad de miembros, por las actividades, que más bien deberían llamarse diversiones, en vez de ser fieles a Yeshua (Cristo) y a la Palabra de Dios. Le dan más importancia a la cantidad que a la calidad de vida fiel, sincera y obediente a Dios.

Entre los protestantes el movimiento ecuménico se inició a fines del siglo pasado y el término ha sido utilizado por organizaciones internacionales de las diferentes denominaciones, agencias interdenominacionales y paraeclesiásticas. El Concilio Nacional de Iglesias de Cristo en Estados Unidos y el Concilio Mundial de Iglesias, con sede en Ginebra, Suiza, son tal vez las más conocidas.

bergoglio-ecumenismo-marcos-witt_gEl ecumenismo, como tendencia dentro del cristianismo, tiene como su objetivo unificar a las iglesias o al menos acercarlas. Algunos tienen como meta la unión estructural de todas las iglesias, mientras que otros se proponen simplemente trabajar unidos en algunos proyectos.

A veces es difícil identificarlos porque gustan de asociarse con los cristianos fundamentalistas. De tal manera que muchos hoy en día, en favor de sus propios intereses, cuando están con los fundamentalistas se identifican como fundamentalistas sin serlo, y luego hacen lo mismo cuando están con los ecuménicos.

En otras palabras son personas que gustan de la simulación. Y esto es lo que dice la Biblia sobre un caso similar, “Porque cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos” (Gá. 2:11-13).

A continuación vamos a considerar algunas de las características del ecumenismo evangélico y también cuales son los rasgos que identifican a esas personas reconocidas como tales. El amor es lo primero

  • Usando como base el compañerismo y la confraternidad, consideran el amor superior a la sana doctrina. Las principales grupos que están promoviendo este concepto son el movimiento pentecostal y el carismático y varios grupos interdenominacionales. Declaran que la doctrina divide, pero que el servicio une. Predican un evangelio social, mientras promueven las buenas obras para la salvación. “Tiene que tener buenas obras para saber si en realidad es salvo” – es uno de sus principales lemas.
  • Basan su cristianismo en las emociones, en levantar las manos, hablar en voz alta con el propósito de excitar los ánimos o para controlar las emociones, lloran, gritan y gustan de decir a cada instante “¡Amén!, ¡Amén!, ¡Aleluya!, ¡Gloria a Dios!”, etc. Con esto enardecen las emociones del ser humano y pasan por alto el consejo de la Palabra de Dios que nos enseña que debemos escuchar la predicación en silencio y ordenadamente. Las emociones son humanas, el oír en silencio y con orden es divino. “Pero hágase todo decentemente y con orden” (1 Co. 14:40).

ecumenismo3No es posible tener un amor verdadero sin practicar la sana doctrina. “En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios y guardamos sus mandamientos. Pues este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos” (1 Jn. 5:2,3).

Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo. Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Jn. 8-11).

“Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador CRISTO. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén” (2 Ped. 3:18,19).

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas” (He. 13:9).

  • Una mente abierta con frecuencia se pueden escuchar expresiones como estas: “Es necesario volver a examinar, reinvestigar y dejar la mente abierta en cuanto a los fundamentos de la fe”. Dudan de la infalibilidad de la Escritura y ponen en tela de juicio su inspiración Divina. Sustituyen la razón del hombre por la revelación de Dios, minando así el fundamento de la autoridad de la Biblia. Sin embargo, las doctrinas y la fe en la Palabra de Dios y en el Hijo de Dios son revelación divina, no asunto de investigación.

images (1)“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Ti. 2:15).

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Ti. 3:16,17).

Te encarezco delante de Dios y del Señor JCRISTO, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina” (2 Ti. 4:1,2).

Fíate de YHWH de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudenciaReconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas” (Pr. 3:5,6).

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas, para arrastrar tras sí a los discípulos. Por tanto, velad…” (Hch. 20:28-31).

“Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo” (2 P. 1:21).

images (2)“Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo… Para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor” (1 Co. 1:17,31).

  • Tergiversan la Palabra de Dios tuercen las Escrituras a fin de acomodarlas a los descubrimientos y teorías científicas, incluyendo la teoría de la evolución. Menosprecian el relato de la creación dado en Génesis y otros libros de la Biblia. Si el hombre supiera más que su Creador, esto implicaría entonces que Dios en realidad no existe.

“Porque lo insensato de Dios es más sabio que los hombres, y lo débil de Dios es más fuerte que los hombres” (1 Cor. 1:25).

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gn. 1:1).

“Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho” (Jn. 1:3).

“Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor CRISTO, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracia. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Col. 2:6-8).

Dice el necio en su corazón: No hay Dios” (Sal. 53:1).

“Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal” (1 P. 3:15-17).

“Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén” (Ro. 1:25).

images (3)Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo YHWH. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Is. 55:8,9).

  • Una nueva línea de pensamiento busca la forma de revelar o crear líneas de pensamiento y argumentos que puedan cristianizar ideas, y sistemas paganos que se basan en la incredulidadSu propósito es la glorificación de la filosofía, la sicología, siquiatría, astrología, Metafísica y demás. Pero no hay nada mejor para el hombre que la Palabra de Dios. Lo único verdadero es el arrepentimiento genuino y la fe en el Señor CRISTO, el depositar toda nuestra confianza en él como el sustituto que recibió el castigo por nuestros pecados y entregarnos a él como nuestro único y suficiente Salvador. El ser salvos por su gracia es lo que nos ayuda a obedecer a Dios.

“La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales” (Col. 3:16).

“Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos” (Ro. 16:17).

“Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor CRISTO, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracia. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo” (Col. 2:6-8).

… Siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad” (2 Ti. 3:7).

“Amado, no imites lo malo, sino lo bueno. El que hace lo bueno es de Dios; pero el que hace lo malo, no ha visto a Dios” (3 Jn. 11).

  • Predican un “mensaje positivo” y muchas veces hacen declaraciones como esta: “Dios me llamó a ganar almas, no a criticar a otros”.
  • Con gran emoción mundana atraen a muchos porque no reprenden el pecado.
  • Pocas veces enseñan lo que es el arrepentimiento verdadero y mucho menos predican en contra del error.
  • Hacen grandes promociones a fin de lograr muchos “convertidos” y gustan de hacer preguntas como estas: “¿Le gustaría tener la seguridad de que va a ir al cielo cuando muera? Para ser salvo sólo tiene que recibir al Señor CRISTO como su Señor y Salvador. Y ahora que sabe esto, sólo tiene que decidir, determinar si sigue en su pecado o si recibe a Cristo. Tiene que escoger entre Cristo y el pecado. ¿Qué va a hacer con Cristo? ¿Va a recibirlo ahora en su corazón y tener vida eterna en el cielo, o va a rechazarlo y continuar en su camino rumbo al INFIERNO?”. Es cierto que este es un paso para la salvación, pero Dios además ha llamado a todos los cristianos al ministerio de ganar almasdando testimonio con la vida y con la boca y contendiendo ardientemente por la pureza de la predicación de la Palabra de Dios y por la pureza de la fe que proclaman.

“Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Jud. 3).

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Ti. 3:16,17).

Te encarezco delante de Dios y del Señor JCRISTO, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio” (2 Ti. 4:1-5).

  • No les gusta la separación, encuentran más compañerismo entre otros iguales a ellos que participan de los placeres mundanos, que entre los que siguen la santa doctrina bíblica de la separación. Esta confusión satisface a Satanás, pero la Escritura dice…

Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” (Ef. 5:11).

No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Co. 15:33).

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente... Por lo cual salid en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Co. 6:14-17).

  • Consideran la iglesia, sólo como una institución de beneficencia tratan cada vez más de hacer de la Iglesia un instrumento de cambios sociales por medio de programas de tipo humanitario.
  • Sin pensarlo ni quererlo avanzan en la misma dirección de los católicos y miembros de otras sectas. Dios por su parte nos hizo responsables de la gran comisión y nos insta a que contendamos por la pureza de la doctrina y el bienestar espiritual de nuestros hermanos.

Porque es preciso que entre vosotros haya disensiones, para que se hagan manifiestos entre vosotros los que son aprobados” (1 Co. 11:19).

Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé tomando a Marcos, navegó a Chipre, y Pablo, escogiendo a Silas, salió encomendado por los hermanos a la gracia del Señor” (Hch. 16:39,40).

  • Se comportan como los mundanos otras de las características del nuevo evangelio es que sus seguidores disfrutan con las actividades y placeres mundanos.
  • No ven ningún peligro en ser partícipes de diversiones mundanas, tal como Novelas, Películas de terror, televisión, música del mundo, discotecas, bailes, sensualidad entre los jóvenes, vicios como fumar, tomar socialmente bebidas alcohólicas o usar drogas.
  • Llevan a cabo negocios deshonestos. Se identifican con el mundo, no sólo con sus acciones, sino también con su modo de vestir y hablar, sin advertirse de que están practicando las obras de la carne. El creyente verdadero no tiene comunión con las tinieblas.

Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de CRISTO su Hijo nos limpia de todo pecado” (1 Jn. 1:5-7).

Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” (Ro. 8:9).

Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carnePorque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis … Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios” (Gá. 5:16-21).

Dios anhela tener una relación personal e íntima con cada uno de nosotros a través del estudio de su Palabra y la oración.

El cooperar con los que no siguen una sana doctrina produce la unificación de programas sociales, trabajos misioneros o campañas evangelísticas con aquellos que practican las obras infructuosas de las tinieblas.

  • La mayoría de los ecuménicos evangélicos presentan un “evangelio diferente”, emocional y sensacional. Realmente han apostatado de la fe en Cristo, lo cual quiere decir que han cambiado y pervertido el plan de Dios para la salvación del hombre. Este plan nos enseña que primero debemos reconocer nuestra condición de pecador perdido, que debemos arrepentirnos, pedir el perdón de Dios y depositar nuestra confianza absoluta en el Señor CRISTO como nuestro Señor y Salvador. Como resultado de la salvación, debemos mantener la sana doctrina sin dejar de congregarnos con fidelidad, sinceridad y obediencia a Dios, apartándonos del pecado y de toda práctica mundana. Dios nos ofrece en su palabra, reglamentos muy estrictos en cuanto a la confraternidad y compañerismo con falsos “hermanos”.

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente… Por lo cual salid en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré” (2 Co. 6:14-17).

Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras” (2 Jn. 10,11).

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Jud. 3).

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotrosPorque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenalMas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor CRISTO” (Fil. 3:17-20).

No que haya otro (evangelio), sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo” (Gá. 1:7).

Es necesario escuchar el plan de Dios completo. Primero hay que escuchar la Palabra de Dios para poder creer en él, “¿Como, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?” (Ro. 10:14).

La mayoría de los folletos y libros hablan de “recibir a Cristo”, pero no explican cómo, ni lo qué significa. Sólo dicen que hay que hacerlo.

Hay otros grupos religiosos que utilizan la misma frase pero con significado diferente. Por ejemplo, la secta católica romana dice que “recibir a Cristo” es recibir la hostia, “el cuerpo místico de Cristo”.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día sostiene que hay que “recibir a Cristo” y practicar buenas obras para obtener la salvación.

La Iglesia Pentecostal enseña que aunque una persona reciba a Cristo no se es salva “hasta que no habla en lenguas”. Otros explican que hay que experimentar emoción y muchas cosas más, por eso en lugar de usar el término “aceptar o recibir a Cristo” deberíamos más bien decir “entregarse incondicionalmente a Cristo”.

Es indispensable que la persona tenga la convicción del arrepentimiento dado por Dios que viene de escuchar su Palabra. Es fundamental además que se entregue de corazón a Cristo, implorando arrepentido el perdón de sus pecados.

Pero… ¿Qué es el arrepentimiento?

El arrepentimiento no es el hecho de dejar o abandonar algunos pecados, porque de ser así sería una demostración de las obras para obtener la salvación. El arrepentimiento verdadero podríamos resumirlo así:

El arrepentimiento es importante, porque Juan el Bautista y el Señor CRISTO lo predicaron. “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mt. 3:1,2).

“Después que Juan fue encarcelado, CRISTO vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio” (Mr. 1:14,15).

Los discípulos y los apóstoles lo predicaron, “Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen” (Mr. 6:12).

Pedro lo predicaba constantemente. “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de CRISTO para perdón de los pecados…” (Hch. 2:38).

“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 P. 3:9).

Pablo también lo predicaba de continuo. “Testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor CRISTO” (Hch. 20:21).

“Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento…” (2 Co. 7:9).

En otras palabras y como siempre he enseñado a la iglesia en New jersey y Colombia, el arrepentimiento es  “Dejar de hacerlo”

¿Cómo debe ser el arrepentimiento?

En relación con la inteligencia, es un cambio de la mente. “Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña. Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después arrepentido, fue” (Mt. 21:28,29).

En relación con las emociones, contrista: “Porque aunque os contristé con la carta, no me pesa, aunque entonces lo lamenté; porque veo que aquella carta, aunque por algún tiempo, os contristó. Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios” (2 Co. 7:8,9).

El arrepentimiento nos insta a confesarle el pecado a nuestro prójimo cuando lo hemos ofendido. A hacer restitución en el caso del creyente verdadero. “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven presenta tu ofrenda” (Mt. 5:23,24).

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros…” (Stg. 5:16).

A reconciliarnos con Dios admitiendo la maldad y suciedad del pecado, y el apartarnos de él. “Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a YHWH, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar” (Is. 55:7).

El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia” (Pr. 28:13).

“Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento” (Mt. 3:8).

Debe haber un cambio de actitud y aborrecimiento y desprecio hacia el pecado.

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios” (1 Jn. 3:8-10).

El arrepentimiento verdadero es un don de Dios. “Entonces, oídas estas cosas, callaron y glorificaron a Dios, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida!” (Hch. 11:18).

Que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad” (2 Ti. 2:25).

Lo produce la Palabra de Dios. “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Pedro les dijo: Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de CRISTO para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hch. 2:37,38).

Dios incluso, a veces castiga y reprende a los creyentes, “Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete” (Ap. 3:19).

Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo” (He. 12:5,6).

“Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo” (1 Co. 11:31,32).

El arrepentimiento verdadero capacita al hombre para ser perdonado, “Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio” (Hch. 3:19).

El arrepentimiento verdadero acompañado de una fe real en el Señor CRISTO trae la conversión auténtica, “Para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados” (Hch. 26:18).

El don del Espíritu Santo es para el pecador arrepentido que ha depositado su confianza en Cristo como su Señor y Salvador. El Espíritu Santo confirma la salvación y bautiza y sella al cristiano en el propio momento de su conversión.

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de CRISTO, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hch. 2:38).

“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Ro. 8:16).

  • Los evangélicos ecuménicos son todos los que practican uno o todos los puntos que he mencionado a través de toda esta serie de mensajes.

El ecumenismo evangélico es peligroso, porque va en contra de la sana doctrina esbozada en la Biblia.

Aunque algunos líderes religiosos respetables aceptan y apoyan estas prácticas no debemos ser arrastrados por el engaño. Debemos contender incansablemente por la sana doctrina. No podemos hacer “males para que vengan bienes” (Ro. 3:8). El cristiano tiene que obedecer a Dios, de otra manera está desobedeciéndole. Finalmente permítame presentarle los puntos claves a seguir para no caer en el ecumenismo evangélico:

  1. No debemos ser tolerantes con quienes creen y tiene tales prácticas.
  2. Tampoco debemos cooperar con ellos.

Mucho menos debemos contaminarnos, haciéndonos partícipes con ellos.

La Palabra de Dios nos advierte en Mateo 13:24-30, que estos falsos cristianos, son como la cizaña que se mezcla con la buena semilla para ahogarla. “Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue. Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña. Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña? Él les dijo: Un enemigo ha hecho esto.

Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos? Él les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero”.

Bendiciones en Yeshua

Carlos

.comment(0)

RESCATANDO LOS CRISTIANOS DE BEREA

hqdefaultHoy día, tanto en Colombia como en todo el mundo, se ha perdido la capacidad de discernir, estudiar, escudriñar, memorizar y profundizar, en cada una de las predicas, y enseñanzas, que abiertamente miles de predicadores a nivel mundial, nos exponen cada día , es por esto que el Cristianismo cada vez mas se disgrega y cada vez mas, aparecen diferentes denominaciones y ramificaciones, olvidándonos de la Unidad y el mismo sentir que tanto nuestro señor Yeshua enseñó.

La pereza espiritual, es uno de los factores determinantes en este aspecto, ya que es mas fácil comprar un libro, o un bosquejo homilètico, con las cosas ya bien explicaditas, según el parecer de cada uno de los escritores, añadiéndole así cada vez mas a la palabra de Dios, cosa la cual Dios aborrece (Ap 22:18-19), y aceptando cualesquier clase de doctrina, que mas se acomode a nuestros gustos y necesidades.

Berea era una región de macedonia visitada por el apóstol Pablo durante su ministerio, en ese entonces Pablo y Silas venían de haber escapado de tesalónica luego de un disturbio generado por los judíos celosos que moraban allí. El nombre Berea significa: “Lugar de muchas aguas”.

Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. (Hechos 17:10-11)

Hay muchas cosas que podríamos decir sobre este pasaje de la escritura, sin duda muchos antes que yo y con mucho mas conocimiento que el que poseo han corrido la cortina de este texto dejando así ver la amplia enseñanza y el bagaje que se encuentra detrás de estos aparentemente “simples” dos versículos. Pero yo al estar leyéndolos, luego de haber orado pidiendo a Dios que me guié y me enseñe que hay reservado en esta lectura para mí, todo lo que puedo hacer es preguntar ¿Dónde están los bereanos de hoy en día?

Lamentablemente como iglesia y cuerpo de Cristo vivimos en tiempos muy difíciles, Yeshua mismo enseño sobre estas dificultades y también nos mandó a discernir que las mismas son señales de que vivimos los últimos tiempos, los últimos años la iglesia ha sido muy sufrida en la mayoría de sus áreas y la predicación no está exenta de esto, estamos frente a una generación que tiene sed de oír (Comezón 2 Timoteo 4:3), pero pocos están dispuestos a analizar que tan cierto es lo que escuchan, en otras palabras y para ser más sinceros gran parte de los creyentes de hoy en día solo están dispuestos a escuchar lo que consideran conveniente a ellos mismos y lo que les hace sentir bien. Si comparamos el perfil de los predicadores en la biblia con muchos de los “grandes hombres de Dios” de hoy en día veremos muchas diferencias: el mensaje que se predica, la estima que se tiene de sí mismo y la aceptación recibida del mundo son solo algunas de estas, pero otra que veo muy en auge es las pruebas de credibilidad a las que son sometidos, paso a explicarme:

En el antiguo testamento estaban los profetas, estos se paraban ante el pueblo y comunicaban lo que “Según ellos” Dios les había mandado a decir, sin duda Dios hablaba a través de los profetas, pero añado el “Según ellos” porque el pueblo no en todos los casos tenía en  ese primer momento una constancia de si Dios había hablado o no a tal profeta.

¿Cómo podía el pueblo saber que el profeta no les estaba mintiendo?

 El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá. Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Yhwh no ha hablado?; si el profeta hablare en nombre de Yhwh, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Yhwh no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él. (Deuteronomio 18:20-22)

Dios no es un Dios de confusión, sin duda alguna si Él proveía al pueblo profetas, también les dotaría de métodos como conocer cuando esos profetas estén siendo realmente usados por Él y cuando simplemente estén mintiendo, por tanto el pueblo no tendría excusa si decidían no cumplir con los mandatos de Yhwh a través de dicho profeta, pero en caso que el profeta fuere falso seria él y no el pueblo quien cargaría con la culpa y tan serio es este tema para Dios que el castigo impuesto a tal profeta era la muerte, así de sencillo, “si lo que el profeta dijo se cumpliere, Dios fue quien hablo” pero “si lo que nos dijo el profeta no alcanzare cumplimiento, el profeta es un impostor y no debemos tener temor a sus palabras”.

Luego en el Nuevo testamento tanto Yeshua como varios de los escritores nos advierten de que habrá falsos profetas así como hubo en la antigüedad, también se nos dice que aparecerían falsos maestros y se nos insta a velar para que no seamos confundidos, estos llamados de alertas  no solo fueron concernientes a la iglesia primitiva o los cristianos del primer siglo, con mucho énfasis los siervos de Dios fueron inspirados a escribir sobre estos farsantes que estarían presentes en cada periodo de la iglesia hasta que Cristo arrebate a sus escogidos, ahora cuando estudiamos la historia del cristianismo vemos que en cada época o periodo pasado la iglesia fue atacada por este tipo de personas y que en algunos casos los estragos causados fueron muy lamentables, sin duda alguna nosotros no somos la excepción, yo diría que jamás se había visto una ola tan enorme de falsos profetas y maestros y lo que es aún peor creo que también jamás habían recibido tanta aceptación de parte del pueblo cristiano.

descargaHemos optado por ser tolerantes y permisivos cuando lo que se nos aconsejo que hiciéramos fue algo muy diferente, hemos adoptado una actitud de silencio y pasividad ante este mal como si el mismo no nos afectara a nosotros, la realidad es más grave todavía; Cuando alguien menciona el error en alguno de estos falsos ministros intentando refutarlo y así aclarar los posibles mal entendidos existentes  en los oyentes, es este el que recibe las criticas de muchos pues le ven como opositor a la palabra o como que está buscando  faltas solo con intensión de desestimar lo que Dios ha dicho.

 ¿Cuál según la biblia debe ser nuestra postura ante estos falsos maestros?

Te encarezco delante de Dios y del Señor CRISTO, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,  que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. (2 Timoteo 4:1-4)

El apóstol Pablo poco antes de morir escribe esta última carta para Timoteo, quizás habían muchas otras cosas que Pablo hubiera querido decirle y muchos consejos que darle sabiendo que él ya estaba a punto de ser muerto y que el joven Timoteo seguiría la ardua tarea que desempeñaba como pastor, pero pablo estimó de gran importancia hablarle de cómo conducirse ante este caso.

Que prediques la palabra: era necesario para Timoteo y hoy lo sigue siendo para nosotros que la predicación sea siempre Conforme a la palabra de Dios, predicar es un compromiso muy grande, ¡también es un privilegio grande! Pero jamás podemos olvidar que no se trata de nosotros y nuestras experiencias, lo que debemos exponer no son nuestras ideas o razonamientos, lo único que realmente es capaz de penetrar al corazón del hombre y despertar el sentimiento de arrepentimiento así como la necesidad de un cambio de vida se llama el Espíritu Santo y la manera en cómo trabaja es a través de la Palabra.

Que instes a tiempo y fuera de tiempo: Instar significa insistir, dicho de otra manera “Urgir la pronta ejecución o el cumplimiento de una solicitud o petición” ¿Por qué debía Timoteo Insistir a tiempo y fuera de tiempo? Pablo conocía la astucia del enemigo, él sabía que Satanás no pierde el mínimo instante en el cumplimiento de su macabra obra, por eso era tan necesario que Timoteo no sea un maestro pasivo o desinteresado, Pablo le encarga ocuparse en la predicación de la palabra pero la actitud en Timoteo no debía ser la que con frecuencia vemos en ciertos maestros que entienden que su compromiso termina al bajar del pulpito, esto hubiese resultado muy dañino para aquella congregación, era por tanto necesario que Timoteo entendiera que su misión era mantenerse insistiéndoles a que hagan lo bueno a pesar de cuanta oposición recibiera de aquellos que siempre se oponen a ser liderados aun cuando sea para su propio bien.

Redarguye: ¿Qué significa redargüir? Se le dan varias palabras como sinónimos a Redargüir, pero todas van orientadas a lo mismo: Reprender, confrontar, convencer, reconvenir, refutar, creo que el significado más acertado según el diccionario y el contexto en que Pablo utiliza la palabra sería: “Presentar un argumento para contrarrestar a quien lo hace” es decir, cuando alguien presenta un argumento falso o mal intencionado es nuestro deber contrarrestarle pero para eso es necesario que analicemos bien dicho argumento a fin de poder presentar las fallas del mismo y no una parcialización nuestra, nuestro deber es refutar o desmentir la falsedad pero nuestra arma para hacer eso debe ser siempre la verdad original y no nuestras opiniones, por eso es necesario poner a prueba el argumento presentado, sopesar cuales son las fallas que tiene dicho argumento en relación con la verdad original y presentar el resultado fallido, sabiendo que debemos hacer esto siempre con el interés de construir y no de destruir o avergonzar.

Reprender: Creo que esta es una de las palabras que más se han mal interpretado, frecuentemente vemos que se emplea esta palabra en tantas diversas maneras que muchos de los que la utilizan realmente no podrían citar cual es el significado correcto, se asocia mucho con la guerra espiritual y es quizás por eso que con tanta frecuencia vemos personas dando todo tipo de interpretación a esta palabra, pero ¿Cuál es el significado real para reprender? “Corregir, amonestar a una persona desaprobando lo que ha dicho o hecho”. En este orden vemos que el llamado a “reprender” tiene mucho que ver con las palabras anteriores, se trata de corregir al que está mal, es muy contrario a ver el mal y no inmutarse o mirar a otro lado como si no nos incumbe a nosotros, Pablo exhorta a Timoteo a que corrija y desapruebe las palabras o hechos que no vallan conforme a lo que Dios ha dicho.

Exhorta con toda paciencia y doctrina: Pablo cierra el consejo con esta última frase, este último mandato es como el resumen de lo dicho anteriormente  pero no por estar de último es menos importante, ¿Qué es exhortar?  La palabra usada por pablo en este pasaje es [parakaleô] y tiene un significado muy amplio, la idea original sería literalmente “llamar al costado de uno” pero gracias a los diccionarios y la erudición un poco más moderna podemos entender más fácil su significado: Fortalecer, alentar, animar, Fortalecer la mente en momentos de depresión o debilidad, consolar, dar nuevo vigor. Para que esto pueda ser llevado a cabo tal cual Pablo lo recomendaba el amor debería ser una herramienta principal y la manera correcta para que fuera efectiva era haciendo la exhortación “con toda paciencia y doctrina”  doctrina significa enseñanza, o sea que la palabra de Dios debía ser enseñada pero con paciencia y mansedumbre, no como quien impone una carga sobre los hombros del pueblo, sino más bien como quien insta al pueblo a juntos cargar aquel peso.

descarga (1)Pablo esta aconsejando a Timoteo para que se prepare y justo luego de los consejos le comunica cual sería su oposición o contra que se enfrentaría:

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Aquí hay una clara diferencia entre Timoteo (si cumplía las ordenanzas de Pablo) y los creyentes “promedio” de su época, dice que teniendo comezón de oír se amontonarían maestros, pero no todo tipo de maestros, eran maestros conformes a sus propias exigencias y deseos, querían oír predicación motivacional que les haga sentir mimados y cómodos, un evangelio sin cruz que cargar. Ahora bien. ¿Cuándo nos analizamos nosotros mismos a cuál de los dos grupos nos parecemos?

¿Somos de los que Instan, redarguyen, reprenden, predican y exhortan con doctrina y paciencia?

¿O somos de los que buscamos el tipo de predicación que con palabras halagadoras alimenten nuestro ego diciéndonos solo lo que queremos oír?

¿Exactamente qué es lo que me llama tanto la atención de los bereanos?

Pablo y Silas venían de tesalónica, los judíos de aquel lugar se habían alborotado contra ellos de tal manera que tuvieron que salir  apresurados para evitar mayores daños, al llegar a Berea y entrar a la sinagoga de los judíos, encontraron otro tipo de respuesta:

…Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos. Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Supongamos que los Judíos de Berea pudieron haberse dado cuenta del altercado ocurrido en Tesalónica, recordemos también que las razones por las que los judíos se habían airado eran los celos según se lee en el contexto de estos pasajes, ¿No podían los Judíos de Berea, perteneciendo a la misma corriente estar  celosos también?  ¿Sin embargo cual fue su actitud?

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. (Hechos 17:10-11).

Eso me asombra, que la biblia elogie como Nobles a estos Judíos por la manera en como estudiaban las escrituras para cerciorarse de si era cierto lo que Pablo y Silas predicaban, ¿Por qué no hacer nosotros lo mismo?

Hoy en día nosotros como aquellos Bereanos deberíamos cada día escudriñar las escrituras para probar circo_de_marionetas_by_erranabu-d5znok9si son ciertas o no las cosas que se nos predican, lamentablemente mucho creen que esto está mal o que es pecado, se oyen decir cosas como:

“Dios no nos llamó a criticar predicadores”

“Hay que oírlo todo y retener lo bueno”

“Dejemos a cada quien con lo que cree”

“Solo le saco lo positivo y desecho lo demás”

“Cada cual cree a su manera, no debemos juzgar a nadie”

Muchas de estas afirmaciones son verdaderas, algunas incluso son bíblicas, pero lo que está mal es la forma en que las sacamos de contexto para fundamentar nuestra manera de pensar o nuestra negligencia concerniente al estudio de las escrituras.

Debemos tener presente la diferencia que existe entre un “maestro equivocado” y un “falso maestro”, no es lo mismo y no podemos confundirlo:

Somos humanos, por tanto todos nos equivocamos, frecuentemente se puede ver a maestros o predicadores cometer ciertos errores, pondré un ejemplo: la primera vez que me toco predicar, eso hace ya 29 años, tenía apenas cuatro meses en la iglesia, unas semanas previas a mi bautizo la iglesia organizó un culto en el que el programa iba a estar dirigido por los candidatos al bautizo, a mi me toco predicar cinco minutos, yo había orado a Dios y también había estudiado la biblia buscando de que hablar, a la hora del mensaje pedí a Dios en oración que me dirija en todo y gracias a Él las cosas salieron bien, quizás para darme ánimo pero algunos de los miembros de mi congregación se acercaron a mi después del servicio para felicitarme por la predicación, uno de los jóvenes lo había grabado y me lo enseñó después, fue entonces cuando me escuche predicar que me di cuenta de que había cometido el mismo error repetidas veces, durante el mensaje usaba a Noé como ejemplo, pero creo que casi todas las veces que intenté mencionar el personaje decía moisés en lugar de decir Noé, hablaba de el arca de Moisés y que Dios dijo a moisés hazte un arca de madera, también dije que Moisés y los 7 miembros de su familia entraron al  arca, me sentí un poco avergonzado al escucharlo, no me lograba explicar porque nadie me corrigió mientras predicaba, quizás porque era mi primera vez pensaba yo, también llegue a pensar que esa noche en sus casas la gente estaría burlándose de mí, yo era apenas un nuevo creyente con 18 años de edad y estaba equivocado.

Hoy tengo 48 años de edad, sin embargo sigo cometiendo errores, en ocasiones cito un versículo de la mente mientras predico pero me equivoco con la cita, también al hablar de regiones o nombres de personas a veces me pasa que me equivoco y cambio un nombre por otro, he oído predicadores decir que Dios envió a Jonás a Tarsis y el se fue a Nínive, también he escuchado mencionar a Elías en el foso de los leones y Daniel en el horno de fuego, hay otras equivocaciones más serias, principalmente cuando se ven involucrados temas doctrinales, pero antes estos errores creo que nuestra actitud correcta siendo nosotros oyentes seria aceptar que el hermano (a) está equivocado (a) y si podemos, en mansedumbre y con paciencia corregirle estando a solas a fin de que evite cometer nuevamente estos errores en el futuro, tampoco quiere decir esto que si un predicador comete un error es porque Dios no esté con él, recordemos que Dios da el mensaje al hombre pero es este hombre el responsable de llevar estas palabras al pueblo y durante este proceso la humanidad de este siervo está presente.

Pero también hay falsos maestros y los errores de estos no son productos de una equivocación sino más bien de una intención propia de torcer la palabra de Dios, El señor también nos dio maneras de conocer a estos engañadores, el mejor detector de falsos profetas y falsos maestros es el estudio de la palabra de Dios, una vez son analizados a la luz de la biblia sus doctrinas y enseñanzas quedan refutadas por la misma escritura.

Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.  (2 Pedro 2:1-3)

Estamos avisados sobre estos engañadores y no debemos dejarnos confundir, pero para estar preparados y capacitados para discernir entre lo bueno y lo malo es muy necesario que conozcamos lo bueno y podamos reconocerlo cuando es expuesto frente a nosotros, hay muchas cualidades que elogiamos en los predicadores y maestros de hoy en día; el dominio escénico, el sentido del humor, el tono de voz, el manejo del tiempo y la interacción con el público, entre otras muchas cosas, también muchas veces somos fácilmente convencidos cuando vemos “señales” o “milagros”, que conste, no estoy diciendo que estas cosas sean malas, tampoco estoy diciendo que no las considero necesarias, pero realmente muy por encima de estas cualidades existe otra que fue precisamente la que Dios nos mando a tener pendiente para diferenciar el verdadero maestro de un impostor y lamentablemente esta es una de las virtudes o cualidades mas subestimadas y pasadas por alto:  que todo lo que se haga sea conforme a la palabra de Dios, jamás en contra de ella.

Para terminar creo que el consejo es el siguiente: Imitar la nobleza de aquellos siervos en Berea, entender que la autoridad de las sagradas escritura está por encima de cualquier persona, así como los Bereanos no se dejaron llevar por lo que se contaba en contra de los apóstoles ni tampoco por lo que estos dijeran sobre sí mismos sino que consultaron la palabra de Dios, que nosotros no nos dejemos mover por cualquier viento de Doctrina ni por fama o renombre que posea un predicador o maestro, nuestro fundamento debe ser siempre la palabra escrita, lo que Dios ha dicho a nosotros a través de la biblia. Si así lo hacemos difícilmente seremos engañados, y en cuanto a cómo responder ante la falsedad de aquellos maestros fraudulentos, entender que Dios nos ha llamado a contender ardientemente por la Fe una vez dada a los santos y a proclamar y defender el evangelio, no nos avergoncemos pues de nuestra misión, pero siempre que nos toque hagámonos de la manera correcta, sin iras ni contiendas, no enarbolando la bandera de nuestros propios ideales, sino que la palabra de Dios sea la exaltada en cada confrontación!

Dios les bendiga!

Hermano Carlos

.comment(0)

Y OS HARE PESCADORES DE HOMBRES

imagen6283_n“…y me seréis testigos” Hecho 1:8

Si alguien te detiene en la calle y te dijera que es fanático de algun equipo de futbol y te urge a que te conviertas en uno también, ¿no pensarías tú que esto es un poco extraño? ¿Te impresionaría su entusiasmo y sinceridad al decirte que fueron los ganadores del Mundial del año pasado para impresionarte? ¿Y acaso si llevan las insignias del equipo haría que tú sientas algún deseo particular de unirte a su club  y hacerlo parte de ti? ¡Seguroooo que si! La mayoría de nosotros inmediatamente quedaríamos anonadados por tal comportamiento de un fanático y si esta situación se diera, digamos, en la ciudad de Dover ¡probablemente habría cierta actitud de ánimos hacia este fanático empedernido!

¿Acaso se supone que esta es la forma que nosotros seamos testigos para Yeshua —  yendo de aquí para allá hablando del Señor a todos de una manera exuberante y poco común? ¿Acaso hemos de hacer pancartas llenando nuestras ropas y vehículos con palabras de cortesía y slogans que promocionen Su palabra? ¿Acaso la mayoría de las iglesias compiten unas contra otras para ver cual desarrolla el más ingenioso de todos los comentarios para poner en sus letreros? Por favor disculpe mi insistencia, ¡pero ese tipo de “testificación” muchas veces hace más mal que bien! ¡Las técnicas de publicidad utilizadas por doquier ciertamente produce resultados! pero también el gritar ¡fuego! en un teatro repleto de personas! Hacer que las personas se agrupen en un punto o lugar determinado se ha reducido a una ciencia y muchos ministerios están tomando ventaja de esto. Pero, basándome en más de medio siglo de observación, se ha vuelto bastante obvio para mí que aquellos rebaños donde abundan más las cabras que la ovejas sirven perfectamente para los planes de Satanás para crear cizaña dentro del trigo.

997_Untitled-1 Por favor note la palabras de nuestro Señor Yeshua en Hechos 1:8: “…y me seréis testigos”. Esta es una declaración de certeza divina y no depende en lo absoluto en implementos que pueda aportar el hombre. El Espíritu Santo literalmente reside dentro de cada hijo de la gracia y Él es testigo de Yeshua – nosotros somos el  templo donde Él habita. Esa es precisamente la razón por la cual se les exhorta a los creyentes que sean llenos del Espíritu Santo (Efesios 5:18) Por que cuando una persona es llena y controlada  por Él Espíritu Santo está vacía del Yo y exhibe poderes sobrenaturales (¡La palabra dunamis  en griego de la cual en Inglés se deriva la palabra “dinamita”!) Y todos aquellos que entren en contacto con este tremendo poder Serán afectados al grado del propósito de Dios en esa vida. ¡Incluso si ninguna palabra es dicha, cada persona o individuo será atraído o repelido por este poder!

“Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Yeshua Hechos 4:13 (VRV)

Ser testigos de Yeshua envuelve una vida de compromiso y obediencia a Él de 24 horas al día, siete días a la semana y 365 días del año (366 en el caso del año bisiesto) y no se define solo por tener nuestros bolsillos llenos de tratados, ni llevando una gran Biblia y mucho menos dándole lata a las personas. Técnicas de presión en la venta producen buenos resultados, pero pocas veces verdaderamente satisface a los clientes – puesto que aquellos quienes sucumben a la presión de los vendedores usualmente tienen un sentimiento de que han sido engañados por el vendedor. De la misma manera, muchas personas continúan “convirtiéndose” por la aplicación de presión psicológica por parte del Cristianismo de confrontación y mientras que ciertamente algunos terminan siendo cristianos genuinos, la decadencia espiritual causada por la falsa conversión de la mayoría esta contribuyendo a una caída en espiral del evangelio.

PESCADORES DE HOMBRES (MT 4: 19)

imagesVamos a ver y a estudiar esta alegoría. Para capturar a un pez sin tirar la red se necesita de una carnada adecuada. Es poco probable capturar una trucha si no se utiliza una bola de cebo. Esta analogía se aplica a lo que concierne a los creyentes de la siguiente manera: se supone que vivamos de tal manera que seamos una “buena carnada”. Al nivel que rindamos nuestras vidas al Espíritu Santo será el nivel que el mismo utilizara  para lograr tener influencia sobrenatural sobre otros a través de nosotros. Ser testigos de Yeshua significa hablar a otros acerca de Él, pero debemos tener cuidado como le presentamos el bozal al caballo. Decir a la presa acerca de la carnada que será utilizada es un absurdo, puesto que la verán antes de comerla.

“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. Mateo 5:16 (VRV)

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.”  Juan 6:44 (VRV)

La buena carnada es agradada por los peces a un nivel fundamental. Ha ellos no se les enseña como reconocerla ni se les urge que sepan de su preparación por que provee una necesidad básica. Y los hombres depravados poseen una necesidad similar puesto que existe un vacío en sus corazones donde existió una vez el conocimiento de Dios. Es una necesidad que el hombre por si mismo no puede suplir – un hambre que no pueden satisfacer por si solos – y cuando Dios coloque en frente de ellos a un creyente verdadero, ¡siempre reaccionaran a la carnada del evangelio! Pero a diferencia de los peces, los humanos pueden “ver el anzuelo” y la mayoría se apartará pues no quieren ser capturados.Como consecuencia, solo unos pocos sobrepasaran su concepto errado de lo que es Dios y serán atraídos por el conocimiento salvador de Cristo a través del Espíritu Santo.

“…porque estrecha (contraída por la presión) es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan”.  Mateo 7:14 (VRV) (Énfasis añadido)

Entonces volviendo a nuestra analogía del fanático del equipo de futbol.  ¿Qué pensaríamos de él o ella si se le observara vitoreando a otro equipo? Sería un ¡HIPOCRITA! ¿Cierto?  Una persona de “doble cara”, diciendo ser fanático de un equipo mientras que en verdad era leal a otro. ¡Las personas deben mostrar sus colores verdaderos para que todos sepan donde es que están cimentados! Y ese principio definitivamente se aplica a lo que tiene que ver con nuestro testimonio de Cristo. Muy pocas cosas en este mundo molestarían a las personas a tal grado y tan rápido como el ver que alguien dice ser de tal o cual manera y luego actúe de una manera totalmente contraria a lo que profesa creer. Y solo Dios sabe cuantas personas han sido y continúan siendo repelidas por la hipocresía de creyentes profesantes – especialmente aquellos que son tan discretos que cargan “señales intermitentes de neón” que publican su lealtad a Cristo y entonces a pesar de toda esta lealtad promocionada fallan al no ser consistentes en su profesión de fe. Bajo la mejor de las circunstancias los Cristianos que vivimos bajo el minucioso microscopio de la opinión pública ocasionalmente fallaremos en vivir los grandes estándares requeridos, por que a pesar de que somos cristianos todavía seguimos siendo humanos pecadores. Y por esa razón debemos evitar a toda costa la tentación de llamar la atención de los demás hacia nosotros utilizando “una gran corneta”:

Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Más cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa”. Mateo 6:1-5 (VRV).El-pescador-3

En otras palabras, mantener un testimonio Cristiano santo y sano no importando las dificultades es un poderoso recurso de un verdadero testigo de Yeshua a un mundo lleno de personas que como “peces” fuera del mar mueren en su perdición. La vida de todo creyente genuino – sin excepción alguna – es un testimonio del poder salvador de Yeshua. Pero desafortunadamente, algunas luces no alumbran tanto como deberían hacerlo. La hipocresía y la indiferencia son iguales al musgo dentro de un lago que por su excesivo crecimiento impedirá que la carnada llegue a los peces haciéndola inefectiva. Para que podamos hacer el trabajo correctamente, la carnada debe ser vista antes de que sea comida. Y debe ser presentada lo mas natural posible, puesto que muchos quienes solo hablan de si mismos haciendo mucho ruido no son buenas carnadas para proporcionar una buena pesca.

Así que no seáis engañados – el estanque del diablo (El mundo) esta infestado por lo que los pescadores llaman “Peces Chatarra” (no peces trofeo como la trucha y otros) – y estos corresponden a la cizaña de la cual habla Mateo 13:24-30. ¡Pretenden ser los peces trofeo y son relativamente fáciles de capturar! (de ellos están llenas las iglesias)Por lo que, en contraste, para poder llevar a casa la especie deseada se requiere de paciencia y esfuerzo diligente. Aquellas truchas que pesan de 10 libras en adelante son capturadas ocasionalmente por accidente, pero tales momentos son excepciones o no deben tomarse como norma.

El evangelio de nuestro Señor Yeshua esta siendo abaratado por los mercaderes de las religiones apóstatas quienes trafican este mensaje por su propio prestigio y lucro – tal como el Apóstol Pedro dijo que sería el caso:

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”  2 Pedro 2:1-3 (VRV)

La palabra Griega “harán mercadería” es emporeuomai, la concordancia de Strong, número 1710 – se pronuncia em-por-yoo-om-ahee, del griego 1722 (en) y el griego 4198 (poreuomai); significa viajar dentro (de una ciudad como vendedor), por implicación significa intercambiar: comprar y vender, hacer mercadería.

Ninguna otra palabra como esta podría ser utilizada para definir el evangelismo de hoy día.  A los ojos de quienes no disciernen espiritualmente, una gran cantidad de personas (peces) equivale a un ministerio exitoso del cual muchos líderes preguntan ¡cómo y donde fueron capturados! Entonces los súper pescadores de  hombres, supuestamente, a través de costosos seminarios y programas de enseñanza imparten el conocimiento de cómo hacerlo. Lo que me recuerda un viejo amigo, que cuando se le preguntó donde había capturado una gran trucha que tenía, el respondió, “a los lados de su boca”. (El definitivamente no iba a revelar la localización de su lugar de pesca favorito).

Mis amados hermanos, yo respetuosamente someto a ustedes la siguiente declaración hecha por el Señor, el significado es más profundo que el que generalmente es percibido por la mayoría de los evangélicos:

“Andando Yeshua junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores. Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres”. Mateo 4:18-19 (VRV)

Juan 6:44 define quién es que en realidad esta haciendo la pesca. Al menos que o hasta que el Espíritu Santo convenza de pecado a un individuo específico atrayéndole a Yeshua, no podrá creer y no podrá ser salvo. Sin importar la cantidad de personas que sean atraídas por el hombre, con buenas intenciones, podrá lograr el resultado deseado.

“Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.” Juan 6:44 (VRV)

De hecho aca podemos ver el tema de la predestinacion en el cual Dios en su infinita misericordia, nos aparato desde antes de la fundación del mundo, y nos eligió para que fuésemos sus hijos, sus llamados, sus elegidos, y como dice en Romanos 8 nada ni nadie nos podrá separar  de su amor.

Cuando se aplica presión psicológica por parte de predicadores que ambicionan aumentar la membresía de su iglesia, es como si pescáramos con palos o con dinamita. Las explosiones son indiscriminadas y todo tipo de peces muertos saldrá a flote por el impacto. Y por tal razón es que muchas iglesias tienen un hedor distintivo que las distingue.

Si usted ha aceptado a Yeshua como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con El, usted necesita pedirle inmediatamente perdón y renovación. El lo perdonará instantáneamente, y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo. Entonces, necesita iniciar un caminar diario de oración y estudio personal de la Biblia, y comenzar a vivir la verdadera vida Cristiana, que Dios dispuso para usted.

Un verdadero Cristiano, no necesita llevar una biblia bajo el brazo, ni decir que es un fiel creyente en Yeshua, lo único que necesita es demostrar con su vida, que El habita en su corazón, recuerde, por sus frutos los conoceréis. (Mt 7:15-20)

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

DIFERENCIA ENTRE JUZGAR Y DESENMASCARAR

Apocalipsis 2:2 Yo sé todo lo que haces; conozco tu duro trabajo y tu constancia, y sé que no puedes soportar a los malos. También sé que has puesto a prueba a los que dicen ser apóstoles y no lo son, y has descubierto que son mentirosos.

Hay quienes han atrofiado y torcido el consejo que en Mt 7:1-5 da el Señor, hasta el punto de creer que no se puede emitir ningún criterio sobre las características o el comportamiento de otra persona. También hay cristianos que estando en pecados y no queriendo que nadie los exhorte ni les eche en cara el mal que hacen, se agarran fieramente de este pasaje. Cuando alguien va a hablarles de su mal comportamiento, en seguida responden: “¡no juzgues, no juzgues!”

Incluso conozco un caso de una persona a la que cada vez que alguien le llamaba la atención de sus fornicaciones y adulterios, trataba de coaccionar al que lo amonestaba, amenazándolo con “las consecuencias”, que según él podía provocar el “juzgar” a otro.

“1 No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2 Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados y con la medida con que medís, os volverán a medir. 3 Y ¿por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu ojo? 4O ¿cómo dirás a tu hermano: Espera, echaré de tu ojo la mota, y  he aquí la viga en tu ojo? 5 ¡Hipócrita! Echa primero la viga de tu ojo, y entonces mirarás en echar la mota del ojo de tu hermano.”                                                                                ( Mt 7:1-5 )

            A mi modo de ver lo que aquí dice el Señor es que no debemos juzgar a otros por sus pequeñas faltas, mientras nosotros mismos estamos ahogados en graves pecados; y sobre todo, que no debemos juzgar injustamente; ni arrogarnos la autoridad de asegurar si una persona pecadora llegará o no a salvarse; o si una enfermedad o desgracia sea un castigo o sea un accidente natural; o si un cristiano que murió se va a perder o a salvarse, etc. No creo, basándome en la concepción integral de las enseñanzas de la Biblia, que Nuestro Señor Yashua (CRISTO) nos prohibiera terminantemente usar nuestro discernimiento y sentido común a fin de formarnos un criterio sobre las actitudes y comportamientos de los demás.

            No juzgarEn todo caso se refiere el Señor a no aplicar injustamente las leyes o normas de comportamiento a los demás, porque en la misma forma en que nosotros apliquemos esas normas, nos las van a aplicar a nosotros. Y efectivamente, yo no quisiera que me aplicaran injustas leyes; pero no resentiría que me aplicaran las leyes con justicia. Esa es la interpretación que se deduce del versículo dos, que dice que nos medirán con la misma medida que usemos; y la del tres donde se critica al que teniendo una falta mucho mayor, se pone a criticar faltas menores en otros en vez de tratar de arreglarse a sí mismo primero.

Si vamos un poco más adelante a los versículos 15- 20, veremos que es el mismo Señor CRISTO el que nos exhorta a juzgar quién es o no un falso profeta. Si eso dice el Señor luego de haber dicho no juzguéis para que no seáis juzgados, es evidente que a lo que se refiere es a no juzgar injustamente. En este último pasaje vemos que nos exhorta a guardarnos de los falsos profetas, para lo cual es necesario juzgar quién es un falso profeta. Luego nos enseña cómo conocerlos, diciéndonos que se conocerán por sus frutos. De nuevo tenemos que juzgar qué es un buen fruto y qué es un fruto malo. Veamos.

Y guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, mas de dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Cógense uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol lleva buenos frutos; mas el árbol maleado lleva malos frutos. No puede el buen árbol llevar malos frutos, ni el árbol maleado llevar frutos buenos. Todo árbol que no lleva buen fruto, córtase y échase en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”                                                                   ( Mt 7:15-20 )

            Si fuéramos a aceptar la exagerada interpretación de los que pretenden creer que el cristiano no puede juzgar, caeríamos en la parálisis mental. No podríamos llamarle la atención a nadie sobre nada, porque eso sería juzgarlo. Peor aún, ni siquiera podríamos formarnos un criterio sobre la actuación de los demás, porque eso sería juzgar. Si viéramos a un individuo entrándole a palos a una anciana, no podríamos pensar que es un malvado, porque eso sería juzgar. ¡¡Sería algo totalmente absurdo!!

     judging-others       Es más, la misma institución del pastorado quedaría disuelta, porque su labor implica el velar por las almas, decirles cuándo están haciendo mal o bien; y eso sería juzgar. Cada vez que un pastor fuera a llamarle la atención a un hermano que ande fuera de orden, este le replicaría con “autoridad divina”: “no me juzgue pastor, no me juzgue para que usted no sea juzgado”; y el pastor y los diáconos tendrían que callarse la boca so pena de pecar al “juzgar” al hermano que está fuera de orden. Tampoco podrían predicarle el evangelio a nadie, porque eso es juzgar que esa persona está perdida, juzgar que no está salvada. Totalmente absurdo, el cristianismo caería en la parálisis absoluta.

            No ordenó CRISTO semejante cosa. No creo yo que CRISTO puso a los pastores en una situación en la que tienen que temer constantemente estar pecando por juzgar que un hermano está fuera de orden o que un individuo no ha llegado aún a la salvación. No tiene que estar el cristiano constantemente temeroso de cometer este novedoso, indefinido y difuso pecado que ahora se llama “juzgar”.

            Incluso vemos que los apóstoles y los primeros cristianos no tenían esa actitud sobre “no juzgar” a los demás. Eso se puede notar en Hch 16:15, donde Lidia de Tiatira pide un juicio sobre su persona. En I Co 2:15, donde se dice que el hombre espiritual juzga todas las cosas. En I Co 5:3, donde el mismo Pablo dice que él sí juzga; y juzga con juicio de castigo. En I Co 5:12-13 donde se ve clarísimamente que los cristianos sí juzgaban a otros cristianos. En I Co 6:1 donde vemos que los santos sí juzgaban, e incluso en el versículo 4 donde se dice que el deber de los cristianos era juzgar a los hermanos, y no ir ante los infieles en juicio. En I Co 6: 5 donde se considera sabio al cristiano que sepa juzgar a sus hermanos. En I Co 10:15 donde San Pablo insta a los hermanos a que juzguen lo que él dice. En 11:13 donde vuelve a pedir que juzguen, esta vez el comportamiento de la mujer. En 14:24 done se habla de juzgar a los incrédulos. Y por último, en 14: 29 donde es evidente que los hermanos debían juzgar lo que dijeran los profetas en las reuniones de la Iglesia.

            Como vemos, la defensiva frase “no juzgues”, que hoy algunos esgrimen para que no les echen en cara sus pecados, no tiene en realidad base en la enseñanza de CRISTO. Enseñanza esta que los apóstoles y los primeros cristianos sabían aplicar mejor que nosotros. Este deseo de que nadie juzgue es motivado por una de dos razones: a) porque no han entendido la enseñanza de Cristo y los apóstoles, o b) porque quieren escudarse en esa falsa interpretación para defender su “derecho” a seguir pecando a la vez que continúa en la congregación de los santos, sin que ningún hermano pueda molestarlo con sus exhortaciones, ni el pastor responsable de su alma pueda echarle una reprimenda.

Otro punto importante es  Ezequiel 3: 16 donde Dios nos nombra a cada miembro de la congregación como  ATALAYAS,  función la cual consta de estar continuamente exhortando tanto a creyentes como a incrédulos, sobre su pecado y hacerlos volver del mal camino, cosa por la cual aun nosotros mismos seremos juzgados por Dios si no lo hacemos.

muralYeshua no escatimaba en descrédito y en des enmascaramiento de los falsos maestros, profetas, escribas, fariseos y demás lideres religiosos de la época,  los enfrentaba con su pecado, los desnudaba espiritualmente  y en publico, por esto no se hacia de muchos amigos, hoy dia  es el caso de grandes predicadores de la prosperidad como Benny Hinn, Maldonado; Cash Luna, Dante Gebel etc, los cuales públicamente han maldecido, excomulgado, tachado de idiotas y blasfemos a quienes nos atrevemos a denunciar su mercadería de la fe. los cuales de antemano, tarde o temprano tendrán que rendir cuentas a Dios sobre sus falsas doctrinas acomodadas a sus  deleites, lujuria y amor al dinero.

No yendo muy lejos, el estilo de predicación de hoy de las iglesias no deja espacio para que las personas pregunten, sugieran, aporten o corrijan, ya que se vería muy fuera de lugar el pararse en medio de la congregación y desacreditar alguna enseñanza herética de algunos de estos pastores, convirtiéndonos de inmediato en enemigos (Al Igual que el Maestro) de estos lideres religiosos, ya que no soportan el hecho de “posiblemente” haber cometido algún error.

O sea mi amado hermano, ya teniendo la autorización de Dios a través de su palabra “JUZGUE USTED MISMO”

Bendiciones

Hermano carlos

.comment(0)

DIOS TE INCOMODA, CUANDO TIENE UN MEJOR PROPOSITO

Si eres de las personas que aun siendo Cristiano y estas cumpliendo con los estatutos y reglamentos de tu iglesia, y viviendo una vida en santidad, pero aun así, te sientes con un vacío, en el corazón, con incertidumbre y dudas sobre la doctrina que profesas, no te preocupes, la palabra dice que Dios nos llevara de triunfo en triunfo y de victoria en victoria (“cor 2:14) parte del proceso y de la obra que Dios comenzó en nosotros, es irnos madurando cada día mas y fortaleciendo el carácter de Cristo en nuestras vidas, llevándonos cada vez mas a  la excelencia de su sabiduría y a vivir mas de acuerdo a su palabra y su perfecta voluntad.

Luego de haber caminado por casi 30 años en los caminos de Cristo, y de haber pasado por varias congregaciones y denominaciones a través de este tiempo, puedo decir que Dios nos esta volviendo a encaminar en la ruta adecuada, en su camino (Cristo) en la senda antigua, un día desmotivado y con mi fe baja, Dios me llevo a leer el libro de Jeremías  6:16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

pensando16 Así dijo YHWH: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.

Aunque estaba rodeado de personas y el ministerio estaba floreciendo, creciendo y cumpliendo las metas de hombres, El Señor me mostró que realmente estaba perdiendo el rumbo, la iglesia va como un barco en alta mar, sin un  rumbo fijo, sin orientación, sin una meta, un puerto al cual llegar dejándose llevar de cualquier viento impetuoso que para donde quiera la llevar, esquivando las tormentas (pruebas y tribulaciones) tratando de facilitar mi camino y el de las ovejas, en general predicando un Cristianismo sin cruz, facilitas, en el cual las personas crecían raquíticas y sin fuerza, a merced de que cualquier viento pequeño las llevara de acá para allá, con tal de que no hubiese esfuerzo alguno, sin importar perder el rumbo (Judas 1 :12) La Biblia de las Américas
Estos son escollos ocultos en vuestros ágapes, cuando banquetean con vosotros sin temor, apacentándose a sí mismos; son nubes sin agua llevadas por los vientos, árboles de otoño sin fruto, dos veces muertos y desarraigados.

No es fácil Navegar en contra de las corrientes (Modas, tradiciones, mandamientos de los hombres, resistencia) y demás cosas están a la orden del día, los navegantes saben que la mejor manera de enfrentar la tormenta es enfrentándola y atravesándola bien por el medio, sin perder el rumbo.

Si has estado en más de una congregación y aun así te sientes vacío y como que Dios te está llamando a cosas mejores en tu vida, la senda antigua será entonces tu meta, tu propósito tu camino y el verdadero llamado que Dios esta haciendo a tu vida, Dios quiere imponerte retos, desafíos, sembrar donde nadie ha sembrado, labrar la tierra donde esté llena de piedras, espinos y abrojos, esto te motivara cada  vez más a tomar tu rumbo, tu llamado y a  avivar el fuego del don y el llamamiento que hay en tu vida.

Esto que estás leyendo No es una nueva revelación, es simplemente un nuevo despertar, un  verdadero y real avivamiento, es Dios mismo tomando las riendas de nuestra área espiritual y guiándonos nuevamente al camino que hemos  perdido por las consecuencias del paso del tiempo y de las adecuaciones y acomodaciones que los hombres  le han hecho al evangelio de nuestro Señor y Salvador Cristo, siempre ha estado escrito allí en la biblia, siempre allí ha permanecido, es algo que Dios en su inmenso poder no va a permitir nunca que se tergiverse ni que se cambie, porque esto es la esencia del cristianismo mismo y permanece y permanecerá inmutable, hasta que El vuelva.

Hoy día ya no existen los verdaderos avivamientos, que nuestros antecesores experimentaban, los cuales cambiaban la sociedad y la cultura mismas de nuestros entornos, solo existen pequeños chispazos, los cuales solo quieren tocar emociones y carne, son ferias de entretenimiento y diversión, en los cuales solo se busca el confort y la comodidad, adecuando el evangelio a los caprichos de los jóvenes y de metas de crecimiento numérico, olvidándose del crecimiento, al responsabilidad y la santidad espiritual, sin la que ninguno vera a Dios (Hebreos 12:14 Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

JEREMIAS YO SERE SU DIOSLas estrategias humanas de igle-crecimiento, motivación personal, metafísica, poder mental, sugestión, y demás teorías pseudocristianas, se han apoderado de la mayoría de las congregaciones, convirtiendo a Dios en un sirviente de las personas, y adoctrinándolas en la teología de que hay que buscar primeramente las cosas de este mundo, antes de poner nuestra mirada en las cosas celestiales, yendo en contra vía a la palabra  (Mateo 6:33) Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 

Lo principal que debemos de rescatar en nuestras congregaciones hoy día, es la oración, es el arma mas poderosa que cada creyente debe tener en su arsenal, cuando oramos, estamos confiando, creyendo, poniendo nuestros caminos y esperanzas en las manos de Dios, pidiendo su consejo, su guía, su orientación para poder tomar determinaciones en nuestro diario vivir, mas que grupos de alabanza, de evangelismo, deberían existir grupos de oración, tiempos en los cuales inquiramos en su presencia, esta oración debe ser una oración inteligente, sabiendo como y porque y si le agrada a Dios, y si por lo que estamos orando, va  de acuerdo al plan y al propósito de Dios y que la única finalidad sea el exaltarlo, bendecirlo y si cumple el propósito de establecer su reino sobre esta tierra (Santiago 4:3) Pedís y no recibís, porque pedís con malos propósitos, para gastar  en vuestros placeres.

Muchas personas oran por un avivamiento, pero ni siquiera saben de que se trata, se le ha preguntado a muchos que significa y  cada uno da su propio punto de vista o lo que su pastor les ha enseñado de acuerdo a su propio interés , unos dicen que es la salvación de las almas, otros dicen que es experimentar sensaciones físicas, otros lo interpretan como éxtasis o convulsiones, mucho ruido, algarabía, o experimentar las sensaciones que puede experimentar una persona del mundo al asistir a un concierto de música secular, en fin, avivamiento viene de la palabra “revival” que literalmente traduce  revivir, es volver a vivir nuevamente (resucitar) (Salmo 85 4:7)  Vuélvenos, oh Dios, salud nuestra, Y haz cesar tu ira de sobre nosotros. ¿Estarás enojado contra nosotros para siempre? ¿Extenderás tu ira de generación en generación?  ¿No volverás tú á darnos vida, Y tu pueblo se alegrará en ti?  Muéstranos, oh Yhwh, tu misericordia, Y danos tu salud.

from-shackles-to-sonship_t_ntAl igual que a los reyes Ezequias, Josias y Josafat, es Dios mismo quien debe despertarnos de nuestro letargo para que continuemos cumpliendo nuestro propósito, si alguien necesita ser avivado, entonces primeramente debe reconocer que estaba andando por el camino equivocado, esto debería ser algo primordial en todo cristiano y el motivo principal de nuestra oración.

La misión principal de la iglesia  y en particular de cada creyente es (Mateo 6:10) Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. Instaurar el reino de Dios primeramente en su corazón, en su familia, en su congregación y por ende en la tierra, si aprendemos del Maestro, el fue un hombre bien enfocado en su meta, en su propósito, el no se dejo desviar, ni de hombres, ni de adquisiciones , ni aun del mismo enemigo, no escatimo aun su propia vida, por cumplir este objetivo y así lo hizo.

Si le preguntas a los Cristianos de hoy día, por qué Cristo murió en la Cruz, el 99% te dirá que fue para salvarnos de la muerte y el pecado, pero esto solo es consecuencia del propósito principal de Cristo, el cual fue el de instaurar el Reino de Dios, volver a entronar a Dios en los corazones de los hombres, rescatar el verdadero culto, la adoración, el respeto por las cosas santas y sagradas de Dios.

Pidamos a Dios que en su infinita misericordia nos vuelva al camino, al evangelio sencillo de la cruz y del arrepentimiento, El no tarda su venida, solo esta ataviando a su novia (Iglesia) y preparàndola para las bodas del cordero, se parte del remanente, haz la diferencia, da el paso mas importante de tu vida y de la eternidad, vuélvete en amistad con Dios, pon tus ojos en Yeshua, el autor y consumador de la fè.

Bendiciones en Cristo

Hermano Carlos

iglesialapalabradelreino@gmail.com

 

 

 

 

.comment(0)

SALMO 23

salmo23a
Muchos cristianos y no cristianos conocen el Salmo 23. Algunos lo saben de memoria. Pero ¿realmente hemos descubierto las numerosas preciosidades espirituales que contiene?

En este inicio de año, es bueno recapitular sobre nuestras vidas y hacer un énfasis sobre nuestros hechos y nuestra fe, es por esto que Escribo este tema, para tratar de llevar descanso, paz y alivio a muchos corazones atribulados y a aquellos que están pensando en abandonar el camino, como lamentablemente al volver a este país, he podido comprobar

Aunque el Salmo que vamos a tratar es muy conocido, creo que sería conveniente comenzar leyéndolo. Dice así:

“Salmo de David. Yhwh es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Yhwh moraré por largos días”.

Este “Salmo de David”, el Salmo 23, es seguramente el salmo más conocido y más famoso de todos. Y cuando David usó en él la imagen de un pastor que pastorea sus ovejas, sabía de qué hablaba. Pues él mismo era pastor de ovejas.

Cuando el profeta Samuel quiso ungir como rey al joven David, tuvieron que ir a buscarlo a donde pacían las ovejas, así lo leemos en 1 Sa. 16:11: “Entonces dijo Samuel a Isaí: ¿Son éstos todos tus hijos? Y él respondió: Queda aún el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isaí: Envía por él, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí”. Con relación a esto, el Salmo 78:70 y 71 nos dice: “Eligió a David su siervo, y lo tomó de las majadas de las ovejas; de tras las paridas lo trajo, para que apacentase a Jacob su pueblo, y a Israel su heredad.”

La Biblia no nos dice si David compuso este maravilloso Salmo 23 cuando estaba pastoreando las ovejas. Pero sí es cierto que, como pastor, siempre estaba ocupado en cosas como pastos verdes, agua fresca, vara y cayado.

Quiero compartir con ustedes algunos pensamientos, como introducción al Salmo 23:

En muchos de los pasajes bíblicos que contienen una promesa, existe también una clave para poder recibir lo prometido por Dios. Un ejemplo clásico es el Salmo 50:15: “E invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás.”Esta maravillosa promesa ya ha ayudado a muchos hijos de Dios en momentos de angustia. Pero se necesita la clave para poder recibir la plena bendición. La encontramos en el versículo 14:“Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al Altísimo…” La conjunción “y” o “e” en este caso (… e invócame en el día de la angustia…”), demuestra la relación entre estos dos versículos. El que quiere que el Señor lo libre de la angustia, tiene que usar la llave correcta para abrir esta “puerta de bendición”: “Sacrifica a Dios alabanza, y paga tus votos al Altísimo.”(No me refiero a dinero como muchos lo usan), Siempre he enseñado en la congregación, que delante de cada promesa, existe una demanda, el labrador para participar de sus frutos primero debe trabajar en la viña.

Veamos cuál es la clave para el Salmo 23

ovejasEn el Salmo 23 versículo 1, tenemos un grandioso testimonio de David: “Yhwh es mi pastor…” ¿Quién es el pastor de David? ¡El Señor! A veces olvidamos que CRISTO no solamente es nuestro Pastor, sino también nuestro Señor. Él nos compró por el alto precio de Su sangre. Nos gusta la idea de que Él, como buen Pastor, tenga Su mano protectora extendida sobre nosotros y día y noche y nos guíe. Pero no siempre nos viene bien que Él como Señor también dirija cada área de nuestra vida.

Es verdad que un pastor cuida y protege a su rebaño y guía a sus ovejas con mucho sacrificio personal y paciencia, pero también espera que sus ovejas lo sigan y le obedezcan. Lo mismo pasa en el discipulado de Yeshua. Esto se desprende claramente de Sus palabras de Juan 10, versos 11 y 14, donde el Señor habla de Su maravillosa protección: “Yo soy el buen pastor”, y de Su omnisciencia: “… y conozco mis ovejas…”. Y los versos 3 y 4, nos hablan también de la obediencia en el verdadero discipulado: “A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz” . Ahora pensemos, ¿esto funciona así en la Iglesia de Yeshua en el mundo entero? Lamentablemente no. Hay muchas ovejas que se desvían del camino. Pero cuando un hijo de Dios se da cuenta de que perdió el camino en pos del Señor – ya sea por pensamientos o hechos pecaminosos, u omisiones – hay una única solución: volver lo más rápido posible al buen Pastor, el Señor Yeshua, y confesarle el o los pecados, para que Su sangre pueda limpiarlo, como lo dice 1 Juan 1:7 y 9.

En la antigüedad, Dios, el Señor, tuvo que decir con tristeza acerca de Su pueblo Israel: “Ovejas perdidas fueron mi pueblo” (así dice Jer. 50:6), y en Ez. 34:5 y 6 leemos: “… andan errantes… Anduvieron perdidas mis ovejas por todos los montes…”. ¿Por qué estas palabras tan duras? ¿Por qué anduvo perdido el pueblo en aquel entonces? Porque había dejado a su Señor y por eso no tenía más un verdadero pastor. Y lo mismo también en el día de hoy: Donde no se acepta verdaderamente el señorío de Dios en todas las áreas de la vida, no es de asombrar la dolorosa falta del buen Pastor.

Cuando el Salvador estuvo en la tierra y vio a Su pueblo Israel, se entristeció mucho. Leamos Mt. 9:36: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. ¿Por qué las ovejas de Israel andaban tan “desamparadas y dispersas”cuando Yeshua vino por primera vez? Porque habían sido infieles a su Señor y, por lo tanto, no tenían más Pastor. No es que no existiera el clérigo, muchos Fariseos, Publicanos, herodianos, líderes religiosos, pero al final NINGUN PASTOR, al igual que hoy día.

Si tú, en tu vida de fe, haces una fatal separación entre el Pastor Yeshua y el Señor Yeshua, si amas al Pastor pero te resistes al Señor, entonces no te asombres cuando finalmente también pierdas Su protección y cuidado. Pues tu buen Pastor también quiere ser tu Señor; no podemos separarlos en nuestra vida de fe. Es ahí donde muchas personas solo buscan las bendiciones y las promesas de Dios, mas desechan la obediencia y la santidad.

El Señor nos explica claramente esta verdad espiritual, al decir en Juan 15:15:“Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer”. Esto es un motivo de gran alegría para nosotros. Pero no podemos ser “amigos” del Señor así no más, sino solamente cuando Le obedecemos, y esto lo vemos en el vers. 14: “Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando”. También aquí, en el versículo 14 encontramos la clave para la promesa del versículo 15, donde nos llama Sus amigos. ¡Yeshua no es solamente el buen Pastor, que pastorea Sus ovejas en delicados pastos y los lleva a aguas refrescantes, sino que también es el Señor, que exige entrega y obediencia de los suyos!

Hoy en día se predica mucho acerca del amor y de la misericordia de Dios, y de Su disposición a perdonar, y se hace con toda razón. Sin embargo, ésta es sólo una cara del Evangelio. Pues la Escritura no solamente dice en 1 Jn. 4:16: “Dios es amor”, sino que dice también en el Sal. 105:7: “El es Yhwh nuestro Dios; en toda la tierra están sus juicios”.pradera

Si perteneces al rebaño de Cristo, si has sido comprado por el alto precio de la sangre de Yeshua y has llegado a ser Su propiedad, te hago una pregunta sumamente seria: ¿Es Él, el buen Pastor, también el Señor de tu vida? ¿Es Él el Señor de tu familia, el Señor de tu matrimonio, el Señor de tu tiempo, el Señor de tu trabajo, el Señor de tu dinero, el Señor de tu auto, el Señor de tu cuerpo y el Señor en todas tus decisiones? ¿Sí? Entonces CRISTO, el buen Pastor, en quien “habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad” (como asegura Col. 2:9), también es tu Señor. Y entonces puedes decir confiadamente, como David: “El Señor es mi Pastor.”(Lucas 6:46  ¿Y por qué me llamáis: “Señor, Señor, y no hacéis lo que yo digo?) (Mt 7:21 No todo el que me dice: “Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.)

Continuamos entonces, con la segunda afirmación del Salmo 23:

“… nada me faltará”.

Con estas palabras termina el primer versículo del Salmo. Quizás la pregunta obligada que nos hacemos es: ¿A quién no le faltará nada? Y ésta es la respuesta: Al cristiano renacido, para el cual el buen Pastor es al mismo tiempo también su Señor. Y con relación a esto es muy revelador también lo que dice el Salmo 34:9 y 10: “Temed a Yhwh, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Yhwh no tendrán falta de ningún bien.”

Por eso: ¡ponte bajo el cuidado de tu buen Pastor, y sé sumiso a tu Señor! De esta manera se cumplirá lo que dice en Filipenses 4:19: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Yeshua.”

Y vamos a analizar ahora la próxima afirmación, que es: “Confortará mi alma”.

Leemos en los vers. 2 y 3 del Salmo 23:“En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma.” Todo esto es expresión de equilibrio interno, calma del alma y de un corazón que se ha aquietado delante del Señor. Por todas partes en la actualidad aumenta el estrés, la debilidad y la inquietud, lo que también invade el campo cristiano. Sin embargo, nuestra gran ventaja, como hijos de Dios, es que podemos pedir a CRISTO en oración que nos dé Su calma y Su paz. Pues hoy, más que nunca, necesitamos lo que nos describen los versículos 2 y 3: los pastos delicados, las aguas de reposo y la confortación de nuestras almas.

El buen Pastor no quiere atormentar a los suyos, sino que quiere darles una y otra vez el reposo que necesitan. Lo vemos, por ejemplo, en Marcos, capítulo 6. En el versículo 7, leemos como los doce discípulos son enviados para hacer grandes cosas en el nombre de Cristo:“Llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos.” Los doce obedecieron y cumplieron esta importante misión. Leemos en los vers. 12 y 13: “Y saliendo, predicaban que los hombres se arrepintiesen. Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban”. Luego regresaron a Yeshua para contarle con alegría todo lo que había pasado. Así lo narra el vers. 30:“Entonces los apóstoles se juntaron con Yeshua, y le contaron todo lo que habían hecho, y lo que habían enseñado”. ¿Se alegró el Señor por eso? ¿Los alentó enseguida a seguir adelante? No. Solamente les dijo lo que leemos en el vers. 31: “Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco”. El propio Señor Yeshua llevó a Sus discípulos a “lugares de delicados pastos” y “a aguas de reposo”, para confortar sus almas. Los tomó de la mano y los guió a un lugar tranquilo que Él conocía. Así, pues, fueron juntamente con Yeshua,“solos en una barca a un lugar desierto”(como relata el vers. 32).

salmo23a¿No fue un buen trabajo el que hicieron los discípulos para Yeshua? Sí, por supuesto, ya que Él mismo los había enviado. Pero ¿por qué no reaccionó Él a lo que ellos Le contaron? ¿Por qué, en lugar de eso, los llevó a un lugar de reposo? Porque el Señor sabía exactamente que Sus discípulos estaban exhaustos. Y Él también sabe cuándo nosotros estamos estresados y cansados, cuando la lucha de fe casi nos aplasta. Y ¿qué hace entonces? Trata de llevarnos a pastos delicados y aguas refrescantes. Ésta siempre fue la intención del Señor también para Israel, por eso le dijo a Su pueblo lo que encontramos en Isaías 30:15: “En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis”.

¡En la actualidad, hay más hijos de Dios estresados y agotados que nunca antes. Muchos hermanos en la fe están postrados, tristes, y hasta depresivos. En esta situación algunos, incluso, buscan ayuda en el alcohol y en las tabletas, para encontrar un poco de sosiego. Es evidente que éste es un bumerang peligrosísimo. En lugar de esto, podrían refugiarse a cada momento en los brazos de Yeshua, su buen Pastor. Pues nuestro Señor tiene solamente un deseo para Sus hijos estresados, como lo tenía en aquel entonces para los discípulos exhaustos: llevarlos al descanso, antes que se derrumben bajo la carga del trabajo y los problemas de la vida. Él siempre actuará de la manera que encontramos descrita en Isaías 42:3: “No quebrará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humeare; por medio de la verdad traerá justicia.” Pero hay muchos que no quieren dejarse ayudar por Él, o simplemente han perdido de vista al buen Pastor.

“Pero sólo una cosa es necesaria…”

Muchos cristianos se cansan trabajando según sus propios planes, sin preguntar por la voluntad del Señor. También el pueblo de Israel pensaba poder hacer las cosas sin el Señor. Pero Dios justamente quería llevar a Su pueblo, cansado de sus propias luchas, a delicados pastos y aguas refrescantes. Y volvemos a citar Isaías 30:15: “En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.” Sin embargo, el pueblo fue reacio, como leemos en el vers. 16: “Y no quisisteis, sino que dijisteis: No, antes huiremos en caballos…”.

¡Debemos tener el deseo y la disposición de decir sí, cuando el buen Pastor nos quiere llevar al reposo!

Cuando el Señor Yeshua estaba con las hermanas Marta y María en Betania, Marta trabajaba mucho para atender dignamente al Señor. María, sin embargo, se sentó a los pies del huésped y Lo escuchó. Viendo esto, Marta se enojó y pidió al Señor que le dijera a María que le ayudara (como podemos leer en Lucas 10:40). Pero, en los vers. 41 y 42, vemos que el Señor Yeshua le respondió: “Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”.

Quiera Dios, mis amados, que tú también puedas escoger “la buena parte, la cual no te será quitada”. Te invito a no perder el próximo programa, pues este salmo todavía tiene mucho que decirnos. Y juntos, queremos seguir meditando en la Palabra de Dios.

Analizamos la afirmación de los vers. 2 y 3 del Salmo 23: “En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma.” Dijimos que todo esto es expresión de equilibrio interno, calma del alma y de un corazón que se ha aquietado delante del Señor. Que por todas partes en la actualidad aumenta el estrés, la debilidad y la inquietud, y que esto también invade el campo cristiano. Pero, que sin embargo, nuestra gran ventaja como hijos de Dios, es que podemos pedir a CRISTO en oración que nos dé Su calma y Su paz. Pues hoy, más que nunca, necesitamos lo que nos describen los versículos 2 y 3: los pastos delicados, las aguas de reposo y la confortación de nuestras almas.

Mencionamos también que ¡Debemos tener el deseo y la disposición de decir sí, cuando el buen Pastor nos quiere llevar al reposo! Y vimos el ejemplo de cuando el Señor Yeshua estaba con las hermanas Marta y María en Betania. Marta trabajaba mucho para atender dignamente al Señor. María, sin embargo, se sentó a los pies del huésped y Lo escuchó. Viendo esto, Marta se enojó y pidió al Señor que le dijera a María que le ayudara (Lucas 10:40). Pero el Señor Yeshua le respondió en los vers. 41 y 42: “Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada”.

Muchos hijos de Dios hoy en día son dominados por esta misma actitud: Agotan sus fuerzas en el trabajo, en la familia, en el ministerio para el Señor, sin escuchar Su voz y sin disposición de hacer Su voluntad – y están al borde de un colapso nervioso. Sin embargo, ya hace mucho que el Señor quiere guiar a estas personas a delicados pastos y aguas refrescantes, para confortar sus almas.

María aprovechó la ocasión cuando Yeshua estuvo de huésped en su casa, y a todo costo quiso escuchar lo que Yeshua tenía para decirle. Leemos en el vers. 39, de Lucas 10: “Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Yeshua, oía su palabra”. En María, vemos al hijo de Dios que ha entrado en el reposo. Ella permitió que el Señor la guiara hacia los delicados pastos y las aguas refrescantes, y fue confortada por Él. Y es justamente lo que el buen Pastor con tanto gusto nos quiere dar. Sin embargo, no es fácil encontrar la quietud en medio de la agitación de la vida diaria. Hay que tener una firme disposición para esto. Tiene que ser el deseo del corazón el volver a encontrar la quietud.

La profunda quietud solamente la encontramos en la comunión con Yeshua, en la intimidad, en su presencia, descansando en sus manos

No nos sirve saber teóricamente muchas cosas de la Biblia si no las practicamos. Dice Santiago: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.” ¿Cuál fue la experiencia de María cuando se sentó a los pies de Yeshua y escuchó Sus palabras? Ella encontró una renovada y profunda comunión con el Señor. Esto mismo quiere lograr el Señor contigo, llevándote hacia delicados pastos, guiándote al agua refrescante y confortando allí tu alma.

Él mismo es el “pasto delicado”, el “agua refrescante” y la confortación para nuestras almas. Cuando imaginamos pastos delicados, pensamos en una pradera con pasto verde lleno de savia, en el fondo de un valle que emana una profunda quietud. Se dice que el color verde tranquiliza. Y este tranquilizador color verde tiene mucho que ver con Yeshua, que es la fuente de todo descanso. En Mateo 11:29, Lo escuchamos decir: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas“. CRISTO mismo te invita a venir a Él y a encontrar en Él el verdadero descanso. Él quiere llevarte a aguas de reposo. Y esto nos hace pensar en Juan 7:37 y 38:“En el último y gran día de la fiesta, Yeshua se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.” O también podemos pensar en Apocalipsis 22:17: “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (y podríamos leer también el Sal. 36, vers. 8 y 9).

Además, el buen Pastor también quiere confortar nuestras almas. Esta confortación solamente la encontramos en Él mismo. Pero ¿cómo sucede esto en la práctica? El buen Pastor busca a la persona que ha comprado por Su sangre y se ofrece a sí mismo. En aquel entonces, en Betania, buscó personalmente a María y a Marta. Y también en este momento Él sabe cómo estás, y cómo es la situación en tu trabajo y en tu familia. Hoy Él se te ofrece a sí mismo por medio de la Palabra escrita. Él mismo dijo, lo que encontramos en Juan 5:39: “Las Escrituras… son las que dan testimonio de mí”. Y en Lucas 24:27 leemos: “Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían.”

Estoy convencido de que un hijo de Dios preocupado e inquieto por las circunstancias de su vida, es atraído fuertemente por el Espíritu Santo hacia el buen Pastor. Es como si el Espíritu Santo le dijera: “Lo que necesitas son los delicados pastos y las aguas de reposo del Pastor.” Y el mismo Espíritu impulsa al hijo de Dios a abrir las Escrituras, por medio de las cuales CRISTO se quiere manifestar a él. Si te sientes impulsado a leer la Biblia, hazlo. Pues entonces el buen Pastor te guiará a delicados pastos y aguas de reposo, para confortarte allí.

También David estuvo exhausto, sin ánimo y sin fuerza, como leemos en 1 Samuel 30:6: “Y David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo… mas David se fortaleció en Yhwh su Dios.” Yo también puedo testificar que muchas veces el Señor, cuando me sentía vacío y exhausto, me fortaleció y me animó nuevamente por Su maravillosa Palabra. ¡El buen Pastor me guió de nuevo a Su reposo por medio de Su Palabra! Amados hermanos, es nuestro sincero deseo que el Buen Pastor pueda guiarnos, a ustedes y a nosotros, de nuevo a Su reposo por medio de Su Palabra. Quiera Dios que nuestro corazón esté dispuesto a fortalecerse en Dios, porque solamente así encontraremos descanso para nuestras almas. ¡Deseo de todo corazón que así sea!

Si tiene preguntas, inquietudes o peticiones de oración, escribanos a iglesialapalabradelreino@gmail.com.

Bendiciones

Carlos

.comment(0)

DIFERENCIA ENTRE PROFECÍA Y ADIVINACIÓN

profeciaEn estos tiempos de misticismo, de incertidumbre y donde reina el caos y al confusión, entre las iglesias, congregaciones y demás grupos pseudocristianos, es necesario hacer una clara diferencia entre los que la profecía bíblica, la adivinación y  las interpretaciones o deseos a veces hasta con buena intensión de los llamados profetas  de hoy día. La historia se repite y siempre se repetirá, en los tiempos de Jeremias, los llamados profetas de Dios, estaban vendidos al mejor postor, diciendo siempre las cosas que convenían a cada persona dependiendo de su posición social, o de cuanto podían aportar para sus ministerios,  yendo esto, contrario a la verdadera visión y mandato de Dios, dada a conocer a los hombre a través de su verdadero profeta, (Jeremias) el cual ninguno quiso escuchar.

Hace algunos anos, el papa de un amigo enfermo de gravedad, y este me pidió que fuese a orar por el a su casa,  siendo este un hombre muy reconocido a nivel eclesial en mi ciudad, antes de mi había tenido ya varias visitas muy importantes, los cuales habían vaticinado ya, la sanidad y restauración total de este hombre, cosa la cual no vi muy factible y así se lo hice saber a mi amigo, enfadado con migo por esto, me injurio diciendo que si me creía yo saber mas que los grandes y muy letrados ministros del evangelio, a los pocos días el hombre falleció.

ADIVINAEl espíritu de adivinación tiene su origen en prácticas ocultistas y siempre ha sido severamente condenado por Dios todo aquel que lo practique, porque está relacionado con lo satánico, no olvidemos que otro de los nombres que recibe el supuesto adivino, es también pitonisa, que corresponde principalmente a las mujeres que practican la hechicería, aunque también han existido hombres pero en menor cantidad.

Pitonisa proviene de pitón, la serpiente, la cual en la Biblia se la define como Satanás mismo. En Apocalipsis Dios nos revela cuál será su destino final junto a todos sus subalternos.

Ap 12:9 “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él”.

Estas prácticas de adivinación también se las identifica en la Biblia como la labor de los agoreros, aquellos que pretenden conocer y tener el poder de predecir el futuro. Todas estas actividades están fuertemente condenadas en la Palabra del Eterno, porque solamente Dios conoce el futuro, es un atributo exclusivo de la divinidad.

Satanás que siempre ha querido ser igual a Dios, pretende poseer ese atributo divino, pero él ni ninguno de sus demonios que controla, y menos aún los mortales que están a su servicio practicando la adivinación, NO PUEDEN predecir el futuro.

Satanás en su esfuerzo por pretender ser igual a Dios, se disfraza como omnisciente, omnipresente y todopoderoso, pero eso es una falsedad más del engañador, el padre de mentiras.

Por citar brevemente un ejemplo, él no es omnipresente, es decir, no está en todas partes al mismo tiempo al igual que Dios, porque necesita estar recorriendo toda la tierra para conocer lo que sucede acá.

Job 1:7 “Y dijo Yhwh a Satanás: ¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Yhwh, dijo: De rodear la tierra y de andar por ella”.

Pero aún en esa tarea de espionaje mundial, no está enterado de todas las cosas que suceden en este mundo. Porque cuando intentó matar al Señor Yeshua durante su infancia y utilizó al sanguinario y cruel gobernador Herodes para matar a todos los niños de Belén, no solamente el Señor escapó de sus garras con José y María, conforme le anunció Dios a José por medio de un ángel para que huyeran a Egipto, sino que Satanás nunca pudo encontrar o saber que CRISTO estuvo allá durante toda su infancia hasta la muerte de Herodes, tiempo en el cual CRISTO regresó a Nazaret.

Por lo tanto los supuestos “adivinos” solamente hacen sus predicciones basados en informaciones y observaciones que ellos mismos hacen y utilizando o escuchando con atención lo que otros hablan. Y aquellos que dicen tener comunicación con “espíritus” que les hablan, no son más que demonios que pueden pasarles información de cosas que ellos, en sus “rondas” por este mundo que hacen a diario junto a su jefe, Satanás, han visto o escuchado en toda la tierra.

LUISAA diario personas me consultan maravilladas que una de estas adivinas que abundan en las iglesias de hoy, por ejemplo, le había revelado que una hna. que estaba dando a luz un hijo, el bebé había muerto en el hospital. Otra que estaba embarazada, la adivina de la iglesia le había anunciado que tendría un hijo varón, otra que conocería a un joven y se casaría con él. Un hno. muy afligido me contaba que la adivina le había anunciado que perdería su trabajo, pero que no se preocupara, porque el Señor le tenía preparado otro trabajo en una empresa diferente. Otra hna. me escribió muy angustiada porque la adivina de su iglesia le había relatado toda su vida y que todo era cierto, lo cual no es de extrañar, porque los chismes en las iglesias corren más rápido que el pensamiento de estos hnos.

Si analizamos a la luz de la Palabra de Dios estos “espíritus de adivinación” encontramos que todos funcionan de la misma manera, pero lo que debemos considerar muy seriamente, es cuál debería ser la conducta del creyente que se expone ante una de estas pitonisas y escucha sus “adivinaciones”. Copiado ilegalmente de EstudiosMaranatha.com

Hch 16:12 (Pablo y Silas) “estuvimos en aquella ciudad algunos días.
Hch 16:16 Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.
Hch 16:17 Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
Hch 16:18 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de CRISTO, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.
Hch 16:19 Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades”

La “tremenda” revelación de esta muchacha que tenía un espíritu de adivinación, fue que Pablo y Silas eran siervos de Dios y que anunciaban el camino de salvación. Esa supuesta revelación no tenía nada de extraordinario, porque Pablo y Silas llevaban varios días en esa ciudad anunciando públicamente el camino de salvación y era obvio que ellos eran siervos de Dios.

Esta muchacha, como todas las “adivinas”, había desarrollado una capacidad de observación mayor que el común de la gente, a todo lo que veía y escuchaba. Tampoco era diferente a las adivinas modernas de las iglesias de hoy, porque también daba grandes ganancias a sus amos adivinando.

Pero la gran lección que debemos sacar de este relato bíblico, es que el verdadero hijo de Dios no se complace con los anuncios de estos personajes, aunque sea verdad, más aún, debe repudiarlo y no poner oído a sus palabras porque provienen del enemigo de las almas. El apóstol se indignó con esta muchacha y ordenó al “espíritu de adivinación” salir de ella, desde ese mismo momento ella perdió su capacidad especial de observación y si tenía comunicación con demonios, también la perdió.

Y no podría ser otra la actitud del verdadero hijo de Dios, porque el Señor condena duramente estas actividades que quedan dentro del área del ocultismo y satanismo.

Lev 20:26 “Habéis, pues, de serme santos, porque yo Yhwh soy santo, y os he apartado de los pueblos para que seáis míos.
Lev 20:27 Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos”.

Deut 18:10 “No sea hallado en ti quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,
Deu 18:11 ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
Deu 18:12 Porque es abominación para con Yhwh cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Yhwh tu Dios echa estas naciones de delante de ti”.

El don de profecía, como todos los otros dones que repartió el Espíritu de Dios, siempre fue para la edificación de la iglesia, no para estar haciendo anuncios que un hna. embarazada tendrá un hijo varón, eso no edifica en absoluto a la iglesia, solamente está para impresionar a la congregación.

En una predicción como esa tiene un 50% de acertar, si efectivamente nace un hijo varón, la popularidad de esa “profetiza” aumenta considerablemente al igual que su influencia sobre la iglesia. Si llegara a fallar y naciera una niña, nadie se acordaría de eso, y si hubiera algún atrevido que pretendiera indagar por qué no se cumplió el anuncio del profeta o profetiza, simplemente se le hará callar diciéndole que no debe contrariar o hablar contra el “siervo de Dios”.

El don de profecía existió legítimamente durante el tiempo de la niñez de la iglesia, donde el Señor entregaba revelaciones directas a casos puntuales en las iglesias que lo requerían, debido a que aún el Señor no había entregado toda la revelación que el hombre necesitaba para que supiera como debía conducirse en la casa Dios.

Pero una vez que llegó eso perfecto que es la Palabra de Dios y se terminó de escribir la última pág. de la Biblia, esas profecías se acabaron, de lo contrario tendríamos que seguir añadiendo págs. a las Sagradas Escrituras. Es más, en la última pág. de la Biblia el Señor dejó una advertencia muy solemne para sellar Su libro Santo.

Ap 22:18 “Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro”.

Por este motivo nos dijo este importante anuncio durante los tiempos apostólicos, cuando aún faltaba esa revelación final.

1Co 13:8 “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.
1Co 13:9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;
1Co 13:10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.
1Co 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño”.

Por lo tanto, el espíritu de adivinación es completamente diferente al don de profecía. La adivinación está condenada por Dios y fue repudiada por los apóstoles, aunque fuera verdad. Está dentro del ámbito del ocultismo y prácticas satánicas, se utiliza para obtener ganancias deshonestas, especialmente por los pastores, “sopladores” y curanderos como parte de sus espectáculos.

Allí es cuando las agoreras ostentan de sus mejores historias para relatar los males que llegaron a quienes no habían pagado el diezmo, y las infinitas bendiciones que recibieron los que cumplieron con ese pago (como si Dios vendiera el favor divino).

El don de profecía es muy diferente y fue entregado durante el tiempo de la niñez de la iglesia, hasta que llegara la revelación completa de la Biblia. Siempre fue para edificación de la iglesia(como todos los dones que repartió el Espíritu) y nunca para lucimiento personal o lucro.

Deuteronimio 18, nos dice la manera de desenmascarar a un falso profeta

17 Y Yhwh me dijo: Han hablado bien en lo que han dicho.

18 Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare.

19 Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta.

20 El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.

21 Y si dijeres en tu corazón: ¿Cómo conoceremos la palabra que Yhwh no ha hablado?;

22 si el profeta hablare en nombre de Yhwh, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Yhwh no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.

Bendiciones en Cristo

Carlos

.comment(0)

CARTA A LAS SIETE IGLESIAS DE APOCALIPSIS ¿EN CUAL ESTAS TU?

MenorahLg(Apocalipsis 2:1-3:22)

En las “Biblias” traducidas del latín y del griego, se habla mucho de “la iglesia,”  “las iglesias,”  y en Revelación,  de “las siete iglesias.”  La palabra “iglesia” es una mala traducción del original hebreo “kejilah” y del griego “ekklesia”—ambas de las cuales significan simplemente “asamblea de hermanos,” o congregación.

Las cartas a las Siete asambleas, kejilhot ó “iglesias” apocalípticas antes que nada son una unidad  de siete dentro de las muchas otras unidades que existen en la Torah. Otras unidades de siete son los Siete Sellos, las Siete Trompetas y las Siete Copas de la ira de Yahweh. 
También hay unas  misteriosas y mal interpretadas Siete Cartas, que desde el cielo Yahushua JaMashiaj ha dirigido a Sus Siete Asambleas, en el Libro de Revelación.  Como bien sabemos—o deberíamos saber, antes de su partida de vuelta al Padre en el cielo, Yahushua describió a la “iglesia” verdadera como si fuera Su Cuerpo Kodesh/Santo, y dijo que El estaba a la cabeza de ese cuerpo.  Tras haber partido, sobre ellla derramó Su Espíritu Kodesh en el Dia de Shavuot, tal y como había prometido. Debido a que el número siete denota la plenitud divina en lo que respecta el bregar de Yahweh con la humanidad, como “un todo” las siete cartas forman UNA UNIDAD que tienen un mensaje a la  totalidad de la asamblea o iglesia universal de Yahushua.  Algo que ignora o desconoce un gran sector del cristianismo y mesianismo tradicional actualmente, es que dichas cartas son proféticas y cuya vigencia a lo largo del tiempo y de las eras no ha disminuído.   El apóstol Juan hace claro que dichos mensajes son  para HOY, “los días del fin.” Comienza el relato asegurando:“Bienaventurado el que lee y los que oyen las palabras de esta profecía y guardan las cosas que están escritas en ella, porque el tiempo está cerca. Juan, a las siete “iglesias” que están en Asia: gracia a vosotros y paz…

Luego Juan continúa su relato, detallando los mensajes que Yahushua le ha dado,  para cada una de esas Siete Asambleas “que están en Asia.”  Ciertamente, cuando Juan escribía este libro, esas siete asambles “estaban” en Asia.  Esas Siete “Iglesias” todavía existían.  Muchos alegan que ya no existen.  Las antiguas y originales Siete Iglesias de Asia menor ciertamente ya no existen desde entonces,  pero mas adelante veremos que estas siete nos fueron dadas como representaciones, o como un “antetipo” a nivel  terrenal de un mayor “tipo” espiritual cuya residencia es básicamente celestial y eterna,  y no terrenal y pasajera.

“Y al volverme, vi siete candeleros de oro;    y en medio de los candeleros, vi a uno semejante al Hijo del Hombre … (…) … y los siete candeleros SON  las siete iglesias.”

Otra vez,  aparentemente,  según hemos visto hasta aquí,  el apóstol Juan inicia el Libro de Revelación dirigiéndose a “las siete iglesias” allí mencionadas nadamás.  No obstante en el vers 20 Yahushua revela que eas siete iglesias SON LOS SIETE CANDELEROS QUE ESTAN EN EL CIELO.  Son antetipo de un tipo celestial.  

Paralelamente, Yahushua nos llama su asamblea, iglesia  o kejilah.  El dice que Su verdadera Iglesia somos nosotros los creyentes. Luego nos dice que nuestra ciudadanía no es de este mundo, sino que nuestra ciudadanía es celestial.  Ahora vemos por qué lo dijo!  Y es que en el cielo hay una menorah con siete candeleros que nos representan!  

Yendo hacia atrás en el tiempo hasta el primer siglo—cuando fueron escritas y dadas a Juan estas siete cartas, vemos sin duda alguna que hay más de siete iglesias en Asia,  y ciertamente muchísimas más en el resto del mundo de aquel entonces.   Por ejemplo, Colosas, Alejandría, Damasco, Creta, Roma, Tesalónica, Corinto, Jerusalém, tenían todas grandes concentraciones de hermanos, o congregaciones. 

En todas esas ciudades había entonces había “iglesias” o kejilhot, es decir, comunidades de seguidores de Yahweh en Yahushua.  También en España y en “las islas de a lo lejos” (las Islas Británicas, o “islas de los hijos del pacto”—“Berit-ish”) había muchos conversos.   Allí y desde muchos siglos antes, se habían asentado gálatas, judíos, efrayimitas, y hebreos pre-Israel de todo tipo.  Por ese motivo,  los apóstoles Shaul, Juan, Yaacob y otros, llevaron sus predicaciones a esos lugares entonces tan remotos.  En algunos de esos lugares se reunían en sinagogas, en otros en casas particulares.

La asamblea de Jerusalém, por ejemplo, era la original y una de las mas importantes, sin embargo esta y tantas otras mas,  aparentemente han  sido omitidas del recuento hallado en Apocalipsis 1, 2 y 3.  En 1:11 al apóstol  Juan se le ordena:

“Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.”   

En el v. 13 vemos a Yahushua en el cielo morando entre siete candeleros, es decir, entre “las siete iglesias,” y a través de dichas cartas averiguamos lo que Él observó mientras caminaba en medio sus las siete iglesias (2:1).   Dice Juan:

“Y me volví para ver de quién era la voz que hablaba conmigo. Y al volverme, vi siete candeleros de oro;   y en medio de los candeleros, vi a uno semejante al Hijo del Hombre.”

¿Por qué razón Yahweh ha omitido las asambleas de Jerusalém, Tesalónica, Colosos y tantas otras más del recuento hallado en Apocalipsis?    ¿Por que razón Yahweh escogió sólo a esas particulares Siete Asambleas habiendo tantas otras?

Amados hermanos,  sucede que esas siete antiguas “iglesias” de Asia Menor  (Éfeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea)  entre todas  tenían una peculiar distinción, y  todas poseían características individuales muy particulares y diferentes.  Notablemente,  estas siete cidades estaban ubicadas a lo largo de una larga y siniosa ruta postal del imperio romano.

Diariamente los carteros romanos salían a caballo en su largo recorrido a través de cada una de esas ciudades en la famosa ruta postal.  De la primera ciudad, Efeso, pasaban a la segunda ciudad,  luego iban  la tercera,  y de allí a la cuarta, quinta, sexta y finalmente terminaban en la última ciudad, llamada Laodicea.  Por cada ciudad que pasaban iban dejando el correo romano destinado a cada una de esas siete ciudades, pero a la misma vez iban recogiendo la correspondencia de cada una de esas localidades,  y;  tal como hacen los atletas en una carrera de relevos, llevándola consigo y soltándola  de ciudad en ciudad hasta dondequiera que fuere su destino. 

Estas ciudades no fueron escogidas por Yahweh “al azar,” dado que El,  en su infinita sabiduría,  no ejecuta nada sin un propósito  preconcebido y específico.  Como ya dijimos,  a estas antiguas ciudades las distinguían ciertas características que por cuya descripción quedaban perfectamente adaptadas al maravilloso y abarcador Plan de Yahweh.  Mas adelante analizaremos lo que cada uno de esos nombres representan.

Nuestro Amo y Soberano Yahushua es uno que camina en medio de las asambleas/ iglesias y ve sus obras, tanto las buenas como las malas.  Las cartas a las siete iglesias o asambleas de Revelación son proféticas, y representan las diferentes imperfecciones que es posible encontrar en asambleas individuales en diferentes localidades del mundo a través de todos los  diferentes tiempos y eras.   Sin importar el lugar,  las eras, ni los tiempos en que existan hermanos fieles, o hayan “iglesias” o “asambleas;”  Nuestro Amo y Soberano las considera a todas juntas como si fueran UNA.   TODOS somos parte de ese mismo cuerpo espiritual de Yahushua a través de las eras.  Yahushua deja claro a Juan que lo que está por decirle a sus kejilhot a través de esas Cartas, se refiere a todos los tiempos, hasta el futuro tiempo previo a su retorno a la Tierra.

“Escribe, pues, las cosas que has visto, y las que son, y las que han de suceder después de éstas.”

Las siete cartas a las siete iglesias nos dan un modelo contra el cual podemos medir nuestra propia asamblea o “cuerpo del Mashiaj”  a nivel colectivo,  o a nivel individual, nuestra propia fe o profesión de la emunaj;   a fin de ver sus (y nuestras) propias  debilidades y fortalezas de manera anticipada,  a nivel individual y colectivo.  De esta forma, podemos realizar las respectivas correcciones.   Efectivamente, mis amados hermanos y hermanas, las Cartas nos dan también un remedio muy efectivo para nuestras deficiencias.

En esta sección preliminar Yahweh está juzgando a la totalidad de Su iglesia/asamblea a fin de purificarla del pecado que pueda tener adentro o estar tolerando, para que luego de realizar las debidas correcciones pueda soportar la persecución venidera,  y también para que no sea condenada junto con el mundo (1 Cor. 11:32).   Vean la advertencia dada en Apoc. 18:4  para que la hermandad de creyentes, o asamblea/iglesia,  “salga de Babilonia” para no participar de sus pecados y juicios.  Si Yahweh se le manda a salir de Babilonia, entonces es que sin duda alguna se encuentra allí metida en los días del fin!   Yahweh no está hablando osciosamente.Este juicio de la Gran Babilonia está descrito más tarde en las secciones de las Siete Trompetas, las Siete Copas, el juicio de la mujer prostituta y el día del juicio.

A la asamblea de Pérgamo se le advierte sobre la enseñanza de Balaam referente a la idolatría y la inmoralidad, y a Tiatira se le advierte sobre la antigua hechicera Yezabel que arrastra a la kejilah hacia la idolatría y la inmoralidad.

Por otra parte,  la asamblea final,  Laodicea, cree que es rica pero es en realidad pobre.   No obstante,  encontramos que aquellos a quienes el Cordero ama, los reprende y disciplina.  Aquí Yahweh advierte a la kejilah porque el mundo y sus inclinaciones han infiltrado y contaminado a Su Kejilah del fin, pero más tarde las siete trompetas sirven de advertencia al mundo para que se arrepienta de su idolatría y de sufrir sus resultados (las maldiciones prescritas).  Dado que la mayoría de la humanidad no se arrepiente, la prostituta mujer iglesia-estado llamada “Babilonia,” que seduce a la gente del mundo, es destruida ella misma por el fuego—y junto con ella los hermanos de Pérgamo que no “hayan salido de ella.”

Esmirna y Filadelfia, notablemente,  están ambas afligidas por falsos judíos que las calumnian y persiguen. Más tarde encontramos los 144.000 que son sellados por Yahweh para protegerlos  por los finales 42 meses de las venideras siete trompetas.  Estos 144.000 reyes y sacerdotes ya no están en el mundo para cuando comienza la Gran Tribulación tres y medio años después de que inicia la Tribulación.   Para Yahushua,  estos hermanos son los verdaderos judíos, los llamados del Israel de Yahweh a integrarse a la Kejilah de Yahushua,  y también  los que vemos más adelante como una gran multitud que no se puede contar,  que “salió de la Gran Tribulación.”

A Esmirna se le advierte que se aproxima un período de prueba satánica y que para ser salvos deben de ser fieles hasta la muerte, y en 12:17 encontramos a Satanás haciendo guerra contra los santos/kodeshim.  En el cap. 13 encontramos que la Bestia del mar hace guerra contra los santos y los vence.  Encontramos que aquellos que no quisieron adorar a la bestia y a su imagen y no tomar su marca, son puestos a muerte, y sin embargo en 15:2  están aquellos que han sido victoriosos sobre la bestia, pues no tomaron su marca.

Éfeso.  por haber sido sana en doctrina,  perseveró bajo la adversidad. Ni el mundo ni la persecución eran el problema de los efesios originales, ni de los modernos efesios. Sin embargo, habían perdido su primer amor por Yahushua Ja Mashiaj y entre sí, y por lo tanto se habían convertido casi  en sub-creyentes o sub-talmidim.

¿Quiénes son los efesios espirituales hoy?  ¿A quién dirige Yahushua esta carta—si la misma es “para el tiempo del fin”?  

Amados hermanos,  los que hayan perdido su amor por Yahushua hoy en día,  esos son los modernos efesios de los que Juan y Yahushua hablan en esta carta!  ¿Qué deben hacer?   Lo mismo que deben hacer los hermanos de las otras seis kejilhot: prepararse!  Deben obedecer a Yahushua,  deben  RETORNAR,  es decir, arrepentirse a tiempo de todo lo que se les haya indicado, para prepararse desde ahora para poder vencer mas adelante!

Juan, como lo pone muy en claro su primera carta, considera al amor como la respuesta esencial al amor de Yahweh: “Nosotros le amamos a El, porque él nos amó primero” (1 Juan 4:19); “El que ama a Yahweh, ame también a su hermano” (1 Juan 4:21). Uno de los rasgos del testimonio de la iglesia era que sus miembros se aman unos a otros (Juan 13:34-35).   Nada de esto es una opción; es un mandamiento.   La contrapartida de Yahweh al odio del mundo debe ser el amor de los creyentes entre sí. La kejilah o iglesia de Sardis estaba al borde de la muerte y difícilmente estaba en una posición de soportar el ataque del mundo y sus valores. En forma similar la asamblea o iglesia de Laodicea estaba en peligro de recibir los valores del mundo.

En v. 1:19 le ordena a Juan: “Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas”.    Las cartas a las siete iglesias forman UN TODO, una unidad referida a “las que son,” y el resto de Apocalipsis trata con “las que han de ser después de estas.”

Las Siete Iglesias o Kejilhot son representaciones proféticas, pasadas, presentes y futuras, de una UNICA Kejilah de Yahweh.  Pertenecer a una de las siete iglesias por sí solo no garantiza la salvación—salvo en el caso de Filadelfia y Esmira.  Ellos ya han depurado. El resto tiene que arrepentirse y depurar pronto de sus imperfecciones,  tal y como Yahushua aconseja hacer a cada uno, mediante sus cartas de corrección!

EL CONTENIDO DE LAS CARTAS A LAS SIETE “IGLESIAS”
Las cartas “a las siete iglesias” o kejilhot de Revelación siguen un patrón de siete partes:

  1. Un saludo al ángel de la iglesia
  2. Una referencia a la auto-designación de Yahushua de Ap. 1:12-19. Esto tiene alguna aplicación a la carta a la iglesia
  3. Un elogio: “yo conozco tus obras…” (excepto en el caso de Laodicea y Pérgamo)
  4. Una reprimenda, si corresponde (excepto en el caso de Esmirna y Filadelfia)
  5. Una invitación a arrepentirse o una advertencia
  6. Un llamado a oír. La frase “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias
  7. Una promesa. La frase “Al que venciere” seguido por una referencia a una recompensa mencionada más adelante en Apocalipsis

Estas promesas al final de cada carta siguen un orden histórico. El árbol de la vida no se refiere atrás hacia el Edén, sino hacia la futura vida eterna; la segunda muerte, no a la caída del hombre, sino a la futura destrucción de los impíos; el maná escondido no sólo al antiguo y literal maná del desierto, sino al maná de Yahushua que nos dará durante el Reino; la piedra blanca, no a las piedras grabadas sobre el hombro y la pechera del Sumo Sacerdote,  sino a la piedrita con un nuevo nomturo que Yahushua nos dará acada uno; la vara de hierro, no a Moisés sosteniendo la vara de Yahweh para derrotar a Amalec (Ex. 17:8),  sino a la espada de la Verdad con la que vencemos al mundo; la vestidura blanca, no a la literal vestidura de los sacerdotes, sino a la vestidura espiritual de cada uno de tros; el pilar en el templo, no a los literales pilares  del templo de Salomón, sino a la promesa de Yahushua de hacernos pilares de su templo kodesh en la Celestial Jerusalém; y sentarse en el trono, no al reino de Salomón en gloria y paz, sino a sentarnos en el Trono Celestial de Yahweh una vez estemos en El, según Yahushua prometió.

Hay tres aspectos bajo los cuales estas cartas pueden ser consideradas:

 

  1. Como una descripción de Yahushua del estado de las siete iglesias de creyentes que existían entonces (lo que llaman preterista)
  2. Como un adelanto profético de la era mesiánica que comenzó entonces y concluirá con la venida de Yahushua (lo que llaman historicista)
  3. Una revelación de las siete características principales de los creyentes de la verdadera iglesia que se encuentran siempre a lo largo de la era (lo que algunos llaman idealista)

Es un error afirmar que tan solo una de aplicaciones es correcta.  El primer punto (i) es obvio pero éstas fueron escogidas de todas las iglesias literales que existían entonces porque revelan los estados de cada iglesia en todas las edades. El número siete, el número de la plenitud, lo sugiere.

La segunda es una creencia sostenida ampliamente por Juan y evidenciada por el resto del libro de Revelacion, que estas siete iglesias, en el orden usado, prefiguran un desarrollo progresivo de la verdadera iglesia a lo largo de la historia.  En su saludo al inicio del Libro, juan hace clara referencia que lo escrito allí es profecía.

a. la primera carta revela el comienzo de la declinación al decrecer el primer amor, y la última (Laodicea) muestra el resultado final de esto en el rechazo de parte de Yahushua.

b. El significado del nombre de cada iglesia se corresponde con el rasgo histórico de la etapa asignada a cada una

c. La historia de la era de la Kejilah de hecho ha seguido las etapas así delineadas oscuramente por adelantado

Uno de los temas que corre a lo largo de las cartas son las promesas de recompensas para aquellos que vencieren. Claramente Yahushua es el modelo de uno (y el único) que venció (3:21) y se hizo “primicias de muchos hermanos.”  En la primera carta de Juan leemos de aquellos talmidim dentro de los cuales vive la palabra de Yahweh y que han vencido al maligno (1 Juan 2:14); aquellos que vencieron al anticristo porque Yahuhua dentro de ellos es mayor que Satanás (1 Juan 4:4); aquellos que vencieron al mundo por fe (1 Juan 5:4). ¿Quién es el que vence al mundo?  Sólo el que cree que Yahushua es el Hijo de Yahweh (1 Juan 5:5). En Juan 16:33 Yahushua les dice a sus discípulos que en el mundo ellos tendrían aflicción pero que no temieran porque él ha vencido al mundo.

Las recompensas para aquellos que venzan involucran una parte del Mashiaj mismo:

 

  1. Comerán del libro de la vida regado por el río de la vida cuya fuente es Mashiaj (2:7)
  2. Recibirán el maná oculto, que es Yahushua, el verdadero pan que desciende del cielo (2:17)
  3. Compartirán la autoridad de Yahushua Ja Mashiaj sobre las naciones (2:26)
  4. Caminarán con Yahushua vestidos de blanco (3:4)
  5. Escribiré en él mi nuevo nombre (3:12)
  6. Se sentará con Yahushua sobre su trono (3:21)

Las cartas a las siete iglesias son parte integral del libro porque se refieren a la visión de Yahushua Ja Mashiaj y la Nueva Jerusalém al final del libro. En las cartas Él prepara y purifica la iglesia para que pueda soportar los ataques próximos sobre ella por parte de sus enemigos: Ja Satán, la bestia, el falso profeta, el mundo y su seducción que están descritas en el resto del libro.


Resumen de la condición de las kejilhot/iglesias:

i. Elogiadas con nada en contra:

Esmirna: Pobre materialmente pero rica espiritualmente, soportando aflicción, calumniada y perseguida.

Filadelfia: Puerta abierta, poca fuerza, mantuvo su palabra, no había negado su nombre, soportó con paciencia.


ii. Elogiadas pero con cosas en contra:

Éfeso: Trabajo duro, perseverancia, no se cansó, no puede tolerar hombres malvados, pero había perdido su amor

Pérgamo: Vive donde Satanás tiene su trono, Antipas fue martirizado, se mantiene fiel a su nombre pero, no renunció a su fe, pero algunos siguen la enseñanza de Balaam

Tiatira: Tiene amor y fe que crecen, pero tolera la falsa enseñanza de Jezabel

iii. Sin nada para elogiar:

Sardis: Reputación de estar viva, pero espiritualmente muerta. ¡A despertarse!.

Laodicea: Tibia, materialmente rica pero espiritualmente pobre, ciega y desnuda. A punto de ser vomitada

Las descripciones de las iglesias apocalípticas con todas sus imperfecciones sirven para definir los límites dentro de los cuales la iglesia puede existir y ser salva, pero sin embargo todas son parte de la verdadera iglesia de Yahushua a pesar de sus imperfecciones, porque Yahushua a todos sus miembros los considera hermanos y los reprende porque los ama.  El espera que esa reprensión los motive a enmendar su proceder, a manera que sean salvos al final!.

Como siempre y en cada uno de los temas que expongo en esta pagina, no quiero decir que sea la ultima palabra en todo, pues a la verdad, el único que tiene el conocimiento pleno de todas las cosas es nuestro amado maestro Yahushua, y la intención es que a través de este el mismos Espíritu de Dios nos lleve a un concenso de todas las cosas

Bendiciones en  Cristo : Carlos
.comment(0)

PUEDEN LOS ÁNGELES CAÍDOS PROCREAR?

Este es uno de los temas mas controversiales de la biblia, es así como en mi humilde opinión, quisiera dar mi punto de vista sobre este tema, aunque aun queda  mucha tela por cortar, ya que la biblia no nos da un concepto claro sobre esto, no haciendo de esto una doctrina única ni inapelable, ya que Dios en su gran misericordia y bondad cada día nos da a entender sus misterios y nos revela las cosas que están designadas para estos últimos tiempos (Ap 10:4) Después que los siete truenos hablaron, iba yo a escribir, cuando oí una voz del cielo que decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho y no las escribas.

Gen 6:1-4

Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les nacieron hijas, al ver los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Entonces dijo YHWH: «No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años.»

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los hombres valientes que desde la antigüedad alcanzaron renombre.

Aclaro que hay temas bíblicos, los cuales aunque nos edifican en cuanto al conocimiento y sabiduría, PERO no cambian nuestros corazones, ni nuestras vidas, y tampoco hacen que el carácter de Cristo se forme  en nuestro corazón, es así como el mismo apóstol Pablo, siendo Saulo, era conocedor de todos estos temas a profundidad, ya que en su condición de religioso, (Fil 3:5) estos temas ocupaban gran importancia en su vida, mas luego de tener su encuentro personal e intimo con Cristo dijo (Fil 3:8) Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo.  y ademas nos confirma los siguiente: (1Cor 2:2 ) pues nada me propuse saber entre vosotros, excepto a CRISTO, y éste crucificado. Haciendo mas fuerte y valedera su nueva vida en Cristo y sus enseñanzas, que  su antigua vida y doctrinas de la religión judaica.

He investigado este tema entre predicadores de gran renombre, entre los cuales la mitad afirma una cosa y la otra mitad los desmienten, por lo tanto he optado por creer solamente en lo que dice :

El Hijo, superior a los ángeles

Hebreos 1

Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:
    Mi Hijo eres tú,
    Yo te he engendrado hoy,  y otra vez:
    Yo seré a él Padre,
    Y él me será a mí hijo? 

Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
    Adórenle todos los ángeles de Dios. 

Ciertamente de los ángeles dice:
    El que hace a sus ángeles espíritus,
    Y a sus ministros llama de fuego. 

Mas del Hijo dice:
    Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;
    Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

Has amado la justicia, y aborrecido la maldad,
Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo,
Con óleo de alegría más que a tus compañeros. 

10 Y:
    Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,
    Y los cielos son obra de tus manos.

11 Ellos perecerán, mas tú permaneces;
Y todos ellos se envejecerán como una vestidura,

12 Y como un vestido los envolverás, y serán mudados;
Pero tú eres el mismo,
Y tus años no acabarán. 

13 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: sientatea a mi diestra hasta que ponga a tus enemigos al estrado de tus pies.  

14 ¿No son todos espíritus ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la salvación?

No es posible que los ángeles se puedan procrear, ninguno de los que estudie, pudo confirmar biblicamente esta afirmacion  Consideremos esta postura:

“Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán
como los ángeles de Dios en el cielo.” (Mt 22:30).

Además lo que dice Judas 6:
“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;”

Se refiere a los ángeles que fueron engañados por Satanás cuando este último se rebeló contra Dios, y este hecho lo vemos claramente en los pasajes de Isaías    cap. 14 y Ezequiel cap. 28; ahora el libro de Apocalipsis hace referencia a seres espirituales (demonios) que serán soltados en la gran tribulación:

“El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo ala tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo.
Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y
se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo.
Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen
poder los escorpiones de la tierra.
Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna,
ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de
Dios en sus frentes.
Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su
tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre.
Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y
ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos.
El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra;
en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas;
tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones;
tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el
estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla;
tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían
poder para dañar a los hombres durante cinco meses.
Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es
Abadón, y en griego, Apolión.” (Apocalipsis 9:1-11)

Obsérvese que los demonios salen del abismo, o pozo del abismo (una prisión) el
cual tiene una llave y ¿quién pudo encerrarlos ahí? Dios mismo lo dice en judas 6.; y dice que tienen por rey al ángel del abismo, un demonio de alto rango.Entonces el pasaje de judas 6 no hace referencia a los “hijos de Dios” de Génesis 6:1,2″

Ahora si suponemos que en ese tiempo, los hijos de Dios, eran ángeles, entonces hubiese también alguno que otro gigante por ahí dando vueltas en este tiempo, o esto les serviría de estrategia para crecer y multiplicarse aun mucho mas y así poder ganar la guerra o batalla final contra Dios (desafiando el poder y la deidad de Dios, como único creador del universo)

Por último el termino hijos de Dios cambia de aplicación a través de toda la escritura:

Estas escrituras hace referencia a ángeles:
Job 1:6: “Un día vinieron a presentarse delante de YHWH los hijos de Dios,
entre los cuales vino también Satanás.”
Job 38:7: “Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos
los hijos de Dios…”
Estas citas del nuevo testamento, por otra parte hacen referencia al hombre que
ha nacido de nuevo lavado por la sangre del cordero, como lo dice Pablo en
Gálatas cap. 3:26: “pues todos sois
hijos de Dios por la fe en Cristo;”
Juan 1:12 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;”
Romanos 8:16:” El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,de que somos hijos de Dios.”

gigantes biblicosAlgunos de los que estudie se apoyan en el libro  de Enoc. Para afirmar que los hijos de Dios de los cuales hace referencia Génesis 6:1,2 eran ángeles, lo cual no comparto, porque de este modo contradice las palabras de CRISTO: “Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.”
(Mt 22:30) ,además la suma de la palabra de Dios es verdad, y toda la escritura es inspirada por Dios, y tiene una armonía, así que nada se contradice, y si
“aparece algo contradictorio” es por lo que estamos viviendo hoy en día: las interpretaciones privadas.

En Génesis 1:27,28 dice: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”
Antes de la caída a ese estado en el que estaban Adán y Eva se le conoce como inocencia, al caer entraron en un estado de conciencia del pecado porque dice en Génesis 3:7 ” Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.” , ahí entro el pecado y ya no eran puros sino que habían desobedecido a Dios y por eso vino el juicio de Dios contra ellos y contra toda la raza humana, y es ahí que notamos algo, dice en Génesis 3 :14-19, encontramos tres juicios, contra la serpiente, contra Eva y contra Adán, y después notamos que hubo un antes y un después de la caída, en la serpiente , en la mujer y en el hombre:

Génesis 3:14 “Y YHWH Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste,
maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo;
sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.” Muchos
eruditos dicen y sostienen que la serpiente, el animal llamado serpiente tenia
patas (antes de la caída del hombre), pero que ahora por el juicio de Dios, le
tocaba arrastrase (después de la caída del hombre).

Dejaremos la parte del juicio contra Eva de ultimo porque es útil para explicar quienes son “los hijos de Dios” de Génesis 6:1,2.

Génesis 2:15 muestra el antes de Adán y Génesis 3:17-19 muerta el después de la caída; Adán en la caída experimento el dolor de ver como en el huerto todas las cosas les habían sido dadas bastante cómodas, por así decirlo pero la realidad de la caída las cosas se complicaron para El, en cuanto a la labor que tenia, en extremo. Era una señal de Dios que le recordaría: eres caído, eres caído, eres pecador…

Ahora Génesis 3:16: “A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos;… “

¿Será que hubo un antes y un después en Eva también?
Claro que si lo hubo; todas las respuestas están si el juicio de Dios fue que los dolores de parto se multiplicarían, y vemos las mujeres en el parto como sufren cuando ese momento llega, los dolores con extremos. Es una señal de Dios recordandole el momento de la caída.

Si Eva pudo tener hijos después de la caída, ¿Será que los cuando se encontraba en estado de inocencia (sin pecado)?

Dios a cada uno, (Serpiente, y también al diablo; Hombre y Mujer) por causa del pecado le quitó algo que los beneficiaba, algo que disfrutaban, algo en lo que se deleitaban. La palabra dice que herencia de YHWH son los hijos (Salmo 127. 3-5.).

Y si Dios les ordenó antes de la caída:”Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla…” ¿Acaso no se refería también a hijos? Claro que sí. Entonces Adán y Eva si tuvieron hijos cuando estaban en estado de inocencia, la tentación y la caída no se produjeron al tiempo después que Dios los creó. Probablemente pasaron años después que Dios los creó y luego vino la caída, Ahora sería un error pensar que en esos años no pudieron tener hijos.
Adán engendró a Set a la edad de 130 Años, y en el transcurso de ese tiempo se ubica la creación, porque Adán no fue creado niño sino Hombre, un adulto vigoroso y listo para procrear y hacerse a las  labores del huerto, pero en un estado de inocencia; también en el transcurso de ese tiempo se ubica la tentación y la caída.

nefilimAhora si Adán fue creado con esas facultades listo para fructificar y multiplicarse  claro que tuvo hijos, cuando estaba en estado de inocencia, porque la orden de Dios fue fructificaos, multiplicaos y llenad la tierra.

Además en Génesis 3:16 Dios le dice que: “…con dolor darás a luz a tus hijos” seria absurdo pensar que Eva iba a experimentar tener hijos con dolor si nunca los había tenido. Así como Adán experimentaría trabajar con dolor sin nunca haber trabajado, y la serpiente andar arrastrándose sin haber  andado con patas. Por eso hice la aclaración del antes y el después de la caída, porque los tres personajes experimentaron un cambio antes y después de la caída, uno ANDABA probablemente con sus patas. Pero después le toco ANDAR arrastrándose, otro TRABAJABA y labraba el huerto podía comer frutos solo con extender la mano, cuidaba el huerto; pero después le tocaba TRABAJAR más duro, con dolor y comer el pan con el sudor de su frente lo cual no hacia antes. La mujer obviamente TENIA HIJOS pero era posible que solo experimentara dolor mínimo, pero con la caída, el juicio de Dios fue:” Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos;… “

Es decir que Adán y Eva en su estado de inocencia antes de la caía SI tuvieron hijos, una muestra de esto es que en Génesis cap. 4:14 le dice a Dios” He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará. ”, es decir que ya había personas, que probablemente no solo eran hijos concebidos en pecado sino que también habían hijos nacidos en estado de inocencia, y Caín lo sabía. Por esto Dios le dice:” Y le respondió YHWH: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces YHWH puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara.” (Génesis 4:15) cuando Caín dice en el versículo 14: cualquiera, y Dios dice cualquiera en el versículo 15, aluden a personas, o animales.

gigantePor lo tanto los hombres y mujeres se multiplicaban, tanto hijos de origen inocente (Hijos de Dios) y los
hijos de origen pecaminoso (Hijos de los hombres); la tierra se comenzó a poblar hasta que llegamos al pasaje de Génesis 6:1, 2 que es donde se nos habla de los “hijos de Dios” y desde la creación hasta el diluvio pasaron 1656 años, había bastantes habitantes. ¿Por qué nacieron los gigantes? Porque vino una
mezcla entre dos razas, dos naturalezas totalmente diferentes, ambos eran humanos pero un grupo era corrupto hasta en su carne, pero otro eran puros hasta en su carne. Y ¿por qué no nacieron antes?, pues sencillamente porque los hijos de Dios, se juntaban con los hijos de Dios, y los hijos de los hombres con los hijos de los hombres. Pero llegó el momento en que los hijos de Dios miraron a las hijas de los hombres, y las tomaron por mujeres y tuvieron relaciones con ellas, porque ahí sí, ambos eran creados por Dios, ambos tenían la capacidad para tener hijos, porque no eran ángeles, ambos eran humanos, solo que una parte llevaba el linaje de la inocencia y otro el de la corrupción del pecado(ambos en alma y cuerpo), el fruto de esta unión terrible fueron los gigantes; ahí empezó el caos del periodo antediluviano, el pecado llegó a la presencia de Dios, por eso su enojo y furor. Entonces el diluvio no puede verse como un juicio sobre los ángeles sino sobre toda la raza humana existente en aquel tiempo. Y absolutamente todo, todo fue encerrado bajo pecado para que viniese el juicio de Dios, sobre aquella generación, y la salvación de Dios por medio del arca.

Por tanto los “hijos de Dios” que aparecen en Génesis 6:1,2 fueron (porque con el diluvio perecieron) descendientes de Adán y Eva cuando estos estaban en estado de inocencia., que se multiplicaron, hasta llegar al tiempo del que se habla Génesis 6. No se le puede llamar hijo de Dios a cualquier persona, sino a aquel que tiene una especial relación o vinculo con Dios. Por eso mismo este ejemplo es llevado a través de la Biblia al pueblo de Israel, de no juntarse con otros pueblos, paganos, pecadores. Y también a nosotros los creyentes; a los cuales nos fue dado el Espíritu de adopción, el Espíritu Santo; a no juntarnos con yugo desigual es decir establecer relaciones sentimentales y de matrimonio con personas que aun no han recibido a Cristo como su Señor y salvador y que no son nacidas de nuevo.

Y llevándolo el ámbito espiritual, lastimosamente lo que ocurrió allá en este tiempo, está pasando ahora, muchos hijos de Dios se están dejando seducir por las cosas del pecado, se está mezclando lo santo con lo profano, y como en aquel tiempo será en este, Cristo lo dijo vendrá el Hijo del hombre a la hora que menos pensamos, y vendrá juicio sobre todo aquel que se quede en el arrebatamiento.

Bendiciones a todos

Carlos

.comment(0)

LA OFRENDA QUE AGRADA A DIOS


2 CORINTIOS 9.7Aunque estoy rotundamente en desacuerdo con el diezmo ya que en temas anteriores he explicado que solo es para los judíos, muchos me han hecho la pregunta sobre la ofrenda, si es bíblica o no, y para que se utilizaba, a la luz de la palabra de Dios, quiero ensenar algo importante sobre este tema, que aunque un poco escamoso, ninguna parte de la biblia es vedada en nuestro ministerio.

“Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.”  Filipenses 4:18

¡Cierre por un momento sus ojos y piense en un olor fragante¡, ¿Que olor puede recordar?. Quizás la fragancia de su perfume preferido, de una especia (canela, vainilla, caramelo, chocolate), un plato exquisito, una flor especial como el caballero de la noche…

Podemos pensar en varios olores, pero muy seguramente, son contados con los dedos de las manos. Esto sucede, porque para poder identificar un olor fragante, es necesario haberlo experimentado.

Por otra parte, no podemos identificar ciertos olores sin haberlos experimentado. O, ¿Sabe a Usted. a que huele el jazmín, la flor de un cedro, la madera de acacias?…

De la misma forma, como nuestro cerebro siente o experimenta una sensación placentera al recordar un olor fragante; de la misma forma, nuestro Padre celestial se regocija y se complace con nuestra ofrenda, y para El, el que presentemos ofrenda,(alabanza, adoración, consagración, dinero, especies etc) produce o provoca un OLOR GRATO, FRAGANTE y por tanto la aprueba, santifica y hacer volver su corazón a favor nuestro.

Antes de entrar al tema grueso, conozcamos un poco sobre las primeras ofrendas que ministraban los patriarcas descritas en el libro de levítico. Este libro se divide en dos temas; los 10 primeros capítulos, nos habla de cómo llegar a Dios. (Y entre ellos, trata sobre las ofrendas). La segunda parte nos habla de ¿Cómo andar con Dios?, que es santificación.

Y respecto al tema de las ofrendas, levítico nos presenta:

1. OFRENDA DE PAZ:

Adoración y búsqueda de paz con Dios.

Levítico 3: 1, 6, 12. Se presentaba ganado vacuno, ovejas, corderos, cabras. Estos podían ser machos o hembras.

Con esta ofrenda significaba expresión de gratitud y un medio de establecer compañerismo entre la persona y Dios. Cuando se presentaba esta ofrenda, la persona que la ofrecía, podía comer parte de ella.

2. OFRENDA POR EL PECADO INVOLUNTARIO:

Limpieza y expiación del pecado involuntario. Levítico 4: 3, 13-14, 22-23, 27-28, 32. 5:1, 6-7, 11.

Esta ofrenda se ofrecía por los pecados no intencionales que involucraban el pueblo. De acuerdo con la jerarquía, se dedicaba becerro, Macho cabrío, cabra, cordero hembra, tórtolas o flor de harina (estás últimas sin aceite y mosto, por que no eran para ofrenda, sino por expiación al no tener mas).

3. OFRENDA DE RESTITUCIÓN:

Expiación de pecado involuntario y afectara los bienes de otros con restitución del 20 Levítico: 5:15, 18. 6: 5-6.

Esta ofrenda se ofrecía al afectar los bienes de Dios o de otras personas, y debía añadir el 20 para resarcir los daños y conseguir la expiación.

4. OFRENDA DE HOLOCAUSTO:

Expiación de Pecados.

Levítico 1:2-3,10, 14. Se debía presentar ganado vacuo, ovejas, cabras palomino. Cualquiera, conforme su situación económica, sin defecto. (No se pedía ser primogénitos, pero necesariamente Machos)

Esta ofrenda enseñaba a los hebreos que por la condición pecadora del hombre era merecedor de muerte; por esto, sin derramamiento de sangre, no había perdón. Pero Dios, había dispuesto por medio del tabernáculo, a posibilidad de la sustitución. (Los animales por nosotros); a cambio de nuestro cambio y conversión con genuino arrepentimiento con frutos de santificación y obediencia.

La última ofrenda de Holocausto, fue provista por el Padre, a través de su Hijo CRISTO quien sustituyó nuestro lugar, para la expiación de nuestros pecados.

Hebreos 9: 11-15 ” Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? Así que, por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna”

Levítico 1:9 b “Holocausto es, ofrenda encendida de olor grato para YHWH”. Has provisto tu, ofrenda mas valiosa que esta?

5. OFRENDA DE OBLACIÓN:

Adoración

Levítico 2: 1,4, 5, 7 Se presentaba flor de harina, tortas cocidas al horno, cocida en sartén, en cazuela.

Era una ofrenda de gratitud y adoración y expresaba agradecimiento por el fruto del trabajo del hombre y lo dedicaba a Dios. Expresaba que todo trabajo debe hacerse para Dios y que gratitud al recibir el alimento.

Se hacía también para presentar las primicias (v. 14), tostando la espigas, desmenuzando el grano y colocando sobre este incienso y aceite.

Pero note algo muy importante Lev. 21 b ” sobre la cual echará aceite y pondrá sobre ella incienso” Lev. 2:9b ” Ofrenda encendida de olor grato a YHWH”

Esto también lo confirma Números 18:12

Luego de conocer sobre los diferentes tipos de ofrendas, sabe Ud. por qué a Dios le agradó la ofrenda de Abel y no miró con agrado a Caín y su ofrenda.?

¡PORQUE LA OFRENDA DE ABEL SUBIÓ CON OLOR GRATO DELANTE DE DIOS Y LA DE CAÍN NO.!

¿Y CÓMO ES ESTO?

Génesis 4: 3-6 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a YHWH. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró YHWH con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces YHWH dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante?

Caín trajo ofrenda del fruto de la tierra. “Ofrenda Vegetal”

2-corintios-9-7-8Cualquier persona por más pobre que fuese, podía ofrecer este tipo de ofrenda, pero la cuestión como ya estudiamos, no se trataba de cuánto costara, sino de cuan olor grato y fragante destilara al ser ofrecida.

La ofrenda de Caín fue simplemente algo que produjo la tierra, Caín tomó y quemo en el altar una primicia. Pero Caín no se tomó la molestia de preparar la ofrenda como era debido. El debió preparar el aceite del olivo, conservar el mosto de la uva y preparar la flor de harina.

Se trataba de que destilara olor grato, pero no hubo preparación.

Aplicando el contexto anterior de levítico, Caín con su ofrenda le dijo a YHWH: Gracias por el fruto de la cosecha, aquí te traigo una parte de ella, la dedico a ti, gracias por la provisión, bendice mi alimento, mi sustento depende de ti y gracias por lo que me queda en casa. PERO EN NINGÚN MOMENTO LUCHO O SE ESFORZÓ PARA QUE DESTILARA EL OLOR GRATO DE LA OFRENDA.

Por el contrario, Abel; trajo ofrenda de holocausto para expiación delante de YHWH.

Holocausto que si destilaba olor grato.

Abel con su ofrenda le dijo a YHWH: Aquí esta mi ofrenda, reconozco que soy pecador, te pido perdón por los pecados que tengo contra ti, por la herencia de mis padres. Te doy de lo que tengo, Lo mejor para que me santifiques. (Por que las ovejas, se tomaban para holocausto de expiación.)

Además, Abel ofreció, no solo ofrenda de expiación, sino que la escogió de los PRIMOGÉNITOS, ¡el mejor!. Con su ofrenda dijo a YHWH: NECESITO SER REDIMIDO, y sin saberlo, este cuadro tipificaba la redención del Hijo de Dios, primogénito y sin pecado por la humanidad, promesa ya cumplida para nosotros.  Aunque aparentemente, la carne huela mejor cuando es asada y presentada en el holocausto, la ofrenda vegetal de Caín, podía haber superar esta aroma de la grosura de la carne de Abel:

En Levítico 23:12-13… nos dice de “Olor gratísimo”

La ofrenda vegetal es la única ofrenda que nos muestra la palabra que su olor llega a ser superior al olor grato o fragante, puesto que siendo amasada con aceite y mosto, producía olor GRATÍSIMO. (Algo más que olor grato.)

Caín pudo haber agradado en gran manera a YHWH, pero perdió la oportunidad por descuido, por apresurado, por falta de visión y quizás también por pereza. No tomó tiempo en pensar, ¿que le agradaría a Dios?. Sino por el contrario, ¿Qué le agradaría a sí mismo?: Conservar su cosecha, tener alimento abundante, tener suficiente hasta la próxima cosecha, suplir el alimento a su casa, obtener una mejor semilla para la próxima cosecha. Olvidándose del propósito del holocausto en ese momento donde la prioridad era que Dios se deleitara con el esfuerzo, el sacrificio y la dedicación con que debía presentar su ofrenda.

No importa cuanto cuan grande o pequeño es tu ofrenda, no importa cuanto dinero necesitas, o que dificultad estas pasando. Dios no vende milagros ni cobra por bendecirte. Es mas el es el dueño del oro y del dinero y si tu y yo somos sus hijos, hace mucho rato que nos endosaron esa herencia.

Pero, al momento de ministrar con una ofrenda, o primicia; Lo único de debes tener presente es: Cuán olor grato puede representar para Dios.

Y ese olor que emane dependerá de los requisitos que reúna dicha ofrenda:

En Filipenses 4, Epafrodito trajo la ofrenda de toda la iglesia a Pablo y esta ofrenda llegó:

a) Completa: Pero todo lo he recibido.  (2Cor 9:7) cada quien da como dispuso en su corazón 

b) Abundante: (Lc 6:38) dad y se os dara medida apretada, remecida 

c) Suficiente 

d) Provino de la Iglesia: habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; ¡Las ofrendas provienen de la misma casa¡

Si tu ofrenda cumple con estos requisitos, tu reconocerás el olor de la misma, OLOR FRAGANTE, GRATO, QUE SE CONVIERTE EN SACRIFICIO ACEPTO Y QUE AGRADA A DIOS.

Y en respuesta, dice la promesa de Pablo en la palabra, en Filipenses 4:19: MI DIOS, PUES, SUPLIRÁ TODO LO QUE OS FALTA CONFORME A SUS RIQUEZAS EN GLORIA EN CRISTO.

Si el olor de tu ofrenda es completo, abundante, suficiente, y lo traes a  Dios, nunca estarás escaso y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.

Toma una ofrenda de olor fragante para la casa de Dios, vuelve a cerrar los ojos y deléitate no solo con el aroma de las grosuras, sino aún más, con el aroma del vino, del mosto y de la flor de harina, por que si para Dios es olor grato, para ti, Olerá aún gratísimo.

La ofrenda es voluntaria

A todos aquellos amante de la verdad de nuestro Señor CRISTO y de su doctrina fiel y verdadera, que con su Espiritu Santo inspiro a hombres para escribir y hablarnos a través de las letras, en este estudio me enfatizo en presentar según la Biblia que la ofrenda no es obligatoria sino voluntaria como esta establecido en las Santas Escrituras. Hoy Seudo-apostoles, Seudo-ministros, hermanos fraudulentos el inicio y el final del mensaje, cuando predican es un mensaje cargado de prosperidad y teniendo como doctrina que un miembro activo es aquel que da ofrenda, diezmos y la supuesta primicia. Atacando y manipulando a las ovejas a que hagan pactos con ellos sembrando semillas a sus ministerios, pero en los siguientes pasajes me propongo a enseñar que la ofrenda no es obligatoria sino de voluntad. Amen.

Éxodo 25. 1-2: YHWH habló a Moisés, diciendo:
25:2 Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón, tomaréis mi ofrenda.

Note que dice que YHWH le dijo a Moisés que tomen para El ofrenda de voluntad, de corazón. No dice que le implante o que los obligues sino que sea de voluntad. Ahora veamos que nos diceÉxodo 35. 4-5: Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que YHWH ha mandado:
35:5 Tomad de entre vosotros ofrenda para YHWH; todo generoso de corazón la traerá a YHWH; oro, plata, bronce,

Aquí nos dice en el verso 5: “todo generoso de corazón” significa que sus ofrendas traídas eran voluntarias, con un corazón generoso. En los versos que hemos leídos no hemos encontrado una ofrenda que sea obligatoria sino de voluntad.  En el libro de Éxodo 35. 20-22 dice lo siguiente: Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés.
35:21 Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a YHWH para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras.
35:22 Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a YHWH.

Repito: el versículo 21 dice: Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a YHWH para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras.

Note que esta era la obra para la construcción del tabernáculo y nadie dio con obligación ni fueron esforzados a dar, ni empujado, sino que cada uno daba ofrenda voluntaria de corazón.

Éxodo 36. 2-7: Y Moisés llamó a Bezaleel y a Aholiab y a todo varón sabio de corazón, en cuyo corazón había puesto YHWH sabiduría, todo hombre a quien su corazón le movió a venir a la obra para trabajar en ella.
36:3 Y tomaron de delante de Moisés toda la ofrenda que los hijos de Israel habían traído para la obra del servicio del santuario, a fin de hacerla. Y ellos seguían trayéndole ofrenda voluntaria cada mañana.
36:4 Tanto, que vinieron todos los maestros que hacían toda la obra del santuario, cada uno de la obra que hacía,
36:5 y hablaron a Moisés, diciendo: El pueblo trae mucho más de lo que se necesita para la obra que YHWH ha mandado que se haga.
36:6 Entonces Moisés mandó pregonar por el campamento, diciendo: Ningún hombre ni mujer haga más para la ofrenda del santuario. Así se le impidió al pueblo ofrecer más;
36:7 pues tenían material abundante para hacer toda la obra, y sobraba.

Aquí la congregación se había esmerado y de su corazón traían ofrenda para  la obra del santuario  y tanta fue la ofrenda que la palabra dice que el pueblo había llevado más de lo que necesitaba y esto, que no fueron obligados. Pero me agrada esto de Moisés, que cuando las ofrendas para la obra eran suficientes no dijeron, “Dios nos ha bendecido, tomemos esta para nosotros que nos sobra, sino que mando a decir que ya no traigan mas ofrendas para la obra porque ya había suficiente para la construcción, sea Dios bendito por esta enseñanza que nos dejo Moisés a diferencia de los Pastores de hoy que nunca se sacian, siempre están pidiendo y pidiendo, nunca reconocen cuando hay abundancia.  

También en el libro de Esdras se nos dice que:

además de esto, el holocausto continuo, las nuevas lunas, y todas las fiestas solemnes de YHWH, y todo sacrificio espontáneo, toda ofrenda voluntaria a YHWH. Esdras 3. 5

Que nos dice Mateo 5. 23-24: Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 5:24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

Este pasaje nos explica que la ofrenda aquí no es lo importante sino el reconciliarte con tu hermano en dejar de pleitear con tu hermano, aquí esta hablando del hermano en la fe, no de aquellos que se dicen ser hermanos y no lo son, apóstoles y no lo son. así  que, reconciliate con tu hermano antes de presentar una ofrenda voluntaria al Señor. También veamos en Marcos el ejemplo de una viuda.

Marcos 12. 41-44: Estando CRISTO sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 
12:42 Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 
12:43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca;
12:44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. 

Este es uno de los pasajes de los famosos pasajes que toman los famosos predicadores, como la viuda echo todo lo que tenia y fue reconocida por CRISTO, ellos toman este hecho para decirte que sea como la viuda que echo todo lo que tenía y que tu también tiene que echar todo lo que tiene en tu cartera, osea tu bolsillo. Pero si la viuda fuere ejemplo para nosotros dar entonces tomaríamos también el ejemplo de Zaqueo que dijo que iba  a devolver la tercera parte a todos aquellos que el pensó a ver engañado, o sino tomaríamos el ejemplo de los primeros hermanos que vendían sus pertenencias y ponían el precio de lo vendido a los pies de los Apóstoles. ¿Amen?

Note que CRISTO reconoce la ofrenda de la viuda al echar todo lo que tenia y que los ricos echaban lo que le sobraba. Pero tampoco nos dice que lo echemos todos nosotros o que le demos el cheque al Pastor, y note que ella echo sin ser obligada, ni tampoco se le dijo que eche un 10%. En conclusión la acción de la viuda nos enseña que hay que dar de voluntad como dice el Apóstol Pablo.

En Romanos 15. 26 dice: Porque Macedonia y Acaya tuvieron a bien hacer una ofrenda para los pobres que hay entre los santos que están en Jerusalén.

El pasaje nos muestra que Acaya y Macedonia hicieron un ofrenda para los hermanos pobres que estaban en Jerusalem, pero entiéndase que Macedonia y Acaya hicieron esto de voluntad para los hermanos pobres en Jerusalem. En la Biblia no vamos a encontrar un pasaje que nos obliga a nosotros a dar, dinero, primicias, el supuesto diezmo, etc. Porque Pablo dice en 2 Corintios 9. 7: Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 

Reflexión

Lo que quiere Dios es esto

Romanos 12. 1-5: Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. 
12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 
12:3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. 
12:4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 
12:5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

Bendiciones en Cristo

Hno Carlos

.comment(0)

CRECIENDO FUERTES EN CRISTO

Crecer-en-Cristo

Llegando el día de partir a mi país, Dios me hace recapacitar sobre varias cosas.

Vas en un vagón del tren, y te cambias al otro, y Dios te dice: aquí es donde te quería, te bajas una parada antes de lo acostumbrado, y Dios te dice: aquí es donde te quería, te desesperas y sales corriendo a una tienda, y Dios te dice: aquí es donde te quería, ya no aguantas y decides tomar un avión y retirarte del país, y Dios te dice: aquí es donde te quería, decides tomar un auto y salir sin rumbo, llegas a un lugar desconocido y crees que lograste escapar pero Dios te dice: aquí es donde te quería. No importa que tan lejos desees huir de Dios, Dios usa lo inesperado por ti, porque eso siempre ha sido lo esperado por El, para tu formación, aun inclusive cuando crees que son tus planes.

Lo que el cristianismo moderno ofrece es escapar de la debilidad, haciéndote creer que Dios responderá todo a tu favor, como un “Santa Claus” inclusive, he escuchado personas que dicen; “Reclame sus bendiciones” “hay bendiciones diarias para su vida” “Reclame su carro nuevo” Entre otras, pero ese no es el Dios de las escrituras, Cristo dijo; Juan 16:33 Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Nunca serás fuerte si Dios no te pasa por el filtro de la aflicción, el dolor y el sangramiento del corazón.

Dios no tiene como primera intención, crear hijos consentidos, al contrario, el nos tiene acá, no para disfrutar de los bienes de este mundo, nos tiene para que seamos, sal y luz en este mundo; Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Mateo 16:26 Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?
Cuando el mensaje de la Cruz se distorsiona para hacerlo más atractivo se pierde por completo, el mensaje principal del evangelio, nadie hoy en día estuviera dispuesto a aceptar vivir la misma vida que todos los discípulos de Cristo tuvieron que caminar, sangre, muerte, persecución, solo para darte un recuento de ello, sus muertes no fueron dignas de grandes entierros y pasarelas de flores, Santiago el Mayor, muere decapitado por ordenes de Herodes Agripa, Santiago el Menor fue lanzado desde lo alto del templo de Jerusalén, pero al quedar vivo un soldado le aplasto la cabeza con un mazo. Bartolomé fue desollado vivo en Albania, ciudad de Armenia. Andrés fue crucificado en una cruz en forma de una X, su martirio duro dos días. Felipe muere apedreado en la ciudad de frigia en Asia menor. Simón, muere cortado por la mitad con una sierra. Tadeo, (llamado Judas Tadeo), muere a garrotazos en Persia, Pedro muere crucificado de cabeza, por órdenes del emperador Nerón. Mateo (llamado Leví, el recaudador de impuestos) muere de una estocada o golpe de espada por la espalda. Tomas, se cree que murió atravesado de abajo a arriba por unas lanzas.
2 Timoteo 2:11-13 11 Palabra fiel es esta: Si somos muertos con él, también viviremos con él; 12 Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará. 13 Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puede negarse a sí mismo. Un obrero aprobado

Entonces si ese es el verdadero evangelio, ¿Qué hacen muchos predicando de si mismos y no de Cristo? ¿Por qué razón invitan a otros a reclamar “bendiciones”? Es que Si Cristo, hubiera predicado el mismo mensaje que muchos predican hoy, jamás hubiera sido crucificado.
A la luz de la palabra, y del poder del evangelio, podemos entender como su poder se perfecciona en la debilidad, Dios nos dará la fuerza para vivir y sufrir y a menudo incluso para prosperar en medio muchas debilidades.
Hay momentos en que la marea del vida baja, pero Dios sigue siendo Dios, la alegría es aún la alegría. Entendamos bíblicamente; ¿Qué son las debilidades?
Pablo dice a los Corintios; 2 Corintios 12:9-10 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Podemos sacar cuatro palabras del versículo 10: Afrentas (insultos), necesidades, persecuciones y angustias.
1. AFRENTAS: Burlas por causa del evangelio, insultos verbales, groserías, y maltratos serios.
2. NECESIDADES: Cualquier situación en la que atrapa tu vida. Algo No planeado pero que sorprende y hace la vida mucho mas complicada.
3. PERSECUCIONES: Abusos o circunstancias dolorosas, actos de prejuicio o explotación de personas a causa de su fe cristiana y su compromiso cristiano. Recibir tratos injustos.
4. CALAMIDADES: La idea es la de presión, estar oprimidos; circunstancias que tienden a superar la tensión.
Pablo tiene en mente aquí que las debilidades no son un producto del pecado. Pablo no está hablando de las malas decisiones que tomamos. Él no está diciendo, “El poder de Cristo se perfecciona en mis malas decisiones”
Son las circunstancias, situaciones y experiencias, que nos hacen sentir débiles, donde la fuerza humana no tiene ninguna esperanza.
Es aquí donde la fuerza del evangelio radica, seremos; fuertes para recibir insultos, fuertes para recibir necesidades, fuertes para recibir persecución, fuertes para recibir calamidad, Cristo nos dice que no podemos devolver mal por mal (Mateo 5:38-42). La palabra dice en; 1 Corintios 4:12-13 12 Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. 13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.

Así que la respuesta a nuestra primera pregunta; ¿Qué son las debilidades? No son pecados, sino las experiencias, situaciones, circunstancias y las heridas que son difíciles de soportar y que no se puede eliminar ya sea porque están fuera de nuestro control, o porque el amor de Dios nos pide que no demos mal por mal.

Esto nos lleva a nuestra segunda pregunta ¿De donde vienen? ¿Vienen de Dios o vienen de Satanás? En los versículos 1-4 Pablo describe asombrosas revelaciones de la gloria de Dios: 2 Corintios 12:1-4 Ciertamente no me conviene gloriarme; pero vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. 2 Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. 3 Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), 4 que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.
Se le dio un gran privilegio. Pero el versículo 7 muestra lo que realmente ocurrió:
7 Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;
Pablo habla que le fue dado un aguijón en su carne, un mensajero de Satanás para que lo abofetee, para que no se enaltezca sobremanera; Aguijón en la carne (pueda ser que se tratara de algún problema físico o de algunos enemigos) El punto es que era algo tan inhumano, tan difícil, que su oración había sido repetida tres veces, y la única respuesta que tenia era un no rotundo de Dios, porque había una obra maravillosa detrás del telón;
2 Corintios 12:8-9 8 respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.

¿Y de dónde vienen estos aguijones? Pablo lo llamo un “mensajero de Satanás” (v. 7) Algunas debilidades vienen de Satanás. Satanás aflige a los hijos de Dios por medio de sus ángeles o mensajeros. Su objetivo es la destrucción de nuestra fe en Dios, la muerte y la miseria.
Pero Satanás no es el único aquí. Realmente Dios está en todo el control, control total. El aguijón no es sólo la obra de Satanás para destruir. Es la obra de Dios para construir y salvar. Pablo describe el propósito del aguijón en términos de prevención de orgullo. Las revelaciones que pablo recibió del Paraíso lo hizo vulnerable al orgullo y la auto-exaltación. Así que Dios usa a las intenciones hostiles de Satanás para la santidad de Pablo. Satanás quería que Pablo se enalteciese. Pero Dios lo humillo con un aguijón (espina) algo doloroso por medio de Satanás para la obra de salvación de Dios. Entonces la conclusión de Pablo es magistral; 2 Corintios 12:10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.

Al final de todas tus batallas y pruebas hacen que Dios brille porque eres su hijo, entonces la segunda respuesta es que la fuente de nuestras debilidades, a veces puede ser de Satanás y sus designios destructivos para nosotros, pero siempre nuestras debilidades han sido diseñadas por Dios para nuestro bien. La gracia soberana de Dios es tan preciosa en medio de penurias y calamidades, tenemos que tener el total descanso que Dios está en control de todo inclusive de Satanás. Satanás no hace nada que Dios no haya diseñado con una habilidad infinita de amor para nuestro bien.

Entonces podemos concluir preguntándonos ¿Cuál es el propósito de las pruebas, tribulaciones y tormentas de la vida? ¿Hay una meta, u objetivos, del por qué de las debilidades? ¿Por qué los insultos, persecuciones, desastres naturales, problemas mundiales? ¿Por qué no puedes encontrar un trabajo? ¿Por qué estas atrapado en este matrimonio horrible? ¿Por qué tu papá tiene cáncer? ¿Por qué no puedes tener hijos? ¿Por qué no tienes amigos? ¿Por qué la vida ha sido tan dura? Satanás tiene el propósito de acosarte; abofetearte, el dolor no es algo que disfrutamos y Dios no se deleita en el sufrimiento. Pero eso si Dios se deleita en perfeccionarnos por medio del sufrimiento.

Pablo estaba en peligro de orgullo de exaltación y Dios tomo medidas para mantenerlo humilde, sabes Dios piensa en la humildad, pues es más importante que la comodidad.
La humildad es más importante que la ausencia de dolor. Él nos dará una experiencia cumbre como en un paraíso, y luego nos llevara a través de angustias en el alma para que no descansemos en que nos hemos levantado por encima de la necesidad de una total dependencia de su infinita gracia. El propósito de Dios detrás de todo es de glorificar el poder soberano de su hijo; 2 Corintios 12:9-10 9 Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 10 Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.
No es mediante la eliminación de todas nuestras debilidades, que seremos fuertes, Pablo murió con el no de Dios, aprendamos a depender que en nuestra debilidad somos fuertes en Cristo, pues el nos da las fuerzas para soportar e incluso nos da la fuerza para regocijáramos en la tribulación.

En Apocalipsis 2: 9 Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico),… Cristo le dice que el conoce tu tribulación y tu pobreza. La conoce el esta cerca, mas cerca de lo que crees, por esa razón eres rico en Cristo, pues puedes llegar a perderlo todo, pero si no has perdido a Cristo, no has perdido nada.
Deja que Dios sea Dios y si él quiere mostrar la perfección del poder de su Hijo en nuestra debilidad, en lugar de pedir escapar de nuestra debilidad, aprendamos a confiar totalmente en el poder de Cristo, es ahí donde somos fuertes en Cristo. Por esa razón Pablo escribió a los Filipos; Filipenses 4:11-13 11 No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

La necesidad más profunda que podamos llegar a tener, en medio de nuestra debilidad y adversidad, no es un alivio rápido, si no una confianza fundamentada que lo que nos está pasando es parte de los grandes propósitos de Dios en el universo; la glorificación de la gracia y el poder de su Hijo. La gracia y el poder que Dios le dio a Cristo en la cruz y lo mantuvo allí hasta que el trabajo de amor por ti y por mi se completara, es la misma gracia que nos dará para que su trabajo en formarnos fuertes en El se complete por medio de nuestra tempestad y al final es lo único que tiene que importarnos.

Bendiciones Hermano carlos

.comment(0)

ESCAPANDO DE BABILONIA (LA GRAN RAMERA)

¿Qué es Babilonia, y qué representa? ¿Cuáles son sus orígenes, sus propósitos y su fin? ¿Qué relación tiene Babilonia con Jerusalén? ¿Cuál ha de ser la actitud de los cristianos hacia ella? Estas son algunas de las preguntas sobre Babilonia, que exigen una diligente aclaración, en días como los que vivimos.

Escapando de BabiloniaBABEL

En la Escritura encontramos la historia de dos ciudades. Una historia que se desenvuelve en forma paralela, pero que tiene un desenlace enteramente diferente para cada una de ellas, pues estas ciudades tienen un origen y un destino por completo distinto. La primera de ellas es la Jerusalén celestial, cuya descripción más acabada se encuentra en los últimos capítulos de Apocalipsis. La segunda es Babilonia, y aparece retratada en los capítulos 18 y 19 del mismo libro. Ambas son, además, la expresión de un misterio. La primera es la manifestación y el cumpimiento cabal del eterno misterio de Dios en Cristo. La última, en tanto, es la máxima expresión histórica del llamado “misterio de la iniquidad”, vale decir, de la rebelión del hombre contra Dios y su voluntad.

El comienzo de Babilonia

Babilonia tuvo su principio tras el diluvio, cuando los hombres intentaron edificar una ciudad y una torre cuya cúspide llegara hasta el cielo. Dicha torre era un abierto desafío contra Dios y su autoridad, pues en ella se renovaba el viejo deseo del arcángel caído: “Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios levantaré mi trono.. y seré semejante al Altísimo” (Is.14:13-14). Por otra parte, Babel manifestaba el deseo de dominar la tierra y someterla sistemáticamente a una sola forma de vida, cuya esencia es la glorificación del hombre y la satisfacción de sus deseos pecaminosos. Este es el origen de aquello que llamamos “civilización”. Una civilización no es otra cosa que el intento de una cierta cultura o forma de vida particular por convertirse en algo de alcance universal. Tras ese intento, sin embargo, se esconde el alma humana caída en alianza con el príncipe de este mundo.

NIMROD

Cuando Adán comió del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, su alma se volvió fuerte y autosuficiente, pero también, incapaz de defenderse a sí misma de los poderes de las tinieblas, hecho que convirtió al hombre en una criatura dominada por las mentiras y engaños de Satanás. La Serpiente engaña al mundo entero, y Babilonia representa el fruto más acabado de ese engaño. En efecto, Satanás sembró en el alma humana su propia simiente de rebelión y pecado, cuyo secreto designio es usurpar a Dios y su lugar en la tierra. De esta manera, descubrimos que desde el principio el verdadero poder que opera tras Babilonia es Satanás, tal como nos lo muestra Isaías al identificarlo con el rey de Babilonia (Is.14).

Babel y su torre son una figura de todo cuanto el hombre, en alianza con Satanás, es capaz de producir y crear. Por ello, se nos dice que para edificar les “sirvió el ladrillo en lugar de piedra y el asfalto en lugar de mezcla” (Gn.11:2). El ladrillo es todo aquello que el hombre puede realizar a partir de su propia alma (su mente, voluntad y emociones), mientras que la piedra simboliza todo aquello que solo Dios puede hacer. Así, desde Babel, los hombres comenzaron a usar sus dones y talentos naturales para edificar un sistema de vida universal, con el fin de satisfacer sus secretos deseos de poder, gloria y riquezas, de acuerdo a los dictados de el príncipe de la potestad del aire.

En Génesis 10:8-11, se nos dice que el hombre que edificó Babel fue Nimrod, el primer poderoso en la tierra. Un hombre violento y ambicioso, que prefigura al anticristo. Un hombre con voluntad de poder y dominio universales.

Ahora bien, Babel fue madre de muchas ciudades que con el paso del tiempo se convirtieron en cuna de los mayores enemigos del pueblo de Dios: Nínive, la ciudad capital de los crueles y sanguinarios asirios, y Babilonia, la antigua Babel renovada bajo la égida del soberbio rey caldeo, Nabucodonosor.

Cautivos en Babilonia

Un hecho poco conocido es que el judaísmo como sistema religioso de vida centrado en la sinagoga, tuvo su origen en Babilonia. En efecto, más menos 500 años antes de Cristo, el Reino de Judea fue invadido y conquistado por los ejércitos de Babilonia, que destruyeron y arrasaron la ciudad y el templo de Jerusalén. Incontables jóvenes, mujeres y niños fueron llevados cautivos a la ciudad de Babilonia.

Durante setenta años permanecieron allí sin posibilidad de regresar. Entonces ocurrió entre ellos un cambio notable. Babilonia era la ciudad más poderosa y magnífica de su tiempo. Sus jardínes colgantes eran considerados como una de las maravillas del mundo antiguo. En ella, la civilización humana había alcanzado el cenit de su desarrollo. Sus posibilidades parecían inagotables y los cautivos supieron aprovecharlas muy bien. Allí se convirtieron en grandes comerciantes y empresarios. Se enriquecieron y construyeron casas más grandes y lujosas de las que jamás tuvieron en su tierra natal. Y, entre tanto, se fabricaron una religión adaptada a sus nuevas condiciones de vida. Destruido el templo y el sacerdocio, era necesario reemplazarlos. De este modo surgió la sinagoga y el judaísmo como sistema religioso de vida, que intentó conciliar las nuevas condiciones con la antigua ley revelada por Dios.

La palabra de Dios fue mezclada con las tradiciones de los hombres. Sin embargo, es necesario comprender que el judaísmo y la sinagoga no representaban la voluntad de Dios para su pueblo, en tanto el templo y Jerusalén permanecieran en ruinas. Entonces llegó el tiempo de regresar, pero la mayor parte del pueblo prefirió permanecer en Babilonia y su religión de sinagogas. Habían echado raíces y tenían mucho que perder. Y habían perdido por completo el interés en Dios y su santa ciudad. Mas, mientras la ciudad y el templo permaneciesen en ruinas, Dios no tenía un testimonio propio en la tierra por medio de los cuales manifestar su voluntad y autoridad. No obstante, un remanente regresó para recontruir y restaurar el testimonio de Dios en el mundo. Pero el precio fue dejar atrás todo lo que habían ganado y edificado en Babilonia.

La ciudad codiciosa de oro

nabucodonosorEn la visión de Daniel, las grandes civilizaciones e imperios mundiales aparecen representados por una gran estatua cuya cabeza de oro es Babilonia y su rey. El oro simboliza le esencia de Babilonia: una codicia insaciable por tener y acumular cada vez más riqueza y poder. Los babilonios saquearon pueblos y naciones para satisfascer su ilimitada codicia. En Apocalipsis capítulo 18 encontramos una visión de Babilonia en su verdadera condición delante de Dios. Pues aunque ante los hombre su gloria parezca sublime, ante Dios ella no es más que una prostituta abominable y sanguinaria.

Muchos intérpretes han considerado la Babilonia de Apocalipsis como la iglesia apóstata. Sin embargo, aunque incluye la religión apóstata y al cristianismo deformado y esclavizado por el mundo y sus valores, Babilonia representa la suma total de la civilización humana con su sistema de vida, su ciencia, su filosofía, su arte, sus diversiones y su sistema económico, con todo el atractivo y la seducción que operan sobre el alma humana. Y su ambición es de convertirse en un poder universal de alcance global. Pues ella es la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra.

Pero también es el sistema cuya entraña es la enemistad contra Dios y su pueblo. Juan la vio como una mujer ebria de la sangre de los mártires. En su tiempo la Roma imperial llegó a ser la encarnación histórica del misterio de Babilonia la Grande, que persigue a los santos. Sin embargo, Babilonia es un símbolo más general del sistema mundano construido por el hombre a lo largo de los siglos, con el fin de someter todas las cosas a los deseos impíos de su corazón. Y en este punto cabe una pregunta ¿Dónde encontramos activo hoy el principio de Babilonia? En verdad, ella se encuentra presente en todo el proceso actual de convertir el planeta entero en un gran mercado, sometido a los intereses de un sistema mundial de alianzas políticas y económicas. Juan nos dice que en Babilonia se trafican las almas de los hombres. Ese es el recurso fundamental del que nutre su existencia. Hombres y mujeres arrojados al torbellino de producir y consumir, construyendo de esa manera el vasto sistema mundial que termina por gastar y exprimir hasta la última gota de su tiempo y su vida.

Y es triste comprobar hasta qué punto la cristiandad moderna se encuentra totalmente atrapada en el mismo torbellino insaciable del mundo. Babilonia ha penetrado hasta la médula de millones de creyentes que viven sus vidas atrapados por el sistema de vida de este mundo. Es decir, se han vendido para trabajar sin descanso, comprar más y mejores casas, automóviles, y acumular toda clase de bienes materiales, mientras gastan los mejores años de su vida contruyendo para Babilonia, tal como los israelitas en Egipto edificaban inútilmente ciudades para los egipcios. Y además, han convertido a la iglesia misma en un asunto de metas y ambiciones humanas por conseguir poder, fama y riquezas. Babilonia ha seducido y cautivado los corazones de muchos hijos de Dios. En consecuencia, la casa de Dios y su testimonio permanecen en ruinas y su propósito eterno, relegado e incumplido. Pues nos hemos acomodado a una tibia religión de fin de semana, que nos proporciona cierto bienestar emocional y sicológico, y aún más, nos alienta a conseguir nuestras metas mundanas. Una religión centrada en el yo, sus esperanzas, necesidades y temores. Pues Babilonia tolera y aun alienta la religón, siempre que ésta no interfiera con sus metas e intereses. En verdad, es ella quien nos ha enseñado a vivir una religión de sinagogas.

La Ciudad del Gran Rey

La iglesia es la verdadera ciudad de Dios. Una ciudad que es la expresión suprema del misterio de su voluntad, esto es, el propósito de dar a su Hijo, Jesucristo, el dominio absoluto sobre la tierra y todos los reinos del mundo (Ap.11:15). Para ello, es necesario primero que Babilonia, la ciudad rebelde y enemiga, sea destruida por completo. Y esto no ocurrirá hasta que la iglesia sea restaurada a su condición original y vuelva a ser lo que fue en el principio.

En este punto resulta vital comprender la íntima relación que existe entre la edificación de la iglesia y la caída de Babilonia. Pues, mientras Babilonia es la ciudad de Satanás, la iglesia es la ciudad del Gran Rey. Y el designio divino es que, por medio de ella, la autoridad y centralidad suprema de Cristo se manifiesten en el mundo, para poner fin al dominio de Satanás sobre la tierra. Esto no significa que la iglesia debe conquistar y dominar a los reinos y sistemas de este mundo. Más bien, implica que la iglesia debe entrar en la plena posesión de Cristo y de todo aquello que en él le ha sido conferido. Pues, cuando Cristo sea verdaderamente la cabeza suprema y absoluta sobre ella, entonces su autoridad podrá manifestarse por su intermedio para tratar con los principados y potestades en los lugares celestiales.

Para acabar con el sistema de este mundo, no es necesario conquistarlo físicamente, pues el mundo (Babilonia) ya fue juzgado y vencido por Cristo en la cruz. Allí su príncipe fue juzgado y derrotado definitivamente. Por tanto, la misión de la iglesia es más bien manifestar en la tierra la victoria de Cristo sobre Satanás, tratando con los poderes invisibles que se esconden tras los sistemas visibles. Nuestra lucha no es contra carne ni sangre. Si la iglesia, con la autoridad de Cristo ata y despoja a Satanás y sus huestes de maldad, quienes operan en ámbitos celestiales invisibles, entonces los sistemas visibles (los reinos de este mundo) llegarán a su fin y acabarán. Luego, el reino físico de Cristo vendrá sobre la tierra. Pero, a la manifestación visible de su autoridad en la tierra, precede necesariamente la manifestación invisible de su autoridad en los lugares celestiales, para expulsar a Satanás y sus huestes de maldad.Y en ello la iglesia juega un papel fundamental.

Arribamos aquí a un importante principio. En Apocalipsis capítulo 18 se nos dice que antes de la caída de Babilonia, el pueblo de Dios debe salir de en medio de ella (Ap.18:4). Cuando esto ocurra, entonces Dios estará en condiciones de juzgar a Babilonia y su impío sistema de vida, al igual que en la historia de Sodoma, cuyo juicio sólo se verificó cuando Lot y su familia hubieron salido de ella.

Sin embargo, en la iglesia, dicha salida debe ser primero una experiencia espiritual de completa separación de todo aquello que procede de Babilonia. Antes del fin de este siglo y de nuestra salida física de él para encontrarnos con el Señor en el aire, debemos haber abandonado a Babilonia por completo en nuestras vidas y en nuestro corazón. Abandonar sus intereses, metas y ambiciones, y dejar de gastar nuestras vidas en construir casas y empresas para ella. En este sentido, Pedro afirma que es necesario que el juicio comience primero por la casa de Dios.

Cuando Babilonia haya sido juzgada y apartada por completo de la iglesia, y Cristo haya ocupado en ella su lugar de absoluta preeminencia y señorío, entonces vendrá el juicio definitivo sobre el mundo y su impía forma de vida. Por medio de la iglesia Satanás será expulsado y el reino de Dios advendrá sobre la tierra. No obstante, la iglesia no estará en condiciones de manifestar la autoridad de Cristo hasta que su separación de Babilonia y su entrega a Cristo sea total y absoluta. Esto no es un asunto de fórmulas, métodos y concertaciones humanas. Es, por el contrario, una cuestión de vida y realidad espiritual.

Salir de Babilonia. He aquí la cuestión fundamental para la iglesia al final de los tiempos. Como el pueblo de Nehemías, salir para regresar al testimonio perdido del principio. Pues la restauración plena de dicho testimonio traerá consigo la ruina definitiva de Satanás y Babilonia. Mas, ¿a dónde debemos regresar? Para esta pregunta existe una sola respuesta: a Jesucristo. A su absoluta centralidad y supremacía. Al primer amor con que la iglesia lo amó durante los primeros cien años de su vida en la tierra. A Cristo, por amor del cual los santos del primer siglo perdieron sus posesiones, se despojaron de sus bienes, abandonaron vínculos y relaciones familiares, se deshicieron de tradiciones religiosas de más de 400 años (las sinagogas), para abrazar enteramente una forma de vida cuyo centro era conocer y expresar corporativamente a Jesucristo. En Cristo y su cruz ellos encontraron el poder y la victoria sobre Babilonia y su rey.

Entonces el reino de Dios y la autoridad de Cristo descendieron en medio de los hombres para trastocar el sistema del mundo hasta sus cimientos. Por todas partes las fortalezas de Satanás caían, mientras sus huestes huían y se batían en retirada. Aunque ello no volvió a suceder después en la historia, por la gracia de Dios, habrá de ocurrir otra vez. El reino de Cristo no vendrá definitivamente sino por medio de la iglesia. Este es el designio eterno de Dios, que nada puede cambiar. Ni siquiera el aparente fracaso de la cristiandad a lo largo de los siglos. Finalmente, él obtendrá un remanente de hombres y mujeres cuyo centro sea Cristo y nada más, separados por completo de Babilonia y su sistema de vida, por medio de los cuales él manifestará su autoridad para poner fin a los reinos de este mundo. ¡Que el Señor, en su gracia, nos conceda ser contados en el número de aquellos vencedores, que mantendrán fielmente su testimonio hasta el fin!

Bendiciones
Hermano Carlos

.comment(0)

DALILA “LA QUE TIENE LA LLAVE”

sanson1Muchos hombres e Dios, han sucumbido ante la hermosura, majestuosidad o voluptuosidad de una mujer, no solo en el pasado, sino también hoy día, podemos ver en nuestras congregaciones como muchas “Dalilas” o “Jezabeles” debilitan a sus esposos haciéndoles renegar y retraerse y hasta retirarse,  de las cosas de Dios, para poder seguir sus caprichos, arrastrándolos hacia un abismo de desesperación, utilizando las artimañas del chantaje emocional y sentimental y por cuyo carácter explosivo, son las que siempre toman las determinaciones finales en el hogar, rompiendo así, el orden que Dios estipulo (1Cor 11:3) en la jerarquía de la familia.

Dalila es el modelo de todas las mujeres inescrupulosas de la historia que han usado sus encantos físicos y corazones engañosos para atraer hombres fuertes a su ruina a fin de obtener provecho personal. Tales mujeres han sido usadas con frecuencia para debilitar un enemigo ya sea a nivel individual, en los negocios, o internacionalmente en el espionaje, y es un triste hecho de la experiencia que pocos hombres y mujeres están totalmente inmunes a tal explotación cuando la fuerza motriz es sexo, dinero o poder, y a menudo los tres.

La historia de Dalila y Sansón es justamente tal caso, y el escritor del libro de Proverbios con suma urgencia previene a los jóvenes de este verdadero peligro, casi como si tuviera en mente este ejemplo.

En una crisis posterior en la historia de Israel, el profeta Miqueas advierte a sus oyentes que no pongan su confianza en relaciones humanas por estrechas que sean: “De la que duerme a tu lado cuídate, no abras tu boca” (Miqueas 7:5). Sus palabras fueron confirmadas más tarde por el Señor Cristo al prevenir a sus seguidores sobre lo que les acontecería en tiempos de persecución: “Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros” (Lucas 21:16).

¿Qué sabemos de Dalila? Su nombre parece significar “lánguido” o “débil” aunque esto sólo parece apropiado en lo que se refiere a su carácter moral. La mayor parte de autoridades afirman que era filistea, presumiblemente porque la primera esposa de Sansón y la ramera de Gaza eran de esta raza, y porque ella tan gustosamente accediera a traicionarlo entregándolo a los filisteos. Pero, ¿realmente era filistea? La evidencia es escasa y en realidad hay mucha evidencia en contra de esta idea, como veremos. La Biblia nunca dice que lo fuera. Todo lo que afirma es: “Después de esto aconteció que se enamoró [Sansón] de una mujer en el valle de Sorec, la cual se llamaba Dalila” (Jueces 16:4).

El valle de Sorec, cuyo nombre significa un tipo especial de uva roja, comienza en las montañas a pocos kilómetros al suroeste de Jerusalén, ampliándose gradualmente a medida que desciende hacia la fértil llanura costera. Proporciona una de las principales rutas de acceso a las tierra altas de Judea y valles adyacentes y fue muy usado por los filisteos, además de otras fuerzas invasoras. Actualmente, parte del valle de Sorec es usada por la principal vía férrea entre Jerusalén y Tel-Aviv.

Su patria natal
Zora, donde Sansón nació, era una villa montañosa en lo alto de los declives de una valle tributario que se junta con el Sorec unos pocos kilómetros más al oeste. Este valle descendía hacia Timnat y el Sorec, a través de una profunda garganta rocosa que era guarida de leones y otras bestias salvajes; una confirmación del texto bíblico. Toda esta área había sido asignada por Josué a la tribu de Dan, pero ellos nunca la conquistaron completamente y estuvieron constantemente presionados en su espacio vital tanto de parte de los habitantes originales como de los filisteos que procuraban expandirse hacia el oriente.

Para el tiempo de Sansón parte de la tribu había emigrado a la región norte de Dan; pero el resto de la tribu fue crecientemente acosado y más tarde oprimido por los filisteos invasores, y como el ángel dijo a la madre de Sansón, su tarea especial era comenzar a librar de ellos a su pueblo.

Su trabajo comenzó durante el tiempo de su primer matrimonio, continuando a lo largo de su vida, y tal fue su extraordinaria valentía que logró la posición de juez y líder de su pueblo a temprana edad. Se considera que su jefatura fue contemporánea a los últimos años del sumo sacerdocio de Elí en Silo.

El episodio con Dalila ocurrió cuando él ya había juzgado a Israel por veinte años y era una figura pública, respetada y honrada por su pueblo, pero odiada y temida con pavor supersticioso por los filisteos. Sus relaciones con esta mujer no fueron un asunto casual, sino un arreglo reconocido por todos. Ellos vivían juntos en una casa más grande que la usual habitación de un cuarto, pues tenían un cuarto interior donde pudieron esconderse varios hombres sin ser vistos ni oídos; y esto estaría en armonía con la posición de Sansón. No se nos dice si era de él o de ella; pero Dalila era la señora de la casa y podía tomar decisiones y hacer planes a su gusto. Probablemente ella era vista como se esposa legal o una concubina de alto rango, y puesto que de las mujeres en la vida de Sansón, sólo ella es conocida por su nombre, esto indica que ella poseía una posición de alguna importancia en la región.

Sansón ahora estaba alrededor de los cuarenta años y Dalila era casi seguramente una atractiva viuda o divorciada, porque la Biblia da a entender que era mujer experimentada, no solamente capaz de fascinarlo sino de mantenerlo tan locamente enamorado sin importar lo que ella dijera o hiciera, mientras urdía su destrucción. En aquella época de matrimonios arreglados ninguna muchacha soltera habría estado disponible después de la mitad de su adolescencia a menos que tuviera algún impedimento físico, y Dalila no era una jovencita inocente.

Una posición social
Que Dalila mantenía una posición de cierta clase es confirmado cuando leemos que los cinco príncipes de los filisteos formaron una delegación personal para visitarla y conseguir su cooperación en el complot para humillar a Sansón. Viajaron muchos kilómetros desde sus propias ciudades, un viaje de dos días desde Ascalón y Gaza, y vinieron hasta el valle de Sorec para hablar con ella personalmente, ofreciendo cada príncipe un fantástico soborno para vencer los escrúpulos y lealtad que ella pudiera tener. Difícilmente habrían hecho esto si ella hubiera sido una mujer filistea o una prostituta local a quien los subordinados locales pudieran haber recibido órdenes de atemorizar o someter a obediencia.

Solamente tenemos que acordarnos del destino de la primera esposa de Sansón, quien era filistea, y compararlo con la cortesía y paciencia con que fue tratada Dalila, y esto a pesar de tres fracasos. Veinte años antes, cuando Sansón oficialmente mantenía relaciones amistosas con los parientes y amigos de su primera esposa, los filisteos invitados a la boda amenazaron a su novia con violencia y muerte:

“Induce a tu marido a que nos declare este enigma, para que no te quememos a ti y a la casa de tu padre.” (Jueces 14:15)

Un poco más tarde no dudaron absolutamente en hacer justamente eso en otro acto de venganza, en significativo contraste con el trato que dieron a Dalila:

“Y vinieron a ella los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en qué consiste su gran fuerza, y cómo lo podríamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata.” (Jueces 16:5)

sansonNo hubo amenazas; solamente la promesa de los 5,500 siclos de plata, suficientes para hacer de Dalila una mujer rica e independiente por el resto de su vida. Esta era una enorme cantidad de dinero en aquellos días, como podemos darnos cuenta al considerar de que el salario de un día de trabajo en los campos locales o viñedos era solamente de un cuarto de un siclo o pieza de plata. En el siguiente capítulo de Jueces, un joven levita se muestra más que satisfecho de aceptar solamente diez siclos, vestidos y comida, como salario de un año entero por actuar como sacerdote casero de Micaías.

Astucia femenina
Siempre ha parecido muy extraño que Sansón, sabiendo cómo su primera esposa habia sido amenazada, presionada y finalmente quemada hasta morir a manos su propio pueblo, haya tomado el riesgo de vivir con otra mujer filistea viente años más tarde, cuando era más odiado y temido. Por el otro lado, si Dalila era israelita, aunque fuera indigna, esto parecería explicar su extraordinaria confianza en ella. Su loco amor por ella ciertamente lo cegó para no ver su verdadero carácter, porque rehusó creer que alguien de su propio pueblo llegara al extremo de conspirar con el enemigo que deseaba destruirlo; seguramente no podía ser la persona que compartía su corazón y su hogar.

Desafortunadamente para Sansón, Dalila era una mujer egoísta y ambiciosa, que gustaba de satisfacer sus propios deseos a expensas de otros. Sin duda era muy ventajoso ser la adorada señora de tan famoso hombre como Sansón y se necesitaría un cuantioso soborno para compensar todo lo que él podía ofrecerle. Ella no puede haberlo amado mucho porque ninguna mujer verdaderamente amorosa habría sido tentada de tal modo. Pero los filisteos habían descubierto su flaqueza, y ahora tanto su codicia como su curiosidad fueron excitadas, procediendo ella a usar todos sus ardides femeninos para satisfacerlas. Pero no fue tan fácil como ella esperaba.

Sansón imprudentemente había llegado a dar por segura la fuerza que Dios le había proporcionado, y junto con su pasión por los acertijos y su sentido del humor la había usado no sólo para dañar a sus enemigos sino también para su propia diversión. Halagado por el repentino interés de Dalila en el origen de su poder, él no pudo evitar atormentarla y fastidiarla, de la misma manera que ella a su vez, sin duda, lo había exasperado por sus favores.

Parece que el secreto de su poder era conocido solamente de él mismo y sus padres, una precaución sumamente necesaria en aquellos tiempos trastornados, y el mantenimiento de ese secreto había sin lugar a dudas salvado su vida hasta ahora; las leyendas que rodeaban su extraño don eran un factor disuasivo tan efectivo como el poder mismo. El misterio de Sansón no radicaba en que fuera un gigante con cuerpo enorme y grandes extremidades, poseído de fuerza bruta, aunque frecuentemente es descrito como tal. Tampoco tenía un cuerpo excesivamente desarrollado con músculos abultados de un luchador de peso completo. Su fuerza fenomenal residía en un cuerpo normal y perfectamente saludable, de proporciones ordinarias, siendo atlético y viril.

Los filisteos estaban acostumbrados a verdaderos gigantes con sus habilidades especiales, puesto que el remanente de los hijos de Anac vivía en algunas de sus ciudades, y es probable que los futuros bisabuelos de Goliat fueran en aquel entonces niños pequeños que podrían haber sido vistos jugando en las calles de Gat. La fuerza extraordinaria de Sansón sobrepasaba el entendimiento de los filisteos, y sería atribuida a la magia y las hechicerías; así que si Dalila pudiera descubrir el secreto para que ellos pudieran humillarlo sería una gran victoria.

Tres pruebas
Así comenzó el peligroso juego que iba a conducir a la caída de Sansón. Las tres pruebas sugeridas por el confiado Sansón deben de haber tomado varios días o aun semanas para realizarse debido a la naturaleza misma de ellas. No se despertaron verdaderas sospechas de la duplicidad de Dalila, ni Sansón parece sospechar la presencia de varios hombres escondidos en el cuarto interior en las varias ocasiones. Cada prueba fue ejecutada con gran cuidado y perfección y con mucha habilidad en la actuación de Dalila. La primera prueba consistió en sujetarlo “con siete mimbres verdes que aún no estén enjutos.” Las opiniones están divididas sobre si realmente eran tallos de mimbre de los que se fabricaban esteras, cestas y un tipo de cuerda, o si se trataba de entrañas de animal, retorcidas, nuevas, aún húmedas, que se usaban para cuerdas de arcos, o cuerdas de cuero crudo de pieles nuevas, las cuales eran muy fuertes y lo probarían hasta su mero límite. Estas fueron proporcionadas y traídas a Dalila por los cinco príncipes mismos quienes no quisieron correr el riesgo de una fabricación defectuosa. Aun así Sansón se libró de ellas tan fácilmente como si fueran estopa quemada.

La segunda prueba involucraba nuevas cuerdas hechas de las fibras de lino más fuertes, un lino muy resistente. Pero cuando Sansón fue atado con éstas, las rompió como hilo de costura. En la tercera prueba sus cabellos fueron tejidos en la tela del telar de Dalila como parte del tejido.

Los antiguos telares eran de dos tipos principales. Una versión vertical usada en Egipto que usualmente era sujetada con vigas a una pared o con montantes empotrados en el piso, a veces sujetados de ambas maneras. Otra variedad horizontal fue usada originalmente por los moradores de tiendas y era sujetada con clavijas y estacas en el suelo. La mayoría de hogares tenían pequeños telares manuales, pero los más grandes como los indicados aquí serían pesados y difíciles de manejar y solamente serían encontrados en los hogares más opulentos o en la casa del tejedor del pueblo.

Era completamente factible que Dalila se sentara en un sofá bajo o en una almohada en el piso cerca del telar mientras Sansón descansaba su cabeza en su regazo, y cuando estaba profundamente dormido entretejer sus mechones en la tela introduciéndolos apretados con el batidor y luego tejiendo posteriores hileras de material para mantenerlos en su lugar. Cuando hubo terminado lo despertó y lo incitó a oídos de los hombres que esperaban: “Sansón, los filisteos sobre ti.” Sintiendo al instante el tirón en su cabeza, dio un salto y con un poderoso esfuerzo arrancó de su soporte la pesada viga al fondo del telar y se soltó con el resto del telar colgando alrededor de él en un proceso doloroso.

Reproche de una mujer
Dándose cuenta de que había sido engañada por tercera vez, encubrió su frustración y disgusto con los reproches usuales de una esposa mimada: “¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza” (Jueces 16:15). A fin de soltarlo y hacer las paces, ella habría de destruir su tejido cortando a través de la trama de hilos para que el pelo de Sansón pudiera ser desenredado sin dañar o maltratarlo, algo que él nunca permitiría a sabiendas, aunque había sido suficientemente necio como para sugerir este experimento.

En los días que siguieron vemos la peor exhibición de temperamento femenino en acción en continua insistencia y gimiendo para lograr su propósito. Pocos hombres pueden soportar esta clase de problema y usualmente se vuelven violentos, se escapan o en su desesperación se rinden sin preocuparse de las consecuencias futuras. Sansón era vulnerable a este tipo de presión, pues sabemos que se rindió a las lágrimas y reproches diarios de su primera esposa cuando le descubrió el acertijo del león y la miel. Igualmente ahora con Dalila:

“Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia. Le descubrió, pues, todo su corazón.” (Jueces 16:16, 17)

El le reveló la naturaleza de su voto de nazareato a Dios – “Nunca a mi cabeza llegó navaja” (Jueces 16:17) – y que si fuera profanado y cortado su pelo, él se volvería débil como los otros hombres.

Dalila reconoció inmediatamente que ésta era la verdad, y sin ninguna duda muchas cosas misteriosas eran ahora explicadas. Observamos que Sansón esperaba que ella entendiera algo de Dios y su voto especial, y el hecho de que ella tan rápidamente comprendiera sus implicaciones es una evidencia adicional de que ella era israelita. Segura esta vez de que el enorme premio estaba al fin a la mano, una vez más envió por los príncipes filisteos, diciendo: “Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón” (Jueces 16:18). Los príncipes, seguros del éxito, trajeron en sus manos el dinero de Dalila.

Por última vez ella indujo a Sansón a dormir con la cabeza en sus rodillas, y cuando estuvo segura avisó a uno de los hombres apostados para que le razurara los siete preciosos mechones del cabello, atando probablemente sus manos como una precaución extra. Seguidamente lo despertó afligiéndolo como antes, vigilando para ver si se escaparía esta vez; pero un espantado y aturdido Sansón se dio cuenta de que había tentado a su Dios una vez más de lo prudente, y que “YHWH ya se había apartado de él” (Jueces 16:20). Realmente estaba tan débil como los otros hombres. cabe aclarar que la fuerza de sansón NO estaba en su cabello, sino en la presencia de Dios sobre su vida (Jueces 16:20)

A una señal de Dalila los hombres apostados cayeron sobre Sansón, y para asegurarse doblemente de que esta vez no pudiera escapar, cruelmente le sacaron los ojos antes de llevarlo en triunfo los cincuenta kilómetros hasta Gaza donde una vez él mismo tan valientemente había arrancado las puertas de la ciudad. Aquí lograron su objetivo de humillarlo poniéndolo a moler grano en el molino de la prisión (trabajo de mujeres y animales), y todos los filisteos se regocijaron de ver ciego a su grandemente temido enemigo, débil y sujeto con cadenas.

Traición sin piedad
Como sabemos, Sansón se arrepintió profundamente de su debilidad, y su sinceridad fue tal que cuando su pelo creció de nuevo, Dios le permitió expiar su pecado con un espléndido acto final de fe. La casa de Dagón fue destruida; el Dios de Israel fue vindicado y tres mil filisteos burlones y escarnecedores fueron masacrados cuando Sansón se inclinó sobre los dos pilares principales del edificio con toda la fuerza que Dios le había dado. Su ruego de morir con los filisteos fue concedido y así “los que mató al morir fueron muchos más que los que había matado en su vida” (Jueces 16:30). Sabemos por medio de Hebreos 11 que Sansón tuvo gran fe y que a pesar de sus errores fue perdonado y estará en el reino de Dios.

Pero, ¿qué hay de la mujer que lo destruyó? ¿Pudo Dalila alguna vez olvidar que una de las últimas cosas que Sansón todavía vio con sus ojos fue su traicionero rostro cuando lo entregó a sus enemigos? ¿La habría también visto recibiendo su mal habida riqueza en plata de manos de los príncipes filisteos en cinco grandes alforjas de cuero? Muy probablemente. Recordando esto, ¿pudo ella usar el dinero sin pensar en el terrible destino del buen hombre que tanto la había amado? Cuando le llegaron las noticias de que, ciego y quebrantado, Sansón había sido puesto a moler cereal sin descanso en la prisión de Gaza, diariamente escarnecido y ridiculizado, ¿alguna lástima o remordimiento conmovió su endurecida mente? Y cuando en el dramático esplendor del más poderoso acto de fuerza que Dios le diera, Sansón pereció con los cinco príncipes y la burlona multitud, ¿habría penetrado el temor del Dios de Sansón en su insensible conciencia?

No hay constancia de ningún arrepentimiento o pesar; ninguna indicación de que fuera invocado el perdón divino. Ella es una con Ahitofel, quien traicionó a David, su rey y amigo, y con Judas Iscariote quien traicionó a su Señor con un beso. Con ellos pasa Dalila al olvido.

Esta historia triste ilustra vigorosamente el tema del libro de los Jueces, que “…en estos días…cada uno hacía lo que bien le parecía” (Jueces 21:25). Nos previene del peligro de olvidar nuestro santo y grandioso llamado y de tomar los dones de Dios por seguros a la manera de Sansón. Pone de relieve el pecado de la avaricia y cómo el amor al dinero es la raíz de la maldad. Más importantemente, ilustra con qué facilidad el compañero equivocado puede producir degradación espiritual y ruina.

Dalila era de mente carnal y falsa en todos sus caminos; la antítesis de la mujer verdaderamente devota. El penúltimo versículo del libro de Proverbios proporciona un comentario apropiado:

“Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a YHWH, ésa sera alabada.” (Proverbios 31:30)

Bendiciones Hermano Carlos

.comment(0)

LOS POBRES EN ESPIRITU

Existe varias clases de pobreza,de las cuales nos habla la palabra de Dios,

  • 1.Pobreza mental
  • 2.Pobreza fisica
  • 3.Pobreza espiritual
  • 4.Pobreza en espíritu

 pero realmente a cual se refiere  en Mateo 5:3 cuando nos habla de los pobres en  espíritu, o en Apocalipsis 2:9 cuando habla de que Dios conoce nuestra pobreza?

En este estudio haremos la aclaración

En Mateo 5 el Señor Cristo comenzó Su enseñanza comúnmente conocida como “el sermón del monte” con una bendición maravillosa: “Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos” (Mt. 5:3). ¡Ciertamente todos deseamos ser bendecidos de esa manera! De modo que es necesario que nos hagamos la siguiente pregunta: ¿Qué significa ser “pobres en espíritu”?

¿A caso esto significa que nos damos cuenta de que somos viles y míseros pecadores que necesitan un Salvador? ¿Es acaso esta palabra para las personas que aún no han recibido la salvación? Si seguimos leyendo las palabras que Cristo dijo más adelante, podemos ver que Él habló toda esta sección en Mateo a aquellos que creen en Él. Por ejemplo, en el versículo 10 Cristo dijo: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia”. Y en los versículos 13-14 Él dijo: “Vosotros sois la sal de la tierra” y “vosotros sois la luz del mundo”. Los creyentes son la sal de la tierra y la luz del mundo y aquellos que padecen persecución por causa de la justicia. De modo que según estos y otros versículos, ¡todas las bendiciones habladas aquí son para los creyentes!

Es probable que pensemos que ser pobres en espíritu significa que nuestra condición espiritual no es buena y que no tenemos nada de valor espiritual en nuestro ser. Sin embargo, Cristo dijo que una persona que es pobre en espíritu es bienaventurada. Así que, ¿cómo es posible que algo negativo resulte en que seamos bienaventurados? En realidad, como veremos en esta entrada, ser pobres en espíritu es algo maravillosamente positivo e increíblemente beneficioso para nuestra vida cristiana.

Pobres “en espíritu”

A fin de entender lo que significa ser pobres en espíritu, primero es necesario saber qué es el “espíritu”. En Mateo 5:3 podemos ver que “espíritu” no lleva mayúscula como normalmente la tendría si nos hubiéramos referido al “Espíritu Santo”. En lugar de eso, esta palabra se refiere específicamente a la parte interior del ser de una persona. Incluso, en el versículo 8 podemos ver que la frase: “corazón puro” es paralela a “pobres en espíritu, y el corazón es claramente otra parte interna de nuestro ser.

El “espíritu” al cual se refiere aquí el Señor es nuestro espíritu humano, nuestra parte más profunda. Dios nos creó con un cuerpo para tener contacto con el mundo físico, un alma para tener contacto con el mundo psicológico y un espíritu para tener contacto con Dios, quien es el Espíritu, y para recibirlo.

Así que, ¿qué significa ser “pobres en espíritu”?

No porque el Señor diga “pobres en espíritu” significa que esté diciendo que somos bienaventurados si somos pobres al no tener posesiones materiales. No, este versículo habla de las cosas espirituales. Sin embargo, ¿qué significa ser pobre de esta manera? Y, ¿por qué somos bienaventurados?

Ser pobres es estar desprendidos y descargados

En la Versión Recobro del Nuevo Testamento, la nota 2 en Mateo 5:3 dice:

“Ser pobre en espíritu no sólo significa ser humilde, sino también desprendido en el espíritu, en lo profundo del ser, sin aferrarse a las cosas viejas de la vieja dispensación, sino descargándose de todo eso para recibir las cosas nuevas, las cosas del reino de los cielos”.

Esta nota nos ayuda a ver que ser pobres en espíritu significa desprendernos y descargarnos en nuestro espíritu. Significa no aferrarnos a las cosas viejas, sino descargarnos para recibir las cosas nuevas.

Podemos ver un ejemplo que muestra lo contrario a ser pobres en espíritu en el Evangelio de Mateo. Cristo, el Dios encarnado, vino como el Salvador para introducir la era neotestamentaria. No obstante, los fariseos, expertos en la ley de Dios y en las cosas del Antiguo Testamento, se le opusieron. La ley y las cosas del Antiguo Testamento fueron dadas por Dios y anteriormente, Dios había tratado con la humanidad conforme a estas cosas. Sin embargo, en la encarnación, Dios avanzó. Ahora, en el Nuevo Testamento, Dios actúa en Su Hijo, Cristo. Los fariseos, no obstante, estaban llenos y cargados con las cosas viejas y esto no les permitía recibir a Cristo el Salvador. De hecho, se oponían a Él, pensando que servían a Dios y al final lo crucificaron.

La condición de los fariseos no es simplemente una historia para nosotros. Se registró en el Nuevo Testamento para nuestro beneficio y es muy aplicable para nosotros como creyentes.

Aunque los fariseos querían servir a Dios, intentaron hacerlo separados del hablar actual de Dios, separados de Cristo. Quizás seamos de esa manera, quizás ayer el Señor nos habló de una manera específica o tuvimos una experiencia específica de Él. Disfrutamos mucho esta experiencia, pues recibimos el suministro durante todo el día. Así que intentamos replicarla. Sin embargo, ¡cada día es un nuevo día! En vez de estar tratando de tener hoy la misma experiencia que ayer, necesitamos acudir al Señor Cristo de nuevo cada día a fin de experimentar Su hablar siempre nuevo. Así como Pablo dice en Filipenses 3:13-14:

“Hermanos, yo mismo no considero haberlo ya asido; pero una cosa hago: olvidando lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta para alcanzar el premio del llamamiento a lo alto, que Dios hace en Cristo ”.

No solamente las cosas negativas nos detienen de nuestro andar con Cristo; incluso las experiencias positivas de Él que tuvimos el día de ayer nos preocupan y logran que nos olvidemos de “extendernos” y “proseguir” a Cristo cada día. Es por esto que es necesario que nos descarguemos, desprendamos, seamos “pobres” en espíritu a fin de que podamos recibir algo nuevo del Señor todo el tiempo.

Cada mañana podemos orar: “¡Señor , descargarme y desprendeme. Haz que deje las cosas viejas para recibir las experiencias nuevas que vengan de Ti y que hoy Tú tienes para mí!”

Ser pobres es estar desesperados por obtener más

Ser pobres en espíritu también significa no estar satisfechos con nuestra condición. No debemos pensar que “ya lo logramos, ya obtuvimos todo lo que necesitábamos obtener del Señor”. Como vimos en los versículos anteriores, incluso el apóstol Pablo, quien conocía al Señor en gran medida, no consideró que él mismo ya lo habia asido. Pablo siempre fue en pos de Cristo, añorando saber más de Él.

Vemos lo contrario de esto en la iglesia en Laodicea. En Apocalipsis 3:14-22 el Señor  los reprende:

“Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (v. 17).

Los laodiceos pensaban que eran ricos espiritualmente y no tenían necesidad de nada. Sin embargo, ante los ojos del Señor su condición era lamentable. Debido a que pensaban que lo tenían todo, dejaron de acudir al Señor. Dejaron de buscarlo y estaban satisfechos con lo que tenían y como resultado, se volvieron tibios. Puede ser que no hayan sido pecaminosos, pero el Señor no estaba contento. Es por eso que les dijo: “sé, pues, celoso, y arrepiéntete” (v. 19).

¡Qué seamos guardados de ser tibios! En lugar de esto, sigamos el modelo del apóstol Pablo, quien nunca estuvo satisfecho y buscó cada día obtener nuevas experiencias de Cristo en su espíritu. Podemos orar: “ Señor guárdame de llegar a ser tibio. Dame un espíritu que busque ir en pos de Ti cada día. ¡No permitas que esté conforme con lo que tengo!”

Ser pobres es estar hambrientos espiritualmente

Ser pobres es estar hambrientos espiritualmente. En Lucas 1:53, María la madre de Cristo dijo: “A los hambrientos colmó de bienes, y a los ricos despidió vacíos”. Si deseamos los “bienes” es necesario que estemos hambrientos. No obstante, si venimos al Señor llenos o “ricos”, Él no nos dará nada.

En Mateo 13, el Señor  citó una porción impresionante del Antiguo Testamento y la aplicó a muchas de las personas que lo escucharon:

“De oído oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis. Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos han oído pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y Yo los sane” (vs. 14-15).

Esto nos muestra un gran peligro. Podemos llegar a estar “llenos” espiritualmente a tal punto que ya no tengamos “apetito” o cualquier habilidad de recibir lo que Cristo nos esté hablando. Incluso, podemos escuchar Sus palabras y no “escuchar”, “ver”, o “entenderlas” realmente. Tenemos un corazón que se ha “engrosado”. Pensar que ya sabemos las cosas nos impide oír, ver, percibir lo que el Señor verdaderamente nos hablará en cualquier momento.

Por ejemplo, cuando venimos a la Palabra de Dios con el pensamiento de que ya sabemos lo que dice, ¿de qué manera el Señor puede hablarnos algo fresco de Su Palabra? Lo más probable es que conocemos las letras en blanco y negro de la Palabra, pero ¿qué es lo qué el Señor nos habla en esta Palabra? No escuchamos, vemos o percibimos, de modo que debemos orar: “Señor Cristo, sálvame; no permitas que mi corazón se engrose. No permitas que piense que ya lo sé y pierda Tu presencia ¡Dame hambre por Tu Palabra y por Tu hablar fresco!

Ser pobres es ser como un niño pequeño

Ser pobres en espíritu es también ser como un niño pequeño. Los niños pequeños son sencillos y no pueden hacer nada por sí solos. Cuando somos pobres en espíritu, reconocemos que no tenemos nada, no sabemos nada y no podemos hacer nada. Cuando venimos al Señor  y a Su Palabra, no venimos con nuestro intelecto brillante, nuestra espiritualidad elevada o habilidad excelente. En lugar de eso, venimos abiertos a Él, reconociendo que lo necesitamos y listos para recibir Su hablar y suministro.

En Mateo 11, el Señor Cristo predicó el evangelio en las ciudades de Corazín, Betsaida y Capernaum, no obstante, lo rechazaron. Luego en los versículos 25-26 Él dijo: “Te enaltezco, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó”.

Estos versículos muestran que el Padre esconde cosas de algunos. Ya sea que el Padre nos revele o esconda cosas depende del tipo de persona que seamos. Si nos consideramos “los sabios y entendidos”, es posible que leamos la Biblia sin realmente ver algo. Pero si acudimos a la Palabra como “niños” reconociendo que en nosotros mismos no somos nada, el Padre nos bendecirá y revelará cosas en Su Palabra. Podemos orar: “Padre, hazme el tipo de persona al cual deseas revelarle cosas en Tu Palabra. Nunca permitas que me considere “sabio y entendido”. Señor, muéstrame mi verdadera condición para que pueda venir a Tu Palabra pobre en espíritu”.

Porque de ellos es el reino de los cielos

Este reino de los cielos se menciona como una recompensa para aquellos quienes son pobres en espíritu. ¿Qué significa esto? ¿Acaso está refiriéndose al futuro? Si somos pobres en espíritu, ¿tenemos que esperar toda nuestra vida para disfrutar la recompensa?

El reino de los cielos no es algo que tengamos que disfrutar algún día. Más bien, ¡esta bendición es para que la disfrutemos hoy! Este versículo no dice: “Porque de ellos será el reino de los cielos”. sino que dice: “Porque de ellos es el reino de los cielos”. Al acudir al Señor y a Su Palabra pobres en espíritu, seremos bienaventurados, ¡pues podremos participar hoy del reino de los cielos!

Una manera maravillosa de responder a un versículo como Mateo 5:3 es orar las palabras de este versículo al Señor y pedirle que lleve a cabo esta palabra en nosotros. Si le pedimos al Señor que nos haga pobres en espíritu de forma genuina, ¡ciertamente llevar a cabo esto en nosotros será un placer para Él!

SALUDOS

Hermano Carlos

Medellin -Colombia

.comment(0)

EL GOZO DEL ESPIRITU

¿Hay alguien en la tierra que no quiere vivir confiadamente y con alegría? Sin lugar a dudas, de los siete mil millones de personas, algunos están tan decepcionado de la vida que preferirían estar muerto, un pensamiento que expresan en sus abatimientos, quejas e incluso a veces gruñón comportamiento. Sin embargo, debe ser un número insignificante en contraste con aquellos que sinceramente desean poseer la alegría desbordante de la abundancia.

Algunas culturas, como las de Roma y Grecia durante sus descensos, son notorias por sus búsquedas de placer, llegaron a tales niveles que sus fiestas, a veces duraban una semana o más, recibiendo el nombre de “orgías” o “orgías bacanales.” Por supuesto, la búsqueda de la felicidad no se limita a esas ocasiones, pero se erigen como ejemplos notables de cómo algunos tratan de llenar ese espacio vacío en el interior.

Otros han buscado la felicidad a través del entretenimiento o en cierto artista que “aman”. Algunos buscan la felicidad en los deportes, pasatiempos, viajes, baile, moda, en mejorar la casa, la riqueza, status, alcohol, alimentos y medicamentos. Todas fallan, excepto por un breve período de satisfacción y sentido de bienestar.

SALOMON Y EL GOZO

El rey Salomón llevó a cabo una serie de experimentos en una búsqueda para descubrir por experiencia práctica y el análisis de cómo sacar el máximo provecho y lo mejor de la vida. Sus experimentos incluyen algunas de las áreas mencionadas anteriormente. Cuando Salomón describió los parámetros de su búsqueda de encontrar sentido en la vida, usaba palabras que se traducen en castellano como “alegría”, “risa” y “placer”, todo lo que normalmente asociamos con gozo. Aún más interesante es que la palabra traducida como “alegría” en Eclesiastés 2:1 es la palabra hebrea simha, la palabra más frecuentemente traducido como “gozo” en todo el Antiguo Testamento.

Eclesiastés 2:1-11 registra:

Dije yo en mi corazón: “Ven ahora, te probaré con alegría, y gozaras de bienes”, mas he aquí, esto también era vanidad. A la risa dije: Enloqueces; y al placer: “¿De qué sirve esto?” Propuse en mi corazón agasajar mi carne con vino, y que anduviese mi corazón en sabiduría, con retención de la necedad, hasta ver cual fuese el bien de los hijos de los hombres en el cual ocuparan debajo del cielo todos los días de su vida. Engrandecí mis obras, edifique para mi casas, plante para mi viñas. Me hice huertos y jardines, y planté en ellos árboles de todo fruto. Me hice estanques de agua, para regar de ellos el bosque donde crecían los árboles. Compre siervos y siervas, y tuve siervos nacidos en casa. También tuve posesión grande de vacas y de ovejas, más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén. Me amontone también plata y oro, y tesoros preciados de reyes y de provincias; me hice de cantores y cantoras, de los deleites de los hijos de los hombres, y de toda clase de instrumentos de música. Y fui engrandecido y aumentado más que todos los que fueron antes de mí en Jerusalén; a más de esto, conserve conmigo mi sabiduría. No negué a mis ojos ninguna cosa que desearan, ni aparté mi corazón de placer alguno, porque mi corazón gozó de todo mi trabajo, y esta fue mi parte de toda mi faena. Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos y el trabajo que tome para hacerlas; y he aquí todo era vanidad y aflicción de espíritu. Hay sin provecho debajo del sol.

En los versículos 20, 22-23, 25, Salomón escribe algunas conclusiones más después de meditar sobre varios otros análisis de la sabiduría y el trabajo:

Volvió por tanto a desesperanzarse mi corazón acerca de todo el trabajo en que me afane, y en que había ocupado debajo del sol…. Porque ¿que tiene el hombre de todo su trabajo, y de la fatiga de su corazón, con que se afana debajo del sol? Porque todos sus días no son sino dolores, y sus trabajos molestias; aun de noche su corazón no reposa. Esto también es vanidad…. Porque ¿quien comerá, y quien se cuidara, mejor que yo?

Salomón reconoce que su búsqueda lo recompensó con una cierta alegría, pero aún así resultó insatisfactoria. Podríamos pensar que con toda su riqueza, buena salud y una mente perspicaz, habría tenido gozo en abundancia. Lo que él logró, sin embargo, no lo dejó con una sensación permanente de bienestar, porque su búsqueda continuó después de que este experimento terminó. Parece tan frustrado que dice que debemos aprovechar la alegría del momento y estar contento con él (versículo 24). Su conclusión final, que se encuentra en el versículo 26, es que Dios determina si experimentamos gozo.

¿A QUE SE DEDICA LA GENTE?

¿El hecho de que la gente se ríe y diligentemente buscan la risa indica que están experimentando gozo? Proverbios señala que la risa y el placer a menudo esconden tristeza y dolor (14:13). De hecho Proverbios frecuentemente ilustra a tontos riéndose en el camino a la destrucción (10:23, 26:19, 29:9). La sabiduría también se ríe (1:26). Proverbios muestra que la diferencia entre el tonto y el sabio es el momento de la risa, su causa y su objeto. Hay un tiempo para la risa (Eclesiastés 3:4), pero lo que Salomón registra, muestra que sólo porque una persona ríe, no significa que está experimentando el gozo bíblico. Muchas otras escrituras dan eco a la conclusión de Salomón.

¿Podría el mundo tener en cuenta el objetivo equivocado en su loca búsqueda por la felicidad? Como vimos en el artículo anterior, el amor bíblico es muy diferente del concepto de este mundo de amor. El amor bíblico es guardar los mandamientos de Dios (I Juan 5:3). Es el producto del Espíritu Santo de Dios derramado en nuestros corazones y nuestra entrega a su dirección. No surge de manera natural dentro de nosotros y con frecuencia nos obliga a poner nuestra voluntad y hacer sacrificios. Podemos ver esto claramente en el requisito de Cristo de amar a nuestros enemigos.

Puesto que el amor es un fruto, un producto, del Espíritu Santo de Dios, ¿podría su compañero el gozo producirse en nosotros de manera diferente? Como el amor, el gozo no es el producto de la mente natural, sino el producto del sobrenatural Espíritu Santo de Dios. Si no es un producto de la mente natural, entonces, aparte de seguir la guía del Espíritu Santo sólo produce imitaciones muy limitadas y pálidas de lo que Dios experimenta por naturaleza y desea fervientemente que este en nosotros.

David escribe: “Me mostraras la senda de la vida, en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre” (Salmo 16:11). Es interesante comparar nuestro gozo con el continuo gozo de Dios y al mismo tiempo pensar en lo que destruye la alegría para nosotros. Mientras que somos seres humanos, la alegría disminuye y termina con el tiempo. Nos damos cuenta de esto aun cuando lo estamos experimentando. He tenido varios automóviles nuevos. Cada vez que traigo uno nuevo a casa, lo recibo con alegría, como si tuviera un juguete nuevo. Pero en cada caso, finalmente tengo la misma actitud hacia el nuevo coche como antes tenía hacia el viejo. La alegría había desaparecido, y el coche nuevo no es más que una herramienta para llevarme de un lugar a otro.

No importa lo seguro que la fuente de nuestra alegría parezca, sabemos que la alegría no dura mucho tiempo. Podemos morir, una pareja o un amigo que nos trae felicidad puede morir; el buen estado de salud cesa; comodidades desaparecen; tragedias sociales y los desastres naturales destruyen las cosas amadas, las propiedades se deprecian y se desgastan, y nuestros sentidos se embotan por lo que no podemos ver, oír, saborear, sentir u oler como una vez lo hicimos (II Samuel 19:31-35).

El Dios que creó todo está al tanto de todas las tragedias humanas que se han desarrollado ante sus ojos durante los últimos 6.000 años, y aún encuentra motivos para estar alegre. Nuestro gran Dios no encuentra la alegría en las propias tragedias. Su Palabra registra momentos en los que expresó su pesar, la tristeza o la ira sobre la conducta de la humanidad, y sin embargo, todavía experimenta una alegría vibrante y duradera. Esto parece implicar que su alegría generalmente emana de diferente fuente que la de la humanidad. Este es el gozo que debemos buscar.

DEFINICION DE GOZO

Diccionario del Nuevo Mundo Webster define el gozo como sinónimo de “feliz”, “contento” y “alegre”. Un tesauro se relaciona con la “alegría”, “éxtasis”, “satisfacción” y “placer”. Webster específicamente lo define como “una sensación de estar muy contento, la felicidad, placer, deleite.” También se refiere a la fuente o causa de placer.

Estas definiciones sólo definen la expresión maravillosa de la emoción. Ellos no tienen en cuenta las causas del gozo, las circunstancias en que se expresa o su duración. En estas áreas, la Biblia presenta una virtud mucho más compleja de lo que indican estas definiciones.

Recientemente, el estado de Texas ejecutó a una mujer por asesinato. Su ejecución fue ampliamente difundida porque varios grupos apelaron al gobernador de conmutar su sentencia. Un elemento que la asesina mencionó al dar su testimonio se refiere a este tema. Señaló que en su estado de ánimo inducido por drogas, mientras mataba a dos personas con una piqueta, experimentó una emoción sexual cada vez que llevó a la piqueta en el cuerpo de su víctima. ¡Ella en realidad sentía una satisfacción placentera en matar!

Este horripilante asesinato establece que la causa de la alegría, o tal vez cualquier otra emoción debe ser una consideración importante en la comprensión bíblica de gozo. Nuestras mentes pueden llegar a ser tan torcidas en su respuesta a los estímulos que lo que sentimos o lo que otro ve en el exterior no se puede confiar ciegamente como la respuesta justa de una causa justa. La causa puede ser la razón de que la alegría no es ni permanente ni satisfactoria.

Por lo tanto, la Biblia tiene una visión oscura de la alegría o la risa, mostrando que mucha risa tiene sus raíces en el desprecio o la locura. Muchos en el mundo disfrutan de las molestias, la estupidez o la vergüenza, de otra gente, incluso, riéndose a carcajadas de su exposición. Dios advierte en Proverbios 24:17-18:

Cuando cayere tu enemigo, no te regocijes, y cuando tropezare, no se alegre tu corazón; no sea que YHWH lo mire, y le desagrade y aparte de sobre él su enojo.

Debido a que es natural hacerlo así, ¡muchos hacen precisamente lo que Dios advierte que no se haga! Dios implica que Él hará que Su ira salga del enemigo y venga a nosotros. En Las Notes de Barnes comenta que la alegría de este tipo podría ser suicida.

Las definiciones de griego y hebreo de la palabra traducida como “alegría” y sus sinónimos son prácticamente las mismas que sus homólogos en castellano, a excepción de uno cuya definición específica no es “la alegría”, pero “bendecidos”. Esta palabra, el griego Makarios, revela mucho acerca de algunas de las principales fuentes de gozo bíblico. A menudo se presenta como la primera palabra en las Bienaventuranzas conocidas como parte de El Sermón del Monte, en Mateo 5:3: “Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.”

Strong’s define esta palabra como “sumamente bendecido; por extensión afortunado, materialmente confortable, bendecido, feliz.” La versión King James lo traduce como “feliz” cinco veces. En una referencia marginal, EW Bullinger en la Companion Bible dice que la palabra significa “feliz”, y JB Phillips la traduce como tal en su Nuevo Testamento en Inglés Moderno.

Spiros Zodhiates ‘Diccionario Completo del Estudio de la Palabra (p. 937) da una definición más completa:

Bendito, que posee la gracia de Dios, ese estado de ser marcado por la plenitud de Dios. Indica el estado del creyente en Cristo,. . ., dice de quien viene a ser partícipe de la naturaleza de Dios mediante la fe en Cristo. El creyente es habitado por el Espíritu Santo por causa de Cristo y, en consecuencia debe estar plenamente satisfecho sin importar las circunstancias. Makarios difiere de la palabra “feliz” en el que la persona es feliz quien tiene la buena suerte (de la raíz que significa suerte como una circunstancia favorable). Para ser Makarios, bendito, es equivalente a tener el reino de Dios dentro de nuestro corazón. Aristóteles contrasta makarios con endees, el necesitado. Makarios es el que está en el mundo, pero independientes del mundo. Su satisfacción viene de Dios y no de circunstancias favorables.

La Biblia Amplificada (en Ingles) traduce Mateo 5: 3 como:

Bienaventurados (felices, envidiable, y espiritualmente prósperos, con la vida, la alegría y la satisfacción en el favor de Dios y la salvación, independientemente de sus condiciones externas) son los pobres en espíritu (los humildes, insignificantes a sus propios ojos), porque de ellos es el reino de los cielos.

El versículo 5 dice: “Bienaventurados (felices, alegres, felices, prósperos espiritualmente)…” y el versículo 9: “Bienaventurados (disfrutando de envidiable felicidad, prósperos espiritualmente)….”

Parece que para nosotros experimentar el gozo bíblico, el fruto del Espíritu de Dios, necesitamos santas cualidades internas que nosotros no poseemos por naturaleza. Como con el amor, porque ese amor que brota de nosotros, por naturaleza, no es sino un pálido reflejo del amor de Dios, así también con el gozo. Si no llegamos al punto en que por la fe estamos muy seguros de la presencia de Dios en nuestra vida, de su providencia hacia nosotros en el pasado, presente y futuro, no vamos a experimentar la plenitud duradera de satisfacción que Dios quiere que tengamos.

¿GOZO DE CORTA DURACION?

La alegría de un cristiano puede ser tan corta como la de cualquiera en el mundo si la buscamos igualmente como el mundo lo hace. Alegría bíblica es un fruto, un subproducto, una bendición adicional, no el fin en sí mismo. Que fluye hacia dentro y crece dentro de la persona cuya vida y las energías no se concentran únicamente en estar “alegre”. Las vidas de aquellos en el mundo que tan celosamente la persiguen, esto mismo prueba este punto. Si la siguen persiguiendo, quiere decir que aun no la tienen. La Palabra de Dios también corrobora esto.

En este sentido, tenemos que estar conscientes de un peligro inherente en la época de las fiestas: que nuestra búsqueda de la alegría no oscurezca los elementos más importantes. El Salmo 81 es un salmo del festival, y los versículos 1-4 nos invitan a disfrutar de las fiestas de Dios completamente:

Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; Al Dios de Jacob aclamad con júbilo. Entonad canción y la tañed el pandero, el arpa deliciosa y el salterio. Tocad trompeta en la nueva luna, en el día señalado, en el día de nuestra fiesta solemne. Porque estatuto es de Israel, Ordenanza del Dios de Jacob.

Dios nos ordena que nos alegraremos en su fiesta (Deuteronomio 14:26), pero el Salmo 81:8-10 nos advierte que debemos recordar ciertas cosas para que su propósito real no se pierde en un acuerdo sin pensar en este mandato:

¡Oye, pueblo mío, y te amonestare! ¡Israel, si me oyeres! No habrá en ti dios ajeno, ni te inclinaras a dios extraño. Yo soy YHWH tu Dios, que te hice subir de la tierra de Egipto, abre tu boca, y yo la llenaré.

Dios sabe que, incluso entre su pueblo, la fragilidad humana puede abusar de las ocasiones festivas, ya que parece que nos invitan a jugar. La relajación y la diversión tienden a convertirse en el único interés. Porque, cuanto mayor es la alegría, más confusa se convierte la intención de Dios para la fiesta se convierte, y disminuye el valor espiritual de la fiesta misma. Dios nos recuerda el significado de nuestras canciones de alabanza para prevenir que nuestro gozo se convierta en alegría, la alegría se convierte en risa, la risa se convierte en jolgorio y la juerga se convierte en libertinaje. Y el gozo que Dio ha producido en nosotros se pierde.

“Escúchame mientras te regocijas”, dice Dios. “Apártate completamente de la idolatría y recuerda que soy el Dios que te libro de tu esclavitud. ¡Abre tu boca y yo te alimentare!” Cuando seguimos la prescripción de Dios, Él nos dará de comer para que podamos experimentar la verdadera alegría y satisfacción. Dios remueve las cargas para hacer que el verdadero regocijo sea una realidad. Y continúa: “Yo te alimentaria con lo mejor del trigo, y con miel de la peña te satisfaría” (versículo 16). ¡Él deja claro que la verdadera alegría está en la calidad de nuestra relación con Él!

Nuestra relación con Él por medio de Cristo hace posible todas las maravillosas cualidades que figuran en las Bienaventuranzas (Mateo 5:1-12). “Bienaventurados los pobres en espíritu,… Los que lloran,… Los mansos,… Los que tienen hambre y sed de justicia”, etc. Estas son algunas de las cualidades de aquellos que van a poseer el Reino de Dios. Trabajan para producir gozo, y en nosotros, son parte de la manifestación de la obra de Dios por su Espíritu.

El Gozo bíblico es inseparable de nuestra relación con Dios y nace de nuestro conocimiento y comprensión del propósito de la vida y la esperanza de vivir con Dios por la eternidad, cuando habrá gozo para siempre. Si Dios está realmente presente en nuestras vidas, la alegría que Él experimenta puede comenzar en nosotros (Salmo 16:11). El Gozo es el signo de que la vida ha encontrado su propósito, ¡su razón de ser! Esto también es una revelación de Dios, porque nadie puede venir a Él y encontrar el propósito de la vida a menos que Él, por su Espíritu, le llame y se lo revele (Juan 6:44; I Corintios 2:10).

Un buen número de versos muestran que la alegría de los hijos de Dios surge de fuentes distintas de las que el mundo busca. Observe cómo los primeros creyentes encontraron la alegría:

» Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón. (Hechos 2:46)

» Y llevándolos a su casa, les puso la mesa; y se regocijo con toda su casa de haber creído en Dios. (Hechos 16:34)

» Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo. (I Tesalonicenses 1:6)

Estos versos indican hacia la misma general fuente de su alegría. Una vez que fueron llamados y escucharon el evangelio, creyeron y lo recibieron. Al arrepentirse, fueron perdonados, bautizados y recibieron el Espíritu Santo de Dios, y reaccionaron con alegría ante la revelación de, su propósito y en su comunión con Él en su obra maravillosa.

UNA TENDENCIA COMUN

Una característica que juega un papel importante hacia la producción de Gozo bíblico es común a todas las bienaventuranzas. Cada una contiene una medida de negación a sí misma, de abnegación. Cuando se consideran con versos contrastantes, surge una imagen clara de otra fuente de gozo. Uno de los amigos de Job le dice: “¿No sabes esto, que así fue siempre, desde el tiempo que fue puesto el hombre sobre la tierra, que la alegría de los malos es breve, y el gozo del impío por un momento?” (Job 20:4-5). Salomón añade: “La necedad es alegría al falto de entendimiento, mas el hombre entendido endereza sus pasos” (Proverbios 15:21).

Estos textos indican las causas que producen efectos opuestos. Negación de sí mismo hecho con el propósito de servir a Dios y al prójimo produce bendición sostenida, que nos lleva hacia el Reino de Dios por toda la eternidad. Mientras tanto, persiguiendo el placer egoísta de hecho va a producir gozo. El gozo posiblemente lo más largo que puede durar es hasta la tumba, pero la Biblia indica que será mucho más corto porque lo malo, y el egocentrismo es malo, tiene la tendencia devastadora de devorar a sus autores.

Esto es, sin duda, por qué el proverbio nos advierte que usemos nuestro entendimiento para andar en integridad. Esto está de acuerdo con las instrucciones de Pablo en Efesios 5:15-20:

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendáis de cuál sea la voluntad del Señor. No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, antes bien sed llenos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones, dando siempre gracias por todo al Dios y Padre en el nombre de nuestro Señor Cristo.

“Gozo” no aparece en este pasaje, pero el propósito de Pablo es para enseñarnos cómo producir la sensación constante de bienestar que debe marcar una vida cristiana. Cuando una persona se siente bien acerca de la vida, acerca de quién es y qué es lo que está haciendo con su vida y hacia dónde se dirige, una sensación de alegría siempre está presente. Las instrucciones de Pablo son constantes en la producción de este.

“Andéis con diligencia” indica el guardar los mandamientos. Pablo nos aconseja hacer uso de nuestro tiempo para que produzcamos ganancias, teniendo en cuenta el estado de este mundo. Él nos advierte que no seamos necios, y siempre tener en cuenta, buscar y centrarnos en el propósito que Dios está llevando a cabo. Luego en el versículo 18 hace un contraste interesante que envuelve directamente a la producción de este gozo que debe acompañar la vida de cualquiera que preste atención a estas instrucciones.

El verso contiene un juego de palabras. No es una casualidad que el alcohol se asocia con “Espíritu”. El consejo de Pablo no es la alegría en lo sensual, egoísta, las cosas del mundo que producen la disipación y el libertinaje, sino más bien ser llenos del Espíritu, cantando y meditando en la Palabra de Dios, dando gracias en toda circunstancia. Esta fórmula está garantizada para producir una sensación constante de bienestar, ya que elimina el egoísmo natural de nuestras vidas y lo reemplaza con una vida centrada en Dios y en glorificarlo a él. Esto permite que la alegría sea el fruto, la bendición del Todopoderoso, en lugar del objeto directo de nuestra búsqueda.

ORIGEN Y CAUSA REVELADA

Este mundo, con su multitud de problemas insolubles, no es un lugar de alegría. Todos debemos vivir anticipando desastres, simplemente porque sabemos que han ocurrido con tanta frecuencia a tantos. La enfermedad destruye las vidas de multitudes. Posible guerra y violencia en las calles causan miedo en nuestros corazones. Desánimo por las dificultades de llegar a fin de mes, o incluso de tener suficiente para comer o un lugar cálido y seco para vivir, se opone a la felicidad de millones de personas. ¿Cuántas vibrantes vidas han sido cortadas por accidentes o por desastres naturales? A excepción de breves periodos, el estado actual de este mundo y la historia son prueba suficiente de que la humanidad no sabe cómo producir alegría.

David escribe en el Salmo 4:5-8:

Ofreced sacrificios de justicia, y confiad en el Señor. Muchos son los que dicen: “¿Quién nos mostrará el bien?” Alza sobre nosotros, oh YHWH, la luz de tu rostro. Tú diste alegría a mi corazón, mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. En paz me acostare y asimismo dormiré, porque sólo tú, YHWH, me haces vivir confiado.

Dios mismo y nuestra relación con Él son la fuente y la causa de la verdadera alegría que podamos tener. Fíjese en estos pasajes:

» Y todo Judá y los de Jerusalén, y Josafat a la cabeza de ellos, volvieron para regresar a Jerusalén gozosos, porque YHWH les había dado gozo liberándolos de sus enemigos. (II Crónicas 20:27)

» Y celebraron con regocijo la fiesta solemne de los panes sin levadura siete días, por cuanto YHWH los había alegrado, y había vuelto el corazón del rey de Asiria hacia ellos, para fortalecer sus manos en la obra de la casa de Dios, del Dios de Israel. (Esdras 6:22)

» Y sacrificaron aquel día numerosas víctimas, y se regocijaron, porque Dios los había recreado con grande contentamiento; se alegraron también las mujeres y los niños; y el alborozo de Jerusalén fue oído desde lejos. (Nehemías 12:43)

En cada caso, el incidente específico que haya causado su alegría es menos importante que el hecho innegable de que, para aquellos que tienen una relación con Dios a través de un pacto, Dios mismo, junto con el rendimiento hacia él dentro de su objetivo, es la fuente y la causa de la alegría. Esto es vital para comprender porque señala una de las principales causas de la alegría bíblica.

LA OBRA DE DIOS

Cualquiera puede experimentar alguna forma de alegría. Como ya hemos visto, la alegría, incluso puede surgir de las perversiones tan horribles como asesinar brutalmente a otra persona creada a imagen de Dios. Los más grandes de los gozos, sin embargo, son los que surgen cuando estamos tan absortos en alguna tarea creativa que nos hace libres de preocupación por nosotros mismos. El interés propio es el que nos trae tristeza, embotando las posibilidades de una vida gozosa.

Podemos buscar la alegría, pero no podemos encontrar el verdadero gozo sólo en la búsqueda de excitación placentera. Lo que trae mejores resultados y más alegría continua son las actividades altruistas. La verdadera alegría se puede buscar, pero hay que buscarla a la manera de Dios. Debe surgir como producto de rendimiento de todo corazón con el propósito creativo que Dios, el Maestro Creador, está trabajando en nuestras vidas.

El gozo que es fruto del Espíritu de Dios tiene sus raíces en la realización del propósito de Dios y su manifestación exterior que nos transforma en su imagen. El gozo bíblico comienza cuando Dios llama, y nosotros escuchamos el evangelio, lo entendemos y lo creemos. Note esto en Isaías 61:1-3, lo que Cristo citó al inicio de su ministerio:

El Espíritu de YHWH el Señor está sobre mí, porque me ungió YHWH; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de YHWH, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de YHWH, para gloria suya.

Esto es sólo el principio, porque el proceso continúa. Pablo escribe en Romanos 5:11:

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Cristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación.

Escuchar y creer el evangelio lleva al arrepentimiento, el perdón y la reconciliación con Dios. El apóstol añade en I Tesalonicenses 1:6, “Y vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del Espíritu Santo.”

Isaías dedica gran parte de su libro a mostrar este proceso de transformación como el rendimiento de las personas a ser convertidas en la imagen de Dios como el precursor o el motivo de alegría. Por ejemplo, Isaías 51:10-11 es típico:

¿No eres tú el que secó el mar, las aguas del gran abismo; el que transformó en camino las profundidades del mar para que pasaran los redimidos? Ciertamente volverán los redimidos del Senor; volverán a Sion cantando, y gozo perpetuo habrá sobre sus cabezas; tendrán gozo y alegría, y el dolor y el gemido huirán.

Isaías 55:12-13; 65:11-19 y muchos otros demuestran que ceder a el propósito de Dios y ser convertidos es la llave de la alegría bíblica, un fruto del Espíritu de Dios. Un hijo de Dios puede sufrir la decepción, la persecución y el dolor de una multitud de circunstancias en su vida, pero el gozo del Señor siempre lo levantara por encima de ellos, porque su alegría es mayor que cualquier circunstancia negativa que pueda ocurrir.

El gozo bíblico está ligado a nuestra relación con él y nuestra comprensión de lo que está sucediendo en nuestras mentes. Caminamos al ritmo de un tambor diferente de este mundo, ya que entendemos el propósito general de Dios. Sabemos que hemos sido perdonados y que tenemos un lugar en su propósito, porque ahora tenemos su Espíritu. No habrá nunca otra mayor experiencia de cambio de vida que pueda sucederle a un ser humano que cuando Dios llama y la comprensión amanece. Esto altera para siempre nuestro punto de vista sobre la vida misma y en las cosas que antes nos daban confianza de satisfacción.

A partir de entonces nuestro gozo debe surgir del rendimiento para cumplir con un gran propósito creativo de Dios y verlo cumplido. ¡Esta es la razón por la que hemos nacido! Debido a esto, podemos mirar hacia adelante a oír que él dice:

Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré. Entra en el gozo de tu señor. (Mateo 25:21)

.comment(0)

QUE SIGNIFICA ANDAR EN EL ESPIRITU

El propósito de Dios para cada uno de Sus hijos es que nos rindamos al reinado y gobierno del Espíritu Santo: “Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu” (Gálatas 5:25).

En otras palabras, “¡Si él vive en usted déjelo que El le dirija!”

En este mensaje, quiero mostrarles dos cosas: (1) Lo que significa andar en el Espíritu; y (2) ¿Cómo puede obtenerse este andar? ¡Yo aún no he llegado totalmente a este andar glorioso-pero estoy ganando terreno!

Yo creo que Hechos 16 es uno de los mejores ejemplos de lo que significa andar en el Espíritu Santo. Hemos escuchado esta expresión toda nuestra vida-“andar en el Espíritu”-pero ¿qué significa?


1.¡Andar en el Espíritu significa tener una Dirección
increíblemente Detallada y Decisiones sin nubosidad!


El Espíritu Santo provee instrucciones absolutamente claras y detalladas a quienes andan en El. Si usted anda en el Espíritu, entonces no anda en confusión, sus decisiones no son nubladas.

Los primeros Cristianos no anduvieron en confusión. ¡Ellos fueron dirigidos por el Espíritu en cada decisión, cada movimiento, cada acción! El Espíritu les hablaba y los dirigía en cada hora de su andar. Ninguna decisión era hecha sin antes consultarlo. El lema de la iglesia a lo largo del Nuevo Testamento fue: “¡El que tiene oídos para oír, oiga lo qué el Espíritu tiene que decir!”

Probablemente usted ha escuchado a predicadores y a misioneros decir, “La necesidad representa el llamado. Yeshua dijo, “¡Ve-entonces, ve! ¡Ve a todo el mundo, predica el evangelio y haz discípulos!”

Amados, esta es únicamente la mitad de la verdad. Nosotros tenemos que ir por todo el mundo con el evangelio. Y el llamado es para la iglesia entera. ¡Pero nosotros tenemos que ir únicamente cuando y donde el Espíritu conduzca! La idea de que simplemente “hagamos maletas y vayamos” no tiene absolutamente nada que ver con el andar en el Espíritu.

La Biblia dice, “En boca de dos o tres testigos conste toda palabra” (2 Corintios 13:1; Mateo 18:16).

Yo quiero presentarle tres testigos en este mensaje: Pablo, Silas y Timoteo. Cada uno de ellos estuvo lleno del Espíritu Santo y anduvieron diariamente en el Espíritu. Y en el capítulo 16 de Hechos, estos hombres nos muestran qué podemos esperar en ese andar.

Pablo había elegido a Silas y a Timoteo para ir con él a lo largo de las iglesias, para establecerlas: “Así que las iglesias eran confirmadas en la fe, y aumentaban en número cada día” (Hechos 16:5). En los días de Pablo no había continente más necesitado que Asia. Esa tierra estaba en oscuridad total. Y, al igual que muchos ministros celosos del día de hoy, Pablo quería ir donde estaba la necesidad. Pero en esta ocasión el Espíritu le prohibió predicar en Asia:

“Y atravesando a Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia” (verso 6).

Ellos comenzaron a salir, pero el Seor les dijo, “¡No-no deben ir en este momento!”

Pablo dijo, “¡Está bien, vamos a Bitinia! ¡Allí la gente está en tinieblas, y nosotros hemos sido llamados a ir. Vamos entonces!” Pero nuevamente, el Espíritu no se los permitió:

Con razón muchos misioneros regresan a casa del campo misionero después de un corto tiempo. Muchos vuelven desilusionados y desesperados porque ellos no han sido guiados por el Espíritu. Ellos fueron con el celo-pero sin buscar el consejo del Espíritu Santo. ¡Ellos no fueron enviados por el Espíritu Santo!

Pablo y sus hombres terminaron en Troas, indecisos y preguntándose dónde ir después. Es cuando Pablo recibió una visión:

“Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio, estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos” (verso 9).

Observe: Es cosa buena que el Espíritu no le dijera a Pablo la historia entera de esta visión. ¡El hombre que lo llamaba era un carcelero-pidiéndole venir a pasar una noche encerrado en las paredes de su prisión!

Amado, usted también será probado cuando comience a andar en el Espíritu. Pablo seguramente lo fue, juntamente con sus dos jóvenes siervos. ¡Cuando ellos llegaron en Filipos, una ciudad en Macedonia, ellos no encontraron al tal hombre-solamente mujeres!

“Y un día de reposo salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido. Entonces una mujer llamada Lidia, vendedora de púrpura, de la ciudad de Tiatira, que adoraba a Dios, estaba oyendo; y el Seor abrió el corazón de ella para que estuviese atenta a lo que Pablo decía. Y cuando fue bautizada, y su familia, nos rogó diciendo: Si habéis juzgado que yo sea fiel al Seor, entrad en mi casa, y posad. Y nos obligó a quedarnos” (versos 13-15).

¿Puede imaginarse lo qué Pablo pudo haber dicho a sus dos jóvenes asociados en el camino a la casa de Lidia? “Yo creo que ví a un hombre pidiendo ayuda. ¡Pero aquí sólo hay mujeres-ni un hombre a la vista! Espero haber oído al Seor correctamente.”

Nosotros nos enojamos cuando Dios nos dice algo y no pasa exactamente como lo oímos. Queremos que cada detalle caiga en su lugar. ¡Y si no “vemos al hombre” rápidamente, somos prontos a descartar todo!

Entretanto, sin embargo, Dios había abierto el corazón de Lidia. ¡Un gran número de mujeres estaba siendo salvas, Dios se estaba moviendo-pero allí no había un hombre a la vista! ¡Desde luego, Dios hará toda clase de milagros maravillosos no esperados en camino hacia la visión-y en camino hacia la obediencia!


Felipe y Pedro También Anduvieron en el Espíritu-
Y Ellos Recibieron Increíbles Direcciones Bien Detalladas


Dios estaba usando a Felipe poderosamente para dirigir un avivamiento en Samaria. La gente estaba siendo salva, sana, libre de demonios. Pero el Espíritu dirigió a Felipe a salir de Samaria – e ir en vez al desierto de Gaza. En obediencia, Felipe empacó, diciendo adiós y comenzó a andar hacia su destino.

En el camino se encuentra con un eunuco Etíope en un carro, leyendo el libro de Isaías.

“Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro. Acudiendo Felipe…” (Hechos 8:29-30).

De repente Felipe abrió el mensaje de Isaías 53 a este hombre, dando a conocer a Yeshua. Y la próxima cosa que Felipe supo es que el hombre recibió a Cristo y fue bautizado. Entonces, “Cuando subieron del agua, el Espíritu del Seor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio mas…” (verso 39).

Muchas personas tienen problemas con este último verso: “El Espíritu arrebató a Felipe….” Pero Yo no. El Espíritu estuvo presente cuando los cielos y la tierra fueron creados; El fue Co-Creador con el Padre. ¡Por lo cual El seguramente podía llevarse a un hombre a su próxima misión de predicación!

Pedro estaba sobre el techo orando cuando Dios le mostró una visión. El Seor le estaba enseando, “no llames sucio a lo que Yo he dicho que es limpio.” Al esto tomar lugar, tres hombres se pararon a la puerta de Pedro, llamando, “¿Está Simón Pedro en casa?”

El Espíritu le dijo a Pedro, “Ve abajo-hay tres hombres parados a la puerta. Ellos te pedirán que vayas con ellos, y tienes que ir. ¡No dudes nada-simplemente ve!” (véase Hechos 10:19-22). ¡Estas fueron instrucciones absolutamente claras, y detalladas!

Luego, en Jerusalén, Pedro les dijo a los hermanos por qué él comió con Gentiles incircuncisos:

“Y el espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar…” (Hechos 11:12).

Pedro dijo, “El Espíritu me dijo que lo hiciera. ¡Yo comí con ellos porque el Espíritu Santo me habló claramente!”

La iglesia primitiva nunca envió a trabajadores o misioneros a menos que el Espíritu Santo los eligiera y los ordenara. Una persona no se acercaba simplemente hacia los apóstoles y les decía, “¡Yo tengo un llamado a Chipre, a Pafo, a Perga, a Pergamo. ¡Por favor únjanme, mándenme-envíenme con su bendición!”

No-el Espíritu Santo hablaba claramente en reuniones de oración, nombrando a los que eran verdaderamente ungidos de Dios:

“Ministrando éstos al Seor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Ellos, entonces, enviados por el Espíritu Santo, descendieron…” (Hechos 13:2-4).

¡Si usted le pide al Espíritu Santo, El le dirá lo que necesita saber-incluyendo adónde y cuándo ir!

Incluídas en estas increíbles direcciones hay advertencias precisas sobre lo que vendrá. El Espíritu Santo advertirá con el fin de prepararle:

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir” (Juan 16:13).

Yeshua no estaba hablando solamente de profecía y de sucesos futuros. ¡El estaba hablando de su vida! Andar en el Espíritu Santo se trata de ser dirigido por El en un sentido práctico del diario vivir. Por el ejemplo, El le mostró a la iglesia primitiva que vendría una gran hambre:

“Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea.”(Hechos 11:28).

¡El Espíritu Santo les advirtió que una gran hambre vendría -entonces ellos comenzaron a tomar ofrendas para compartir con otros creyentes!

El Espíritu también advirtió a Pablo que como resultado de su viaje a Jerusalén el iba a ser tomado preso:

“…descendió de Judea un profeta llamado Agabo, quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así ataran los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles.” (Hechos 21:10-11).

Pablo fue advertido– para que se preparara ¡El Espíritu Santo siempre nos advierte!


2. ¡Andar en el Espíritu Significa Nunca Ser
Intimidado por nada, ni por nadie


Si usted anda en el Espíritu, constantemente será acosado por muchos factores. ¡Pero no tiene que ser intimidado por ningún poder en ningún lugar, ni en ninguno tiempo!

Pablo fue acosado contínuamente . El estaba predicando a Sergio Paulo, el procónsul de la isla de Pafo, cuando los demonios intentaron interferir:

“… falso profeta, judío, llamado Barjesús… les resistía … procurando apartar de la fe al procónsul” (Hechos 13:6-8).

Barjesús significa “hijo de Jesús” o “ángel de luz.”¡Este era el diablo mismo enfrentando a Pablo! Pero el Espíritu Santo moraba dentro del apóstol:

“Entonces Saulo…lleno del Espíritu Santo…dijo:… hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Seor? Ahora, pues, he aquí la mano del Seor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano. Entonces el procónsul, viendo lo que había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Seor.” (versos 9-12).

¡Pablo, “lleno del Espíritu Santo,” aplastó todos los poderes de las tinieblas!

En Hechos 16, el diablo nuevamente vino contra el ministerio del Espíritu Santo-y nuevamente Pablo respondió:

“Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos adivinando. Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Yeshua, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora.” (16:16-18).

Yo quiero detenerme aquí y preguntar a cada Cristiano que profesa andar en el Espíritu ¡No es suficiente “ser afligido” por los intentos del enemigo de acusarle! Pablo fue afligido-lo que significa “perturbado, inquietado.” Y él lo permitió por muchos días. Pero ¿por cuánto tiempo dejará usted que Satanás lo siga inquietando-poniéndole tristeza innecesaria, obstruyéndole su trabajo?

Esto pudo haber continuado con Pablo por mucho tiempo. Pudo haber afectado su cuerpo físico. Pero el Espíritu de Dios moraba en Pablo, y le dijo, “¡Hasta aquí-suficiente! ¡En el nombre de Yeshua, véte!”

3. ¡Andar En El Espíritu Significa Estar Libre de
Preocupaciones-No Importando Lo Que Suceda!


Si estamos para andar en el Espíritu, entonces debemos creer en el rescate sobrenatural de Dios de cada cautiverio. No importa si Dios tiene que crear un terremoto para hacerlo. De hecho, eso fue exactamente lo que El hizo por Pablo:

“Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron” (Hechos 16:26).

4. ¡Andar en el Espíritu Significa
Nunca Más Temer al Hombre!


Cuando los magistrados ordenaron a Pablo y a Silas salir de la cárcel, Pablo rehusó salir. El dijo, “Pero Pablo les dijo: Después de azotarnos públicamente sin sentencia judicial, siendo ciudadanos romanos, nos echaron en la cárcel, ¿y ahora nos echan encubiertamente? No, por cierto, sino vengan ellos mismos a sacarnos” (Hechos 16:37).

Dios no quiere que se esconda de hombres que han sido la herramienta del diablo para acusarle. El quiere que experimente liberación con su cabeza en alto. ¡El quiere prepararle una mesa en presencia de sus enemigos!

“¡Que vengan ellos mismos a sacarnos!” Esto no era el orgullo de Pablo hablando. Era el Espíritu Santo en él, diciendo, “¡Quienes andan en el Espíritu no temen a hombres. Y la vergüenza que ellos quieren poner sobre su cabeza va a caer sobre sus propias cabezas!”

¡Dios, dános la audacia santa de Pablo! Nosotros sabemos que somos más que vencedores por medio de Cristo que nos fortalece. Deje que el diablo y su gente sean puestos en vergenza. ¡Pero los que andan con Dios nunca serán puestos en vergenza!

Ahora, para la segunda parte mi mensaje:


¿Cómo puede obtener este andar en el Espíritu?


¡El mandamiento de andar en el Espíritu es dado a todos-no simplemente a un grupo de super-santos! He aquí como puede obtener este andar:

1. ¡Debe ir tras este andar con todo lo que hay en usted! Primero, pídale al Espíritu Santo que sea su guía y amigo:

“…Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y os abrirá” (Lucas 11:9-13).

Si usted es salvo, entonces le ha sido dado el Espíritu Santo. ¡Entonces pídale que tome dominio-ríndase a él! Tiene que determinar en su corazón querer que El lo conduzca y lo guíe. Moisés, hablando de los días postreros, dijo, “Mas si desde allí buscares a El Señor tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma” (Deuteronomio 4:29). “…te hizo oír su voz, para ensearte… “(verso 36).

2. Enfóquese en conocer y escuchar al Espíritu-y quite sus ojos de su problema y tentación. Pablo, Silas y Timoteo pudieron haber dado lugar a temor y depresión si ellos se hubieran enfocado en sus problemas. ¡En vez, ellos se enfocaron en Dios-cantándole y adorándole!

La mayoría del tiempo cuando oramos, nos enfocamos en los fracasos del pasado. Volvemos a tocar nuestras derrotas repetidamente, diciendo, “¡Oh, qué tan adelante estaría en el camino si no le hubiese fracasado a Dios y arruinado mi pasado!”

¡Amado, usted tiene que olvidar todo su pasado! Todo está bajo la sangre de Yeshua-y el preocuparse es pérdida de tiempo. Olvide el pasado-olvídese aun de la última hora. Y también olvídese del futuro, porque solamente el Seor sabe lo que hay por delante. En vez, enfóquese únicamente en el Espíritu Santo, con toda su mente y todo su corazón. ¡Dése completamente a amarlo!

3. Dedique suficiente tiempo a la comunión con el Espíritu Santo. El no hablará con nadie que tenga prisa. ¡Toda la Palabra de Dios es acerca de esperar en El!

Cuando esté en oración, no se atreva a pensar que la primera cosa que viene a su mente es la voz del Espíritu. ¡No, su carne y el diablo saben sus deseos de oír la voz del Espíritu-y ellos lo precipitarán y lo inyectarán con palabras que no son correctas!

Espere pacientemente. Busque al Seor y ministrele con alabanzas. Tome la autoridad sobre cualquier otra voz que murmulle en su pensamiento. Crea que el Espíritu es mayor que éstos, y que El no dejará que sea engaado o cegado. ¡Esté dispuesto a poner su corazón en El como Jacob-y no lo deje ir hasta que él lo bendiga!


¡Ahora, Déjeme mostrarle un significado
más Alto del Andar en el Espíritu!


Yo le doy gracias a Dios por todas las cosas que he descrito concerniente al andar en el Espíritu: la dirección increíblemente detallada,  el estar libre de preocupaciones dependiendo en el Señor, la libertad del temer a los hombres. Pero cada una de estas bendiciones deben ser únicamente un producto de un andar más alto en el Espíritu. ¡Yo creo que la forma más alta de andar en el Espíritu va más allá de todas estas cosas!

Nuestro ejemplo se encuentra en 1 Samuel 9. En este capítulo, Saúl fue enviado por su padre a buscar unas asnas que se habían extraviado. Tomando un mozo con el, Saúl buscó a lo largo de las tierras de Efraím, Salim, Benjamín y Zuf. Finalmente, el se desalentó y estuvo listo a darse por vencido. Pero entonces su mozo le habló de Samuel, un vidente; quizás el le podría decir dónde encontrar las asnas.

En esta ocasión, yo veo a Saúl como un tipo de creyente que únicamente buscaba orientación. Todo lo que el pensaba era: “¡¿Dónde están mis asnas? ¿Dónde debo ir? Ya no se qué hacer!”

Mientras tanto, Dios ya le había dicho a Samuel que un hombre joven vendría, y que le ungiera. Aquí Samuel es un tipo del Espíritu Santo, que conoce la mente de Dios; el recibe más que simplemente orientación. ¡El sabe que Saúl ha sido elegido por Dios para jugar una parte en los propósitos eternos del cielo!

La primera cosa que hizo Samuel cuando Saúl llegó fue hacer una fiesta:

“…sube delante de mí al lugar alto, y come hoy conmigo, y por la maana te despacharé, y te descubriré todo lo que está en tu corazón” (1 Samuel 9:19).

Esto es exactamente lo que el Espíritu Santo desea de nosotros: que nos sentemos a la mesa del Señor y le ministremos- tener un tiempo especial a solas con El, escuchando Su corazón.

“Y de las asnas que se te perdieron hace ya tres días, pierde cuidado de ellas, porque se han hallado.” (verso 20).

Samuel estaba diciendo, “¡no te enfoques en conseguir orientación ahora-todo está arreglado. Hay algo más importante a mano. Tienes que conocer el corazón de Dios-Sus propósitos son eternos!”

Samuel colocó una porción entera de espaldilla ante Saúl, y ellos pasaron el tiempo hablando: “Y…Samuel habló con Saúl en el terrado” (verso 25). Después de esa noche de comunión, Samuel le pidió a Saúl que sacara a su mozo de la sala, para poder tener una sesión más íntima cara a cara:

“…Dí al criado que se adelante…mas espera tú un poco para que te declare la palabra de Dios. Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido YHWH por príncipe sobre su pueblo Israel?” (9:27; 10:1).

¿Puede usted ver lo que Dios está diciendo aquí? “¡Si tu realmente quieres andar en el Espíritu-si realmente quieres Mi unción- necesitas buscar más que orientación de Mí. Necesitas venir a Mi presencia y conocer Mi corazón, Mis deseos! ¡Lo que yo quiero es ungirte-para usarte en Mi reino!”

¡Amado, olvide la orientación-olvide todo lo demás por ahora! Permítale al Espíritu Santo ensearle las cosas profundas ocultas de Dios. Manténgase quieto en Su presencia, y deje que el Seor le muestre Su propio corazón. ¡Ese es el andar en el Espíritu en su más alta forma!

¡Cuando haga esto, la orientación vendrá-y no tendrá que preguntar! Cuando Saúl salía, Samuel le dijo, “ve camino a la sepultura de Raquel y tu recibirás la información que necesitas de tus asnas” (véase 10:2). ¡Entonces Saúl recibió una de las instrucciones más increíblemente detalladas en toda la Palabra de Dios!

Dios tiene un precioso aceite de unción que El quiere vertir sobre usted. El quiere que usted salga de Su presencia con el aroma de Su unción. Y al salir de su presencia, El dirá con palabras suaves “Oh,–lo que tu querías saber….” El lo promete:

“Y YHWH hará oír su pontente voz…”(Isaías 30:30).

¿Quiere usted andar en el Espíritu? Entonces coloque su corazón en busca de El ahora. Usted aprenderá a conocer Su voz – con claras orientaciones detalladas.

¡Amén!

 

.comment(0)

EL DIOS DE LO ILOGICO E IRRACIONAL

ISAIAS 55:6-9 

  • Buscad a YHWH mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.
  • Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a YHWH, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
  • 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo YHWH.
  • Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

El problema con el hombre moderno y aun los Cristianos, es que tratan de humanizar a Dios, a encasillarlo en carne y sangre, con las mismas limitaciones, capacidades y debilidades del hombre, y no piensan en el como un ser supremo, superior, que nada tiene que ver, con nuestra propia lógica y razón

Cuando Dios dice a la humanidad, “Cree,” él requiere algo que está completamente más allá de la razón. La fe es totalmente ilógica. Su misma definición tiene que ver con algo irrazonable. Piensa un poco: Hebreos dice que la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Nos está diciendo, para abreviar, “No hay sustancia tangible. No hay en absoluto ninguna evidencia.” Y aún nos pide que creamos. ¿Puedes pensar en alguna demanda más irracional que esta? Está diciendo simplemente; “Acepta esto sin evidencia. Confía en lo invisible.” Es totalmente más allá de la lógica.

Estoy tratando este tema por una razón importante. Ahora mismo, por todo el mundo, multitudes de creyentes están cayendo en desaliento. El pueblo de Dios está pasando por pruebas, luchas, sufrimientos, confusiones de todo tipo. El hecho es que todos vamos a seguir enfrentando el desaliento en esta vida. Pero yo creo que si nosotros entendemos la naturaleza de la fe – su naturaleza ilógica e irracional – nosotros podremos encontrar la ayuda que necesitamos para llegar.

Considera la fe que se le pidió a Noé. Él vivió en una generación que estaba fuera de control. No podemos comenzar a comprender en los malos tiempos que este hombre vivió; donde la violencia y el asesinato estaban desenfrenados. Los gigantes dieron a luz a “hombres poderosos.” Perversamente se había extendido increíble maldad. La condición de los hombres se había vuelto tan horrible que Dios no podía soportarlo más. Finalmente, él dijo, “¡Basta! El hombre está enfocado en auto destruirse. Esto debe terminar.”

Él dijo a Noé, “Yo destruiré toda carne. Pero te preservaré a ti y a tu familia. Así que quiero que construyas un arca, Noé. Y quiero que tú reúnas en ella todas las especies de animales, de dos en dos. Mientras tú haces esto, yo daré a los habitantes de la tierra 120 años de misericordia. Entonces yo enviaré una lluvia que no se detendrá por 40 días y noches. Habrá un gran diluvio y eliminará toda cosa viviente.” Dios entonces comenzó a darle a Noé las dimensiones del arca – el largo, ancho y profundidad – en gran detalle.

Imagine al contrariado Noé tratando de asimilar esto. Dios enviaría un cataclismo, uno que destruiría toda la tierra. Y todo lo que se le dijo a Noé desde el cielo sobre el tema fueron estas breves palabras. Él simplemente debía aceptarlo por fe, sin recibir ninguna otra dirección por 120 años.

Piense en la fe que se requirió de Noé. Se le dio una tarea colosal de construir una gran arca. Y entre tanto, él debía vivir en un mundo violento y peligroso. Él estaba rodeado por gigantes, asesinos, escépticos, todos ellos miraban cada uno de sus pasos. Estoy seguro que ellos se burlaron de Noé mientras él trabajaba tediosamente en el arca a través de los años. Y, estando insensibles en su violencia, ellos probablemente amenazaron con matarle. Pero la fe demandaba que Noé guardara su corazón “con temor” (ver Hebreos 11:7). Él tenía que seguir creyendo, mientras el mundo entero a su alrededor danzaba, se divertía y se revolcaba en sensualidad.

En esencia, Dios le había dicho a este hombre, “Tu debes creer mi Palabra, Noé. Te estoy pidiendo que me obedezcas, sin excusas. Si alguna vez comienzas a dudar, o sentirte rendido, debes confiar en lo que te he dicho. Yo no te voy a dar ninguna otra evidencia, solo mi promesa. Debes actuar en ella solamente.”

Que cuadro totalmente ilógico. Seguramente a veces, Noé se frustró, exterior e interiormente. ¿Cuántos días habrá pasado desalentado? Cuan a menudo se preguntó “Esto es tan absurdo. ¿Cómo puedo saber que esa era la voz de Dios?” Pero Noé hizo como Dios le dijo. Él siguió confiando en la palabra que se le fue dada, por más de un siglo. Y por esta obediencia, las Escrituras dicen; Noé “fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe” (Ver Hebreos 11:7).

Considera a Abrahán. Dios dijo a este hombre; “levántate, sal de tu tierra.” Seguramente Abrahán preguntó; Pero. ¿Dónde Señor?” Dios simplemente le habría contestado, “No te lo voy a decir. Solo vete.”

Esto no era lógico. Era una demanda totalmente irrazonable para cualquier persona pensante. Lo ilustrare preguntándole a las esposas cristianas: si tu marido llega a casa un día y dice “Empaca todo, cariño, nos mudamos.” Por supuesto, tu querrías saber por que, o donde, o de que modo. Pero la única respuesta que te ofrece es; “No lo sé. Solo sé que Dios lo dijo.” No hay ninguna rima ni razón en este tipo de demanda. Simplemente no es lógica.

Pero esta es precisamente la ilógica dirección que siguió Abrahán, “Por la fe Abrahán, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.” (Hebreos 11:8). Abraham levantó a su familia, sin saber dónde iba a terminar. Todo lo que él sabia eran las breves palabras que Dios le había dado; “Vé, Abrahán, y yo estaré contigo. No te sobrevendrá ningún mal.” La fe demandaba que Abrahán actuara sin nada más que esta promesa.

Una noche estrellada, Dios dijo a Abrahán; “Mira al cielo. ¿Ves las estrellas innumerables? Cuéntalas si puedes. Así será el número de tus descendientes” (vea Génesis 15:15). Abrahán debió haber movido su cabeza con esto. El ahora era viejo, como su esposa, Sara. Ellos estaban muy pasados del tiempo donde es posible tener un hijo. Aún así se le da una promesa de que sería el padre de muchas naciones. Y toda la evidencia que él debía seguir era una palabra del cielo: “Yo soy YHWH” (15:7).

Pero Abrahán obedeció. Y la Biblia dice lo mismo de él que se dice de Noé: “Y creyó a YHWH, y le fue contado por justicia” (15:6). Una vez más vemos una escena ilógica. Sin embargo, la fe de un hombre se transforma en justicia.

Considera a los hijos de Israel. Piensa en las condiciones difíciles en que Dios los llevó. Él los libró de las garras del Faraón en Egipto, solo para ser cercados frente al Mar Rojo. Los israelitas estaban rodeados por montañas por ambos lados, y el ejército de Faraón descendía rápidamente hacia ellos por detrás. Era una situación desesperada, sin salida humana. Sus corazones debieron haber saltado cuando oyeron el retumbar de los carros de Faraón y vieron el polvo que levantaban sus caballos.

Aunque yo conozco el desenlace de esta escena, mi carne quiere discutir con Dios: “No parece justo, Señor. Que situación traumática para esas familias y sus niños. Ellos están atrapados allí, sin balsas ni botes, preguntándose que iban a hacer. Señor, en una noche tu mataste a todos los primogénitos de Egipto. ¿Por qué no mataste a todos estos soldados en el desierto? ¿Cuál es la diferencia si los ahogas o los matas en el desierto? Es irrazonable, con todos esos niños llorando, todos los hombres y mujeres temblando de miedo. Ellos te obedecieron, y tu permites que esto venga sobre ellos. ¿Porque tuvieron que atravesar esto?”

La realidad es ineludible: Dios los llevó a esta situación. Y la escena entera es totalmente ilógica, absolutamente irrazonable. Dios simplemente esperó que creyeran en la Palabra que él les había dado: “Yo te tomaré en mis brazos y te llevaré a través del desierto. Ningún enemigo prosperará contra ti, porque yo estaré contigo. Tu simplemente estáte quieto y ve la salvación del Señor.”

Te pregunto: ¿cuántos de nosotros hubiéramos estado allí temerosos y gritando, como hicieron los israelitas? Si somos honestos, sabemos que es justo así como reaccionamos ahora, en la mayoría de nuestras crisis. ¿No es la condición de nuestro corazón similar a la de ellos?

Expuesta simplemente, la fe es muy exigente. Exige que una vez que oímos la Palabra de Dios, la obedezcamos, sin otra evidencia que nos dirija. No importa cuan grandes puedan ser nuestros obstáculos, cuan imposibles nuestras circunstancias. Debemos creer en su Palabra y actuar en ella, sin mas comprobación para seguir. Dios dice; “Mi promesa es todo lo que necesitas.”


Yo creo que nada ha cambiado desde el
tiempo en que vivieron los patriarcas


Como toda generación anterior, nosotros también nos preguntamos; “Señor, ¿por qué enfrento esta prueba? Está más allá de mi comprensión. Tú has permitido tantas cosas en mi vida que no tienen sentido. ¿Por qué no hay ninguna explicación para lo que estoy pasando? ¿Por qué está mi alma tan inquieta, tan llena de grandes pruebas?”

Escúchame nuevamente: las exigencias de la fe son totalmente irrazonables a la humanidad. Entonces, ¿cómo contesta el Señor nuestros ruegos? Él envía su Palabra y recordándonos sus promesas. Y él dice: “Simplemente obedéceme. Confía en mi Palabra para ti.” Él no acepta ninguna excusa, ni desobediencia, no importa cuan imposibles parezcan nuestras circunstancias.

Por favor, no me mal entiendas. Nuestro Dios es un Padre amoroso. Y él no permite que su pueblo sufra indiscriminadamente, sin ninguna razón. Sabemos que él tiene a su disposición todo el poder y el deseo de quitar todo problema y angustia. Él puede decir simplemente una palabra, y librarnos de toda prueba y lucha.

Aún, el hecho es, Dios no va a mostrarnos como o cuando él cumplirá sus promesas. ¿Por qué? Él no nos debe ninguna explicación, cuando él ya nos ha dado una repuesta. Él nos a dado todo lo que necesitamos para la vida y la santidad en su Hijo, Jesucristo. Él es todo lo que necesitamos para cada situación que la vida nos lanza. Y Dios permanecerá en la Palabra que él nos ha revelado: “Tu tienes mi Palabra a tu alcance. Mis promesas son sí y amén para todo el que cree. Así que, descansa en mi Palabra. Créela y obedécela.”

La Biblia nos dice que Israel “provocó” a Dios diez veces en el desierto. ¿Cuáles fueron estas provocaciones? Fueron diez situaciones cuando los israelitas enfrentaron grandes pruebas. Vez tras vez, este pueblo fue llevado a circunstancias que parecían imposibles. Quizás te has preguntado a veces, como yo lo he hecho; “Señor, ¿por qué todas estas pruebas?”

En cada caso, Dios miraba si en su pueblo se levantaba una vislumbre de fe. Él buscaba simplemente una pequeña medida sobre la cual construir. Tu ves, él quería dar al mundo un testimonio de su fidelidad hacia su pueblo, e Israel sería ese testimonio. Dios estaba diciendo, en esencia: “Cuando yo llevo a mi pueblo a lugares duros, yo espero que ellos actúen en mis promesas que les he dado. Mi Palabra es vida para todo aquel que cree. Y yo quiero que ese mensaje se predique y demuestre a un mundo perdido y agonizante.”

Esa Palabra ya estaba a disposición de Israel. Dios les había dicho; “Yo los sacaré de la aflicción, a una tierra que fluye leche y miel. Nadie podrá enfrentarte. YO SOY estará contigo, y ninguna promesa mía fallará.” Lo mismo es verdad para el pueblo de Dios hoy día. Mientras la tierra exista, sus promesas permanecen igual: “Yo los sacaré de vuestra aflicción. Confíen en el gran YO SOY.”

Por esta razón, el Dios de toda paciencia no tiene paciencia con la incredulidad de sus hijos. Hebreos dice; “¿Quiénes fueron los que, habiendo oído, le provocaron?” (Hebreos 3:16). ¿Qué oyeron ellos? Ellos escucharon la Palabra de Dios: promesas de protección, guía y bondad. Pero, en lugar de confiar en esa Palabra, ellos se enfocaron en sus situaciones desesperadas, y permitieron que la incredulidad tomara cuerpo en sus corazones. Dios respondió diciendo; “Por tanto, juré en mi ira: No entrarán en mi reposo.” (Hebreos 3:11).

Este pueblo quería algo razonable. Ellos querían pararse en algo que pudieran ver, sentir y tocar. Ellos querían que Dios hiciera aparecer mágicamente un camino frente a ellos. Pero eso no es fe. Fe significa, decir; “Dios me ha dado una promesa, y yo voy a vivir y a morir en esa promesa. No importa lo que me cueste echar mano de ella. Yo estoy arriesgando todo, mi vida entera, en su Palabra para mí.”

Hebreos pregunta: “¿Y con quiénes estuvo él disgustado cuarenta años? ¿No fue con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el desierto? ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? Y vemos que no pudieron entrar a causa de la incredulidad.” (Hebreos 3:17-19). El hecho es, que cada prueba de Israel pasó, y Dios los libró fielmente de cada una. Esos mismos israelitas que experimentaron la bondad de Dios terminaron muertos en el desierto. ¿Por qué? En cada tiempo de prueba, ellos se quejaban y se endurecían, negándose a creer.

¿Y que de ti? ¿Estás en un lugar aterrador ahora, como lo estuvo Israel? ¿Te sientes desesperado, vacío, despojado de todo? Para todo aquel que enfrenta una lucha severa, yo le digo, tu prueba también pasará. Entonces, ¿qué espera Dios de ti ahora, en medio de esto?

Quizás estás afligido, angustiado con una lucha que no parece terminar. Estás abatido, más desanimando de lo que estuviste alguna vez. Tus amigos pueden decirte; “no llores ni te lamentes. Eso no demuestra fe.” Pero no es así. La verdad es que, si tú tienes fe, puedes llorar. Tú no puedes evitar tu dolor. De hecho, hay poder sanador en tus lagrimas. Tu lamento no tiene nada que ver si tu confías o no en la Palabra de Dios.

A veces, puedes preguntar: “Señor, ¿qué estoy haciendo mal? ¿Qué pecado cometí? ¿Es esto tu juicio sobre mí?” Puedes incluso sentirte como confrontándolo, llorando; “¿Por qué permitiste que esto pasara? ¿Qué hice yo para que permitieras esto?” Yo te digo, Dios te da tiempo para esas preguntas. Él permite que tu carne tenga esas rabietas.

Entonces, finalmente, el Señor viene a ti y dice: “Tu tienes derecho a todos esos sentimientos, pero no tienes razón para acusarme o dudar de mí. Yo te he dado una promesa. Verdaderamente, yo te he dado todo lo que necesitas, y tú debes echar mano de esa promesa ahora. Si tú lo haces, mi Palabra será vida para ti. Traerá sanidad que es mayor que cualquier medicina, más poderosa que un río de lagrimas.”


A través de la Biblia, encontramos a hombres
y mujeres piadosos que pasaron a través de
profundos temblores del alma y del espíritu.


Una y otra vez, el salmista pregunta; “¿Por qué está abatida mi alma? Me siento inútil, desamparado. Hay tal inquietud dentro de mí. ¿Por qué, Señor? ¿Por qué me siento tan impotente en mi aflicción? Estas preguntas hablan por multitudes que han amado y servido a Dios.

Mira al piadoso Elías, por ejemplo. Lo vemos bajo un enebro, rogándole a Dios que lo mate. Él estaba tan abatido, que esta al punto de abandonar su propia vida. También encontramos al recto Jeremías abatido en desesperación. El profeta lamenta; “Señor, tu me has engañado. Tu me dijiste que profetizara todas estas cosas, pero ninguna de ellas ha sucedido. Yo no hago nada sino buscarte toda mi vida. ¿Y así es como me compensas? Ahora no voy a mencionar más tu nombre.”

Cada uno de estos siervos tuvo un ataque temporal de incredulidad. Pero el Señor entendió su condición en tiempos de confusión y duda. Y después de un tiempo, él siempre les señaló la salida. En medio de sus aflicciones, el Espíritu Santo encendió la luz para ellos; y las Escrituras registran sus experiencias como ejemplo para nosotros.

Considera el testimonio de Jeremías, de cómo él salió del hoyo: “Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón” (Jeremías 15:16). David también testificó; “Yo recordé tu Palabra.” Y Elías dijo; “Tu Palabra vino a mí.” Hasta cierto punto, cada uno de estos siervos recordó la Palabra de Dios y ésta vino a ser gozo y regocijo para sus vidas, sacándolos del hoyo.

La verdad es que, todo el tiempo que estas personas estuvieron luchando, el Señor estaba sentado, esperando. Él escuchaba sus lamentos, su dolor, su angustia. Y después que había pasado cierto tiempo, él les decía: “Tú has llorado, tuviste tu tiempo de dolor y duda. Ahora yo quiero que confíes en mí. ¿Volverás a mi Palabra? ¿Pondrás mi promesa que te hice como tu sostenimiento? Si lo haces, mi Palabra te ayudara.”

No importa como entramos a nuestra situación desesperada. A veces, es obra del Señor, llevarnos al final de nuestro ingenio (capacidad). A veces, es ataque del enemigo, como lo hizo con Job. A veces, es nuestra carne, ya sea a través de la tentación, o a través de pruebas mentales o físicas. El hecho es que, no importa como llegamos allí. Todo lo que importa es como salimos de allí, y no hay salida excepto por la Palabra de Dios.

El Espíritu Santo es fiel en hablarnos. Él nos permite saber cuando es tiempo de poner todas nuestras dudas y preguntas a un lado. Si no lo hacemos – si nos negamos volver a confiar en la Palabra de Dios, permitiendo que sus promesas sean una vez más el gozo para nuestras vidas – se establecerá la incredulidad. Se endurecerá como el concreto. En ese punto, caeremos en un hoyo del que nunca podremos salir. Cada pensamiento nuestro hacia Dios será duro y acusador, en lugar de manifestar confianza. Y su ira está contra todos los que abandonan su confianza en su Palabra.

En el Nuevo Testamento, encontramos lo que
debe ser la exigencia más irrazonable de fe
que Dios haya hecho a la humanidad.


Por siglos, los judíos habían esperado la venida del Mesías. Ellos creían que el salvador de Israel sería un rey, que entraría en majestad y poder a gobernar en Jerusalén. Él sería un poderoso libertador, comandante de un ejercito invencible. Y rompería el yugo que Roma había puesto sobre el cuello de Israel. Entonces, él derrocaría a todos los demás poderes en la faz de la tierra.

¿Puedes imaginar la expectativa que cada judío tenía por la venida de este Salvador? Él sanaría toda enfermedad, llevaría todo dolor, libraría de la pobreza, y les daría a todos lo que sus corazones desearan. Él haría de Israel un gran pueblo y una nación prospera. Y él haría todo con una increíble muestra de poder.

Entonces, ¿fue así como llegó el Mesías? No, sabemos que no. De entre todos los lugares, él nació en un establo. Y la historia de su nacimiento es la más ilógica e irrazonable de todas. Este Mesías no tuvo padre terrenal; él fue concebido inmaculado por el Espíritu Santo, y llevado en el vientre de una virgen. Su llegada no fue anunciada por poderosas trompetas, sino por un viejo sacerdote y una profetiza anciana. Ellos declararon simplemente; “He aquí la esperanza de Israel. Crean en él, por que él es Dios.”

¿De quien hablaban, exactamente? Un humilde nazareno, un carpintero. Cuando Cristo vino a escena, la gente dijo; “Espera un minuto. Nosotros conocemos los padres de este hombre.” Alguien incluso pudo haber dicho; “José lo trajo una vez a mi casa, para ayudarle a arreglar nuestra mesa.” ¿Cómo podía esperarse que alguien creyera que semejante hombre era el Mesías? Esto era totalmente irrazonable.

Cristo no anunció su señorío con un ejercito poderoso. Él apareció con doce discípulos incultos, de la clase obrera. Ellos no fueron educados en gran teología. Ellos eran pescadores, jornaleros, vendedores. Y Cristo no era diferente. Entonces, ¿cómo podría alguien aceptar que él era una autoridad en la Palabra de Dios? Todos sabían que los verdaderos líderes de Israel se sentaban a los pies de Gamaliel, aprendiendo del principal erudito de esos días. Entre tanto, este hijo de carpintero enseñó en los desiertos y a la orilla del mar. Sus oyentes eran viudas, leprosos, prostitutas, y él les decía a todos; “Soy Dios encarnado. Crean en mi.”

Imagínate la reacción que cualquier líder religioso debe haber tenido: “Este hombre se para en las sinagogas, declarando que él es el Mesías. Él dice que fue enviado por Dios, pero no tiene cuna real o linaje. Él ni siquiera tiene donde recostar su cabeza. Se precipita en el templo a echar fuera a todos los vendedores. Y llama al templo ‘la casa de mi Padre,’ pero no explica donde consiguió tal autoridad. De hecho, él declara ser el templo de Dios. Él dice que existió antes que Abrahán.”

“Él dice que es agua viva, pan del cielo, hombre y Dios. Entonces usa un lenguaje raro, diciéndonos que comamos su cuerpo y bebamos su sangre. Él dice que si nosotros le hemos visto, hemos visto al Padre, pero si no creemos en él, entonces tampoco creemos en Dios. Aun, ¿cuál es su autoridad para proclamar todo esto? Es solo su palabra. Él viene y dice; “crean en mi.’”

Piensa lo que los líderes escuchaban de Cristo: “… El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna” (Juan 5:24). Ellos protestaban diciéndole a Cristo; “Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero” (8:13). Cristo les respondió con otra explicación irrazonable: “En vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero. Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.” (8:17-18).

Finalmente, Cristo pone el asunto entero en perspectiva. Él les dice: “¿Por qué no entendéis mi lenguaje? Porque no podéis escuchar mi palabra” (8:43). Él estaba diciendo; “Ustedes no pueden comprenderme porque no escuchan mi Palabra.” Lo mismo es cierto de cada creyente hoy día. Todas las luchas se reducen a un solo problema: confiar en la Palabra de Dios. Solo su Palabra es nuestra vida y esperanza.


Hasta hoy, Dios se impacienta
con la incredulidad de su pueblo.


Estamos viviendo en el tiempo de la más grande revelación del evangelio en la historia. Hay más predicadores, más libros, más medios de comunicación saturados del evangelio que nunca. Aún así, nunca ha habido más dolor, aflicción y mentes atribuladas entre el pueblo de Dios. Pastores hoy día diseñan sus sermones solo para levantar personas y ayudarlas a tratar con su desesperación. Ellos predican sobre el amor y la paciencia de Dios. Ellos nos recuerdan que él entiende nuestros tiempos de desaliento. Nos dicen; “Sosténte, toma ánimo. Hasta Cristo se sintió abandonado por su Padre.”

No hay nada malo en esto. Yo mismo predico estas verdades. Pero creo que hay una sola razón por la que vemos tan poca victoria y liberación: es la incredulidad. El hecho es que Dios ha hablado con gran claridad en estos últimos días. Y esto es lo que él ha dicho: “Yo ya les he dado una Palabra. Está finalizada y completa. Ahora, permanezcan en ella.”

No permita que nadie le diga que estamos experimentando un hambre de Palabra de Dios. La verdad es que, estamos experimentando un hambre de oír la Palabra de Dios y obedecerla. ¿Por que? La fe es tan irrazonable. Pero la fe nunca viene a nosotros por lógica o razón. Pablo declara simplemente; “La fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios” (Romanos 10:17). Esta es la única manera que la verdadera fe alguna vez suba al corazón de algún creyente. Viene oyendo – esto es, creyendo, confiando y actuando en – la Palabra de Dios.

Quiero cerrar con esta conversación imaginaria entre el Señor y un cristiano desalentado:

Cristiano: “Señor, estoy caído y desalentado. Tu prometiste que no permitirías que llevara una carga demasiado pesada, sin que hubiera una forma de escapar. Pero ahora mismo estoy agobiado. Si tan solo me dijeras de que se trata todo esto.”

El Señor: “Yo te di mi Palabra.” “Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él. Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; con cánticos de liberación me rodearás. Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.” (Salmo 32:6-8).

Cristiano: “Señor, me siento tan impotente. Mis fuerzas ya casi me abandonan. Temores y dudas plagan mi mente. No puedo ver ninguna salida. El futuro luce sin esperanza.”

El Señor: “Yo te di mi Palabra.” “He aquí el ojo de YHWH sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus almas de la muerte, y para darles vida en tiempo de hambre. Nuestra alma espera a YHWH; nuestra ayuda y nuestro escudo es él.” (Salmo 33:18-20).

Cristiano: “Señor, a veces siento que debo haberte ofendido. ¿Es esta prueba un juicio de algún tipo? ¿Terminará algún día?”

El Señor: “Yo te he dado mi Palabra.” “Este pobre clamó, y le oyó YHWH, y lo libró de todas sus angustias. El ángel de YHWH acampa alrededor de los que le temen, y los defiende. Gustad, y ved que es bueno YHWH; dichoso el hombre que confía en él.

Los ojos de YHWH están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos… Claman los justos, y YHWH oye, y los libra de todas sus angustias… Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará YHWH… YHWH redime el alma de sus siervos, y no serán condenados cuantos en él confían” (Salmo 34:6-8, 15, 17, 19, 22).

En solo tres Salmos, se nos da bastante Palabra de Dios para echar fuera toda incredulidad. Yo te animo ahora: escúchala, confía en ella, y obedécela. Y finalmente, descansa en ella. Este será nuestro testimonio de nuestro Dios fiel, a través de cada prueba y aflicción.

Bendiciones

Hermano carlos

[polldaddy poll=0]

 

.comment(0)

QUE ES LA SANA DOCTRINA

Isaías 5:20 ¡Ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo! 21¡Ay de los sabios a sus propios ojos e inteligentes ante sí mismos!…

Teniendo en cuenta este versículo, podemos ver que la historia se repite una y otra vez,

Eclesiastés 3:15 Todo lo que ahora existe, ya existía mucho antes; y todo lo que habrá de existir, existe ya. Dios hace que todo vuelva a repetirse.

Es así como en los tiempos de Isaias existian  dos doctrinas (enseñanzas) una buena (La sana doctrina) y la otra errada, es por esto que este estudio, nos develara cual es una y cual es la otra

Desde los comienzos de la Iglesia, podemos ver como los primeros creyentes sufrieron una gran y violenta persecución, llegando a costarle la vida a todo aquel que no negaba al Señor y predicaba el Evangelio.

Todavía a día de hoy, sigue habiendo persecución a los cristianos en algunos países y prohibición de compartir pública o privadamente la Escritura, pero hay un peligro mucho mayor amenazando y que es más destructor que cualquier persecución y se llama apostasía, que es la permisividad hacia cosas que Dios no aprueba, y el consecuente enfriamiento del cristiano, corriendo el peligro de morir espiritualmente y perder su salvación.

Mateo 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

Como cristianos (seguidores y siervos de Cristo), no podemos pasar la mano al pecado ni pasar por alto ciertos comportamientos o tener actitudes que no son aprobadas por Dios, debemos buscar la santidad sin la cual nadie verá a Dios…

Hebreos 12:14    Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Efesios 4:30    Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Para buscar la santidad, debemos pasar tiempo con Dios, apartando un tiempo importante y especial para Él, como pueden ser las madrugadas, en donde no hay distracciones y a su vez estamos convirtiendo un tiempo bueno para descansar en un tiempo valioso con nuestro Padre, Dios.

Marcos 13:35    Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana;

1 Pedro 5:8    Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

1 Pedro 4:7    Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.

Separados de Cristo, nada podemos hacer. De igual manera, como cristianos no podemos vivir separados de la Palabra de Dios. Él nos ha dejado su Palabra para ir nutriendo nuestras almas, purificándonos (Juan 15:3), perfeccionándonos, para que la usemos como Espada (Hebreos 4:12) para predicar el Evangelio de Salvación y para enseñar, corregir e instruir en justicia.

2 Timoteo 3:16-17    Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

De igual modo que mostramos interés cuando un ser querido se dirige hacia nosotros para decirnos algo y le prestamos atención con respeto y honra, más aún debemos estar atentos a lo que el Señor, nuestro Dios y Hacedor quiere decirnos.

Ezequiel 2:8    Mas tú, hijo de hombre, oye lo que yo te hablo; no seas rebelde como la casa rebelde; abre tu boca, y come lo que yo te doy.

Ezequiel 3:3    Y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que yo te doy. Y lo comí, y fue en mi boca dulce como miel.

Cuando alimentamos nuestras almas con la Palabra de Dios, sentiremos que esa Palabra es dulce como la miel, ya que es un alimento para nuestro beneficio y crecimiento espiritual, un alimento que nos corrije, nos instruye y nos enseña aquello que agrada a Dios. La Palabra nos va descontaminando de aquellos argumentos y rompiendo aquellos esquemas e ideas que teníamos en nuestra mente cuando andábamos sin Dios, y va estableciendo los nuevos y sólidos fundamentos de la Salvación en Cristo. La Palabra de Dios son los cimientos que sujetan “la casa” de nuestra vida a “la Roca” de Cristo …

Mateo 7:24    Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca…

Salmos 89:26    Mi padre eres tú, Mi Dios, y la roca de mi salvación.

Cuanto más tiempo pasa una persona leyendo y nutriéndose con la Palabra de Dios, más irá poniendo en su vida unos fundamentos sólidos que, acompañados de una Fé depositada en el sacrificio expiatorio que hizo Cristo, se irá fortaleciendo para poder pelear la batalla de la fé

1 Timoteo 6:12    Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

Salmos 144:1    Bendito sea el Señor, mi roca, Quien adiestra mis manos para la batalla, Y mis dedos para la guerra;

No debemos olvidar que cuando el Señor viene a nuestras vidas, y le aceptamos en nuestro corazón, además de darnos la Salvación por su gracia y su misericordia, Él nos toma como soldados para pelear una batalla, nos traslada de las tinieblas al reino de Dios para que vayamos predicando el Evangelio de Salvación allá por donde Él nos lleve, rescatando a los que andan perdidos sin Él…

Hechos 26:17-19   Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío, para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

2 Tesalonicenses 2:15    Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido…

Por eso, debemos retener lo aprendido, y continuar creciendo en el conocimiento de las Santas Escrituras, edificando nuestras vidas sobre la Roca y el Fundamento de la SANA DOCTRINA del Señor Cristo revelada en la Palabra de Dios, analizando todo y procurando que vivamos unas vidas como lo hacían aquellos que vivían más cerca del Maestro, sus discípulos y apóstoles. Es bueno que meditemos sobre la dirección que estamos tomando en nuestras vidas y, preguntarle al Señor por esas sendas antiguas que Él nos dice en su Palabra para andar por ellas… para preguntarle, debemos ir a su Presencia y prestar atención a sus Palabras, escudriñando, orando y meditando…

Jeremías 6:16   Así dijo el Señor: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.

Salmos 88:2   Llegue mi oración a tu presencia; Inclina tu oído a mi clamor.

Juan 5:39    Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.
He aquí la importancia que tiene que pasemos tiempo con Dios, escudriñando, meditando y estudiando las Escrituras, cuanto más tiempo pasemos en la Presencia del Señor, más vamos a ir llenándonos de Él, mientas que vamos “vaciándonos” de aquellas cosas que no glorifican a Dios en nuestras vidas y aprendiendo qué es lo que le agrada y qué no.

Juan 3:30    Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

Debemos prestar especial atención cuando estamos congregándonos en una Iglesia local, analizando a la luz de las Escrituras que lo que se nos predica es acorde a las enseñanzas del Señor y no contradice las Escrituras, en caso contrario, debemos pedirle al Señor que nos lleve a un lugar donde sí se predique fielmente su Palabra y donde sea su voluntad que estemos como sus instrumentos que somos.

1 Timoteo 6:3-5   Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Cristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,  está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.

 

Job 34:3    Porque el oído prueba las palabras, como el paladar gusta lo que uno come.

Gálatas 1:6-10   Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Filipenses 2:14-16   Haced todo sin murmuraciones y contiendas, para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo; asidos de la palabra de vida, para que en el día de Cristo yo pueda gloriarme de que no he corrido en vano, ni en vano he trabajado.

Pidámosle al Señor que nos de sabiduría, abra nuestros ojos para ver las cosas como Él las ve, abra nuestros oídos para que oigamos su voz, y abra nuestro entendimiento para entender las Escrituras. Necesitamos vivir agarrados de Cristo y su Palabra, necesitamos llenarnos de la de luz de Dios, para que, los que están en tinieblas, puedan conocer al Señor a través de nuestras vidas, llenas de su Palabra, recordando siempre que, para dar de beber a los sedientos primero tenemos que nutrirnos y suplirnos de esa Agua que da vida.

Definiendo el concepto

¿Qué es la sana doctrina? En sentido evangélico y en breve: “La sana doctrina es aquella enseñanza que exalta a Cristo alto, y echa al pecador bajo”. Esto ha de ser insistido una y otra vez, porque vivimos en un mundo saturado de publicidad, la cual está dando certificación al quehacer humano. En no pocos casos si el predicador no es famoso, le daríamos poca atención. Para las cosas ser aceptadas se ha impuesto que han de ser impresionantes, famosas o hacer mucha bulla. Tal proceder es contrario a la vida cristiana. En particular, es opuesto a la sana doctrina, cuya gloria es Cristo y solo Cristo, pero en no pocos casos las verdades serían aceptadas por el medio de publicidad usado para difundirla, o por lo que dijo este o aquel famoso predicador, como si fueran artistas, no siervos.

Algunos ministerios han diseñado un departamento para promocionar sus líderes, especialmente en las redes sociales. Para los tales, su fama personal o de su servicio es más importante que la gloria del Salvador. Por el contrario, la sana doctrina, hace al pecador nada en nada, y Cristo todo en todo. Enfoco como confiesa un creyente saturado de sana doctrina: “Soy menos que el más pequeño de todos los santos” (Ef. 3:8).

Sana doctrina es balanceada

Tampoco consiste en predicar o enseñar sobre una doctrina en particular, sino mantener el debido balance en todas, de tal manera que el centro sea Cristo, y no la doctrina que se enfatiza. Algunos son muy inclinados con la doctrina de la elección, parcial o total, en exclusión de otras doctrinas. Otros sobre enfatizan el calvinismo, y expresan menosprecio por otros hermanos no tan instruidos. La elección es una doctrina gloriosa, pero como muchas otras doctrinas requiere fe para poder ser recibida con el debido confort. Muchos somos consolados con esta doctrina, otros no tanto. Hay no pocos hermanos, y sobre todo en nuestro mundo hispano, que tienen años de atraso en su instrucción bíblica, o que aún no son capaces de decir: “Cristo es mi Cabeza, Él me eligió”. La doctrina puede ser creída y Cristo siendo formado en el corazón. Por tanto, sería falta de amor cristiano condenar a una persona porque aún no ha aceptado la doctrina de la elección. No es algo nuevo que muchos verdaderos creyentes todavía tengan un conocimiento imperfecto de Cristo y Sus doctrinas, si no, pregúntele a los hermanos en Galacia.

Predicar la doctrina de la elección, o la soberanía de Dios y al mismo tiempo excluir el entusiasmo de Cristo en recibir a los pecadores, lejos de ser sana doctrina, traería el efecto contrario, remacharía las cadenas del pecador, y sería harto difícil que él acepte en su corazón que se cayeron sus cadenas, y en su alma se instaló la gozosa libertad de Cristo. El Señor Cristo no solo es el Salvador, sino que se deleita en salvar. Los que aún tienen poco conocimiento de la doctrina de la elección y de la justificación por fe, ven las cosas como árboles que se mueven, pero cuando tengan un conocimiento más claro, recibirán esta doctrina con gozo, gratitud y deleite.

La sana doctrina une a la Iglesia

Cuando uno lee el Nuevo Testamento no será difícil notar que las cartas de los apóstoles, con su contenido de doctrinas, llegaron a los hermanos después de su conversión. Más aún, no es extraño que un creyente tenga años en la fe, y su experiencia piadosa sea la de un año varias veces, o que poco ha crecido. De donde se infiere: “Que los errores de la cabeza no son mi negativa de que el corazón necesitaría ser corregido”. Dicho con otras palabras, que no pocos errores en la mente pueden coexistir con un corazón devoto y lleno de vitalidad por Cristo. “Dios pesa los corazones, no la cabeza”. Muchos mártires fueron ignorantes de ciertas doctrinas, sin embargo morían contentos por amor a su Salvador Cristo.

En un corazón con sana doctrina, la diversidad de opiniones, más que engendrar resentimiento o intolerancia, debe producir amor; si un hermano tiene toda su esperanza de salvación solo en Cristo, aun cuando no vea muy claro las doctrinas de la Gracia, debemos tratarle con amor y ternura. Porque Dios no juzga a nadie por el conocimiento que tiene en su cabeza, sino por lo que hay en el corazón. Baste notar que las cartas a las iglesias del NT son diferentes, diversas; aquí cabe la exhortación apostólica: “Todos los que somos perfectos, tengamos esta misma actitud; y si en algo tenéis una actitud distinta, eso también os lo revelará Dios” (Fil.3:15), esto es, unidos en la diversidad.

Fe sin contención

Una de las hermosuras de la Sana Doctrina es que nos permite contender ardientemente por la fe sin ser contenciosos, y sin pisotear derechos de la conciencia ajena. La gracia es un poder humilde y dulce, y si empleamos más aceite, y menos vinagre, las buenas palabras de la gracia serían agradables y potentes. El método de la gracia es tierno, suaviza y subyuga, mientras que otras maneras corroen y corrompen. Podemos conservar nuestras convicciones, y al mismo tiempo mantener la sinceridad del amor cristiano.

En sentido evangélico y en breve: “La sana doctrina es aquella enseñanza  que exalta a Cristo alto, y echa al pecador baja”. Amén.

Como conclusión, la sana doctrina es aquella que se rige ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE , en la palabra de Dios y no acepta ninguna NUEVA REVELACIÓN, ya que Dios en su sapiencia, nos dejo escrito todo aquello que necesitábamos para ser salvos, lo demás sera añadidura

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

LA BIBLIA Y LA IDEOLOGIA DE GENERO

al igual que cuando Moisés y Cristo iban a nacer, el enemigo se ensaño con los niños, así mismo a las puertas de su regreso, la historia se repite y esta vez a través de la Ideología de Genero

La confusión con respecto al género, la sexualidad, la masculinidad y la femineidad está desenfrenada en nuestra cultura occidental. Pero Dios no es “el autor de la confusión, sino de paz” (1 Corintios 14:33), y nos ha “dado todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad” (2 Pedro 1:3). No nos ha dejado solos preguntándonos algo tan básico como nuestra identidad como hombres y mujeres.

Cuando seguimos a nuestra cultura, surge la confusión. Como muestra claramente el número de National Geographic referido a ese tema, los roles de sexo e incluso el concepto de género en sí son radicalmente diferentes entre culturas y generaciones.

En Occidente, lo que se acepta ahora, para bien o para mal, era difícil de entender para las generaciones anteriores. Pero la Palabra de Dios nos proporciona respuestas que no cambian con la cultura.

En las Escrituras se evidencia que nosotros, como hombres y mujeres, hemos sido creados con distinciones: Así creó Dios al hombre a su imagen; a la imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Génesis 1:27).

Nuestra cultura está tratando de borrar, ignorar o minimizar las diferencias entre hombres y mujeres. Nos quieren hacer creer que los hombres y las mujeres son básicamente lo mismo, una opinión no apoyada por la ciencia. Pero la Biblia es clara: Dios creó dos sexos, varón y mujer. Bajo la Ley del Antiguo Testamento, incluso se consideraba una abominación que un hombre usara ropa de mujer o que una mujer usara ropa de hombre (Deuteronomio 22:5), tenía que haber una distinción visible.

En todos los libros de las Escrituras, hombres y mujeres son tratados como iguales (Gálatas 3:28). Ambos fuimos hechos a la imagen de Dios, y ninguno de los dos es más o menos que el otro. El maltrato, la degradación y la opresión de las mujeres, tanto en el pasado como en el presente, no tienen cabida en una cosmovisión cristiana.

De hecho, el Nuevo Testamento fue radical en su tiempo en cuanto a su tratamiento de las mujeres. Por ejemplo, Cristo se detuvo a hablar con una mujer samaritana, algo que los hombres judíos no hacían, y ello se evidenció en la sorpresa de sus discípulos (Juan 4:27). También permitió que María se sentara a sus pies y aprendiera, aunque esto violara la ley rabínica (Lucas 10:38-42). Las mujeres fueron las primeras testigos de la Resurrección de Cristo, y Él les ordenó que contaran a los discípulos acerca de esto (Mateo 28:9-10), aunque el testimonio de una mujer no se consideraba válido en ese tiempo.

Iguales, no idénticos

Ser iguales no significa necesariamente ser idénticos. Tanto los hombres como las mujeres han sido igualmente creados por Dios a su imagen, pero reflejamos esa imagen de manera diferente.

Para el matrimonio, la Biblia ofrece pautas específicas para cada sexo. La esposa debe ser la “ayuda” de su marido (Génesis 2:20) y someterse a él (Efesios 5:22). Las mujeres de más edad deben ser “reverentes en su porte, no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien”. Las mujeres más jóvenes deben “amar a sus maridos, amar a sus hijos, ser prudentes, cuidadosas de sus casas, sujetas a sus propios maridos” (Tito 2:3-5). Los esposos deben amar a sus esposas como Cristo amó a la iglesia (Efesios 5:28) y ser la cabeza del hogar (1 Corintios 11:3).

La mujer virtuosa descrita en Proverbios 31 establece un patrón que las mujeres solteras y casadas deben seguir, y por el cual son alentadas. Este pasaje, el consejo que la madre del rey Lemuel le dio, describe las características de una mujer piadosa: trabajadora, diligente, digna de confianza, generosa, sabia y bondadosa. Y Pablo dice que los jóvenes deben ser “… prudentes; presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, palabra sana e irreprochable, de modo que el adversario se avergüence, y no tenga nada malo que decir de vosotros (Tito 2:6-8).

¿Cómo se supone que debemos honrar los mandamientos únicos de Dios para cada sexo si el género es fluido y se mueve en un espectro? Si podemos decidir el nivel de masculinidad o feminidad que sentimos, ignoramos la distinción dada por Dios entre los sexos y caminamos en desobediencia a los mandamientos que Dios nos ha dado como varones y mujeres.

Las mujeres y los hombres solteros son iguales pero distintos en sus roles, cada uno fue creado específicamente hombre o mujer, pero capaz de enfocarse enteramente en su caminar con Dios (1 Corintios 7:7-832-35). Hemos sido creados como una “obra maravillosa y temerosa” (Salmo 139:14), y Dios nos ha creado a cada uno de nosotros con un sexo que Él quiere usar para su gloria.

Estereotipos culturales

Contrariamente a lo que piensan los escritores de National Geographic, debemos “aferrarnos a la rígida caracterización de hombres y mujeres” porque no tenemos la autoridad para redefinir lo que Dios ha creado.

Ahora bien, esto no significa que debemos aferrarnos a las caracterizaciones culturales de hombres y mujeres que no aparecen en las Escrituras. A lo largo de la historia, las sociedades han impuesto normas a hombres y mujeres y las han tratado como doctrinas inmutables cuando, en realidad, son construcciones artificiales.

Antes de decir que los niños no pueden tejer o que las niñas no pueden practicar deportes, necesitamos recurrir a la Biblia para ver si nuestras caracterizaciones de hombres y mujeres se encuentran en la Biblia o simplemente se basan en las opiniones del hombre.

¿Tendrán algunas personas una lucha (en esta vida) real, y quizá sin fin, con su género? Sí, porque el pecado lo ha corrompido todo. Romanos 7:1522-24 da una idea de la dificultad de vivir en este mundo hasta que Cristo regrese para redimirnos de “este cuerpo de muerte”.

Pero la respuesta a esta lucha muy real es no ignorar la Palabra de Dios y no vivir cualquier camino que escojamos. Esto conduce a la muerte (Proverbios 14:12), no a la vida ni a la libertad. La respuesta es someterse a Cristo y, por el poder del Espíritu Santo, matar al viejo hombre con sus deseos y revestirse de justicia (Romanos 6:13).

Como creyentes, no estamos a merced de nuestros sentimientos o deseos (versículo 12). Hemos sido liberados de la esclavitud del pecado (versículo 14) y hemos sido levantados para caminar en una nueva vida (versículo 4). Ese es el poder del Evangelio que cada hombre, mujer, niño y niña necesita oír.

Hablar de género

National Geographic ofreció a los padres asesoramiento sobre cómo responder a los niños que están cuestionando su sexo. Su consejo era afirmar los sentimientos y deseos de sus hijos. Como padres cristianos, somos llamados a “educar a un niño en el camino que debe seguir” (Proverbios 22:6) y “educarlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4). Esto significa que no podemos aceptar la sabiduría convencional cuando se trata de abordar temas que son cruciales, como cuando los niños cuestionan su sexo. Entonces, ¿cómo deben responder los creyentes? ¡Con la verdad de Dios!

No todo lo que dijo National Geographic está errado. De hecho, hay varias cosas útiles que, con algunas adiciones y modificaciones, pueden ser convertidas en consejos de crianza para padres:

·         Anime a sus hijos en sus habilidades y talentos, incluso si no coinciden con los roles de sexo percibidos por la sociedad, siempre y cuando esos deseos estén en consonancia con la Palabra de Dios. A algunas chicas les encantan las computadoras, y algunos chicos disfrutan de hornear. Anime a los niños a servir al Señor a través de sus talentos únicos.

·         Haga de su hogar un refugio de seguridad, amor incondicional, aceptación, pero también verdad. Nuestro trabajo como padres no es solo amar a nuestros hijos sino guiarlos en la verdad para que puedan crecer y ser adultos piadosos. Esto implica corregirlos cariñosamente cuando su pensamiento, especialmente con respecto a algo que no entienden completamente (como el género), difiere de la Palabra de Dios (Proverbios 22:15a1 Corintios 13:11). Enséñeles lo que dice la Escritura acerca del sexo, la masculinidad y la femineidad. No necesitan tropezar en la vida tratando de averiguar lo que significa ser un hombre o una mujer. Parte de nuestro trabajo como padres es guiarlos hacia la humanidad bíblica y piadosa.

·         Hable abiertamente (y en la edad apropiada) a sus adolescentes acerca de la sexualidad y no “evite discutir sus [creencias] y [sus] razones para ellos”. Nos guste o no, nuestros jóvenes están expuestos a la sexualidad desde temprana edad. ¡No deje que sus primeras lecciones sobre la sexualidad sean dadas por una cultura impía de pensamiento de ‘no pasa nada’! Sea deliberado para abrir la Palabra de Dios, de una manera apropiada para la edad de sus hijos, y enséñeles lo que Dios dice acerca de la sexualidad. La Biblia no se aleja de ella, ¡y los padres tampoco deberían!

Fundamento firme

En toda la confusión sobre el género y la sexualidad en nuestra cultura, podemos hablar con autoridad porque tenemos la Palabra de Dios. A medida que la cultura cambia y las generaciones pasan, no hemos sido dejados solos para cuestionarnos sobre cómo debemos vivir como hombres y mujeres. Cuando nuestro pensamiento comienza con las Escrituras como nuestro fundamento, encontramos las respuestas.

Luchemos ardientemente por la fe, utilicemos nuestras armas espirituales contra estas corrientes, demoníacas y anti cristianas, defendamos a nuestros hijos de estas aberraciones.

Se que es un poco fuera de lo común que se publique en esta pagina sobre estos temas, pero me fue necesario hacerlo ya que también soy Padre, y espero que sea de muchas bendición para sus familia

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

ES BIBLICA LA “ORACION DE FE”?

Por la falta de discernimiento, el evangelio de hoy se ha reducido a una decisión  humana, donde el hombre es quien toma la determinación de aceptar o no a Cristo en su corazón, dejando en sus manos tan grande responsabilidad y quitandole así, el merito y la gloria a Dios y apartándonos del principio bíblico el cual dice que la salvación pertenece a nuestro Dios.

 Apocalipsis 7:10  Y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

Hoy se ha limitado a que las personas hagan una “Oración de fe”, la cual es contraria  a la enseñanza de nuestro señor y salvador Yeshua cuando afirma en su palabra

Juan 6  44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.

45 Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí.

Dios es quien envía a Cristo y Cristo es quien nos recibe, para hacer la obra de restauración y santificación necesaria, para resucitarnos en el día postrero, no es el hombre quien le recibe.

Es así como muchos han sido engañados durante mas de dos siglos, creyendo en la formula mágica de la oración de fe, he escuchado a muchos diciendo que hicieron la oración hace tanto tiempo y por eso son salvos, aunque su vida no evidencia ningún cambio, ni tampoco se puede ver el fruto del Espíritu en ninguna de sus acciones, de los tales hablo nuestro Señor Yeshua desde hace tiempo diciendo,

Mateo 7:21-23 

21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

Muchos toman Juan 1:12 como referencia  “ Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”  Pero acá se refiere (y hago énfasis) en la segunda parte, a los que creen en su nombre, y para creer es necesario haber recibido esta confirmación de quien es Cristo, necesitamos primeramente recibir la confirmación del Espíritu en nuestras vidas y haber sido enviados por Dios hacia Cristo

Mateo 16:16 17  Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Y Yeshua, respondiendo, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

Luego de este preámbulo, paso a decir lo siguiente:

Mateo 7:6 No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las huellen con sus patas, y volviéndose os despedacen.

Por la falta de discernimiento antes mencionada, hoy estamos alimentando a los cerdos, con las perlas (Los tesoros  de la palabra de Dios) Yeshua, lo tenia y en abundancia, es así que cuando alguien venia a El, ha cuestionarlo sobre algún tema, el ya sabia de antemano con que intenciones venia esta persona, y conforme a esta así le respondía.

Mateo 16:1 Entonces los fariseos y los saduceos se acercaron a Yeshua, y para ponerle a prueba le pidieron que les mostrara una señal del cielo.

1 Corintios 4:5Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.

Al conocer esta verdad Cristo no invertía mucho tiempo ni esfuerzo en estas personas, simplemente las confrontaba con su pecado y luego las dejaba marchar, así como el joven rico (Mt 19:16-30)

No podemos encontrar en la biblia, la oración de fe, cuando Cristo encontraba a alguien con propósito lo abordaba de diferentes maneras, a ninguno le dijo que tenia que recibirlo en su corazón como señor y salvador, solo los confrontaba con su propia realidad, a la samaritana  le descubrió su pecado, al joven rico su corazón, a Nicodemo le dijo que su religiosidad no servia, que debía de nacer de nuevo, cuando llamo a sus discípulos solo les dijo ven y sígueme, a la prostituta, le dijo vete y no peques mas, etc

Tres cosas que debemos de tener en cuenta, cuando alguien nos pregunte sobre nuestra fe

1 Nos esta preguntando para tentarnos, burlarse  o hacernos caer?

2 Nos esta preguntando porque quiere información, pero no compromiso

3 Nos esta preguntando porque vemos realmente que hay contrición en sus palabras y quiere arrepentirse (No volverlo a hacer) y podemos ver que realmente Dios lo ha enviado a Cristo?

Otro punto importante es que hoy se envía a ir detrás de ellos en cacería de nuevos diez madores, cuando la palabra dice

Isaías 55:5 He aquí, llamarás a una nación que no conocías, y una nación que no te conocía, correrá a ti a causa del Señor tu Dios, el Santo de Israel; porque El te ha glorificado.

Pero como hoy No estamos reflejando la causa de Cristo, es por eso que nos mandan a ir detrás de ellos, y hasta nos ponen metas mensuales de “Nuevos convertidos”

A raíz de esto hoy es mucha la semilla que se esparce, pero la mayoría esta cayendo en la piedra, en el camino, o entre cardos y espinos y no crece porque o no es buena semilla, o no sabemos realmente donde sembrarla (Mc 4:1-9)

Ahora solo queda preguntar a Dios, si realmente es la oración de fe lo que necesita una persona, o es que nos falta discernimiento y sabiduría de Dios para poder saber llegar a los que han sido predestinados, desde antes de la fundación del mundo. dejemos de engañar a las personas diciéndoles que solo necesitan hacer una oración, lo que la gente necesita es decirles que deben arrepentirse y no te preocupes por el resultado, porque

Mateo 22:14 Porque muchos son llamados, pero pocos son escogidos.

Los entendidos entenderán  (Daniel 12:10) y los que son de Dios escucharan, el resto, o se enojara y se ira, porque Dios no tiene propósito con ellos.

Bendiciones

Hermano Carlos

Iglesialapalabradelreino@gmail.com

.comment(0)

QUE SIGNIFICA NACER DE NUEVO

Juan 12:24 En verdad, en verdad os digo que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, produce mucho fruto.

Para nacer de nuevo, primero debes de Morir, hoy muchos quieren tener la vida de Cristo, sin tener que negarse a si mismos, tomar su cruz y seguirle, quieren la tierra prometida, pero le huyen a los desiertos,  quieren crucificar la carne, pero le huyen a la cruz (Pruebas y tribulaciones) Muchos quieren la santidad, pero sin tener que Morir al viejo hombre  y sus deseos.

Uno de los episodios, mas relevantes de la vida de Cristo en su estadía en la tierra, fue sin duda en encuentro con Nicodemo, un hombre muy religioso y con un alto cargo, que representa claramente, a los actuales “ministros del evangelio” actuales.

No podemos decir que lo hacia con mala intención, mas bien que realmente  aunque tenia cargos, títulos, gloria y honra de hombres, vestiduras, experiencia y todo cuanto un hombre debía tener para llegar a su posición de alto jerarca judío, NUNCA había tenido un encuentro personal e intimo con su creador, es así como  Cristo lo confronta con su propia realidad y echa por tierra décadas de estudios religiosos.

Juan 3

3  Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos.

2 Este vino a Cristo de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él.

3 Respondió Cristo y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios.

4 Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

5 Respondió Cristo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

6 Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu,[a] espíritu es.

7 No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.

8 El viento[b] sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu.

9 Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?

10 Respondió Cristo y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto?

Una característica es que lo visito de Noche, ya que sobre el pesaba una gran carga sobre sus hombros de estar agradando continuamente a sus compañeros del mismo oficio (los Fariseos) y que no quería ser visto de nadie, con aquel humilde hombre de Nazaret, el cual no solamente el sino muchos de los Fariseos lo reconocía como enviado por Dios, (V2) pero No públicamente, e ignoraban voluntariamente, el cumplimiento en Cristo de todas las profecías, hechas anteriormente por los siervos de Dios los cuales anunciaban su llegada, de otro modo hubiesen tenido que reconocer sus propios errores y echar a tras siglos de enseñanzas erradas y este su negocio, vendría a desacreditarse (Hec 19:27)

Tu siendo Maestro de Israel no sabes estas cosas? le pregunto Cristo, ya que el solo pensaba en las cosas de la carne, porque no podía discernir las cosas  espirituales de las cuales Cristo le estaba hablando

El punto mas importante es  COMO NACER DE NUEVO, en las religiones actuales se mal interpreta, el nacer del agua como el rito del bautizo, pero veremos  a través de la Palabra realmente a que se refiere nuestro señor con este tema:

“En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios”. Estas son las conocidas palabras de Cristo a Nicodemo en Juan 3:5. Ahora, ¿qué nos está diciendo el maestro? Aunque la Biblia no nos explica claramente lo que Cristo quiso decir, a lo largo de los años han surgido distintas interpretaciones. Una de estas interpretaciones es que el termino “nacer de agua” hace referencia al parto natural, y la alusión al nacimiento del Espíritu nos habla de la necesidad del nuevo nacimiento en Cristo.

Tiempo atrás volví a escuchar un sermón sobre la mujer Samaritana, y el Señor comenzó inquietar mi mente sobre la conexión que había entre el agua de la que Cristo le habla a ella y  de la que le habla a Nicodemo. Cuando la mujer Samaritana le pregunta a Cristo el porqué le pide a ella que le dé agua de beber, Él le contesta: “Si tú conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: “Dame de beber”, tú le habrías pedido a Él, y Él te hubiera dado agua viva”, Juan 4:10. En los versículos 13 y 14 Él abunda: “Respondió Cristo y le dijo: Todo el que beba de esta agua volverá a tener sed, pero el que beba del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le daré se convertirá en él en una fuente de agua que brota para vida eterna. En el original, la palabra griega que se utiliza para  “agua” en este pasaje es “hydor”, que significa agua que viene de cualquiera de los depósitos de la tierra; y la palabra usada para “viva” es “zao” proveniente de la raíz “zoe” que hace referencia no solamente a la vida temporal sino también a la eterna. Hay otros pasajes que utilizan las mismas palabras y pueden ayudarnos a entender mejor lo que Cristo estaba diciéndole a Nicodemo y a la mujer Samaritana. Apocalipsis 7:17 nos dice:  “pues el Cordero en medio del trono los pastoreará y los guiará a manantiales de aguas (hydor) de vida (zao)…”. Apocalipsis 22:1 es aún más especifico: “Y me mostró un río de agua (hydor) de vida (zoe), resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero”. La analogía del agua para la salvación no era algo nuevo para los Judíos. En Isaías 12:2-3 encontramos lo siguiente: “He aquí, Dios es mi salvador,
confiaré y no temeré;
porque mi fortaleza y mi canción es el Señor Dios,
Él ha sido mi salvación. Con gozo sacarás agua
de los manantiales de la salvación”. Y  Jeremías 2:13 nos dice: “Porque dos males ha hecho mi pueblo:
me han abandonado a mí,
fuente de aguas vivas,
y han cavado para sí cisternas,
cisternas agrietadas que no retienen el agua”. Nacer del Espíritu es más fácil de entender. Cristoenvió al Espíritu  (Juan 16:7), el Espíritu de verdad (Juan 14:16), y es este Espíritu quien nos convence de nuestra culpabilidad y necesidad de reconocer a Cristo: “Y cuando Él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio; de pecado, porque no creen en mí…”, Juan 16:8. Nicodemo era un fariseo, estudioso de la Palabra, y la mujer Samaritana era enemiga de los Judíos. Aunque los dos casos son diferentes, ambos tienen algo en común: ellos no entendían que Cristo era el Mesías. Es interesante ver cómo Cristotrata a cada uno de manera diferente. A la mujer, que tenía conocimiento limitado de la Palabra, Él no la estimuló a escudriñar su conocimiento como hizo con Nicodemo, sino que buscó lo que ella conocía y entonces fue más directo ”Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos…”, Juan 4:22. En los versículos 25 y 26, la mujer le dijo: “Sé que el Mesías viene (el que es llamado Cristo); cuando Él venga nos declarará todo. Cristo le dijo: Yo soy, el que habla contigo”. La respuesta de esta mujer fue ir al pueblo para traer la gente a donde Él; quien ella creía era el Mesías. El trato con Nicodemo fue distinto. Cristo lo estimuló a escudriñar las Escrituras, lo que él ya había estudiado. Nicodemo le responde: “Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro, porque nadie puede hacer las señales que tú haces si Dios no está con él”, Juan 3:2. Cristo le explica que él tiene que nacer de nuevo, y cuando Nicodemo no lo entiende Cristole dice en el versículo 5: “En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios”. Y cuando Nicodemo le sigue preguntando, porque todavía no lo entiende, Él le contesta en versículo 10: “Tú eres maestro de Israel, ¿y no entiendes estas cosas?”. El capítulo termina sin dejarnos saber qué pasó con él, dándonos la impresión de que su reacción no fue tan inmediata como la de la mujer Samaritana. Pero en Juan 19, en el entierro de Cristo, podemos ver que Nicodemo trajo cien libras de una mezcla de mirra y aloe, para poner al cuerpo de Cristo. ¡Esta es la cantidad usada para enterrar a un rey! Dios, el omnisciente sabía exactamente lo que cada uno necesitaba, y todavía hoy sabe lo que cada uno de nosotros necesitamos. ¡Su trato es individual y personal! Como no hay nada nueva bajo el sol (Eclesiastés 1:9), para nosotros esto tampoco es nuevo. De hecho, tenemos más conocimiento de lo que ellos dos tenían. Sabemos que el agua nos limpia, y también conocemos que todos hemos pecado, y que es necesario buscar el perdón de nuestro Dios. Hebreos 10:22 nos dice: “acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia y nuestro cuerpo lavado con agua pura”. Esta agua pura es el Verbo mismo, Cristo; y Él ha dejado Su corazón plasmado en Su Palabra, y nos dejó el Espíritu Santo para guiarnos. Efesios 5:26 nos habla del sacrificio de Cristo por la iglesia “…para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra”.  Él pagó el precio por cada uno de nuestros pecados, “… hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tiene sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida” (Apocalipsis 21:6) Dios es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13:8), y cuando lo buscamos encontramos un hilo conductor que comenzó en Génesis y no tiene fin. Su palabra tiene profundidades y riquezas que solamente se encuentran al escudriñarla. Mi deseo es que Él despierte en nosotros el amor por estudiarla, escudriñarla, aplicarla y luego compartirla con otros.

Bendiciones   Hermano  Carlos

.comment(0)

UN TESORO EN VASOS DE BARRO

Hoy día muy pocos saben apreciar la verdadera belleza, la esencia de las cosas y de las personas, es así como Dios una y otra vez nos llama a aprender a mirar a través de los ojos de Cristo, no juzgar por las apariencias, sino a mirar muy adentro de cada uno a lo profundo del corazon,

1 Samuel 16:7 Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.

Es  allí donde realmente se guarda el verdadero carácter del hombre, cuantos dolores de cabeza no nos ahorraríamos, aprendiendo como lo hacia nuestro sagrado maestro Cristo a discernir el corazón y las intenciones de los hombres

Mateo 15:19  Porque del corazón provienen malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios y calumnias.

Como dice una hermana de la congregación, hoy día valoramos mas la vasija que el contenido, el envase que lo que se lleva adentro

El título de este escrito está tomado de la segunda epístola a los Corintios, donde Pablo nos enseña acerca de la vida de Cristo en nosotros como algo glorioso, pero al mismo tiempo señala la paradójica realidad de nuestras limitaciones humanas.
La ilustración nos recuerda el tiempo en que la gente guardaba sus monedas de oro en una olla de barro cocido, más o menos grande y después sellaban la boca con más barro. El tesoro quedaba encerrado en el barro y solo rompiéndolo se podía ver y disfrutar de su contenido. Veamos el pasaje:

“Porque Dios, que mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz, es el que resplandeció en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Yeshua. Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros” 2ª Corintios 4:6-7

Cuando nos predicaron el evangelio hablándonos de Yeshua como el Salvador del mundo, y su amor nos enterneció, y arrepentidos abrimos nuestro corazón para que Él entrara, Dios hizo de nosotros una nueva creación. Igual que “al Principio Él mandó que de las tinieblas resplandeciese la luz” así su presencia en nosotros es nada menos que “el resplandor de la gloria de Dios en la faz de Yeshua” que alumbra las tinieblas de nuestros corazones. Este resplandor ilumina el conocimiento de la realidad de la potencia de Cristo viviendo en nuestras vidas. ¡Cristo vive en mí! Esto es una realidad desde ese momento que nadie puede quitar ni cambiar, ¡Él es el tesoro! y nosotros somos los recipientes, el vaso de barro.

Este es un contraste y fuerte con el que hemos de saber convivir y tratar, aunque no es fácil ¿Cuál es el valor del barro? Si encontráramos una olla con un tesoro dentro ¿Qué valor daríamos al recipiente? ¿No lo haríamos pedazos para recoger el oro? En nosotros vemos el valor del tesoro que llevamos dentro y el poco valor del recipiente que lo contiene. Hasta el punto que muchas veces quedamos desorientados y dudamos si de verdad tenemos tal tesoro dentro de nosotros obsesionados por el poco valor del barro que somos.

El barro es figura de Adán y sus descendientes, nos dice la Palabra que “Dios hizo al hombre del polvo de la tierra” Génesis 2:7. Así que la Gloria del Cielo está envuelta en nosotros por la naturaleza humana con todas sus limitaciones y complicaciones, con sus debilidades y miserias.

Aunque ya hemos oído que Dios ha tratado con nuestra vieja naturaleza (el barro) en la cruz, de tal manera que cuando Cristo murió, nosotros morimos con El, para librarnos del dominio del pecado; lo cual describe el apóstol ordenadamente en los capítulos 5 al 8 de Romanos. En este pasaje que estamos considerando, Pablo trata otros aspectos del barro que no tienen que ver con el pecado en sí, sino con nuestra limitaciones humanas, que se hacen patentes cuando enfrentamos situaciones que nos desbordan como son las tribulaciones, amarguras, sinsabores, los apuros, las persecuciones, los agotamientos, las enfermedades, etc. Leamos los versículos 8 y 9:

“Que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; Derribados, pero no destruidos;” 2ª Corintios 4:8-9

¿Quién no pasa por estas cosas? ¿Quién no las experimenta? ¡Cuánto presumimos cuando somos jóvenes! Nos parece que podemos comernos el mundo, pero la vida nos va enseñando que no somos tan fuertes como creemos, y así nos pasa en la vida cristiana, inevitablemente llegan los momentos de debilidad, nos damos cuenta que nuestras fuerzas son insuficientes, que no llegamos a las metas que nos proponemos, nos desbordan los retos que la vida nos plantea. Estamos experimentando la incapacidad del barro que somos, ¿Qué hacemos entonces? ¿Nos desanimamos? ¿Nos damos por vencidos? ¿Nos rendimos? ¿Tiramos la toalla? ¿Pensamos que no hay más? ¿Escondemos la cabeza? En los versículos de arriba el apóstol también experimenta estas facetas del barro, pero habla también de recursos que le sostienen. ¡Sí! Atribulados en todo, mas no angustiados. ¡Sí! No le faltaban los apuros, pero tampoco faltaba la esperanza. Perseguidos, pero no sin amparo. Derribados, caídos, pero no aniquilados ni destruidos.

No cabe duda que nos está hablando de recursos celestiales, de la manifestación del tesoro que contiene el barro y ¡Es que esa es la enseñanza que quiere comunicarnos! Tenemos dentro de nosotros la vida de Cristo mismo, no solo para darnos victoria sobre el pecado, sino también para darnos poder en nuestra debilidad. ¿Pero cómo? De la misma manera que nos consideramos muertos con Cristo en la cuestión del pecado, así nos consideramos muertos con Él en el aspecto de la debilidad humana, las limitaciones de cada día y sus achaques. Leamos cómo lo expresa:

“llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Yeshua, para que también la vida de Yeshua se manifieste en nuestros cuerpos. Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Yeshua, para que también la vida de Yeshua se manifieste en nuestra carne mortal. De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida.” 2ª Corintios 4:10-12

EL TESORO MANIFESTADO

¡La vida de Yeshua manifestada en nuestros cuerpos! ¡En estos vasos de barro! Pero para que eso sea posible es necesario que el barro se rompa, ¿Y cómo se rompe? Con nuestra muerte con Cristo. Pablo dice que para que la vida de Yeshua se manifieste en su cuerpo, lleva en ese mismo cuerpo la muerte de Yeshua. No hay vida sin muerte, Dios nos dice en su palabra que cuando Cristo murió, nosotros morimos con Él, y que cuando Él resucitó, nosotros también resucitamos juntamente con Cristo.

“Llevando en el cuerpo” Pablo conocía muy bien esta doctrina, la expone magistralmente en Romanos: La Santificación es que Cristo sea formado en nuestros corazones, que Cristo sea nuestra vida, y nos enseña también la necesidad de morir para vivir. Pero sus palabras que comienzan este párrafo nos hacen pensar que para él, esto es más que una doctrina, algo más que pensamientos correctos bien colocados en alguna parte de su cabeza, en algún rincón de su memoria. ¡Llevaba la muerte de Cristo en su cuerpo! Había profundizado, había crecido tanto en su identificación con el Cristo crucificado, hasta el punto que todo su ser, incluido su cuerpo, llevaba impreso la muerte de Yeshua, sentía y experimentaba esa muerte desde los pies a la cabeza. De esta manera la vida celestial de Yeshua se manifestaba también en su cuerpo.

Hemos hablado de la olla de barro que contiene un tesoro, pero que mientras no se rompe no podemos ver ese tesoro, si sólo lo rompemos un poquito, veremos algo del tesoro, pero poco, en la medida que rompemos más el recipiente, más se ve el contenido; así Pablo quiere llevar esa muerte de Cristo en su cuerpo hasta el punto que sólo se le vea a Él, como algunos hermanos han dicho comentando este pasaje: “A más de nuestra muerte con Cristo, más de Su Vida en nosotros.”

“Llevando en el cuerpo siempre” He marcado la palabra siempre porque quiero hacer notar que no era para el apóstol algo que hacía en momentos puntuales, en reuniones especiales cuando hay “que parecer espiritual” y dar buena impresión a los que nos van a ver y a oír. Tampoco cuando las cosas le iban bien y Dios había respondido a oraciones que había hecho. O cuando las cosas le iban mal y no tenía otra salida. Independientemente de la situación que viviera, su prioridad era vivir unido a Cristo en su muerte y llevar esa muerte siempre con él para que la vida de Cristo también estuviera con él siempre.

“Llevando en el cuerpo siempre por todas partes” Tampoco limitaba esta realidad a lugares concretos o especiales, como el local de reuniones o comidas con hermanos, o campamentos o retiros espirituales. Fuera por donde fuera y estuviera donde estuviera, lo más importante era llevar en el cuerpo esa muerte, para que también la vida deYeshua se manifestara en él y a través de él. ¡Qué fantástico! Cristo mismo en nosotros ¿Alguna vez hemos soñado algo semejante? Decimos a la gente cuando les damos testimonio: “Tengo un tesoro dentro de mí” Pero ¿Por qué no dejamos que le vean?. Mientras la olla no se rompe, sólo ven el barro.

ENTREGADOS A MUERTE

“Porque nosotros que vivimos, siempre estamos entregados a muerte por causa de Yeshua, para que también la vida de Yeshua se manifieste en nuestra carne mortal. De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida”. 2ª Corintios 4:10-12

En los versículos anteriores el apóstol abunda más en el mismo pensamiento pero usa una palabra en la que nos vamos a fijar, esta es: “entregados”. En círculos cristianos se usa bastante al hablar de una persona “entregada” al Señor, de un creyente también entregado a la obra, o a la iglesia. Nos llaman la atención estas personas por su trabajo y esfuerzo, y quisiéramos ver a muchos como ellos en las congregaciones. Pero aquí nos habla de entrega a la muerte, a esa unión con Cristo en su muerte, para que la vida celestial del Hijo de Dios se manifieste en nuestra carne mortal. Pienso que es la meta más alta a la que puede apuntar cualquier creyente. Es también la más difícil, la más escondida. Poco se conoce y se habla de ello. Pero ¡ahí está! ¿Se puede comparar mi vida con la de Cristo? ¿La olla de barro con el tesoro?

No quiero dejar la impresión que menosprecio lo que tanto valor tiene para Dios, que dio a su Hijo Unigénito para salvarnos. Somos importantes y valiosos para Él, nos salvó a un precio muy alto y nos ha honrado depositando en nosotros la vida de su Hijo. Pero su proyecto es que esa nueva vida se desarrolle, en esto hay esperanza, en nosotros mismos no la hay. Sólo la vida del Hijo de Dios manifestada en nuestra carne mortal proveerá recursos para vivir más allá de nuestras limitaciones e impactará a los que nos vean y convivan con nosotros, y lo hará en lo más profundo de su ser.

¡Qué precioso es el vers. 12! Nos da idea de lo que estamos diciendo:

“De manera que la muerte actúa en nosotros, y en vosotros la vida”.

¡Qué seguros y confiados nos sentiríamos si encontráramos un tesoro como el que ilustra este escrito! Nos sentiríamos apoyados en cualquier necesidad, emprenderíamos compras y viajes más allá de lo habitual y normal, tendríamos acceso a cosas que no habíamos soñado antes, podríamos ayudar a otras personas con esas riquezas; pero volvemos a reconocer que todo esto no sería posible hasta que no rompiéramos el barro que lo encierra.

Es posible que nos parezca penoso eso de “llevar en nuestro cuerpo la muerte de Yeshua, siempre y por todas partes” Que sintamos que es duro eso de “estar siempre entregados a muerte por causa de Yeshua”, pero no hay otra forma de que la vida de Yeshua se manifieste en nuestros cuerpos, en nuestras vidas, y esta Vida nos proporciona recursos para alcanzar imposibles, nos sostiene cuando nuestras fuerzas se han acabado, nos consuela en esos momentos duros y difíciles por los que atravesamos en la vida. No hay otra forma de que “la vida actúe en otros” sino que “en nosotros actúe la muerte”. No existe otra manera de que experimentemos los recursos del tesoro que llevamos dentro ni de que esos recursos sean bendición para otros. ¡Tenemos que consentir en romper el vaso de barro!

UN TESORO QUE NUNCA SE ACABA

Los tres últimos versículos de este capítulo nos hablan de la verdadera riqueza que adquirimos en el ejercicio de estar unidos a Cristo en su muerte y dar libertad a su vida. ¡Esto nunca nos empobrece! Cuanto más nos rompemos y el tesoro enriquece a otros, más nos enriquecemos nosotros también.

“Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día” 2ª Corintios 4:16

Para todos es inevitable que “el hombre exterior” se desgaste, lo notamos cuando vemos a una persona, un hermano después de varios años, pero ¿y el interior? ¿Notamos crecimiento, madurez? ¿Vemos que se ha renovado? ¿Y eso de renovarse de día en día? La vida del Señor es siempre joven y fresca ¡no envejece! Su amor, su ternura, su paciencia, todo es como el primer día. Es esta clase de vida la que disfrutamos a cambio de llevar su muerte en nuestros cuerpos.

“Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria;” 2ª Corintios 4:17

Cualquier tribulación por la que tengamos que pasar siempre será “leve y momentánea” en comparación con “el cada vez más excelente y eterno peso de gloria” que experimentaremos al estar “siempre entregados a muerte” ¡El tesoro será más grande cada vez! Cristo más formado en nosotros; Dios nos guiará día a día a lo que Él mismo ha preparado de antemano para nosotros, y Su presencia nos consolará. Sentiremos que estamos en su voluntad y tendremos una paz que nos llena en los momentos más difíciles.

“No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.” 2ª Corintios 4:18

Tenemos mucho de Tomás y nos gusta ver y tocar, pero estas cosas son para la fe, fe en la Palabra de Dios, en lo que Él nos dice ahí, miramos el barro y nos quedamos impresionados, hay barro con buena apariencia, como la cerámica y no vemos más allá en muchas ocasiones! Pero ¿y el tesoro? ¿Lo vemos? ¿Vemos su valor? Tenemos que aprender a “mirar lo que no se ve”.

MIRANDO LAS COSAS QUE NO SE VEN

Nos ayuda a esto el pasar tiempo con el Señor a solas, a ser posible cada día. No venimos delante de Él con muchas peticiones, sino a que nos muestre lo que somos y dónde estamos ¡Aunque esto nos asuste a veces! No dudemos en contarle como nos vemos y nos sentimos. Él nos conoce y nos comprende. Que nos haga ver estas cosas invisibles para el barro, pero que se hacen visibles en su compañía para nuestro espíritu. Después de media hora ¡muchas cosas han cambiado! Cuantas pequeñas o grandes tempestades en el mar de nuestra vida han sido calmadas. Ahí, en su presencia, surgen peticiones de otra manera, con otra paz, sin atropellarnos. La vida es complicada y fácilmente nos olvidamos hoy de lo que aprendimos ayer, necesitamos el sosiego que podemos adquirir en su presencia.

Tampoco venimos a esa comunión para comprar algo, su favor o su gracia, porque todo eso lo pagó Cristo en la cruz. Ahí aprendemos que todo viene de Él y que está gustoso de dárnoslo. Nuestra fe sale fortalecida y enriquecida al cultivar esa relación con el Padre. Hace unos años editaron el libro de los Salmos con el título: “Dialogando con Dios”, esto expresa muy bien lo que debe ser ese tiempo de oración al que me refiero. Dios es un Dios vivo y quiere relacionarse con nosotros en un diálogo, no en un monólogo como hacemos muchas veces.

Tampoco tenemos que llenar ese tiempo diciendo cosas, puede haber momentos de silencio en los que esperamos una respuesta, o dirección en la oración, algo en lo que no hemos pensado y que el Señor nos puede indicar. También le hacemos preguntas al Señor que nos muestre algo para orar o hacer, en lo que nosotros no habíamos considerado, algo que quiere decirnos o enseñarnos.

Ahora mi amado hermano, pide discernimiento a Dios para que puedas ver el tesoro tan grande que hay primeramente en tu vida y luego en los preciosos hermanos que Dios ha puesto a tu alrededor.

Bendiciones

Hermano carlos

.comment(0)

ERES DISCÍPULO O SEGUIDOR DE CRISTO

Cuando nuestro amado señor y salvador Yeshua (Cristo) estaba sobre esta tierra hace mas de dos mil años, la gente le seguía por multitudes, tales son los casos de que se llegaban a aglomerar mas de 15 mil personas en un solo evento

Mateo 14 : 21 Y los que comieron fueron como cinco mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

Y para esta época esto era un acontecimiento de gran envergadura, Cristo era  el hombre del momento, aunque el trataba de que su fama no se extendiese, ya que siempre que hacia un milagro de parte de Dios instaba a las personas a no decirle a nadie, al contrario de los llamados predicadores de hoy que solo buscan fama y fortuna.

Marcos 1:44 – Reina Valera 1960

y le dijo: Mira, no digas a nadie nada, sino vé, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos.

Los seguidores de Cristo, siempre estaban a la expectativa, de un nuevo milagro, de una nueva multiplicación, siempre en búsqueda de alguna señal, palpable, ya que eran hombres de poca fe, y necesitaban pruebas tangibles y llenar la necesidad del momento, veían a Cristo como a alguien de quien podían aprovecharse mientras podían, no lo buscaban por quien El era,, no creían en El ni en sus palabras, no querían convertirse al Cristianismo, ni pagar un precio por esto, solo le buscaban por los panes y los peses, Cristo mismo se los dijo

Juan 6

25 Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá?

26 Respondió Cristo y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis.

27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre.

Al igual que en esa época. hoy dia Cristo tiene millones de seguidores al rededor del mundo, solo en la iglesia Romana existen mas de 1.600 millones de ellos, sin contar los otros muchos millones en las iglesias evangélicas, personas que no quieren un compromiso real y serio con Dios, que simplemente son simpatizantes de los milagros, de las sanidades, de los panes y de los peces, la mentalidad no cambia, el hombre sigue siempre el mismo camino y Cristo conociendo el corazon del hombre un dia los confrontara y les dira.

Juan 6

64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Cristo sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.

65 Y dijo: Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le fuere dado del Padre.

66 Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.

67 Dijo entonces Cristo a los doce: ¿Queréis acaso iros también vosotros?

68 Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.

Están tan cegados los llamados Cristianos modernos, que desconocen voluntariamente y se hacen los de la vista gorda, cuando se citan textos bíblicos,  tales como

Hechos 17:24 El Dios que hizo el mundo y todo lo que en él hay, puesto que es Señor del cielo y de la tierra, no mora en templos hechos por manos de hombres.

Hechos 8 :20 Entonces Pedro le dijo: Que tu plata perezca contigo, porque pensaste que podías obtener el don de Dios con dinero. 21 No tienes parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.…

Los seguidores prefieren creer en los cuentos y en las doctrinas e hombres y demonios y prefieren ir a un edificio que llaman templo y en vez de pagar un precio en santidad en obediencia, prefieren mas bien hacer pactos de dinero, queriendo asi comprar el favor y la misericordia de Dios.

Lucas 9:23    Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.

Y al igual que las 5 vírgenes necias de Mateo 25, para ellas el cristianismo es un paseo relajante, dejan que otros oren por ellos y hasta pagan por esto, que otros se comprometan, que otros prediquen, que otros les enseñen la palabra, que otros paguen el precio, es por esto que a los seguidores Dios NO LOS CONOCE, ya que pocas veces están en su presencia y las pocas veces que van es para pedir o para quejarse.

A diferencia del disciulo el cual tiene las siguientes características

Juan 8:31-32

haciendo-discipulos-dia-a-diaLa verdad os hará libres

31 Dijo entonces Cristo a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

El que anhele ser discipulador o Maestro de la Palabra, deberá llenarse del conocimiento de la misma; y de la misma forma, deberá saber y entender que sin haber tenido antes, la experiencia de ser un verdadero discípulo, jamás podrá ser exitoso en el desarrollo de su privilegio o ministerio.

Para una mejor comprensión del presente tema, debemos hacer una clara diferencia entre lo que es el “DISCIPULADO y el DISCÍPULO”.

DISCIPULADO: Es un orden dictado por nuestro Señor  con el objetivo de hacer discípulos a quienes han creído en El. Esta enseñanza es urgente desarrollarla y llevarla a cabo en una forma constante. Mateo 28:19-20

DISCÍPULO: Un aprendiz, un alumno, un seguidor de alguien. Es alguien que se ha comprometido a tomar la forma de la persona que le está enseñando (en nuestro caso, Cristo).

1. EL LLAMADO A SER DISCÍPULO Podemos entonces, definir el discipulado como una obra de Dios en la cual somos constantemente enseñados por nuestro Maestro, CRISTO, a través del ESPÍRITU SANTO, habiéndonos comprometido a vivir lo que estamos aprendiendo.El Señor se vale de muchos medio para enseñar a SU discipulado: La Palabra Escrita, El Espíritu Santo, Los Ministerios, Las circunstancias de la vida diaria, etc.

       Llamado: convocar, escoger, seleccionar, designar.

A) El que tiene espíritu de discípulo se conoce por la disposición y  entrega al llamamiento (Marcos 1:16-20; Lucas 14:26-33; Hechos 16:1-3)

 2. CARACTERÍSTICAS DE UN DISCÍPULO

A) Lo deja todo (Marcos 1:20)

B) Tiene una buena relación con el que le enseña (Gálatas 6:6)

C) Es como un hijo para el que lo llamó (Filipenses 2:19-23)

D) Es de un espíritu ferviente en el servicio (Romanos 12:11)

E) Se despoja de sus bienes con gozo (Hebreos 10:34)

3. EL DISCÍPULO SE APEGA A LAS DEMANDAS DE SU SEÑOR

En Lucas 10:1-4 podemos ver las tres demandas de Cristo a sus Llamados; al apegarse a ellas saldrían calificados como Discípulos:

    1.) Apego a la Visión y al llamado de Dios

    2.) Tener Convicción Hb 11:1

    3.) Disposición en la Misión

Al estudiar cuidadosamente las Cartas del Apóstol Pablo a Tito y Timoteo, descubriremos las características antes descritas.

1) Discípulo es aquel que reconoce que la única manera de alcanzar lo que anhela es ser enseñado por un maestro. Lucas 6:39-40

2) El discípulo asegura su tarea, cuando en los días de su aprendizaje se nutre de su maestro. Mateo 28:19-20

3) El mejor maestro es aquel que no deja ser discípulo; no cesa de aprender de aquel que dijo: “Aprended de mí” Mateo 11:29

4) No hay mejor mensaje que el ejemplo. Juan 13:15; Juan 15:16; Filipenses 4:9.

En conclusión, la orden directa de Cristo para sus postreras generaciones es esta y ya sabiendo la definición de cada una

Mateo 28:19-20Reina-Valera 1960 (RVR1960)

19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Ahora, según este estudio, eres seguidor o discípulo.

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

LA IMPORTANCIA DE LAS MUJERES EN EL MINISTERIO DE CRISTO

En una sociedad y en una religión ultra machista como la era la de los Judíos de la época de Cristo, la mayoría de los hombres  tenían puntos de vista negativos sobre las mujeres, pero Cristo trató a las mujeres con dignidad y respeto. Él las vio no en términos de su género sexual, sino en términos de su relación con Dios. Él sanó a varias mujeres, echó demonios fuera de ellas y resucitó de los muertos a los hijos de ellas.

 “El honor y el respeto de Cristo fueron…extendidos a todas las mujeres—una actitud grandemente inesperada y desconocida en Su cultura y tiempo. Cristo, a diferencia de los hombres de Su generación y cultura, enseñó que las mujeres son iguales a los hombres a la vista de Dios”.

“Las mujeres podían recibir el perdón y la gracia de Dios. Las mujeres, al igual que los hombres, podían estar entre los seguidores personales de Cristo. Las mujeres podían tener participación plena en el reino de Dios…Éstas eran ideas revolucionarias. Muchos de Sus contemporáneos, incluyendo Sus discípulos, estaban en estado de choque emocional” 

Eran participantes muy activas desde el comienzo de su ministerio, Cristo se sentía apoyado y respaldado  de continuo por ellas, en el campo de la oración, en las finanzas, en el ministerio, en el servicio y aunque la mayoría de sus actos fueron eximidos de los relatos bíblicos, Se que tienen una gran recompensa en el reino de los cielos de parte de nuestro Dios

Ahora veamos a algunas de las mujeres en la vida de Cristo.

Elizabet

Empezamos nuestro breve estudio con una mujer cuyo rol ocurrió antes que Cristo naciera. Elizabet, esposa del anciano sacerdote Zacarías, fue notada por ser “intachable delante de Dios” y totalmente obediente (Lucas 1:6). Cuando María visitó a Elizabet, “la criatura saltó en su vientre. Entonces Elizabet, [fue] llena del Espíritu Santo” y pronunció una bendición sobre María—y sus palabras ahora son parte de la Escritura (vv. 41-45).

María, (Miriam) la madre de Cristo

La madre de Cristo dejó un ejemplo maravilloso con sus palabras: “Aquí me tienes, la sierva del Señor…que Él haga conmigo como me has dicho” (v. 38). María también fue inspirada a decir un poema de alabanza que ahora es parte de la Escritura (vv. 46-55). Una vez más, ella dejó un buen ejemplo cuando “guardaba todas éstas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas” (2:19, 51). Ella fue instrumental en el primer milagro público de Cristo (Juan 2:1-11). En la cruz, Cristo asignó a Juan que cuidara de Su madre, y María fue contada entre los discípulos después de la resurrección de Cristo (Hechos 1:14).

Ana

Cuando Cristo fue llevado al templo para ser dedicado, una anciana profetisa llamada Ana “dio gracias a Dios y comenzó a hablar del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén” (Lucas 2:38). Des afortunadamente, no sabemos lo que ella dijo o cómo esparció ella la noticia.

María y Marta

Aunque los rabinos judíos decían que los hombres no debían hablar con las mujeres, Cristo contaba a las mujeres como Sus amigas. “Cristo amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro” (Juan 11:5). En una ocasión que Cristo estaba visitando Betania, “una mujer llamada Marta lo recibió en su casa” (Lucas 10:38). Ya que Marta era dueña de una casa; ella podría haber sido una viuda. Su hermana María estaba “sentada a los pies del Señor, y escuchaba lo que Él decía” (v. 39). Pero Marta estaba ocupada preparando la comida, y le pidió a Cristo que le dijera a María que la ayudara.

Los rabinos decían que a las mujeres no se les debía enseñar la Escritura, así que María estaba eludiendo un rol típico de las mujeres para poder hacer algo que estaba normalmente conferido a los hombres. Pero Cristo no “la puso en su lugar”. Más bien, Él dijo que ella había escogido el lugar correcto en ese momento. “…Sólo una [cosa] es necesaria. María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará” (v. 42). El crecimiento espiritual es más importante que los deberes domésticos.

“Cristo no sintió que el trabajo de la mujer—o el trabajo del hombre, si fuera el caso— no era importante. Él no estaba diciendo que era equivocado ser diligentes y cuidadosos acerca de nuestras responsabilidades. Cristo estaba diciendo que debemos poner en orden nuestras prioridades. Las mujeres fueron llamadas a ser discípulos de Cristo, así como lo fueron los hombres, y se esperaba que las mujeres cumplieran sus responsabilidades espirituales, así como se esperaba lo mismo de los hombres” (págs. 16, 17).

En ese incidente, María puso un mejor ejemplo que Marta. Pero James Borland nota que Marta debería ser recordada también por otro incidente: “Más tarde, en otra visita de Cristo a Betania, fue Marta la que fue enseñada por Cristo mientras María se quedó sentada en la casa (Juan 11:20)…Marta dio una excelente confesión acerca de Cristo, diciendo: ‘Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que había de venir al mundo’” (Juan 11:27, NVI). (Recobrando la Masculinidad y la Femineidad Bíblicas, 118).

La mujer samaritana en el pozo

El diálogo más largo registrado que Cristo tuvo con algún individuo, fue con una mujer—una mujer samaritana. La lección que Cristo le dio acerca del agua viva, fue tan profunda espiritualmente como la lección que le dio a Nicodemo—y la mujer tuvo una mejor respuesta. A diferencia de Nicodemo, ella estaba dispuesta a ser relacionada con Cristo. Ella le dijo a sus vecinos acerca de Cristo, y muchos de ellos creyeron en Cristo “por el testimonio que daba la mujer” (Juan 4:28, 29, 39).

Una hija de Abraham

Cuando Cristo estaba enseñando en una sinagoga, una mujer que había estado encorvada por 18 años entró y Cristo la sanó (Lucas 13:10-13). El jefe de la sinagoga criticó a Cristo, pero Cristo defendió Su acción, diciendo que la mujer era “una hija de Abraham” (v. 16).

“Ante sus críticos más venenosos, Cristo públicamente mostró Su preocupación y alta consideración por ésta mujer, alguien a quien probablemente otras personas habían visto por años, pasar a través de una lucha en su aflicción cuando venía a la sinagoga a adorar a Dios. Alguien a quien ellos también podrían haber rechazado porque era una mujer y estaba discapacitada” (v. 18). Al usar la rara frase “hija de Abraham”, Cristo estaba recordando a las personas que las mujeres también estaban entre los descendientes de Abraham y eran elegibles para las bendiciones.

Juana y Susana

Lucas nos dice que varias mujeres que habían sido sanadas ayudaban a Cristo apoyándolo “con sus propios recursos” (Lucas 8:3). Éstas incluían: “Juana, esposa de Cuza, el administrador de Herodes; Susana y muchas más”. Aunque ellas probablemente estaban involucradas en la preparación de los alimentos, Lucas indica que su papel más significativo era cubrir las cuentas monetarias.

“Algunas de éstas mujeres—posiblemente viudas— tenían el control de sus propias finanzas. Fue procedente de la propia generosidad de ellas que Cristo y Sus discípulos fueron apoyados, cuando menos, parcialmente. Aunque Cristo trabajó con las tradiciones culturales del primer siglo, Él ignoró las limitaciones que habían sido puestas sobre las mujeres por la cultura de ellos. Las mujeres eran libres para seguirlo y tomar parte en Su ministerio al mundo”.

Mateo 27:55, 56 también menciona que “muchas mujeres…habían seguido a Cristo desde Galilea para cuidar de Sus necesidades. Entre ellas estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo (Marcos 15:40 reporta que su nombre era Salomé). Lucas 23:27 reporta que muchas mujeres de Jerusalén lo seguían después de Su arresto, y Él se volvió a ellas y les enseñó, diciendo que incluso peores tiempos vendrían para Jerusalén.

Una mujer con hemorragias

Mientras Cristo estaba en camino a casa de Jairo, una mujer que había estado padeciendo de hemorragias por 12 años lo tocó, y fue sanada (Marcos 5:22-29). Ella tenía miedo de que Cristo se enojara (los rabinos normalmente evadían a las mujeres, especialmente las impuras), pero Cristo no estaba enojado. Él dijo: “¡Hija, tu fe te ha sanado!” (v. 34) —dirigiéndose a ella con una palabra de afecto y públicamente alabando la fe de ella. Similar mente, Cristo no tuvo miedo de tocar a otra hija impura, la hija muerta de Jairo (v. 41).

María Magdalena

Lucas nos dice que María Magdalena tuvo siete demonios que fueron echados de ella (Lucas 8:2), pero María sería mejor conocida como la primera en ver la tumba vacía, la primera en llevar la buena nueva a los discípulos.

“María es casi siempre mencionada primero en la lista de las mujeres que fueron discípulos de Jesucristo. Ella pudo haber sido una de las líderes de ese grupo de mujeres que seguían a Yeshua, desde el inicio de Su ministerio en Galilea hasta Su muerte e incluso después. El Yeshua resucitado se apareció primero a ella. Es irónico que en un tiempo cuando las mujeres no podían ser testigos legales, Yeshua escogió a las mujeres como los primeros testigos de Su resurrección”.

Aunque los hombres huyeron para salvar sus vidas, las mujeres fielmente siguieron a Cristo hasta la cruz (Mateo 27:55, 56), y María se sentó cerca mientras José de Arimatea ponía el cuerpo de Cristo en la tumba (v. 61). María lideró a las mujeres que vinieron a ungir a Cristo temprano el domingo por la mañana (Marcos 16:2), y un ángel les dijo que Yeshua había sido resucitado (v. 6). Entonces, ellas contaron la nueva a los 11 discípulos (Lucas 24:10).

Yeshua se apareció primero a María (Juan 20:14), y le dijo que se lo contara a los discípulos, lo cual ella hizo (vv. 17, 18). Desde el nacimiento hasta la resurrección, las mujeres fueron una parte importante del ministerio de Yeshua.

Hoy dia la historia se repite y podemos ver en la mayoría de las congregaciones hermosas y valiosas guerreras de Dios que trabajan arduamente por amor a su nombre, y que han entregado su vida, sus bienes, sus talentos al servicio de la obra de Dios y que aunque no prediquen ni enseñen, son un pilar fundamental para la extensión de la obra del Señor Yeshua en esta Tierra.

Gracias mis amadas hermanas de New Jersey y de México, por tan gloriosa labor, oro a Dios para que conforme a sus misericordias sea bendiciéndolas y teniéndolas en un lugar muy cerquita a su corazón.

Bendiciones

Hermano carlos

.comment(0)

ADQUIRIENDO EL CARACTER DE CRISTO

Mucho se ha hablado sobre conocer la voluntad y el carácter de Cristo, Yeshua cuando estuvo físicamente en este mundo, fue el ejemplo, la imagen viva de Dios con nosotros, él quería imitar en todo al Padre, para que a través de Él, pudiéramos conocer el carácter, la voluntad y el deseo del Padre, y revelarnos así sus planes y propósitos para la humanidad.

Dios envió a su hijo, a reflejar su carácter, en oración le pedía al  Padre el poder conocerlo más íntimamente y de inmediato el Espíritu me llevo a  Juan 14: Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.

Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.

Yeshua le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?

10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.

11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

Entonces, si queremos conocer al Padre, tenemos que ver el carácter de Cristo, porque él es su viva imagen, Muchos solo hablan de la parte  del amor de Cristo, y la frase más utilizada por muchos religiosos es “Cristo te ama” y aunque es cierto, desconocen voluntariamente las demás facetas del carácter de Cristo, el cual aunque su principal característica era el amor, también debemos mostrarlo totalmente, el sabia cuando debía hablar, cuando debía callar, cuando debía ser enfático, cuando debía alzar la voz y cuando ser tierno, amoroso y compasivo, incluso cuando debía enojarse, para dejar un precedente claro, ese mismo carácter es el que él quiere enseñarnos a tener el día de hoy

El deseo de saber y llegar a ser como Cristo, que expresa San Pablo en sus escritos, motivo mi vida a imitarle, y este trabajo es el resultado de esa inquietud. “Sin embargo, todo aquello que para mí era ganancia, ahora lo considero pérdida por causa de Cristo. Es más, todo lo considero pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Yeshua, mi Señor. Por él lo he perdido todo, y lo tengo por estiércol, a fin de ganar a Cristo y encontrarme unido a él. No quiero mi propia justicia que procede de la ley, sino la que se obtiene mediante la fe en Cristo, la justicia que procede de Dios, basada en la fe. Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte. Así espero alcanzar la resurrección de entre los muertos. No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Yeshua me alcanzó a mí. Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Yeshua”. Fil. 3:7­14 BAD Muchos han escrito acerca de Yeshua desde muchas perspectivas, especialmente de lo externo. Mucha literatura extra bíblica se difunde en todo el mundo hablando de Yeshua, algunos con base y otros solamente con suposiciones o forzando de alguna manera los escritos existentes. En nuestra perspectiva deseamos hablar desde el punto de vista bíblico. El área que se ha escogido es el interno, que se manifiesta a través de hábitos, los cuales son los pensamientos de la mente de Cristo. Todos estos pensamientos, constituyen sus hábitos, los cuales se ejecutan en su diario vivir, en su estilo de vida, y por ende su carácter. El deseo es de saber de alguna manera como era y es el carácter de Yeshua, como fue cuando estuvo en su breve visita en la tierra y convivio con sus semejantes, me motivo a realizar este breve documento. El anhelo de todo genuino hijo de Dios y seguidor de Yeshua es saber cómo fue Yeshua, alguien nos tiene que enseñar el camino. La manera en que podemos saber acerca del carácter de Cristo es a través de sus hábitos, de sus acciones diarias, lo cual es parte importante del carácter. ¿Qué había en su mente?, ¿Cuál era la fuente de sus pensamientos?, de ello dependió sus acciones o hábitos de cada día. La fuente más inmediata que poseemos son las sagradas escrituras, y esa será nuestra base por hoy. He escogido minuciosamente algunos de sus hábitos, los más sobresalientes en los evangelios, que son la fuente más disponible para este documento. Hay varios pasajes en las escrituras que hablan al respecto, por ejemplo el salmo número uno se habla del hombre perfecto, salmo que está dedicado especialmente a Yeshua. Años después San Pablo solicita que el cristiano adquiera la mente de Cristo. La mente de Cristo se resume en el fruto del Espíritu de Gálatas 5.

No quiero dejar de compartir con el lector, que a medida que escribía este documento, tuve varias visitas del mismo Señor Yeshua que llenaba mi vida de su poder y su amor. Hubo momentos muy intensos a tal forma que no dejaba de llorar por su gracia. Algo hermoso es oír que me decía cuanto me amaba y que había pagado un precio por mí en el Gólgota. Yeshua es real amado lector. Así que, no es de extrañar si a ti te suceda algo similar mientras leas este documento. Espero llenar algún vacío de los que inquieren de saber, ¿Quién fue Yeshua, o mejor como fue Yeshua? A medida que nos introduzcamos en el documento, veremos algunas pautas para saber más al respecto. Por el momento basta con mantener ese espíritu inquisidor acerca de ese misterio llamado Yeshua.

Yeshua siempre fue obediente al padre, he allí su secreto. Aprendió a ser obediente y ser sumiso sin importarle que él era el mismo Dios. Se sometió a las santas escrituras que hablaban de Él. San Pablo menciona la Kenosis de Cristo, el auto vaciamiento.

“Porque habéis de tener en vuestros corazones los mismos sentimientos que tuvo Yeshua en el suyo, el cual teniendo la naturaleza de Dios, no fue por usurpación, sino por esencia el ser igual a Dios; y no obstante se anonadó a sí mismo tomando la forma o naturaleza de siervo, hecho semejante a los demás hombres, y reducido a la condición de hombre. Se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz; por lo cual también Dios le ensalzó sobre todas las cosas, y le dio nombre superior a todo nombre, a fin de que al nombre de Yeshua se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en el infierno, y toda lengua confiese que el Señor Yeshua está en la gloria de Dios Padre.” Fil. 2:5-11 (Torres Amat)

En este pasaje de la escrituras vemos los elementos que conllevan la sumisión, primero, se anonado, o sea se vacío a si mismo al tomar la forma de un siervo, se hizo semejante a los hombres, se redujo hasta la humillación, y esa humillación le llevo a la obediencia de muerte, de tal manera que estuvo dispuesto a morir. El asunto es que Él ya había muerto a la desobediencia y a independencia, por lo que estaba listo para morir por la humanidad.

Amor para Dios, los suyos y la humanidad

Yeshua siempre amo a la humanidad. Primero amo a Dios su padre, luego a los suyos o sus discípulos que después fueron sus amigos y finalmente a toda la humanidad. Como se mencionó en el apartado anterior, El aprendió obediencia al anonadarse así mismo, de esa manera demostró el amor para su Padre Dios. Su obediencia refleja su gran amor a Dios, no había otra manera de demostrar ese amor que sentía por su Padre. Entonces queda por sentado de que sin obediencia no hay amor verdadero para Dios.

Dios padre también le amaba a Él, como resultado de esa experiencia divina Él pudo amar a los suyos. “Pues tú has dado a tu Hijo autoridad sobre todo hombre, para dar vida eterna a todos los que le diste. Y la vida eterna consiste en que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Yeshua, a quien tú enviaste. Yo te he glorificado aquí en el mundo, pues he terminado la obra que tú me confiaste. Ahora, pues, Padre, dame en tu presencia la misma gloria que yo tenía contigo desde antes que existiera el mundo, A los que escogiste del mundo para dármelos, les he hecho saber quién eres. Eran tuyos, y tú me los diste, y han hecho caso de tu palabra. Ahora saben que todo lo que me diste viene de ti; pues les he dado el mensaje que me diste, y ellos lo han aceptado. Se han dado cuenta de que en verdad he venido de ti, y han creído que tú me enviaste. Yo te ruego por ellos; no ruego por los que son del mundo, sino por los que me diste, porque son tuyos. Todo lo que es mío es tuyo, y lo que es tuyo es mío; y mi gloria se hace visible en ellos.” Sn.Jn.17:2-10

El amor de Cristo para son los suyos consistía en que conocieran al Padre. Consistía en que aprendieran a darle la gloria a Dios en todo lo que su vida era, el hombre fue hecho para darle la gloria únicamente a Dios en esta tierra. Por lo que vemos hasta este momento el amor de Dios es más que un sentimiento. Yeshua siempre oraba y pedía al Padre por ellos en sus oraciones, esa era una expresión de su amor. Finalmente su amor se manifestaba la gloria visible en sus seguidores, su presencia era tan real que la humanidad fácilmente los identificaba como sus seguidores.

Su amor por la humanidad quedo bien marcado por todos los siglos venideros en la cruz del calvario. No hubo otro lugar tan preciso que la cruz del calvario. La cruz vacía sigue predicando el amor de Dios por la humanidad. En el Gólgota nuestra eternidad fue cambiada, nuestro pasado fue declarado nulo y trasferido al reino de luz. Las cadenas del pecado, y el reino de oscuridad satánico fueron destrozados y aniquilado para declarar dicha ala humanidad por los siglos de los siglos. No hay razón para que la humanidad sufra espejismos de tristeza, Cristo ha cambiado nuestro destino, nuestro rumbo.

Por lo antes dicho, podemos amar a Dios obedeciéndole en sus demandas, a los nuestros cuidándoles y contribuyendo en su bienestar. A la humanidad haciéndoles el bien y procurar que conozcan al único Dios verdadero a Yeshua.

Oración

Yeshua nuca dejo de orar al Padre, su comunicación continua marco el paso de su vida en esta tierra. Nos preguntamos, ¿Por qué el siempre oraba?, oraba porque su humanidad se lo demandaba, y para dejarnos la consigna de que sin oración no se puede vivir la vida espiritual. Orar es platicar con el Eterno. La vida de los hombres y mujeres poderosas consistió en su entrega a la intimidad con su Dios. Yeshua no era la excepción. ¿Qué tanto platicaba Yeshua con su padre?, sin duda recibía las instrucciones diarias para poder servir a la humanidad. La vida sin oración es una vida improvisada.

En la intimidad, se refleja el amor de dos personas que se aman. Que anhelan platicar de una y varias cosas. Esa era la modalidad de la oración de Yeshua y su padre Dios. “Más tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.” Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. S. Mat. 6:6-15

El lugar para orar es la intimidad, o sea en lo secreto. Y la forma de hacerlo es la espontaneidad. La próxima vez que vayas a Él en oración cuida de tener un corazón que haya perdonado. ¿Por qué sus discípulos le solicitaron, señor enséñanos a orar? Sin duda vieron que cada vez que regresaba de su santuario de oración reflejaba un poder inexplicable. Ese debe ser nuestra petición a diario: “Señor, enséñanos a orar”.

Las personas que oran jamás se sentirán desdichadas ni solitarias. Puede que lleguen a carecer de cosas materiales pero nunca de la plenitud del Eterno. Podrán carecer de muchas cosas pero no de la relación con su creador, cómo dijo el san Francisco de Asís: “Que me falte todo pero menos tu”. Si oras, te podrá llegar a faltar todo pero menos Dios. Los que oran son bienaventurados, porque siempre verán el rostro de su Señor. Detente un momento, y haz una pequeña oración al Padre, dale gracia por lo que Él es en tu vida. Pídele que la oración sea un estilo de vida en ti, desde ahora en adelante. Allí radica el inicio de la verdadera felicidad.

Santidad

Su santidad reflejaba la santidad de su Padre Dios. Era un instrumento exclusivo de la verdad, y para hacer buenas obras en pro de los más necesitados. La santidad de Yeshua es ausencia total del pecado. Satanás no podía reclamar nada de Yeshua, nada de Él tenía en su vida.  Jn.14:30

Satanás nada podía reclamar, de igual manera si vivimos en la santidad de Yeshua, El nada podrá reclamar en nosotros. En el monte de la tentación lo venció para finalmente derrotarlo en la cruz del calvario. La santidad de Yeshua fue posible, porque Él le había entregado a Dios Padre todo su ser. Sus deseos, anhelos, pasiones, sus debilidades, y su voluntad.

He allí el secreto para vivir en la santidad de Yeshua, entregarle a Dios Padre nuestro libre albedrio, que consiste en deseos, voluntad, anhelos y debilidades, todo nuestro Ser. Lo contrario a esto es nuestro apego a cosas y personas, en si idolatría. Por eso no podemos ser felices en esta tierra. La santidad de Yeshua se resume, su apego incondicional a al Eterno Dios. Nuestra santidad hoy consiste en nuestro apego a Yeshua y divorciarnos de todo lo demás que quiera tomar el lugar de nuestro Señor, como San Pablo; digámosle que es basura ante el conocimiento glorioso de Yeshua. “Separados de mi nada podéis hacer”. S.Jn. 15:5

Mansedumbre y humildad

Su mansedumbre reflejaba la obediencia que le tenía al Padre Dios. Confiaba en El de todo su corazón.

“Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón, y hallareis descanso para vuestras almas”. En la humidad de Yeshua encontraremos el descanso para nuestra alma. El hombre no puede tener ese descanso por causa del orgullo. La antítesis del orgullo humano es la humildad de Cristo. El hombre pagano tiene mucho en que poner su confianza terrenal, sus dioses son demasiado que como resultado les trae solamente infelicidad. Su orgullo no le permite que haya otra y la única opción que es la fe en Yeshua.

Cuando depositamos toda nuestra confianza en el Eterno, encontraremos en Él lo que tanto necesitamos, la paz real y verdadera para nuestra alma, “Sin mi nada podéis hacer” S.Jn.15 La verdadera humildad consiste en abandonarnos totalmente en los brazos del Señor Yeshua. Depositar en El, nuestros miedos, nuestro futuro, nuestros dolores, nuestras ansiedades, nuestras, nuestras debilidades, nuestras pasiones y nuestros deseos.

La humildad de Yeshua va dela mano con la mansedumbre. La mansedumbre consistía en su carácter tierno y dulce, y su humildad consistía en colocar toda su fe en el Eterno Padre Celestial. Algunos confunden la mansedumbre de Yeshua con lo frágil, si así fuera el caso, sería una fragilidad en no auto dependencia, sino en dependencia absoluta de Dios.

El nunca confió en depósitos bancarios, títulos académicos, ni en su status quo, sino El confió ciegamente en su Padre celestial. En estas pocas palabras se resume su mansedumbre y humildad: “Confianza absoluta en su Eterno Padre Dios”. El no conocía a nadie, ni nada en quien depositar su confianza, sino solo en su Dios.

Pobreza

Su `pobreza fue voluntaria, con ella enriqueció a los más necesitados y a los que en el confiaron de todo corazón. A Él no lo hicieron pobre, sino el decidió ser pobre. “Bienaventurado los pobres en espíritu porque de ellos es el reino de los cielos” S. Mt. 5:3… A esa clase de pobreza se refería, a la pobreza voluntaria, solo que con un objetivo claro, “para que en su pobrezafuésemos nosotros enriquecidos” Fil. 2.

El apóstol Pablo, los profetas y los demás apóstoles experimentaron esta pobreza. La cual consistía en estar libres de todo apego material, su única riqueza era el poder de Dios, las riquezas del reino de los cielos. Al experimentar esta pobreza somos libres de todo afán y destres cotidianos en esta vida. El Señor Yeshua instruyo a sus seguidores a estar libre de este flagelo, por más de tres veces en este capítulo 6 de mateo les dice: “No os angusties por vuestra vida” S. Mt. 6:26, 31, 34

A este flagelo hay que combatirlo con: “Mirad las aves..Considerad los lirios..Y así la hierba del campo ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe? ”  Mt. 6:26, 28, 30. La pobreza en Yeshua es que El no creía en los métodos de los hombres, sino en los de Dios. No confiaba en el sistema del mundo pagano, sino miraba opciones, las únicas en la que creía, en las opciones de Dios. Cuando renunciamos a poner nuestros ojos en el sistema pagano, inicia nuestra pobreza divina, la pobreza de Cristo, con la cual vas a enriquecer a los que te rodean. Esta perspectiva, está muy lejos de la llamada teología de la prosperidad, de la cual el Señor Yeshua, San Pablo y sus seguidores no pueden ser personajes favoritos como paradigmas

La pobreza de Yeshua es que cada día comas del mana que desciende del cielo, dejar de ser todo para que Él sea El todo en ti. Renunciar a tu libre albedrio para que Dios tome tu vida totalmente sin condición alguna. Dejar de confiar en los hombres y confiar solamente en El de todo tu corazón, de toda tu mente y de todas tus fuerzas. Cuando tú decides tomar la pobreza de Cristo, es el momento que inicia tu riqueza espiritual, la única riqueza que tú necesitas. Dirás: “Lejos de ti no quiero nada“, y como San Francisco de Asís, “Que me falte todo, excepto tu, mi Señor”

Enseñanza

Su enseñanza estaba centrada en el amor a Dios y en la humanidad, ambos polos van de la mano, sin incoherencia alguna. Yeshua fue el maestro por excelencia, aparte de sus enseñanzas registradas en el sermón de la montaña, las parábolas dan las enseñanzas de su reino. La enseñanza de Yeshua se centraba en el verdadero y único amor, el amor divino, el amor ágape, el amor que ama y ama, y siempre ama. “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna” S. Jn.3:16

Yeshua unió a Dios padre y a la humanidad. El fue el ente de reconciliación para que la enemistad del hombre cesara y se convirtiera en hijos de Dios y por ende parte de su pueblo elegido. En su enseñanza no había espacio para la exclusión, sino solamente para incluir a todo hombre sin importar raza, color, sexo, ni rango social. Su enseñanza anunciaba una nueva era, la era de la paz. Esta era de paz iniciaba en el corazón del hombre como resultado de la reconciliación con su Padre Dios.

Su enseñanza apuntaba al establecimiento de su reino en los corazones de todos los hombres en el ahora. “El reino no vendrá con advertencia, no dirán allí o aquí, pues el reino entre vosotros esta“. Yeshua era el reino de Dios, todos los que tomaran de su espíritu entraban automáticamente a ser parte de su vasto reino.

Todos los que proclaman el derecho de ser su seguidor, debe identificarse en su léxico de hablar del amor de Dios para con los hombres y el establecimiento de su reino en los corazones de los hombres en el ahora. La consigna es: “Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”. Imaginémonos un reino donde la palabra de Dios es pura obediencia genuina. Ausencia cien por ciento de desobediencia y violencia, donde solo reinaría paz, felicidad y gozo.

Nuestro corazón, después del cielo es el lugar más bello e importante donde puede reinar este reino. Donde, Dios es el rey absoluto por excelencia. Por eso, “Cuida tu corazón, porque de el mana la vida eterna”. Hoy es buen día para hacer una corta oración y entregarle nuestro corazón para que El venga y establezca su reino.

Compasión y comprensión

Su compasión reflejaba el gran amor de Dios, un amor desinteresado anti mezquino, era puro y cristalino. “Él se acuerda de que somos polvo”, por eso no nos ha pagado conforme a nuestras iniquidades. Sin duda que para tener comprensión es necesario la compasión. El siempre comprendió a los que se le acercaban, no importando su posición social, genero, tamaño o color, siempre había comprensión para todos.

Y esta compasión era el reflejo de su grande amor. Sin este elemento nuestra visión es una visión de miopía.

Los religiosos de su época no podían comprender el porqué de su actitud de compasión y comprensión por los pecadores. La mala interpretación de su estilo de vida les levo a pensar que el era un pecador igualado a los que le rodeaba. Un día les dijo: “No he venido a los sanos, sino a los enfermos”.

En las parábolas de las diez dracmas y en la del hijo del prodigo se refleja su consigna: “Hay fiesta en los cielos cuando un pecador se arrepiente”. El espíritu que invadió al profeta Jonás, aun se sentía en los corazones de los religiosos de aquella época, carentes de una mica de compasión y consideración. Ellos estaban ciegos de un celo religioso muy lejos del amor incomparable de Dios. Por ese celo, en la primera oportunidad que tuvieron, llevaron a Yeshua a la cruz del calvario.

Sin el amor de Dios, nos volvemos fácilmente en monstruos religiosos llenos de odio, aun en contra de nuestro mismo semejante. Buen momento para pedirle al Señor un corazón compasivo y lleno de comprensión para los nuestros y los de nuestro entorno. “Sin el amor de Dios nada soy” l Co. 13.

Justicia y equidad

Su justicia se basaba en la equidad, y su equidad se basaba en su justicia divina, contrario a la justicia de los religiosos y al sistema pagano de su época terrenal. En esta justicia y equidad obligatoriamente intervino su santa ley. Por ser el autor y consumador de eta ley, le dio en la interpretación correcta el espíritu necesario para la misma.

Yeshua fue la hermenéutica viva, por ser el autor de las escrituras. Solamente el autor sabe con precisión de que se trata su obra. El como el autor de la ley divina, sabía con exactitud a que se refería tal o cual trozo de su santa ley. Los religiosos y rabinos de su época tropezaron ante tal interpretación gloriosa de la escrituras. Aun la comunidad de su época se asombrara, “Les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los fariseos”: Aquella piedra desechada por los edificadores vino a ser la piedra principal del Angulo.

Una tradición cuenta que Yeshua no fue admitido como candidato a estudiar en la escuela de los rabinos por ser considerado como resultado del pecado, le llamaban “Hijo de pecado“, por lo que fue descartado del rabinato de aquellos días. Sin embargo, llegando la edad de ejercer su ministerio establecido por Dios padre, El destaco excelentemente más que sus contemporáneos, él tenía “La unción de Dios“. Que importante es hoy esa unción para ejercer justicia y equidad en todos los niveles de la vida. Esta unción, aunado a las santas escrituras hará de nuestra vida la diferencia en nuestra sociedad perdida por el pecado y la injustica.

Perdón

Su misión era no perder a nadie, el mejor lugar para perdonar Yeshua a la humanidad fue la cruz del calvario. El mejor momento para perdonar Yeshua a los pecadores de todo el mundo fue el sufrimiento en el Gólgota. El mejor paradigma a seguir y que identifica al genuino hijo de Dios. En la oración diaria de Yeshua estaba el perdón,”perdónalos porque no saben lo que hacen” Hoy nuestra oración diaria al Eterno Padre, debe ser la misma, “Perdona a los que no me aman, a los que me maldicen y desean el mal para mí, a los que me hacen mal; perdónalos hoy y, mañana”.

Los medios de comunicación de Guatemala en el año 2010 anunciaban una campaña de 1000 días de la organización www.perdón.com Quítate esa piedra sobre tu corazón, sácate esas espinas de tu corazón, quiebra esa cadena que atan tu corazón, es tiempo de perdonar y olvidar aquello que te hace sufrir” Para muchas personas se les hace muy difícil e imposible acatar esta campaña que hace más de mil años Yeshua lo solicito en la cruz del calvario y en el sermón del monte. “Por tanto, si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis sus ofensas a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. S. Mat. 6:14-16.

La consigna es perdonar al estilo de Yeshua. “Perdona nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden” S. Mat. 6:12

Se cuenta de dos amigos que caminaban una jornada, había uno más violento que el otro. Cuando este lastimaba al otro, aquel anotaba esa acción sobre la arena; cuando le hacia una buena acción, lo anotaba sobre una piedra. Al terminar la jornada, el ofensor se dio cuenta la acción del otro; entonces le pregunto, el porqué de esa acción. Aquel le respondió: ¡cada vez que me ofendías, lo escribía en la arena, de esa manera el viento se lo llevaba y así olvidaba tus maltratos. Cuando me hacías un bien, lo anotaba sobre las piedras para qué no tan fácil se me olvidaran ¡”.

Compromiso

La vida de Yeshua era una vida de compromiso. Su compromiso se reduce en la palabra fidelidad. Su nombre apocalíptico es “Fiel y verdadero”. En el nunca encontraremos ninguna micra de infidelidad. Se mantuvo fiel al Padre hasta el último momento de su vida terrenal. Fiel hasta este momento para con la humanidad, “Si nosotros fuéramos infieles el permanece fiel”.

El compromiso con sus hijos es incondicional hasta el fin del mundo. Su compromiso se basa en su amor y en su santa palabra. No habiendo otro más grande que Dios se sometió a su santa palabra. En el salmo 103, vemos ese compromiso plasmado para con su obra perfecta, el hombre.

“Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus maldades, el que sana todas tus dolencias, el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias, el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. Jehová es el que hace justicia y derecho a todos los que padecen violencia”.Sal.103:1-6

“Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira y grande en misericordia. No contenderá para siempre ni para siempre guardará el enojo. No ha hecho con nosotros conforme a nuestras maldades ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados, porque, como la altura de los cielos sobre la tierra, engrandeció su misericordia sobre los que lo temen. Cuanto está lejos el oriente del occidente, hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que lo temen, porque él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo”. Sal. 103:8-14

El nunca nos desamparara, su compromiso es de fidelidad. Cuando piensa en nosotros lo hace positivamente. “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros”–declara el SEÑOR– “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza”. Jer.29:11 (LBLA)

Esperanza

El mensaje de Yeshua siempre tenía un contenido de esperanza, nunca decepcionó a sus oyentes. Su mensaje nunca fue fatalista sino lleno de esperanza. El trato con la humanidad fue un mensaje carismático, de su cuerpo salía virtud. Siempre había una respuesta para cada necesidad. Especialmente los desposeídos tuvieron el privilegio de allegarse a Él a pesar de los obstáculos que la burocracia quería imponer. El siempre miraba sobre sus hombros la necesidad de los otros y les brindaba su ayuda sin importar que pensaran los religiosos de su época.

Cuando la sociedad ante las necesidades humanas era negativa, o la ciencia en muchas ocasiones dijeron no se puede, Él siempre dijo si se puede, “Para Dios no hay nada imposible”·. Esa es la razón por la que se dijo de Él, “Yeshua la esperanza de gloria“. Eles la esperanza divina para la raza humana caída por el pecado.

Fe

¿Qué es fe? ¿Fe en quien debemos poner nuestra fe? La fe de Yeshua no es una fe divorciada. La fe de Yeshua es en Dios definitivamente. La fe es: “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” Hb.11:1 Nunca dejo que nadie de los que le buscaban regresara sin confiar en su palabra, en cada acto y palabra dicha expresaba fe y la trasmitía a sus oyentes. Los milagros ocurrían porque previo a ello, el les trasmitía su fe, fe en Dios. La fe de Yeshua se refleja en creer y obedecer incondicional las palabras de su padre Dios.

Le era necesario a Yeshua tener fe en Dios Padre para poder cumplir su misión. “Es menester que el que se acerca a Dios crea que existe, y que es galardonador de los que le buscan” Hb.11:4. La fe en Dios se resume en creer, obedecer y practicar su palabra. Sin esa fe es imposible agradar a Dios. Yeshua se limitó a creer solamente en Dios, y nunca dudo en El. En su época hubo muchos escritos de iluminados, pero él nunca vacilo en usar sus escritos o ideas para adoctrinar a sus seguidores, Él siempre se ciñó a las santas escrituras reveladas por el Padre.

Yeshua nunca dudo ni una sola micra en su Dios. Su fe no tenía términos medios. El dejo bien claro, crees o tienes duda, pero nunca un sino o quizás. Dichosos son los que no necesitan ver para creer, S. Jn. 20:29

Sufrimiento

Desde su nacimiento hasta su vida de adulto, la vida del Señor Yeshua fue de sufrimiento. Contraria a la de algunos de sus pseudo seguidores de la actualidad que desean la comodidad antes que nada. Sin embargo, el verdadero seguidor del Maestro se caracterizara por soportar el sufrimiento por amor a Él. “Todos los días somos llevador como ovejas al matadero por tu causa“. Is. 53:7

Cada vez que experimentamos el sufrimiento por su causa nos identificamos con El. No hay otra manera para desarrollar el carácter de Cristo en nuestra vida. Cristo es nuestro vivo paradigma de sufrimiento. El sufrir pro Cristo es divino, pues el sufrió por amor a nuestro padre Dios.

Paz

La paz de Cristo se caracterizó por la no violencia. Yeshua fue un pacificador por excelencia. El enseño a su iglesia que una de sus características fuera su paz. La sociedad donde El camino era una de mucha violencia, pero su espiritualidad siempre reflejo esa paz que viene de Dios. “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo. S.Jn.14:27

La paz de Yeshua era el resultado de la óptima relación con su Dios. Libre del pecado por medio de Yeshua, ahora, podemos gozar de esa paz. El gozo de esa relación de paz con el Padre Dios, viene por vivir en el Espíritu y no en la mente pecadora. La paz de Cristo inicia en lo interno, y su expresión es hacia lo externo. Es una paz que tiene su fuente en lo intimidad de la relación con Dios. No depende de las circunstancias externas, sino de la intimidad y sensibilidad con Dios por medio de Yeshua. “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he venido al mundo. Jn.16:33

Uno de los enemigos del hijo de Dios; es el mundo (Sistema satánico), ha sido vencido por Yeshua. Todo lo que el mundo nos ofrece atenta contra el amor de Dios. El claramente dijo: “Mi reino no es de este mundo, si fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí.” S.Jn.18:36. Entonces, comprender y aceptar que ya este sistema demoniaco llamado mundo, fue vencido por Yeshua, eso traerá paz y gozo a nuestra alma.

Debemos aceptar y dejar muy claro esto, no somos de este mundo. San Pedro dice que somos peregrinos, y como tales, debemos así actuar como peregrinos. 1Ped. 2:11. Mientras no aceptemos esto y tomemos esa actitud, no habrá verdadera paz en nuestro corazón. La verdadera felicidad y paz se encuentra cuando estemos desapegados a este mundo. ¡No somos de este mundo ¡

Silencio o prudencia

Su silencio o prudencia se reduce en una sola palabra, Sabiduría. En los últimos capítulos de los evangelios se nota la actitud que asumió nuestro Señor ante sus detractores. Cuando otros hablaban El callaba. “Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca; como cordero que es llevado al matadero, y como oveja que ante sus trasquiladores permanece muda, no abrió El su boca”. Is. 53:7

Te preguntaras, ¿Por qué nuestro Señor y maestro opto por el silencio? Fue por su sabiduría, con esa actitud te dijo a ti y a mí, hay momentos que mejor es callar que hablar, aunque se desea gritar: ” Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación y de las palabras de mi clamor? Dios mío, de día clamo y no respondes; y de noche, pero no hay para mí reposo”. Sal. 22:1,2. Con estas mismas palabras, recitadas en arameo, Yeshua expresó sus propios sentimientos en la crucifixión (Mt 27.46; Mc 15.34).

Vida dinámica

La vida de Yeshua era una motivación andando, una vida llena de la plenitud del Padre. Su lema era hacer el bien sin importar a quien. Lo único que pedía era tener fe en Dios. Su vida dinámica se resume en Is.61:1-5:

“El espíritu de Jehová el Señor, está sobre mí, porque me ha ungido Jehová. Me ha enviado a predicar buenas noticias a los pobres, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos y a los prisioneros apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová y el día de la venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los que están de luto; a ordenar que a los afligidos de Sión se les dé esplendor en lugar de ceniza, aceite de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado. Serán llamados “Árboles de justicia”, “Plantío de Jehová”, para gloria suya.[ (RV 95)

En este enunciado vemos la gama proféticas de la vida dinámica de nuestro Señor Yeshua. Hoy esa es nuestra principal meta, ¡ser como El.¡

Él era un predicador itinerante, su prédica era poderosa basada en las sanas escrituras llena del poder de Dios. Era la buena noticia para los pobres y los más desposeídos. Con esa palabra de esperanza sanaba las heridas de los corazones quebrados. Era un mensaje de libertad a los oprimidos dándoles libertad espiritual. Toda prisión era impotente ante su poder glorioso, el pecado ya no tenía el poder que reclamaba en el pasado.

Hay un nuevo año con Cristo, es el año de la Libertad. San pablo nos cuenta que Yeshua peleo la batalla feroz contra Satanás y sus demonios y los venció en el Gólgota, le arrebato todos los poderes y carismas. Después el repartió esos dones para capacitar a sus seguidores y que después de El ellos también tuvieran una vida dinámica en buenas obras. Ef.4:7,8 La actividad y el desarrollo del ministerio de Yeshua, se trasfirió ahora en la Iglesia. Sus genuinos seguidores llevan esa marca de su vida dinámica.

Exhortación y reprensión

Es acá donde muy pocos quieren incursionar, ya que es una imagen del carácter de Cristo que no muchos quieren mostrar pero que aparece repetidamente en muchos de los episodios contados por los evangelistas, es la confrontación que Yeshua hacia contra los religiosos, entre los más destacados los fariseos, escribas y publicanos    Mateo 23   13 Mas !!ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando.

14 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación.

15 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.

16 !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor.

17 !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro?

18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor.

19 !!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda?

20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él;

21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita;

22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.

23 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello.

24 !!Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello!

25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia.

26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio.

27 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia.

28 Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad.

29 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos,

30 y decís: Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas.

31 Así que dais testimonio contra vosotros mismos, de que sois hijos de aquellos que mataron a los profetas.

32 !!Vosotros también llenad la medida de vuestros padres!

33 !!Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?

34 Por tanto, he aquí yo os envío profetas y sabios y escribas; y de ellos, a unos mataréis y crucificaréis, y a otros azotaréis en vuestras sinagogas, y perseguiréis de ciudad en ciudad;

35 para que venga sobre vosotros toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías hijo de Berequías, a quien matasteis entre el templo y el altar.

36 De cierto os digo que todo esto vendrá sobre esta generación.

 Esta es una recopilación del carácter de Cristo, espero en el Señor que sea de bendición para sus vidas y que desde hoy comencemos a adquirirlo en nuestro diario vivir.

Bendiciones en Cristo

Hermano Carlos

.comment(0)

10 COSAS BIBLICAS QUE DEBES SABER ANTES DE TOMAR UNA DECISION

La Biblia es la revelación directa de la voluntad de Dios. En ella encontramos pautas a cerca de lo que Dios espera de sus hijos, allí encontramos preceptos que los hijos de Dios seguimos porque somos hijos de Dios, no para ser hijos de Dios.

El diccionario nos dice que la decisión es  1. Determinación que se toma frente a algo, 2. Permanecer o mostrar firmeza en algo.

Es por esto, que por falta de tomar decisiones radicales  en nuestras vidas, estas se encuentran estancadas y se convierten en un circulo vicioso, a sabiendas que lo que Dios quiere cada día es llevarnos de triunfo en triunfo 1 Corintios 15:57, a ser cada día mejores a avanzar en la carrera por la fe, a vivir cada día creciendo en su gracia, en su fe, en conocimiento y en el carácter de Cristo para nuestras vidas.

Es un nuevo año, tiempo para reflexionar y para trazarnos metas y sobre todo para dejar las cosas viejas en el pasado (2 Corintios 5:17) De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, son hechas nuevas.  y proyectarnos a una mejor vida en Cristo, El quiere utilizarnos y que seamos herramientas muy útiles en sus manos, pero a veces tenemos “anclas” familiares, trabajos, relaciones,pecados, etc, que no nos dejan avanzar, es por esto que tenemos que tomar de carácter urgente  DECISIONES, guiadas por el Espíritu Santo en nuestras vidas

Aunque estos preceptos son claros, hay cosas que la Biblia no dice de manera literal, pero que como hijos de Dios debemos tomar una decisión.

Aca presentamos 10 principios que nos pueden ayudar a tomar decisiones, para muchos, decisiones difíciles. Estos principios son aplicables únicamente en aquellos casos en que la Biblia no enseña literalmente qué hacer. Cada principio se presenta en forma de pregunta y surge con base en un texto bíblico.

1. (1 corintios 6:12 (a)) Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen;
¿Lo que voy a decir o a hacer me conviene, me aprovecha?

2. (1 corintios 6:12 (b)) todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
¿Lo que voy a hacer me dominará; tendrá después potestad sobre mí, me controlará? ¿Lo controlo, o eso me controla?

3. (1 corintios 10:24 (b)) todo me es lícito, pero no todo edifica.
¿Me edificará? ¿Me sirve para construir mi vida y la de otros?

4. (Hebreos 12:1 (b)) Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante
¿Estorbará mi carrera, será una carga para mi vida?

5. (1 Pedro 2:16) como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.
¿Cubrirá de manera hipócrita mi pecado? ¿Lo que hago lo hago para cubrir lo que estoy haciendo mal? ¿Qué tiene de malo? ¿Qué tiene de bueno? ¿Lo hago porque soy libre o lo hago por un deseo pecaminoso? En el fondo sé que está mal pero lo hago escondido en la libertad del cristianismo.

6. (Romanos 14:6) El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios.
¿Lo que voy a hacer se ajusta a mi madurez espiritual? ¿De acuerdo con mi conocimiento de Dios, mi conciencia me permite hacer lo que voy a hacer?

7. (1 Corintios 8:9) Pero mirad que esta libertad vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.
¿Ayudará mi decisión a otros cristianos? ¿Lo que voy a hacer se puede convertir en un tropiezo para otros?

8. (1 Corintios 10:27-28) Si algún incrédulo os invita, y queréis ir, de todo lo que se os ponga delante comed, sin preguntar nada por motivos de conciencia. Mas si alguien os dijere: Esto fue sacrificado a los ídolos; no lo comáis, por causa de aquel que lo declaró, y por motivos de conciencia; porque del Señor es la tierra y su plenitud.

¿Contribuirá mi decisión a que otros conozcan a Cristo? ¿Lo que voy a hacer afecta de alguna manera la conciencia de mi interlocutor incrédulo?

9. (1 Juan 2:6) El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
¿El Señor Cristo Haría esto?

10. (1 Corintios 10:31) Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
¿Lo que voy a hacer glorificará a Dios?

Después de leer este artículo ¿harás lo que pensabas hacer?

Bendiciones en Cristo

Hermano carlos

.comment(0)

EL SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES EN LA BIBLIA

Aunque para muchos llamados Cristianos de hoy día, sea irrelevante el significado de los nombres, para Dios es asunto de suma importancia, ya que tiene que ver con lo que declaramos y confesamos a diario con nuestra boca, y no creo en casualidades ya que siendo predestinados, Dios en su inmensa misericordia nos llama a cada uno de nosotros por nuestro propio nombre (Juan 10 :Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca.) 

De ahí la importancia de saber a quién clamamos a diario, al igual que el imperio Romano, a través de Constantino, el cual  adapto los nombres de sus dioses Greco -Romanos, al Catolicismo en su fundación en el año 313 d.c, el cual sustituyo, los nombres de estos dioses por los actuales santos y vírgenes, engañando y ocultando sus ritos paganos dentro del llamado Cristianismo.

Éxodo 3:13 Dijo Moisés a Dios: He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo: El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su nombre?, ¿qué les responderé?

14 Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros. (Según el Pentateuco, escrito en hebreo, el verdadero nombre de Dios es yod-hei-vav-hei: יהוה (nótese que el idioma hebreo se escribe de derecha a izquierda) que se traduce al alfabeto occidental como YHWH, pues la escritura hebrea antigua sólo incluía las consonantes de cada palabra y descartaba las vocales.)

15 Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: YHWH,[a] el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos. (los demás nombres son acomodaciones y desobediencia de hombres)

Al igual que el nombre de  Cristo, el cual el mismo ángel dio instrucciones precisas a la virgen de cómo le pondría, ya que el nombre era parte del propósito que Dios tenía  Mateo 1:23  HE AQUÍ, LA VIRGEN CONCEBIRÁ Y DARÁ A LUZ UN HIJO, Y LE PONDRÁN POR NOMBRE EMMANUEL, que traducido significa: DIOS CON NOSOTROS. El cual El profeta Isaías designa con el nombre Emanuel al Mesías, setecientos años antes de que san Mateo lo identificase con el Cristo.  Isaías 7:14 

en hebreo es Yehoshua, que significa “YHWH SALVA”. En el siglo V a.C. el nombre se acortó a “Yeshua”, de donde viene el griego “Iesous

En la Biblia se considera que el nombre define a una persona, de igual manera que hoy en día hay psicólogos que opinan que el nombre o apellido de una persona, cuando tiene significado, tiene una profunda influencia en el desarrollo del individuo. Así pues, es frecuente entre los hebreos que se ponga al niño un nombre según lo que se cree que es o que será. De esto hay en la Biblia innumerables ejemplos. Lía pone a su hijo “Simeón”, que significa literalmente “Dios escuchó”, porque considera que el hijo es el resultado de que Dios haya escuchado sus súplicas: “Concibió otra vez y dio a luz un hijo, y dijo: «el Señor ha oído que yo era aborrecida y me ha dado también a éste». Y le llamó Simeón.” (Génesis 29:33). Cuando Lamec tuvo un hijo lo llamó “Noé”, que significa “descanso”, porque pensó que tener un hijo le permitiría algún día descansar del duro trabajo: “Lamec tenía 182 años cuando engendró un hijo, y le puso por nombre Noé, diciendo «Este nos consolará de nuestros afanes y de la fatiga de nuestras manos»” (Génesis 5:28-29).

Para confirmar esto, acá podemos ver una lista  de varios nombres bíblicos y su significado y lo que represento para ellos su papel o propósito que Dios tenia para con sus vidas, por no herir susceptibilidades o por causa de conciencia (no la mía) se le coloco el nombre de  El Señor, al gran YO SOY (YHWH)

A
Aarón – Iluminado, ilustrado. (Ex. 4:14).
Abel – Aliento o Vapor. (Gn. 4:2). En otros Prado.
Abdias – Siervo de El Señor; Adorador de El Señor (1 Re. 18:3).
Abdiel – Siervo de Dios. (1 Cr. 5:15).
Abi – Progenitor; Paternal; Padre. (2 Reyes 18:2).
Abiam – Padre del Mar; Padre de Luz. (1 Re. 14:31).
Abiel – Dios es mi Padre; Padre Poderoso. (1 Sam. 9:1).
Abiezer – PAdre de Socorro; PAdre Poderoso. (1 Sm. 9:1).
Abigail – Padre de Gozo; Padre de Alegria. (1 Sam. 25:13).
Abimelec – Padre del Rey. (Gn. 20:2).
Abisai – Padre de Dádiva. (1 Sa. 26:6).
Abner – Padre de Luz; Padre es Luz. (1 Sam. 14:50).
Abraham – Padre de Multitudes. (Gn. 17:5).
Acab – Hermano del Padre; Tio. (1 Re. 16:28).
Acsa – Brazalete para el Tobillo; Encantador. (Jos. 15:16).
Ada – Adorno; Belleza. (Gn. 4:19).
Adaia – El Señor ha adornado. (2 Rey 22:1).
Adán – Hombre; Ser Humano. (Gn.2:19). En otros Color de la Tierra Roja.
Adiel – Adorno de Dios (1 Cro. 4:36).
Adlai – Justicia. ( 1 Cro. 27:29).
Adonisedec – (mi) Señor es Justicia; Señor de Justicia (Jos. 10:1).
Adriel – Rebaño de Dios (1 Samuel 18:19).
Agabo – Langosta. (Hch 11:28).
Alejandro – Auxiliador de Hombres. (Mr. 15:21).
Amos – Carga; él que carga. (Amós 1:1).
Amsi – Fuerza. (1 Cr. 6:46).
Ana – Gracia. (1 Sam. 1:2)
Ana – Respuesta; Respondiendo. (Gn.36:2).
Anas – Gracia de El Señor. (Lc.3:2).
Andrés – Varonil. (Mt. 4:18).
Aram – Altura; Alto. (Gn. 36:28).
Areli – Heroico. (Gn. 46:16).
Ariel – León de Dios. (Esd. 8:16).
Arodi – Asno Montés. ( Gn. 46:16).
Asael – Dios Ha Hecho. (2 Sm. 2:18).
Asaf – Él que Reune. (2 Re. 18:18).
Asiel – Hecho por Dios (1 Cro. 4:35).
Atalia – El Señor es Fuerte; Afligida por El Señor. (2 Reyes 8:26).
Augusto – Venerado. (Lc. 2:1).
Azareel – Dios ha ayudado; Dios ayuda (1 Cr. 12:6).
Azarias – A quien El Señor a ayudado; A quien El Señor a guardado. (1 Re. 4:2).
B
Bartimeo – Hijo de Timoteo (Mar. 10:46).
Barzilaí – DE Fierro; Fuerte. (2 Sm. 17:27).
Baruc – Bendito. (Neh. 3:20).
Belén – Casa de Pan. (Gen. 35:19).
Betsabé – Hija de Juramento. (2 Sm. 11:3).
Beltsasar – Que la Señora [esposa del dios Bel] Proteja al Rey, Preserve su Vida. (Dan. 1:7).
Benaia – El Señor Edifica; El Señor ha Edificado (2 Sam. 8:18).
Benjamín – Hijo de la mano derecha; Afortunado. (Ge. 35:18).
Berenice – Que Trae la Victoria. (Hch. 25:13).
Bernabé – Hijo de Consolación; Hijo de Exhortación. (Hch. 4:36).
Bilha – Modesto; Modestia (Gn. 29:29).
Booz – Agilidad, Fuerza (Rut 2:1).
C
Caifás – Depresión; Piedra. (Mt.26:3).
Cain – Lanza, Adquisición, Posesión. ( Gn. 4:1).
Calai – Veloz. (Heh. 12:20).
Caleb – Perro; Impetuoso (Nm. 13:6).
Core – Calvez; Calvo; Hielo. (Gn. 36:5) en 1 Cr. 9:19, 26:1,2. Perdiz; Pregonero.
D
Dámaris – Novilla; Mansa. (Hch. 17:34).
Dan – Juez (Gn. 14:14).
Dana – Murmurando. (Jos. 15:49).
Dalila – Languideciendo.la que tiene la llave (Jue. 16:4).
Daniel – Dios es mi Juez. ( 1 Cr. 24:18).
Dara – Perla de Sabiduaría (1 Cr. 2:6).
David – Amado. (Rut 4:17).
Débora – Abeja, Abispa. (Gn. 35:8).
Didimo – Gemelo (Juan 11:16).
Dina – Juzgada; Justicia. (Gn. 30:21).
Dodo – Cariñoso. (Jue. 10:1)
Doeg – Temeroso; Timido; Ansioso. (1 Sam. 21:7).
E
Efrain – Doble Fructifero; Doble Fertilidad. (Gn. 41:52).
Egla – Novilla. (2 Sm. 3:5).
Elda – A Quien Dios ha Llamado; Dios de Ciencia (Gn. 25:4).
Eleazar – Dios es Ayudador; Dios ha Ayudado. (Ex. 6:23).
Eli – Alto, Elevado. (1 Sam. 1:3).
Eliab – Dios es Padre; Dios del Padre. (Nm. 1:9).
Eliam – Dios del Pueblo; Dios es Pariente. (2 Sam. 11:3).
Elías – Dios es El Señor. ( 1 Re. 17:1).
Eliasib – Dios Restaura (1 Cro. 3:24).
Eliel – Dios es Dios ( 1 Cro. 5:24).
Elienai – Hacia El Señor estan mis ojos. (1 Cr. 8:20).
Eliezer – Mi Dios es Ayuda. (Gn. 15:2).
Elim – Arboles; Palmeras. (Ex. 15:27).
Elimelec – Mi Dios es Rey. (Rut 1:2).
Elisabet – Dios es (mi, su) Juramento; Dios de Juramento. (Ex. 6:23).
Eliseo – Dios es Salvación. (1 R. 19:16).
Eliud – Dios es Majestad; Dios de Majestad. (Mt. 1:14).
Elisur – Dios es Roca. (Nm.1:5).
Emanuel – Dios con Nosotros. (Is. 7:14).
Enoc – Dedicado; Instruido; Maestro. (Gn. 4:17).
Epafrodito – Hermoso. (Fil. 2:25).
Erasto – Amado. (Hch. 19:22).
Esau – Velludo. (Gn. 25:25).
Esdras – Ayuda. (1 Cr. 4:17).
Ester – Estrella. (Ester 2:7).
Esteban – Corona. (Hch. 6:5).
Eunice – Victoriosa. (2 Ti. 1:5).
Evodia – Buen Viaje. (Fil. 4:2).
Ezequías – El Señor es Fuerza; Fuerza de El Señor. (2 Re. 16:20).
Ezequiel – Dios Fortalece. (Ez.1:3).
F
Fares – Brecha; prorrumpir (Ge. 12:15).
Febe – Radiante (Ro. 16:1).
Felipe – Aficionado a los Caballos; amador de los Caballos (Mt. 10:3).
Felix – Feliz (Hch. 23:24).
Filemón – Cariñoso; Amigable (Flm 1).
G
Gabriel – Hombre de Dios (Dan. 8:16).
Gad – Fortuna; Tropa (Gn. 30:11).
Gadiel – Fortuna de Dios. (Nm. 13:10).
Gamaliel – Recompensa de Dios. (Nm. 1:10).
Génesis – Principio; Generación.
Gersón – Expulsión. (Gn. 46:11).
H
Habacuc – Abrazo (Hab 1:1).
Haniel – Gracia de Dios; Favor de Dios (Nm. 34:23).
Hazael – Dios Ve. (1 Re. 19:15).
Heber – Más alla. (Gn.1021). Sociedad. (Gn. 46:17).
Heman – Fiel (1 Re. 4:31).
Hiram – Noble (2 Sam. 5:11)
Hogla – Perdiz. (Nm. 26:33).
Husai – Apresurado; Apresurándose (2 Sam. 15:32).
I
Iddo – A Tiempo; Oportuno ( 1 Re. 4:14).
Isai – El Señor Es; El Señor Existe. (Rut 4:17).
Isaac – Risa. (Gn. 17:19).
Isacar – Traera una recompensa; Jornal (Gn. 30:18).
Isaías – El Señor ha salvado, es Salvación; Salvación de El Señor. (2 Reyes 19:2).
Isca – Vigilante. (Gn. 11:29).
Ismael – Dios oye. (Gn 16:11).
Ismerai – El Señor Guarda. ( 1Cr.8:18).
Israel – El que lucha con Dios; Dios Lucha, se Esfuerza; Soldado de Dios. (Ge. 32:28).
Itamar – Costa de la Palmera; Isla de Palmeras (Ex. 6:23).
Itiel – Dios Conmigo. (Neh. 11:7).
J
Jaasai – Hacedor (Esd. 10:37).
Jaasiel – Hecho por Dios. (1 Cr. 11:47).
Jaazias – El Señor Consuela. (1 Cr. 24:26).
Jabneel – Dios Edifica. (Jos. 15:11).
Jacob – Suplantador. (Gen. 25:26).
Jacobo – Suplantador. (Mt. 4:21).
Jael – Cabra Montes. (Jue. 4:17).
Jafet – Expansión. (Ge. 5:32).
Jahaziel – Dios Ve. (1 Cr. 12:4).
Jahdai – Guiado por El Señor. ( 1Cr. 2:47).
Jahdiel – Dios Alegra; Unión de Dios. (1 Cr. 5:24)
Jairo – El Ilumina. (Mr. 5:22).
Jared – Descenso. (Gn.5:15).
Jaser – Recto. (Jos. 10:13).
Jason – Sanidad; Curar. (Hch. 17:5).
Jasub – El Regresa. (Nm. 26:24).
Jedidias – Amado de El Señor. ( 2 Samuel 12:25).
Jefte – Él Abre; Él Abrirá. (Jue. 11:1).
Jehieli – Dios Vive. (1 Cr. 26:22).
Jemima – Paloma. (Job 42:14).
Jeremías – El Señor Establece. (2 Reyes 23:31).
Jesarela – Recto hacia Dios. (( 1 Cr. 25:14).
Jesús – Salvador; JehovEl Señorá es Salvación. (Mat. 1:16).
Jehu – El Señor es El. (1 Re. 16:1).
Jezabel – Casta; No Casada. (1 Rey. 16:31).
Joab – El Señor es Padre. (1 Sam. 26:6).
Joas – El Señor Sostiene. (Jue.6:11).
Joana – El Señor ha favorecido. (Lc. 3:27).
Joaquín – El Señor Establece. (2 Rey. 24:6.
Job – Aborrecido; Perseguido (Job 1:1) pero no en Génesis 46:13).
Jocabed – El Señor es Gloria; El Señor es Glorioso. (Ex. 6:20).
Jocsan – Cazador de Aves. (Gn. 25:2).
Joel – El Señor es Dios. (1 Sam. 8:2).
Johanán – El Señor es Benigno. ( 2 Re. 25:33).
Jonatán – El Señor ha Dado. (Jue. 18:30).
Jonás – Paloma. (2 Rey. 14:25).
Joram – El Señor es Exaltado; Exaltado por El Señor. (2 Sam. 8:10).
Josabet – El Señor ha Juramentado; El Señor es Juramento. (2 Cr. 22:11).
Josafat – El Señor Juzga; El Señor es Juez (2 Sam. 8:16)
José – El Añade o Aumenta; Que él Añada; Que él. (Dios) Añada Hijos. (Gn 30:24).
Josias – El Señor Sana; El Señor Sostiene. (1 Re. 13:2).
Josué – El Señor Salva. (Ex. 17:9).
Juan – El Señor es Benigno. (Mt. 3:1).
Juana – El Señor a Favorecido. (Lc. 8:3).
Jubal – Música; Arroyo (Gn. 4:21).
Judit – Judía; La Alabada. (Gn. 26:34).
Julia – Cabello Suave. (Ro. 16:15).
Julio – Cabello Suave. (Hch. 27:1).
K
Keila – Fortaleza; Carcado (Jos. 15:44).
Kemuel – Asamblea de Dios; Levantado por Dios (Gn. 22:21).
L
Lázaro – Dios ha ayudado. (Lc. 16:20).
Lamec – Vigoroso; Poderoso. (Gn. 4:18).
Libna – Blancura. (Nm. 33:20).
Lidia – Aquella que procede de Lidia (siendo Lidia una región de Asia Central). (Hch. 16:14).
Lea — Vaca de Monte
Likhi – Instruido. (2 Cro. 7:19).
Lemuel – Consagrado a Dios. (Pr. 31:1).
Lot – Cubierta. (Gn. 11:27).
Lucio – De luz. (Hch. 13:1).
Lucas – ver Lucio.
Luz – Almendro. (Gn. 28:19).
M
Madai – Ornamento de El Señor. (Gn. 10:2).
Magdala – Torre (Mt. 15:39).
Magdalena – De Magdala [Torre] (Mt. 27:56).
Magdiel – Alabanza de Dios (Ge. 36:43).
Mara – Amargura. (Ex. 15:23) Amarga solamente en .
Maresa – Cumbre; Posesión; Capital (Jos.15:44).
María – Amargura, Revelión (Ex. 15:20).
Marcos – Yahvéh ha mostrado gracia (Hch. 12:12).
Mardoqueo – Hombre Pequeño (Esd. 2:2).
Marta – Dama (Lc. 10:38).
Mateo – Dádiva de El Señor (Mt. 9:9).
Matías – Dádiva de El Señor (Hch. 1:23).
Melquisedec – Rey de Justicia. (Gn. 14:18).
Merari – Amargo (Gn. 46:11).
Metusael – Hombre de Dios. (Gn. 4:18).
Micael – Quien es Semejante a Dios (Nm. 13:13).
Milca – Consejo; Reina (Gn. 11:29).
Miqueas – ¿Quién es Semejante a El Señor? (Jer. 26:18).
Misael – ¿Quién es lo que es Diosí (Ex. 6:22).
Moisés – Sacado de las Aguas; Porque de las aguas lo saqué (Ex. 2:10).
Moriah – El Señor Provee (Gn. 22:2).
N
Naaman – Agrado; Satisfacción; Agradable. (Gn. 46:21).
Naara – Muchacha. (1 Cr. 4:5).
Nagai – Brillante; Esplendor. (Lc. 3:25).
Nahum – Consolador; Consolación (Neh. 1:1).
Nain – Deleitoso; Pasto (Lc. 7:11).
Natan – Dadiva; Él Dio (2 Sa. 5:14).
Natanael – Dádiva de Dios (Nm.1:8).
Neftali – Ni Lucha (Gn. 30:8).
Nehemías – El Señor Consuela; Consolación de El Señor. (Esd. 2:2).
Neri – Luz o Lámpara de El Señor (Lc. 3:27).
Nicolás – Conquistador sobre el Pueblo (Hch. 6:5).
Noé – Descanso; Consuelo (Gn. 5:29).
Noemí – Delicia; Mi Delicia (Rut 1:2).
O
Obed – Siervo; Sirviendo (Rut 4:17), pero no en 2da. Crónicas 15:1, 8 y 28:9.
Omar – Elocuente; Locuaz (Gn. 36:11).
Onesimo – Util; Provechoso. (Col. 4:9).
Oseas – Salvación (Nm. 13:8).
Otoniel – Dios es (mi) Fuerza; el poderoso de Dios (Jos.15:17).
Ozni – Atento (Nm. 26:16).
P
Pablo – Pequeño (Hch. 13:9).
Pedro – Piedra; Roca (Mt. 4:18).
Peniel – El Rostro de Dios (Ge. 32:30).
Priscila – Anciana (Hch. 18:2).
R
Rabi – Mi Maestro. (Mt. 23:7).
Rafael – Dios Sana; Dios ha Sanado. (1 Cr. 26:7).
Raquel – Oveja. (Gn. 29:6).
Rebeca – Lazo Corredizo, Tender Lazo, Cuerda con Lazo para Atar Animales Jóvenes, Atar Firmemente. (Ge.22:23).
Rode – Rosa. (Hch. 12:13).
Rubén – Ved, un hijo. (Gn. 29:32).
Rut – Amiga; Amistad. (Rut 1:4).
S
Safat – Juez; El Ha Juzgado (Nm. 13:5).
Safira – Hermosa. (Hch 5:1).
Salatiel – He Pedido a Dios. (1 Cr. 3:17).
Salem – Paz. (Gn. 14:18).
Salomón – Paz; Apacible. (2 Sam. 5:14).
Sama – Desolación. (Gn. 36:13) y Oyendo. (1 Cr. 11:44).
Samir – Espina (Jos. 15:48) pero no en 1 Cro. 24:24.
Samuel – Nombre de Dios; Oido de Dios; Dios ha Oido. ( (1 Sam. 1:20).
Santiago – Suplantador. (Stgo. 1).
Sara – Princesa. (Ge. 17:15).
Sarai – El Señor Liberta; Libre. (Esd 10:40).
Saúl – Pedido. (Gn. 36:37).
Sefora – Pájaro; Gorrión (Ex. 2:21).
Set – Sustituido; Nombrado; Sustitución. (Gn. 4:25).
Sibia – Gacela; Corza. (2 Re. 12:1).
Silvano – Selvático. (2 Cr. 1:19).
Simei – Famoso. (Ex. 6:17).
Simeon – Oyendo. (Gn. 29:33).
Simron – Vigilante. (Gn. 46:13).
Sofonías – El Señor ha Escondido; El Señor Esconde. ( 2 Re. 25:18).
Susa – Lirio. (Esd. 4:9).
Susana – Lirio. (Lc. 8:3).
T
Tabita – Gacela. (Hch. 9:36).
Tamar – Palmera. (Gn. 38:6).
Teofilo – Amigo de Dios. Amado de Dios. (Lc. 1:3).
Timoteo – Honrando a Dios; Adorando a Dios. (Hch. 16:1).
Tirsa – Deleite (Nm. 26:33).
Tobias – El Señor es Bueno. ( 2 Cro. 17:8).
Tomás – Gemelo. (Mt. 10:3).
U
Uriel – Llama de Fuego de Dios; Luz de Dios. (1 Cr. 6:24).
Uziel – Fuerza de El Señor. (2 Re. 15:13).
V
Vasni – Fuerte. (1 Cr. 6:28).
Vasti – Hermosa. ( Est. 1:9).
Z
Zabdi – Dádiva de El Señor. (Jos. 7:1).
Zacarias – El Señor se Acuerda; El Señor se ha Acordado. (2 Reyes 14:29).
Zair – Pequeño. (2 Reyes 8:21).
Zila – Sombra. (Gn. 4:19).
Zohet – Fuerte. (1 Cr. 4:20).
Zuriel – Dios es Roca; Roca de Dios. (Nm. 3:35).
Zurisadai – Mi Roca es el Todopoderoso. (Nm. 1:6).

Apocalipsis 2:17   El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

Bendiciones

Hermano carlos

 

.comment(0)

UNO SERA TOMADO Y OTRO SERA DEJADO

Mateo 24:40   Entonces estarán dos en el campo; uno será llevado y el otro será dejado.

He escuchado a muchos predicadores hablando sobre este tema, hombre reconocidos públicamente que defienden la enseñanza de que los tomados serán los que Cristo arrebate en el rapto y los dejados son los que se queden en la gran tribulación, pero vamos a escudriñar  las escrituras y a ver que es lo que el Espíritu nos dice acerca de esto.

La Santa Biblia nos permite que ella misma se explique,a si misma y que el Espíritu Santo quien la inspiró, nos revele sus verdades.

No podemos estudiar la Biblia tratando de encontrar en ella apoyo para nuestras propias ideas u opiniones. Ella es la que debe de enseñarnos a nosotros y no nosotros a ella.

Es en base a la Biblia y a ella que debemos de llevar todo, pues la Palabra de Dios es el gran detector del error; y a ella debe llevarse todo. La Biblia debe ser nuestra norma de cada doctrina y práctica. Debemos estudiarla reverentemente. No debemos recibir la opinión de nadie sin compararla con las Escrituras. Aquí está la autoridad divina, la que es suprema en cuestiones de fe. Es la Palabra del Dios viviente la que ha de decidir todas las disputas y doctrinas.

Vamos a estudiar los textos de Mateo 24: 40-41:

“Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado.

Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.”

Muchas personas al leer estos textos lo leen en forma diferente; lo leen de esta forma: “entonces estarán dos en el campo; el uno será raptado y llevado por Yehshua al cielo y el otro será dejado…”

Pero como hemos expresado no podemos ponerle al texto lo que no dice, ni creer que el pasaje bíblico insinúa lo que nosotros creemos.En estos versos no se encuentra la palabra rapto, ni cielo, Yehshua ni siquiera dice cómo el que es tomado es tomado, ni por qué es tomado, ni adonde es llevado cuando es tomado.

Un estudio cuidadoso del capitulo nos muestra que el contexto de Mat. 24, no permite que estos versículos estén hablando acerca de un rapto, ya que la comparación que hace Yehshua es de una catástrofe mundial. Yehshua está comparando su venida con los días de Noe, y para entender lo que realmente Yehshua está exponiendo en estos versos tenemos que estudiar los detalles de lo que pasó en los días de Noé.

Vayamos a Génesis 6:

Los versículos 5-8 nos dicen: “Y vio YHWH que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió YHWH de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.

Y dijo YHWH: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Noé halló gracia ante los ojos de YHWH”

Según estos versos, todo pensamiento de los hombres era de continuo al mal, no había nada en ellos que los indujera a amar a su creador y a su prójimo y por el pecado y maldad tan abundante Dios decide destruir al mundo con un diluvio.

De todos los millones de personas que habían en la tierra antes del diluvio, sólo Noé fue hallado justo delante de Dios.

“Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé: he decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra. Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.

Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.

Más estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo. Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.” (Gén. 6: 11-14, 18, 22)

Una vez mas se repite aquí que el hombre había corrompido su camino y que la tierra estaba llena de violencia y por esa causa Dios la iba a destruir con el diluvio.

“Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra.

Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos.

De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé. Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.

Vinieron, pues con Noé al arca, de dos en dos de toda carne en que había espíritu de vida. Y los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios; y YHWH cerró la puerta.” (Gén. 7: 6-10, 15-16).

Es interesante notar aquí que Noé le predicó al mundo antediluviano con el poder del Espíritu Santo y que además al final de su predicación Dios hizo un gran milagro, pues hizo que todos los animales de dos en dos vinieran a Noé. Esto nos demuestra una vez más la pecaminosidad del hombre en los tiempos de Noé, pues los animales irracionales obedecieron la voz de Dios y no así el hombre. Ni siquiera mirando la procesion de los animales entrando en el arca por ellos mismos los conmovió a entender de que algo extraño y sobrenatural estaba pasando y que realmente Noé tenia razón al decirles de que Dios estaba a punto de destruir al mundo.

Otros detalles bastante interesantes que encontramos aquí son:

  • Dios fue el que cerró la puerta del arca.
  • Cuando la puerta del arca fue cerrada por Dios, los que estaban adentro no podían salir y los que estaban afuera no podían entrar. Entonces para este punto, ya el destino de todos estaba decidido.
  • Al entrar Noé su familia y los animales, hay una demora de siete días antes de que empiece a llover. ¿Por qué?
  • Noé había predicado por tantos años de que iba a venir la destrucción del mundo y cuando él entra al arca pasan siete días y no llueve. Podríamos preguntar cómo se sentían Noé y los demás dentro del arca, y cómo se sentían los que estaban afuera al ver que pasa el primer día, el segundo, etc. Y nada pasa. Podemos entender que la fe de Noé fue probada.
  • Despues de que Noe entro al arca pasaron 7 días antes de que comenzara a llover

Con todo esto en mente volvamos a Mateo 24.

Al estudiar a fondo el capitulo 24 de Mateo, y por consiguiente el contexto de los versículos 40 y 41, vemos que todo el capitulo sigue un orden cronológico, la palabra entonces aparece siete veces en este capitulo, siempre conectando un versículo con otro.

Lo que esto nos enseña es que los sucesos que se describen en Mateo 24 siguen un orden cronológico, uno detrás del otro. Cuando sucede esto, entonces vendrá lo otro, y después vendrá aquello e inmediatamente después pasara lo otro. Este es el orden de cosas en Mateo 24. Hasta el versículo 36, Yehshua describe los sucesos que precederán a su segunda venida; y él compara su segunda venida como en los días de Noé, notemos:

“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca.

Y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.” (Mat. 24: 37-39).

Al comparar su segunda venida como en los días de Noé, Yehshua nos enseña que su venida tiene dos etapas. Notemos los periodos de tiempo que Yehshua recalca en estos versículos. La gente estaba haciendo sus cosas rutinarias HASTA que Noé entró al arca, y no entendieron HASTA que vino el diluvio. Aquí hay dos periodos de tiempo separados por la palabra hasta. Hubo un cambio radical en la situación de todas las personas desde el momento que Noé entró al arca. Pero la gente no lo notó. Pasó algo que el mundo no entendió hasta que vino el diluvio.

¿Qué fue lo que no entendieron? Que estaban perdidos.

Cuando Noé entró al arca las personas siguieron viviendo como si nada hubiera pasado, no sintieron nada, no presintieron nada, no olieron nada, nada cambió, el aire, el sol, la luna, las estrellas, todo permaneció igual. Recordemos que hubo un lapso de siete días desde que Noé entró al arca y cuando comenzó a llover, pero cuando la puerta del arca fue cerrada, la puerta de la gracia se cerró para todos ellos, no comprendieron que estaban perdidos para siempre, que ya no había oportunidad de arrepentimiento, que ya la puerta del arca no podía ser abierta inclusive si alguien quería entrar mucho antes de que empezara a llover.

Si alguno de ellos, después de que Noé entró al arca y la puerta se cerró quería entrar, aunque ahora creyera en lo que Noé le había dicho, no podía entrar, estaba irremisiblemente perdido. Ya la gracia de Dios se había cerrado para el mundo, ya todos los que estaban afuera estaban perdidos, no desde que comenzó el diluvio, sino realmente desde que la puerta del arca fue cerrada por Dios. El destino de cada uno de ellos, tanto de los que estaban dentro como fuera del arca estaba sellado para siempre.

En Mateo 24, Yehshua nos dice que antes de su segunda venida, también la puerta de la gracia se cerrará y el destino de cada ser humano estará sellado; para salvación o para perdición eterna.

Por eso es de vital importancia entender el contexto de los versículos 40 y 41 y comprender que estos versos no pueden apoyar la doctrina del rapto, ya que todo el contexto está hablando de la segunda venida de Yehshua.

La comparación que hace Yehshua de su segunda venida, como en los días de Noé derrumba el apoyo del rapto  que el mundo cristiano quiere tener en estos versículos, ya que como en los días de Noé el mundo fue dividido en dos grupos, los que estaban dentro del arca y los que estaban fuera del arca. Y todos los que estaban fuera del arca murieron.

Estos versículos no pueden entonces hablar ni apoyar que estos textos hablan  del rapto, pues de acuerdo con esto: “Los Santos serán llevados al cielo, algunos en la tierra van a morir, pues habrán muchos accidentes aéreos cuando el piloto sea raptado y el avión no tenga quien lo maneje caerá a la tierra y muchos en la tierra morirán por los aviones que caerán. Muchos conductores de maquinarias y vehículos, camiones, autobuses serán también raptados y todos estos vehículos y maquinarias causaran muchos accidentes y por eso muchas personas morirán. Pero a pesar de todo esto la gran mayoría quedará viva en la tierra”.

Esto es completamente absurdo, los versículos 40 y 41 en ninguna manera apoyan estas enseñanzas, pues es clara la comparación de Yehshua y el contexto, de que su venida será como en los días de Noé. Y en los días de Noé todo el que se quedó fuera del arca murió. No hubieron unos que murieron y otros que quedaron vivos, todo el que estaba fuera del arca murió.

El uso de la palabra que se usa para “venida” es la palabra “Parousia”, notemos los textos en que se usa:

Mat. 24: 3 “Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?”

En la Parousia (venida), se acaba el mundo como lo conocemos, no hay nada secreto aquí. Es la misma palabra que se usa en los versículos 37-39.

También se usa en los versículos 26-27: “Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”

Tampoco hay nada secreto aquí, al contrario, el relámpago todo el mundo lo ve.

Además si estudiamos Lucas 17, que es el relato paralelo de Mateo 24, se usa la misma palabra Parousia en comparación con Sodoma y Gomorra.

En Sodoma y Gomorra, también habían dos grupos, los que se salvaron al salir (Lot y sus hijas) y los que se quedaron en las ciudades.

De los que se quedaron no hubieron algunos que murieron por el fuego y otros que quedaron vivos; todos murieron. Notemos:

“Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.

Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.”

Entonces en Mateo 24: 37-39, cuando Cristo venga todos los impíos van a morir, no hay nada secreto en estos versículos.

Al analizar ahora los versículos 40-41, notemos algo muy importante; el versículo 40 comienza con la palabra ENTONCES, según el contexto este entonces está hablando del diluvio, entonces cuando venga la destrucción en ese preciso momento, uno será dejado y el otro será tomado.

¿Quién es tomado? ¿Quién es dejado?

Según estas falsas enseñanzas de que uno sera tomado y otro dejado, los tomados son los que son raptados al cielo y los dejados son los que quedan.

Pero tenemos que entender algo bien importante, no podemos tomar estas dos palabras y darle el significado que nos parezca para tratar de apoyar una opinión o teoría en contra de otra. El estudioso consciente de la Biblia, no va a ella tratando de buscar como apoyar su opinión, sino que la estudia para que las verdades eternas que ella contiene les sean reveladas y para aprender lo que la Biblia quiere enseñarnos.

La Biblia fue escrita originalmente en arameo, griego y hebreo y no en ninguno de los idiomas modernos de hoy en día, así que no podemos darle significados o interpretaciones a las palabras de la Biblia basado en los idiomas modernos. Por eso al estudiar la Biblia debemos de dejar que ella misma se explique, debemos comparar un texto con otro texto, ver el contexto, entender el marco histórico y comparar la palabra con otros pasajes que contienen la misma palabra para entender su verdadero significado Bíblico, no el significado idiomático en Ingles, Español, Alemán, etc.

Vamos a descubrir que significan estas palabras en su marco bíblico.

DEJADO: Como Yehshua utiliza el diluvio como comparación, vayamos en la Biblia al relato del diluvio para ver que nos dice:

Génesis 7: 22-23: “Todo lo que tenia aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió. Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca.”

¿Quiénes fueron los quedados o dejados aquí?

La palabra hebrea que se usa aquí como quedado o quedar es SHAAR; y esta palabra significa lo que queda o resta después de una gran calamidad o destrucción.

Encontramos la misma palabra en Ex. 14:28; Jos. 8:17, 22; Isa. 24:6; Hageo 2:3; Mar. 12:20.

En todos estos versículos que utilizan la SHAAR, siempre se refiere a personas que quedan con vida, o a que nadie queda con vida después de una calamidad o catástrofe.

TOMADO: La palabra hebrea que se usa aquí es LAKAD, y significa: atrapar, capturar, retener, enlazar, sorprender en un acto vergonzoso, etc.

Encontramos la misma palabra en: Deut. 2:35; Num. 32:39, 41; 34: 14, 15; Jos. 8:8; 1Rey. 9: 6; 16:18; 2Rey. 32:18; 28:18; Jer. 32:28; Ecl. 7:26; Pro. 5:22; 11:6; 16: 2; Jer. 48:1, 7; 32: 8; 37:8; Dan. 11: 8; Hab. 1:10; Juan 8:3-4; Luc. 9:39; 2Co. 11:20; 12:16.

Los significados bíblicos de estas palabras difieren mucho de lo que pueden significar para nosotros hoy en día de acuerdo a nuestro idioma.

Esto no es un invento o un truco para forzar Las Escrituras. Usted amigo lector también lo puede comprobar con poco esfuerzo. Consiga una concordancia bíblica Strong, en español o en inglés, esta concordancia además de suministrar todas instancia de las palabras que aparecen en la Biblia, nos da su igual tanto en hebreo como en griego, además de su significado. También abundan hoy los diccionarios en hebreo y griego que podemos utilizar para el estudio exhaustivo de la Santa Biblia.

Esta concordancia está avalada por todas las religiones cristianas, lo que queremos decir con esto es que no favorece una religión por otra.

Lea por usted mismo todos los versículos arriba citados, escudriñe la Biblia por usted mismo; comparando un texto con otro y permitiendo que ella misma se explique.

Este fue el método que utilizó Yehshua; en Lucas 24, cuando Yehshua se encuentra con dos de sus discípulos no basa su sacrificio expiatorio por nosotros, ni su resurrección en base a las pruebas físicas; sino que los lleva a las Escrituras y compara un texto con otro, un pasaje con otro. Lo que dice Moisés y que lo comprueban los Salmos, que lo repite Isaías, que se amplia en Daniel y Jeremías, etc.

Cuando estudiamos Mateo 24 a fondo nos damos cuenta que cuando Yehshua habla de que uno será tomado y el otro será dejado (en conjunción con su segunda venida, como lo indica el contexto claramente); el tomado es aquel que es preso, atrapado, sorprendido por la segunda venida de Yehshua y ya no tiene salvación ni escapatoria; pues no se ha preparado para el regreso de Yehshua, “Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras” (Mat. 16:27).

Así mismo como se toma a espada una ciudad y fortaleza y se acaba con todos sus habitantes, así hará el Señor Yehshua en su segunda venida.

Mat. 24: 27 nos dice: “Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.”

“Y todo ojo le vera” (Ap. 1:7).

No hay nada secreto aquí al venir Yehshua; “Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá estar en pie?” (Ap. 6:15-17)

Los impíos son destruidos por el resplandor de la gloria de Yehshua en su segunda venida (2 Tes. 2:8). “¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿O quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego consumidor, y como jabón de lavadores.” (Mal. 3:2) ¿Y quiénes quedan vivos? Aquel que ha lavado sus ropas en la sangre del Cordero, que en su boca no ha sido hallado engaño. “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Yehshua.” (1 Tes. 5:23).

“Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.” (2 Tim. 4:8)

“Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.” (1 Ju. 2:28)

¡Estos son los que quedan, los dejados; los left behind!

Otro pasaje que se utiliza para tratar de apoyar esta doctrina   es 1 Tesalonicenses 4:15, 17:

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron”

“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

Estos dos versos son sacados fuera de contexto para tratar de demostrar que esta enseñanza tiene fundamento bíblico, pero esto es absurdo, pues al estudiar el contexto, podemos darnos cuenta de lo que el apóstol Pablo está hablando realmente.

Al analizar con cuidado toda la epístola y en particular los versículos 13, 14, 16; nos damos cuenta de algo muy importante. Notemos: Pablo está agradecido y contento con la fe que tienen los tesalonicenses y a partir del capitulo 4 empieza a recordarles todo lo que ellos saben y han aprendido del evangelio a través de Pablo: “Porque ya sabéis que instrucciones os dimos por el Señor Yehshua” (ver. 2). “Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros” (ver. 9).

La fe de ellos está bien sedimentada y cada día aumenta su conocimiento del Señor y del evangelio. Pero ahora Pablo introduce un tema nuevo: qué ocurrirá con los cristianos muertos cuando se produzca el retorno de Cristo. Había en la iglesia de Tesalónica una preocupación que el apóstol decide que debe aclarar. Es posible que ellos estuvieran preocupado por la salud física de Pablo (Cap. 3:3-4); o era un tema que debía ser aclarado.

Pablo considera ahora el tema detalladamente (vers. 1-18), luego se ocupa de un tema afín: el momento de la aparición de Cristo (Cap. 5:1-11). Trata ambos puntos, no como doctrinas nuevas, sino como una enseñanza familiar en la cual los creyentes necesitaban más instrucción y admonición.

Pablo no había tenido tiempo para responder a todas las preguntas de los tesalonicenses ni para aclarar cada punto mientras había estado con ellos.

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza” (vers. 13).

Parecería que los tesalonicenses se habían entristecido indebidamente por los suyos que habían muerto después de aceptar el Evangelio. Los que quedaban temían que los difuntos perdieran la gloriosa experiencia que los cristianos esperaban disfrutar cuando Cristo volviera. Pablo dedica los vers. 13-18 a eliminar ese error y consolar a los creyentes. Explica que no hay necesidad de que un cristiano se entristezca por su hermano muerto, pues la esperanza de la resurrección elimina la causa de ese pesar.

Pablo no desaprueba el dolor natural. Está enseñando a los creyentes a no quedar sumidos en un dolor humano sin esperanza, sino a reanimarse con la expectativa de reunirse con sus amados cuando éstos resuciten en ocasión del retorno del Señor.

“Porque si creemos que Yehshua murió y resucitó, así también traerá Dios con Yehshua a los que durmieron” (vers. 14).

Este versículo no está expresando que Yehshua en su segunda venida va a venir con todos los cristianos que se fueron al cielo al morir, la muerte es como un sueño, la Biblia es clara en cuanto a la resurrección de los muertos, y ese es el tema central que el apóstol Pablo está tocando aquí.

Pablo está enseñando que la muerte es un sueño sólo en virtud del poder vivificador de Cristo que un día despertará a los muertos; que si Yehshua no hubiera muerto y resucitado, la muerte sería el final de todo. Así como Dios resucitó a Cristo, resucitará Yehshua de la misma manera a los que murieron confiando en él.

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron” (vers. 15).

El apóstol está recurriendo a una autoridad mayor que la suya para explicar esto aquí.
Pablo hace un contraste entre los justos que queden vivos y los justos muertos en ocasión de la venida de Yehshua.

¿O la palabra venida (PAROUSIA; la misma palabra en Mat. 24 y otros textos) es secreta también? Pablo no habla de un cambio de grupo aquí, habla de un mismo grupo de personas unidas por las verdades del Evangelio Eterno.

Pablo está asegurando a sus lectores que los cristianos vivos no se unirán con su Señor antes que los que duermen. “Los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos”

De modo que los santos que estén vivos no tendrán prioridad sobre los que murieron en el Señor. Esta enseñanza aclara el verdadero estado de los que han muerto “en Cristo”.

Ellos duermen esperando la venida del Salvador. Aun no se han reunido con él, pero, como los cristianos vivos, esperan la segunda venida para que se efectúe su largamente anhelada reunión con el Maestro. (Juan 11:23-25). Ninguna de las dos clases precederá a la otra. Cuando Cristo venga, llevará juntamente a ambos grupos a la gloria.

“Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (ver. 16)

Pablo describe claramente la aparición personal, visible y corporal del Señor con gran majestad. Cristo no enviará a un representante ni viene espiritualmente, sino que él mismo viene en persona. Pablo registra esta promesa y registra detalles adicionales acerca de la forma de su cumplimiento. Alguien ha dicho que éste es el versículo más ruidoso de Las Escrituras. No hay nada secreto tampoco aquí.

“Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (vers. 17)

La palabra Luego con la que empieza este versículo denota que este suceso va a ocurrir después de lo que pasa en el versículo anterior; o sea la resurrección de los muertos en Cristo. Es decir que antes de los cristianos vivos ser raptados, los cristianos muertos deben de ser resucitados por el Señor. Pero ¿Cómo esto es posible? Si la doctrina del rapto  no enseña nada en cuanto a la resurrección del los muertos en Cristo.

La palabra Arrebatados, del griego HARPAZO, y a través del latín con el verbo RAPIO, “arrebatar”, deriva la palabra “RAPTO”; y es el termino teológico que se utiliza para enseñar el rapto secreto. Los que predican el rapto secreto, enseñan que la aparición visible y audible de Cristo con poder y gran gloria, será precedida algunos años antes por su venida secreta e invisible a la atmósfera de este planeta para arrebatar a sus santos, mientras que el resto de los habitantes continuará viviendo durante un período que se caracterizará por la tribulación bajo el gobierno del anticristo.

Pero este pasaje, que según ellos describe la venida secreta, dice claramente que Cristo vendrá “con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios”, lo que hace imposible que sea un suceso secreto. Además, evidentemente ésta es “nuestra reunión con él”, acerca de la cual estaban turbados los tesalonicenses, pero que sucederá después de la aparición del anticristo (2 Tes. 2:1-3), y no antes, como se enseña en el rapto antes de la tribulación.

La trompeta también se menciona en Mat. 24:30-31 en un contexto que describe claramente la venida visible de Cristo: “Todas las tribus de la tierra..Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria”. En las palabras de estos pasajes no hay nada que sugiera ni remotamente que la venida descrita en Mat. 24 sea diferente de la que se describe en estos versículos.

Por lo tanto, ambos pasajes describen un mismo acontecimiento que sucederá en un mismo momento. Esta es la enseñanza uniforme de todas las Escrituras.

¿Es ésto bíblica mente cierto?

Recordemos que Yehshua dijo que su segunda venida sería como en los días de Noé y los días de Lot. Recordemos que cuando Noé entró en el arca y su puerta fue cerrada por Dios, el mundo fue dividido en dos grupos y el destino de cada persona se selló, ya no había oportunidad de salvación para los que se quedaron afuera, estaban perdidos para siempre y no lo supieron hasta que vino el diluvio. Hubo un lapso de seis días y al séptimo día empezó a llover.

En este tiempo la fe de Noé fue probada, fue un tiempo angustioso para él, y si no llovía, es posible que los que estaban afuera del arca lo hubieran matado a él y su familia.

En los tiempos de Lot; los habitantes de las ciudades de Sodoma y Gomorra fueron divididos en dos grupos: los que estaban en la casa de Lot y los que estaban afuera, y así mismo como con Noé, si los ángeles no intervienen la multitud hubiera matado a Lot

“Y ellos respondieron: Quita allá; añadieron: vino este extraño para habitar entre nosotros, y ¿habrá de erigirse en juez? Ahora te haremos más mal que a ellos. Y hacían gran violencia al varón, a Lot, y se acercaron para romper la puerta.” (Gén. 19:9).

Dos grupos en estos grandes acontecimientos bíblicos; dos grupos, sus suertes selladas para salvación o para perdición, no hubo una segunda oportunidad para los que se quedaron afuera. El diluvio vino y se “los llevó a todos”, cayó fuego del cielo y todos fueron destruidos, y las ruinas de Sodoma y Gomorra están hoy sepultadas en el mar muerto testificando que la Biblia tiene razón.

Así como en los días de Noé, los perdidos no se dieron cuenta que la puerta de la gracia se había cerrado para ellos hasta que “vino el diluvio y se los llevo a todos, así será la venida del Hijo del Hombre” (Mat. 24:39)

En los días de Lot, también se cerró la puerta de la gracia cuando los ángeles cerraron la puerta de la casa de Lot. No cayó fuego del cielo inmediatamente, los habitantes de las ciudades seguían como si nada hubiera pasado, sin notar, sin sentir, sin pensar que sus destinos estaban sellados para la perdición eterna.

Al salir el sol, Lot fue sacado de la ciudad y empezó a caer fuego del cielo, y todos sus habitantes murieron. ¡No hubo una segunda oportunidad!

El Mateo 24, Yehshua aparte de describir su segunda venida; que será “como en los días de Noé”, nos está hablando del cierre de la gracia, donde el destino de cada uno de nosotros será sellado para siempre, para salvación o perdición eterna, tampoco habrá una segunda oportunidad, el mundo será dividido en dos grupos, y la división será, claro está los impíos recibirán la marca de la bestia en sus manos o en sus frentes, pero los hijos de Dios tendrán el sello de Dios en sus frentes. Y asimismo como Noé fue salvado por Dios en el diluvio que acabó con todos y Lot preservados del fuego por los ángeles que acabó con todos, así mismo al final los hijos de Dios serán salvados por Yehshua en su segunda venida, la cual acabará como hemos explicado mas arriba, con todos.

Mateo 24 nos dice que tenemos que prepararnos, no para un rapto secreto que no tiene apoyo bíblico, pero sí para el cierre de la puerta de la gracia.

Mateo 24 nos dice que tenemos que prepararnos para la gran tribulación, pues así como Noé y Lot tuvieron su tribulación antes de ser liberados, así también los hijos de Dios antes de ser liberados pasaran por la gran tribulación.

“Y de la manera que esta establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez (como en los días de Noé, la misma palabra griega Parousía, valga la aclaración); sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan” (Heb. 9:27-28).

En conclusión, los dos grupos ya están definidos, Dios a través de Cristo ha sellado en sus frentes a los que el en la predestinación tiene elegidos desde antes de la fundación del mundo y esto No depende del que quiere ni del que corre, sino de quien Dios tenga misericordia (Romanos 9:16).

En su segunda venida Cristo volverá a hacer Juicio sobre las naciones y no debemos confundir, el arrebatamiento, con su segunda venida, son dos acontecimientos diferentes, en la primera el solo llegara hasta las nubes a recoger el trigo, y cuando sea su tiempo, luego vendrá a quemar la cizaña (Mt 13:30) ya los destinos de ambos grupos están definidos.

Bendiciones

Hermano Carlos

.comment(0)

EN QUE DEBEMOS PERSEVERAR

 Firmeza y constancia en la manera de ser o de obrar.

Aunque sabemos a través de varios estudios anteriores que la salvación, es por gracia y no por obras, si hay cosas en las cuales debemos perseverar de continuo, para así afianzarnos cada día mas en la palabra de Dios, en sus caminos, en su perfecta voluntad, Dios quiere que maduremos, que crezcamos, que cada día seamos mejores, es así cuando el apóstol Pablo hace la comparación entre un atleta y la vida Cristiana

1 Corintios 9: 24¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos en verdad corren, pero sólo uno obtiene el premio? Corred de tal modo que ganéis. 25Y todo el que compite en los juegos se abstiene de todo. Ellos lo hacen para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.…

Teniendo en cuenta este versículo    Mateo 24:13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Pasamos a estudiar lo siguiente, en que es que debemos perseverar?

1-En la oración

2.- Hechos 01:14…perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con…
Notamos que antes que viniera el Espíritu Santo a tomar su tarea, perseveraban unánimes en oración y ruego, no importando que fueron 10 días los que estuvieron prácticamente solos.

En 1: Corintios 15:06 se habla de las apariciones de Cristo a 500 personas, sin embargo, solamente 120 subieron al aposento alto porque perseveraron en la oración.

La aparente tardanza del Señor es para probar lo que realmente hay en nuestros corazones. Cuando Moisés se tardó en bajar del monte, todo el pueblo fue probado en paciencia pero cayeron en idolatría Viendo el pueblo que Moisés tardaba en descender del monte, se acercaron entonces a Aarón y le dijeron:

Levántate, haznos dioses que vayan delante de nosotros; porque a este Moisés, el varón que nos sacó de la tierra de Egipto, no sabemos qué le haya acontecido… {Éxodo 32:01}. Muchas veces pensamos que el Señor se olvidó de nosotros cuando a nuestros ojos El se tarda, pero en Habacuc 02:03 dice: …

Aunque la visión tardara aún por un tiempo, mas se apresura hacia el fin, y no mentirá, aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará… siempre que Dios promete una cosa, ha de cumplirse en su tiempo porque su palabra es Palabra Segura.
En la doctrina

3.- Hechos 02:42…y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos…

La palabra “Doctrina” viene del griego “Didache” y se refiere a una forma de vida, es una conducta de la vida diaria. La doctrina nos va a llevar a la koinonía, a tener comunión en el espíritu de oración con el Señor. En Santiago 01:25 habla de la ley perfecta Dios.

Esta no depende de mandamientos puestos por humanos, sino que es parte de nuestro corazón y el que persevera en ella, la obedece y la pone por obra, será tres veces dichoso en todo lo que haga.
Aunque sabemos que siempre hay enemigos que se introducen para esclavizarnos con la palabra, pero el verdadero evangelio es libertad en Cristo Yehshua.

En 2 Juan 09 habla de la permanencia en Cristo y la obediencia en la perseverancia de la doctrina, porque cualquiera que se extravía y no persevera, no tiene a Dios, pero el que persevera, ése tiene al Padre y al Hijo. …Cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése tiene al Padre y al Hijo…

2-En la gracia

Hechos 13:43…les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios…
Notamos que fue necesario que a Pablo y a Bernabé les exhortaran para que continuaran perseverando en la gracia de Dios, ya que muchas veces cuando el Señor nos permite abundante bendición espiritual en cuanto a sus obras, podemos olvidarnos que no depende de nosotros, sino que de su infinita misericordia.

Cuando perseveramos en la gracia, estamos reconociendo que no es por obras nuestras la bendición espiritual, sino es por la grande y maravillosa obra de Cristo. …si bien todos nosotros somos como suciedad y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja y nuestras maldades nos llevaron como viento… (Isaías 64:06)

Cuando nos vanagloriamos por las cosas que Dios nos permite hacer, pasamos a ese plano, pero si en nuestras obras perseveramos en la gracia de Dios, entonces serán reconocidos y galardonados.

El ejemplo de justificación por medio de la fe, lo tenemos en Abraham porque le creyó a Dios y le fue contado como justicia. Perseverar en la gracia es creer que la obra de justicia ya la hizo Cristo por nosotros, no podemos obviar ese sacrificio para ponernos como justos delante de El, porque eso sería vana gloria. {Gálatas 02:17}

3-En hacer el bien

5.- Romanos 02:07…vida eterna a los que perseveran en hacer el bien, buscan gloria,…
La recompensa según la perseverancia en hacer el bien, es la vida eterna. Aquellos que buscan hacer el bien, van detrás de la gloria, honra e inmortalidad.

Muchas veces somos débiles en las aflicciones, pero Gálatas 06:09 dice: …no nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe…

Es deber de un cristiano hacer el bien hacia su hermano, no importando su condición, dice que cuando tengamos oportunidad de hacerlo, lo hagamos, porque a su tiempo recogeremos los frutos de todo esto. (II Tesalonicenses 03:13 – Hebreos 03:13)

Conclusiones:

Es necesario que como hijos de Dios tengamos sufrimientos, pero debemos perseverar en medio de él para que no haya división ni contienda entre nuestros hermanos.

El Señor muchas veces nos prueba con su aparente tardanza en respondernos para probar lo que hay en nuestro corazón, pero debemos perseverar en la oración que es la comunión con el Señor para no caer en pecado.

En la ley perfecta de Dios que mora en nuestros corazones, esta la libertad en la Palabra de Dios, que es la doctrina o una forma de vida en nosotros, por lo tanto, debemos perseverar en ella para no caer en legalismo ni en libertinaje dentro de la congregación.

Cuando perseveramos en la gracia de Dios, estamos reconociendo que no es por obras nuestras la misericordia de Dios, porque la única obra de justicia ya la hizo Cristo en la cruz.

Cuando tengamos oportunidad de hacer el bien a nuestros hermanos, debemos perseverar en ello porque a su tiempo, cegaremos con gozo todo lo que hemos sembrado.

En hacer el bien

5.- Romanos 02:07…vida eterna a los que perseveran en hacer el bien, buscan gloria,…
La recompensa según la perseverancia en hacer el bien, es la vida eterna. Aquellos que buscan hacer el bien, van detrás de la gloria, honra e inmortalidad.

Muchas veces somos débiles en las aflicciones, pero Gálatas 06:09 dice: …no nos cansemos, pues, de hacer el bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos. Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe…

Es deber de un cristiano hacer el bien hacia su hermano, no importando su condición, dice que cuando tengamos oportunidad de hacerlo, lo hagamos, porque a su tiempo recogeremos los frutos de todo esto. (II Tesalonicenses 03:13 – Hebreos 03:13)

Bendiciones

Hermano carlos

.comment(0)

DEJANDO LOS RUDIMENTOS DE LA DOCTRINA DE CRISTO

Hebreos 6 

Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.Y esto haremos, si Dios en verdad lo permite.Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndolo a vituperio.

En las enseñanzas anteriores, hable acerca de la importancia de mantener nuestro nivel de santidad.  Es decir, mantener nuestro corazón puro, limpio, y dedicado a Dios.  Si se acuerdan, el tema principal de la predicación fue que la liberación que tantos anhelan no existen en rituales y ceremonias; la liberación que tantos anhelan solo existe en Yehshua.  Pero si hacen memoria, también recordaran que durante la enseñanza les dije que existían muchos supuestos pastores y ministros cristianos que habían convertido la iglesia en un negocio.  En otras palabras, existe un gran número de supuestos líderes cristianos que han establecido tradiciones, ritos, y ceremonias para sacarles el dinero del bolsillo a los miembros de la congregación, y han podido lograr sus propósitos tergiversando y manipulando porciones de la Palabra de Dios.

Es allí donde podemos ver la contienda que esto genera en el llamado pueblo de Dios, he conocido pastores que defienden mas el rito del bautismo o del hablar en lenguas, o de la profecía, o del ayuno, la risa santa, la liberación, la guerra espiritual, el caer de espaldas, el diezmo etc etc, que la misma obra redentora de Cristo en la cruz del calvario, invalidando esta última y sobreponiendo los ritos y dándoles mas validez a estos que  a la obra redentora de Cristo y condenando a quienes no los practiquen, haciendo vana la cruz de Cristo

La realidad es que alrededor del mundo existen numerosas tradiciones que son benignas; pero al igual que existen tradiciones benignas, también existen muchas que son completamente malignas.  Y esto es debido a que no toda tradición está basada en los principios de Dios, y a consecuencia solo sirven para alejar al hombre de Dios.  Existen numerosas tradiciones que son aceptadas por muchos en el Cuerpo de Cristo que solo sirven para dividir, y destruir la obra que Dios ha iniciado en cada uno de nosotros, que al igual que en la primera iglesia fundada por Cristo y sus discípulos se suscitaban discordias por “malentendidos” tales como en que sucedió en

1Corintios 3 :porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor.Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.

No se pueden imaginar la cantidad de veces que al hablar con personas que profesan ser creyentes me han dicho que son cristianos por tradición, y otros que me hablan de tradiciones y ritos que se observan en supuestas iglesias cristianas.  Les estoy hablando de tradiciones que cuando se toma el tiempo de analizarlas usando la Biblia, no es difícil encontrar que completamente violan Palabra de Dios.  Así que el punto principal del estudio bíblico de hoy será analizar lo que el Señor nos enseña acerca de la tradición.

Marcos 7:6-13Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. 7 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. 8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. 9 Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.  10 Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente. 11 Pero vosotros decís: Basta que diga un hombre al padre o a la madre: Es Corbán (que quiere decir, mi ofrenda a Dios) todo aquello con que pudiera ayudarte, 12 y no le dejáis hacer más por su padre o por su madre, 13 invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido. Y muchas cosas hacéis semejantes a estas.

Antes de proceder con el estudio bíblico de hoy, y para tener un mejor entendimiento de lo que el Señor desea que aprendamos, primero que todo, analicemos el significado de la palabra tradición.  La palabra tradición es definida como “1. Transmisión de noticias, composiciones literarias, doctrinas, ritos, costumbres, etc., hecha de generación en generación. 2. Doctrina, costumbre, etc., conservada en un pueblo por transmisión de padres a hijos.” [1] Así que por definición, vemos que la tradición es una costumbre o rito que se lleva a cabo de generación en generación.  Con esto en mente continuemos el estudio bíblico de hoy.  Cuando leemos este capitulo desde el inicio vemos que en este momento de la historia, los discípulos de Yehshua estaban siendo criticados y condenados [2]. En breve, los fariseos les acusaban de no observar las tradiciones del pueblo de ese entonces, y Yehshua tomo esta oportunidad para demostrarles a ellos y a nosotros dos puntos muy importantes.

Punto numero uno; la tradición nos aleja de Dios. “…Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. 7 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. 8 Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes…”  Como podemos apreciar, en este instante el Señor uso palabras bien fuertes con estas personas; aquí vemos que Él les llama hipócritas.  La razón por esto es porque ellos aparentaban una cosa, pero en realidad eran otra.

Como les he mencionado en otros estudios bíblicos, los fariseos eran un grupo religioso que ejercía gran influencia en ese entonces.   Estamos hablando acerca de un grupo religioso que creían en un Dios personal y en las escrituras como la Palabra de Dios, pero que como podemos ver, aquí Yehshua nos dice que ellos le añadían a la Palabra. Ellos añadían reglas y regulaciones, rituales y ceremonias, imponiendo así restricciones a las personas, haciendo de estos ritos símbolos mas importantes, que la misma muerte de Cristo en la cruz del calvario. En muchas ocasiones hacían esto para su propia conveniencia, y en toda ocasión causaban que las personas se alejaran de Dios [3].  Tenían apariencia de ser justos y limpios, pero su corazón estaba lleno de iniquidades e inmundicias [4].  Desdichadamente, en la iglesia de hoy existe un gran número de personas, en ambos lado del púlpito, iguales que los fariseos.

Esto es algo que nunca debería suceder; el cristiano no esta llamado a trabajar encubierto, todo lo contrario es verdad.  La palabra nos llama a ser la luz del mundo [5]. Pero desdichadamente, seguir tradiciones y costumbres establecidas por el hombre causa que un gran número de cristianos escondan esa luz, y otros que la apaguen por completo.  Y es exactamente por esa razón que como fieles cristianos, todos tenemos que prestar mucha atención a las advertencias de nuestro Señor.

Hermanos, si aquellos que nos rodean nunca han escuchado la Palabra de Dios de nosotros, si aquellos que nos rodean nunca han visto algo diferente en nosotros, si aquellos que nos rodean nunca han visto un cambio desde que llegamos a los caminos del Señor, entonces debemos reconocer que estamos desarrollando un papel que no nos corresponde.  Tenemos que reconocer que estamos actuando como cristianos encubiertos. Ahora pregunto; ¿debe un creyente permanecer en silencio al ver la injusticia, la depravación, la inmoralidad, y las faltas a la Palabra de Dios?  Claro que no.  Como cristianos no podemos permanecer en silencio; tenemos que aprender a reconocer las oportunidades que nuestro Señor nos provee para avanzar su Reino aquí en la tierra.

Si te llamas cristiano(a) pero por tradición o costumbre estas siguiendo la corriente de las religiones, las doctrinas y mandamientos de hombres y dejándote guiar por ciegos y que no tienen ninguna base bíblica para sustentar la practica de estos rudimentos, o que simplemente toman de las 613 leyes dadas a los Israelitas, solo las que les convengan y dejan atrás las que no traen ningún beneficio económico para sus ministerios, no crees que esto es a lo que se refiere Pablo, al exhortarnos a dejar atrás todo esto?

Los rudimentos de la doctrina de Cristo, nos sirvieron en una época, cuando eramos niños Espirituales,  y Dios los permitió, porque aun eramos sensuales, viviendo por los sentidos y las emociones que estos  producen, pero Dios quiere que crezcamos, que maduremos, que demos un  paso mas allá y que comencemos a disfrutar del alimento solido, de la palabra renovada.

HEBREOS 5  : 11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

La palabra rudimento significa

Arché:  “un principio de algo, las primeras lecciones de cualquier ciencia o profesión”. Arché significa también “Embrión”

Ya basta de seguir jugando a la iglesita, Dios quiere que trascendamos, que avancemos a la madurez espiritual

1 Corintios 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé las cosas de niño.

Ahora despues de leer este estudio, pregúntale a Dios, cuales son los rudimentos de la doctrina de Cristo que ya debes dejar.

Bendiciones

Hermano carlos

 

.comment(0)

DEBEMOS LOS CRISTIANOS GUARDAR EL SABADO

shabbat-shalomEn este artículo analizaremos si debemos guardar el día sábado (Shabbat) como lo enseñan los adventistas y los judaizantes (con judaizantes me refiero a cualquier personas sea judía o no que nos enseñe que debemos guardar las ordenanzas dadas al pueblo de Israel (613 ordenanzas o parte de ellas). Es un artículo largo, esperamos puedas leerlo completo.

El argumento de las personas que te dicen que debes guardar el sábado es que es el 4 mandamiento y afirman que si no guardas el mandamiento de guardar el sábado entonces no amas a Dios, basándose en:

1 Juan 5:2 “En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos.”

Muy bien repacemos los mandamientos dados por Dios al pueblo de Israel en Éxodo en el Antiguo Testamento y su respectiva confirmación en el Nuevo Testamento, el cuarto mandamiento dado en éxodo, que es el mandamiento que vamos a analizar lo dejaremos para el final, veamos:

Mandamiento # 1

Éxodo 20:3No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

Nuevo Testamento:

1 Timoteo 2:5Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, YEHSHUA hombre”

1 Corintios 8:6 para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, YEHSHUA, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.

Mateo 4:10 “Entonces YEHSHUA le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.”

Muy bien, se puede confirmar en el Nuevo Testamento como para nosotros solo hay un Dios y sólo a Él se debe adorar.

Mandamiento # 2

Éxodo 20:4-5No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy YHWH tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen”

Nuevo Testamento:

Hechos 17:29:30 “29 Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres. 30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Apocalipsis 9:20 “Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar;

En el Nuevo Testamento se confirma que no debemos caer en la ignorancia de pensar que la Divinidad es semejante a esculturas y se nos habla como aún en los tiempos finales habrá gente que no se arrepientan de estos y no dejaran de adorar, venerar u honrar las imágenes.

Mandamiento # 3

Éxodo 20:7No tomarás el nombre de YHWH tu Dios en vano; porque no dará por inocente YHWH al que tomare su nombre en vano.”

Nuevo Testamento:

Santiago 5:12 “Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis, ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.”

Mateo 5:33-37 “Además habéis oído que fue dicho a los antiguos: No perjurarás, sino cumplirás al Señor tus juramentos.34 Pero yo os digo: No juréis en ninguna manera; ni por el cielo, porque es el trono de Dios; 35 ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la ciudad del gran Rey. 36 Ni por tu cabeza jurarás, porque no puedes hacer blanco o negro un solo cabello. 37 Pero sea vuestro hablar: Sí, sí; no, no; porque lo que es más de esto, de mal procede. ”

YEHSHUA mismo no solo confirma este mandamiento, sino que profundiza diciendo que no es jurar y que el juramento sea cierto, si no que nuestro sí sea sí y nuestro no sea no. No hay que jurar por nada.

Mandamiento # 5

Éxodo 20:12Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que YHWH tu Dios te da.”

Nuevo Testamento:

Efesios 6:2Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;”

Mateo 7:10Porque Moisés dijo: Honra a tu padre y a tu madre; y: El que maldiga al padre o a la madre, muera irremisiblemente.”

Se confirma este mandamiento y a la vez se afirma correctamente que es el primer mandamiento con promesa, en este caso que se alarguen tus días en la tierra.

Mandamiento # 6

Éxodo 20:13 “No matarás.”

Nuevo Testamento:

1 Pedro 4:15 “Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno;”

1 Juan 3:15 “Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él.”

Se confirma también el mandamiento de no ser homicidas y además se aclara que todo aquel que aborrece a su hermano es homicida.

Mandamiento # 7

Exodo 20:14No cometerás adulterio.”

Nuevo Testamento:

Santiago 2:11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.

Mateo 5:27-28  27 Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Bastante clara la confirmación de este mandamiento también.

Mandamiento # 8

Exodo 20:15 “No hurtarás.”

Nuevo Testamento:

Efesios 4:28El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.”

Romanos 2:21 “Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas?”

Mandamiento # 9

Exodo 20:16 “No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.”

Nuevo Testamento:

Colosenses 3:9 No mintáis los unos a los otros, habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos,”

Efesios 4:25Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros.

Mandamiento # 10

Éxodo 20:17No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.”

Nuevo Testamento:

Efesios 5:3 “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;

Marcos 7:22-23 los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. 23 Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.“

Ahora vamos a ver versículos donde se confirman más de un mandamiento a la vez, vamos a indicar el mandamiento al que se hace referencia indicando su número:

Lucas 18:20 “Los mandamientos sabes: No adulterarás(#7); no matarás (#6); no hurtarás (#8); no dirás falso testimonio (#9); honra a tu padre y a tu madre (#5).”

Mateo 15:19 “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios(#6), los adulterios (#7), las fornicaciones, los hurtos,(#8) los falsos testimonios (#9), las blasfemias.”

Romanos 13:8-10 No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley.Porque: No adulterarás(#7), no matarás(#6), no hurtarás(#8), no dirás falso testimonio(#9), no codiciarás(#10), y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Apocalipsis 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas,(#6) los fornicarios (#7) y hechiceros, los idólatras (#2) y todos los mentirosos (#9) tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

2 Pedro 2:14 “Tienen los ojos llenos de adulterio(#7), no se sacian de pecar, seducen a las almas inconstantes, tienen el corazón habituado a la codicia, y son hijos de maldición.”

Muy bien ahora que hemos visto que todos los mandamientos anteriores se confirman en el Nuevo Testamento, vamos con el mandamiento #4:

Mandamiento # 4

Éxodo 20:8Acuérdate del día de reposo para santificarlo.9 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra;10 mas el séptimo día es reposo para YHWH tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11 Porque en seis días hizo YHWH los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, YHWH bendijo el día de reposo y lo santificó.”

¿Nuevo Testamento?

No hay ningún pasaje en el Nuevo Testamento en donde YEHSHUA o los Apóstoles manden a guardar el sábado, sabemos que grupos como los Adventistas del séptimo día o los judaizantes dicen que hay que guardar el sábado y usan versículos aislados para ello, que vamos a analizar más adelante en este mismo artículo, pero no hay ni un solo versículo tan claro y directo como sí los hay para todos los demás mandamientos que vimos anteriormente.

Muy bien, empezaremos por preguntar si ustedes realmente guardan el día de reposo tal y como lo mandaba el Antiguo Pacto, no por partes o pedacitos, o solo lo que nos conviene, tendrían entonces que cumplir con esto:

Números 15:32-36 “Lapidación de un violador del día de reposo 32 Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo.33 Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; 34 y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. 35 Y YHWH dijo a Moisés:Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. 36 Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como YHWH mandó a Moisés.

¿Ustedes van a apedrear a alguien de su congregación por no guardar el sábado?

Por supuesto que no, no hay ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde se diga algo como “Guarden el día de reposo como lo guardó Moisés y su pueblo o no tendrán Salvación”, tampoco hay un versículo o pasaje que explique una Nueva forma de guardar el día Sábado donde ya no aplique el pasaje anterior. Más bien la Escritura dice:

Colosenses 2:16 “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo,”(Sabbath)

¿Amigos adventistas y judaizantes, como responden o explican ese pasaje? ¿Acaso no nos juzgan ustedes por un día? ¿Acaso no dicen ustedes que no amamos a Dios porque guardamos el domingo y no el sábado utilizando 1 Juan 5:2?

Aparte de contestar la pregunta anterior, en la de cuándo se cambio la orden de apedrear a quien no guarde el día de reposo, tendrían que explicarnos a qué se refiere Pablo cuando dice que NADIE los juzgue en cuando a días de reposo.

¿Cómo resumió YEHSHUA todos los mandamientos del Antiguo Testamento? Veamos:

Mateo 22:35-40 Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 YEHSHUA le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.”

YEHSHUA resumió precisamente todos los mandamientos que se confirman en el Nuevo Testamento en dos:

Primer mandamiento: Amarás al Señor tu Dios resume los mandamientos 1, 2 y 3 (no tendrás dioses ajenos delante de Dios, no te inclinarás ni honraras imágenes porque Dios es celoso, no usarás el nombre de Dios en vano).

Segundo mandamiento: Amarás a tu prójimo resume los mandamientos del 5 al 10 (Honra a tu padre y a tu madre, No matarás a tu prójimo, No cometerás adulterio con tu prójimo, No hurtarás a tu prójimo, No hablarás contra tu prójimo, falso testimonio de tu prójimo, No codiciarás las cosas de tu prójimo).

Muy ahora veamos algo más que tendrían que explicarnos los amigos adventistas y judaizantes es el siguiente pasaje:

Romanos 10:4 “De hecho, Cristo es el fin de la ley, para que todo el que cree reciba la justicia.”

YEHSHUA se hizo fiador de un Nuevo Pacto, como veremos más adelante en este artículo.

Antes vamos a ver como los discípulos de YEHSHUA violaron el día de reposo y fueron sin culpa, el mismo YEHSHUA los defendió del ataque de los fariseos:

Mateo 12:1-2 ” En aquel tiempo iba YEHSHUA por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo.”

La ley decía que no se podía hacer trabajo el día de reposo e ir a arrancar espigas para comer en el día de reposo estaba prohibido según la Ley, por eso los fariseos los acusaron, pero YEHSHUA los defiende:

Mateo 12:3-4 “Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes?”

YEHSHUA explica como a David tampoco le era lícito por la Ley comer de los panes de la proposición que era solo para los sacerdotes y aún así lo hizo. Continuemos, porque pone otro ejemplo más claro:

Mateo 12:5 ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa?

YEHSHUA afirma que los sacerdotes violaban el día de reposo y no tenían culpa por ello, tendrían que contestarnos entonces por qué si ellos lo violaron no son culpables y por qué ahora bajo el Nuevo Pacto nosotros los cristianos sí.

Sigamos en ese mismo pasaje porque lo que dice YEHSHUAes después es contundente:

Mateo 12:6-8 “Pues os digo que uno MAYOR que el templo está aquí. Y si supieseis qué significa: MISERICORDIA QUIERO, Y NO SACRIFICIO, NO CONDENARÍAS A LOS INOCENTES; porque el Hijo del Hombre es SEÑOR DEL DÍA DE REPOSO.”

Más claro no puede ser, los fariseos condenaban a los discípulos por violar el día de reposo, pero YEHSHUA les dice misericordia quiero no sacrificio y YEHSHUA está aún por encima del día de reposo y el dijo que los discípulos fueron sin culpa al violar el día de reposo. Estimado adventistas y judaizante: si YEHSHUA nos dice que somos sin culpa por no guardar un día en específico, en este caso el día de reposo, porque ustedes nos acusan como los fariseos? ¿O no han entendido lo que YEHSHUA dijo Misericordia quiero no Sacrificio? Este pasaje es bastante claro, pero vamos a seguir.

Ahora amos a analizar que la palabra utilizada para el día de reposo en este pasaje es: σάββατον que significa: el Sabbath.

En el Antiguo Testamento para referirse al día de reposo, por ejemplo en:

Éxodo 16:23“Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho YHWH: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado a YHWH; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana.”

La palabra en hebreo utilizada para día de reposo es: שַׁבָּת que también significa: Sabbath.

Podemos ver que tiene el mismo significado (en el Antiguo Testamento en hebreo y en el Nuevo Testamento en griego), así que todas las referencias al día de reposo en la Escritura se refieren a lo mismo.

Muy bien, continuemos, ahora veamos qué dijo YEHSHUA también sobre el día de reposo:

Marcos 2:27-28 “También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.

YEHSHUA está sobre el día de reposo, Él es aún Señor del día de reposo, además afirma que el hombre no se hizo por causa del día de reposo si no al revés. YEHSHUA también muestra a los fariseos que es lícito hacer el bien y sanar en el día de reposo:

Lucas 6:9 “Entonces YEHSHUA les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? 10 Y mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y él lo hizo así, y su mano fue restaurada. 11 Y ellos se llenaron de furor, y hablaban entre sí qué podrían hacer contra YEHSHUA“

YEHSHUA muestra como es lícito sanar en el día de reposo y los fariseos se enfurecieron porque los contradijo. Veamos cómo hasta el principal de la sinagoga se enojó:

Lucas 13:14-15 “Pero el principal de la sinagoga, enojado de que YEHSHUA hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo. Entonces el Señor le respondió y dijo:Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber?

En el pasaje anterior YEHSHUA le habla fuerte al principal de la sinagoga y le dice hipócrita, porque no permitía sanar a personas en el día de reposo, pero si llevaba a su asno a tomar agua en el día de reposo, por lo cual el también invalidaba el día de reposo. Israel nunca pudo guardar el día de reposo tal y como Dios se los ordenó, pero entonces ahora los Adventistas y Judaizantes nos quieren hacer creer que nosotros los cristianos si vamos a poder obedecer la Ley del Viejo Pacto, bueno no la ley, un pequeño extracto de ella.

Hagamos un alto acá, acaso los amigos adventistas no cometen el mismo error que el principal de la sinagoga, acaso no te dicen eres salvo por gracia, PERO tienes que guardar el día de reposo, acaso ellos no desatan sus asnos (van al hospital si un familiar fue herido y para ello deben conducir, salen a comprar materiales de la escuela de sus hijos porque el Domingo está cerrada la librería y sus hijos les dijeron que tenían la tarea hasta el último momento, no llevan el carro a arreglar donde el mecánico el sábado porque el domingo está cerrado, no mandan a comprar comida porque no pueden cocinar ese día, haciendo con esto que otros necesariamente trabajen para que les envíen la comida a sus casas, entonces están haciendo con esto que otros no amen a Dios por cocinarles etc.). Porque si están pidiendo guardar el día de reposo tal y como se les pidió a los israelitas, entonces tienen que cumplir con todo esto:

#1 Trabajar 6 días, ¿Eres adventista y solo trabajas 5 días? Entonces ya incumples con guardar el sábado tal y como lo dice la Biblia, para cumplir entonces debes buscar un trabajo donde se trabaje 6 días…

Éxodo 31: 15Seis días se trabajará, mas el día séptimo es día de reposo consagrado a YHWH; cualquiera que trabaje en el día de reposo, ciertamente morirá.”

#2 No levantar NINGUNA carga, ¿Eres adventista y levantas cosas en el día de reposo?:

Jeremías 17:21-22 “Así ha dicho YHWH: Guardaos por vuestra vida de llevar carga en el día de reposo, y de meterla por las puertas de Jerusalén. 22 Ni saquéis carga de vuestras casas en el día de reposo, ni hagáis trabajo alguno, sino santificad el día de reposo, como mandé a vuestros padres.”

Ahora veamos como YEHSHUA mandó a alguien a violar el tema de llevar carga el día de reposo:

Juan 5:8-16 “YEHSHUA le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. 10 Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. 11 El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. 12 Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? 13 Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque YEHSHUA se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar.14 Después le halló YEHSHUA en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor.15 El hombre se fue, y dio aviso a los judíos, que YEHSHUA era el que le había sanado.16 Y por esta causa los judíos perseguían a YEHSHUA, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en el día de reposo.

¿Qué nos responden los adventistas y judaizantes a esto?

#3 Durante 6 días debes comer pan sin levadura… ¿Comes tu pan 6 días sin levadura?

Deuteronomio 16:8Seis días comerás pan sin levadura, y el séptimo día será fiesta solemne a YHWH tu Dios; no trabajarás en él.”

La realidad es que los amigos adventistas no guardan el sábado tal y como la Escritura lo especificó al pueblo de Israel, así como los israelitas no pudieron guardar la Ley, tampoco lo hacen los adventistas, porque primeramente solo guardan porciones de la Ley del Antiguo Testamento, cuando al pueblo de Israel se le dieron una gran cantidad de mandamientos (613 ordenanzas) junto con el día de reposo y al de no comer cerdo, veamos un ejemplo:

Éxodo 23:10-12Seis años sembrarás tu tierra, y recogerás su cosecha; 11 mas el séptimo año la dejarás libre, para que coman los pobres de tu pueblo; y de lo que quedare comerán las bestias del campo; así harás con tu viña y con tu olivar. 12 Seis días trabajarás, y al séptimo día reposarás, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero.”

¿Cumplen con esto todos los agricultores adventistas? Siembran la tierra 6 años y luego la dejan descansar un año para alimentar a los pobres del pueblo, No, lo extraño es que es una ordenanza en un listado de ordenanzas al pueblo de Israel, incluso está justo antes de la ordenanza de guardar el día de reposo, pero a esa y muchísimas más hacen caso omiso.

Vamos a analizar una vez más esto:

Números 15:32-36“Estando los hijos de Israel en el desierto, hallaron a un hombre que recogía leña en día de reposo.33 Y los que le hallaron recogiendo leña, lo trajeron a Moisés y a Aarón, y a toda la congregación; 34 y lo pusieron en la cárcel, porque no estaba declarado qué se le había de hacer. 35 Y YHWH dijo a Moisés: Irremisiblemente muera aquel hombre; apedréelo toda la congregación fuera del campamento. 36 Entonces lo sacó la congregación fuera del campamento, y lo apedrearon, y murió, como YHWH mandó a Moisés.”

Amigo adventista, si algún adventista trabaja el día de reposo, ¿Lo matan, tal y como ordena claramente la Ley? Porque si no lo apedrean y lo matan entonces NO cumplen con la Ley tal y como fue dada al pueblo judío, por lo tanto violan el día de reposo. Sabemos que no lo hacen, por lo tanto ustedes mismos violan la Ley del día de reposo.

descarga

Lo mismo sucede con la enseñanza de comer cerdo (tema para otro artículo), es incompleta respecto a la ley, porque la ley habla de más animales:

Deuteronomio 14:7 “Pero estos no comeréis, entre los que rumian o entre los que tienen pezuña hendida: camello, liebre y conejo; porque rumian, mas no tienen pezuña hendida, serán inmundos; 8 ni cerdo, porque tiene pezuña hendida, mas no rumia; os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis, ni tocaréis sus cuerpos muertos. 9 De todo lo que está en el agua, de estos podréis comer: todo lo que tiene aleta y escama. 10 Mas todo lo que no tiene aleta y escama, no comeréis; inmundo será.

Así que entonces tampoco pueden comer conejo ni liebre, ni tampoco pulpo que no tiene aleta ni escapa y así con otras aves que también se listan como inmundas. Si van a guardar la ley, que nadie puede guardarla porque todos somos pecadores y por eso fue necesario el Nuevo Pacto, deberían de por lo menos enseñar a guardarla completa, sin embargo ni enseñando de guardarla completa están bien, porque no somos salvos por guardar la ley si no por fe, como veremos más adelante, el punto es el sábado lo guardan mal y lo de no comer cerdo también si se analiza a como se pedía en el Antiguo Testamento.

Continuemos en el Nuevo Testamento:

Juan 5:18 “Por esto los judíos aún más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios.“

Vemos como los judíos al pensar que YEHSHUA violó el día de reposo buscaban matarle (aplicando la Ley), porque precisamente, como leímos,  la Ley decía que el que violaba el día de reposo debía morir. Sin embargo ellos no entendían que YEHSHUA era Dios, por lo tanto es Señor aun del día de reposo.

Veamos lo que nos dice claramente el libro de Romanos, hay personas que hacen diferencia de días (por ejemplo sábado del domingo) y otros que no y hay personas que comen de todo y otros que no comen de todo (por ejemplo cerdo):

Romanos 14:5-6 “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios.”

Ahora tienen que explicarnos ese pasaje amigos adventistas y judaizantes: así es que cada uno esté convencido y hágalo para el Señor, si gustas guardar tu día de reposo el sábado hazlo, pero no puedes estar obligando a las personas que piensen igual que tú, y menos casi que decir que los que no guardan el sábado son herejes y no aman a Dios o despreciar a las personas porque comen cerdo, porque ambas cosas eran mandamientos de la Ley, que ya no se deben guardar porque somos salvos por gracia.

Precisamente Pablo advierte a los Gálatas de NO volver a los viejos rudimentos de la Ley:

Gálatas 4:9-11 “mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años.11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.”

Amigo adventista, tú sabiendo que ahora somos salvos por gracia porque nuestro Señor YEHSHUA murió en la cruz por nuestros pecados y no somos salvos por obras de justicia, ¿Por qué quieren volver a los viejos rudimentos de la Ley? ¿Y lo más extraño es por qué si quieren volver a los viejos rudimentos, ni siquiera los cumplen completos, guardan el sábado a medias y no comen cerdo, pero, y todo lo demás? ¿Están circuncidando a sus hijos? ¿Son ustedes circuncidados? ¿Cumplen ustedes con los 4 diezmos que daba el pueblo judío dados en esas ordenanzas? (Si piensas que eres maldito por no diezmar, te aclaramos que no es así, en el Nuevo Testamento la iglesia se maneja por ofrendas y no se limitan a dar solo un 10% si no conforme a Dios los ha prosperado y con corazón alegre, leer estudió aquí)

Hablemos ahora acerca qué dice la Escritura de toda la Ley, primero veamos por qué Cristo tuvo que morir para dejarnos el Nuevo Testamento (nuevo pacto):

Hebreos 9:16-17 “Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga muerte del testador. 17 Porque el testamento con la muerte se confirma; pues no es válido entre tanto que el testador vive.“

Al morir YEHSHUA en la cruz ahora el testamento es válido, porque murió por nuestros pecados. Ahora veamos como ya no estamos bajo la Ley:

Romanos 7:1-6 “¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive? Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido. Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera. Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante el cuerpo de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios. Porque mientras estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas que eran por la ley obraban en nuestros miembros llevando fruto para muerte. Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra.”

Así es, Cristo vino a darnos un mejor pacto, el antiguo pacto fue invalidado por este nuevo pacto, el antiguo pacto fue desechado porque los judíos lo invalidaron al no cumplirlo. “ESTAMOS LIBRES DE LA LEY”. No bajo el régimen viejo de la letra.

Hebreos 8:6-12Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas. Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo. Porque reprendiéndolos dice: He aquí vienen días, dice el Señor, En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; No como el pacto que hice con sus padres El día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; Porque ellos no permanecieron en mi pacto, Y yo me desentendí de ellos, dice el Señor. 10 Por lo cual, este es el pacto que haré con la casa de Israel Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos, Y sobre su corazón las escribiré; Y seré a ellos por Dios, Y ellos me serán a mí por pueblo; 11 Y ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, Desde el menor hasta el mayor de ellos. 12 Porque seré propicio a sus injusticias, Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus iniquidades.  13Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.”

Amigo adventista ¿Acaso puede ser más clara la Escritura? No estamos bajo la Ley, YEHSHUA vino a darnos un nuevo pacto, el pacto primero fue invalidado por los israelitas porque no cumplieron y por eso Dios se desentendió de ellos, aclaramos algo, que también lo explica el pasaje, Dios no desechó a Israel como algunos afirman, porque esa promesa que todos conocerán a Dios es para ellos y Dios tratará con todos los que no han aceptado a YEHSHUA como su Señor y Salvador (te invitamos a leer el artículo que toca el tema de si Dios desechó a Israel aquí).

Ya a este punto del artículo es clarísimo que no debemos guardar nada del viejo pacto, llámese día de reposo, llámese no comer cerdo, circuncidarse y cualquier cosa de la Ley que fue dada al pueblo judío y NADIE te puede juzgar por esto. Pero sigamos:

Colosenses 2:13-17 “Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamentecon él, perdonándoos todos los pecados, 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente,triunfando sobre ellos en la cruz. 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva odías de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.”

¿Cómo explican ese pasaje amigos y adventistas? Algunos dicen que se refiere a que nadie os juzgue en cuanto a la manera de guardarlo, la respuesta es: #1 Eso no dice el pasaje, en ningún lugar dice que nadie os juzgue en la manera de guardarlo. #2 Si fuera así Cristo juzgó en la manera en que los fariceos lo guardaban no permitiendo sanar en ese día.

Así es, Cristo murió por nosotros y limpió nuestros pecados, además nadie nos puede juzgar por comida (incluso cerdo), o en cuanto a días de fiestas, luna nueva o días de reposo (sábado para los adventistas). Todo esto es sombra de lo que había de venir. Lo que habría de venir, ya vino y fue el nuevo pacto al cual tenemos acceso gracias a que YEHSHUA murió en la cruz por nosotros.

Sigamos, nadie es justificado por las obras de la ley:

Gálatas 2:3-5 “Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse; y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo YEHSHUA, para reducirnos a esclavitud, a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros”

Gálatas 2:14-16
Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar? 15 Nosotros, judíos de nacimiento, y no pecadores de entre los gentiles, 16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de YEHSHUA, nosotros también hemos creído en YEHSHUA, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.”

Somos libres en Cristo, ninguno puede ser justificado por guardar la ley, llámese día de reposo, llámese abstenerse de alimentos, circuncidarse, o cualquier otra obra de la ley, ahora somos justificados por la fe en YEHSHUA.

Si por las obras de la Ley, como guardar el día de reposo o no comer cerdo somos justificados, entonces ¿Para qué murió Cristo?

Gálatas 2:21No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.“

Pablo llama a los gálatas insensatos por devolverse a las obras de la Ley:

Gálatas 3:1-3 “!!Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos YEHSHUA fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?”

El siguiente pasaje es muy claro, los que dependen de las obras de la ley son malditos, porque el que no permanece en TODAS las cosas de la ley será maldito, pregunta para los adventistas y judaizantes: ¿Guardan ustedes TODA la ley o solo porciones y a medias? la Escritura dice que todos somos pecadores, por lo tanto invalidamos la ley:

Gálatas 3:10-1110 Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas. 11 Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá;”

En cambio ahora vivimos por la fe, no por obras de la ley. Hagamos un alto, un argumento que usan los judaizantes es que la ley de la que se habla es la ley talmudica u oral, que esa fue la abolida, pero el pasaje anterior se trae abajo esa postura porque dice: “LAS COSAS ESCRITAS EN EL LIBRO DE LA LEY”, no se habla de una ley oral, se habla de la Ley ESCRITA. Muy bien sigamos:

La Ley encerró todo bajo pecado para que la promesa, que es por la fe, fue dada a los creyentes en Cristo:

Gálatas 3:21-25 “¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley. 22 Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en YEHSHUA fuese dada a los creyentes. 23 Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. 24 De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe. 25 Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo,”

Así es, venida la fe ya no estamos bajo la Ley.

La pregunta para los amigos adventistas es ¿Por qué conociendo que somos salvos por fe se devuelven atrás hacia los viejos rudimentos?

Gálatas 4:8-11 “Ciertamente, en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses; mas ahora, conociendo a Dios, o más bien, siendo conocidos por Dios, ¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar? 10 Guardáis los días, los meses, los tiempos y los años. 11 Me temo de vosotros, que haya trabajado en vano con vosotros.”

¿Se circuncidan los amigos adventistas? Porque eso también era parte de la Ley al igual que guardar el día de reposo y si guardan parte de la Ley entonces incumplen la Ley, porque se debe guardar toda:

Gálatas 5:1-7 “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. Pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe la esperanza de la justicia; porque en Cristo YEHSHUA ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la fe que obra por el amor. Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? “

Así es, no estamos justificados por la Ley, pues nosotros por el Espíritu aguardamos por fe.

¿Deseas cumplir con toda la ley y no solo con el día de reposo, antes ya demostramos que no lo cumplen como dice la Escritura, pero deseas cumplir con la Ley?

Gálatas 5:14 “Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Así es, toda la ley se resume en amar al prójimo como a nosotros mismos.

Ahora el Espíritu santo que mora en nosotros, es el que nos guía y a los que guía no están bajo la Ley:

Gálatas 5:18Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. “

Los adventistas cometen el mismo error que los judaizantes de la Escritura, que trataban de hacer que las personas se circuncidaran para cumplir con ese mandato de la ley, pero al igual que el día de reposo y no comer cerdo eso era parte de la Ley, pero ya no tenemos que guardar nada de la Ley:

Gálatas 6:13 “Porque ni aun los mismos que se circuncidan guardan la ley; pero quieren que vosotros os circuncidéis, para gloriarse en vuestra carne.”

Gálatas 6:15 “Porque en Cristo YEHSHUA ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación.“

El que cree es justificado, ya no por el cumplimiento de la ley, sino por la muerte y resurrección de nuestro Señor YEHSHUA:

Hechos 13:39 “y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en él es justificado todo aquel que cree. “

Ya cuando la iglesia estaba establecida, surgió una secta de los fariseos que decían que había que circuncidarse y guardar la ley:

Hechos 15:4-6 “Y llegados a Jerusalén, fueron recibidos por la iglesia y los apóstoles y los ancianos, y refirieron todas las cosas que Dios había hecho con ellos. 5 Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés. 6 Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto.“

Después de reunirse los apóstoles y los ancianos determinaron que:

Hechos 15: 28-29 “Porque ha parecido bien al Espíritu Santo, y a nosotros, no imponeros ninguna carga más que estas cosas necesarias: 29 que os abstengáis de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación; de las cuales cosas si os guardareis, bien haréis. Pasadlo bien. ”

Así es, en cuanto a alimentación eso es lo único que establecieron los Apóstoles, por las obras de la ley ningún ser humano será justificado:

Romanos 3:20 “ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado. 21 Pero ahora, aparte de la ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la ley y por los profetas; 22 la justicia de Dios por medio de la fe en YEHSHUA, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia,”

A pesar de todo lo que ya hemos visto nos tomaremos el tiempo, por amor a ellos, de responder los argumentos que conocemos que los amigos adventistas usan, para casi que condenar al que no guarde el 4 mandamiento:

#1 El día de reposo es un pacto perpetuo:

Éxodo 31:16 “Guardarán, pues, el día de reposo los hijos de Israel, celebrándolo por sus generaciones por pacto perpetuo.”

Respuesta: lo primero que vemos es que fue claramente dado a los hijos de Israel. ¿Eres tú judío amigo adventista? Incluso si lo fueras ya analizamos detalladamente que YEHSHUA se hizo fiador de un mejor pacto.

Ahora bien allí dice perpetuo y perpetuo es para siempre. ¿Se contradice la Escritura? NO, veamos la palabra original:

La palabra original es עוֹלָם es la palabra #5769 de la concordancia Strongs y su significado es:

larga duración, la antigüedad, la futuridad

Como se puede apreciar se usa para un largo periodo de tiempo, para la antigüedad o para el futuro. En este caso aplica para una larga duración en el futuro desde que fue dado, no que para siempre.

Si implicara eternidad entonces también tendríamos que cumplir con esto donde se usa esa misma palabra perpetuo:

Éxodo 27:20-21 “Y mandarás a los hijos de Israel que te traigan aceite puro de olivas machacadas, para el alumbrado, para hacer arder continuamente las lámparas. 21 En el tabernáculo de reunión, afuera del velo que está delante del testimonio, las pondrá en orden Aarón y sus hijos para que ardan delante de YHWH desde la tarde hasta la mañana, como estatuto perpetuo de los hijos de Israel por sus generaciones. ”

¿Amigos adventistas dónde están sus lámparas? El pasaje dice para los hijos de Israel, sin embargo Éxodo 31:16 también va dirigido a los hijos de Israel pero ustedes lo toman como suyo.

#2 Ni una tilde de la Ley cambiará:

Mateo 25:17-19No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. 19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.”

Respuesta: correcto YEHSHUA tenía que cumplir con la Ley, de hecho fue el único que la ha cumplido. Una vez que murió y resucitó se hizo fiador del nuevo Pacto. Cuando dice que ni una tilde pasará de la ley hasta que todo se cumpla es correcto no pasará, faltan por cumplirse muchas cosas de la Escritura, el arrebatamiento, el milenio, el Armagedón, etc. etc. no hay ninguna duda de ella.

Este pasaje está dentro de lo que conocemos como el Sermón del Monte y precisamente allí YEHSHUA habla de los mandamientos de los que habla, que se resumen en amar a tu prójimo como a ti mismo y amar a tu Dios con todo tu corazón como Él mismo lo dijo. Puedes leer todo Mateo 25 para que lo entiendas en contexto.

#3 El guardar el día de reposo fue antes de la ley

Por ejemplo en Génesis en el fin de la creación y en Éxodo antes de ser dada la Ley con las indicaciones para recoger el maná:

Génesis 2:3Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.”

Éxodo 16:26
“Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará.”

Respuesta: muy bien, sin embargo utilizando este argumento también deberíamos circuncidarnos, porque se ordenó también antes de la Ley, desde el mismo Génesis:

Génesis 17:20 “Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros.”

Siendo así entonces la secta de los fariseos que mandaba a circuncidarse después de la muerte y resurrección de Cristo tendrían razón porque usaron el mismo argumento que ustedes.

Siguiendo esa línea de pensamiento, tendríamos que dar diezmo tal cual lo dice la Ley (4 diezmos, uno de ellos había que darlo en Jerusalén) y no manejarnos por ofrendas como se hizo en el nuevo testamento, donde se daba con corazón alegre y conforme hayamos sido prosperados, es decir incluso más de un 10%, porque Abraham antes de la Ley dio diezmo, lo vemos también en Génesis:

Génesis 14:20 “y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

De igual forma tendríamos que seguir haciendo sacrificios de animales como se hizo antes de la ley y lo hacía el pueblo judío después de la Ley.

Otro dato muy curioso es que Dios ordenó a Israel guardar el sábado, de hecho los judíos aún lo hacen, y el día que guardaban obviamente es el sábado del calendario judío. Resulta ser que cuando en Israel es sábado aún en Latinoamérica es viernes. Pregunta: ¿Los adventistas guardan el sábado del calendario judío o el sábado del calendario romano? Porque lo que hacen al guardar el Sábado en Latinoamérica es guardar parte del Viernes y parte del Sábado judío. Es decir quebrantan el mandamiento, porque solamente guardan parte del sábado judío… Eso es lo absurdo de estos mandamientos judíos que intentan mezclar con el cristianismo y ni siquiera lo hacen como se debe.

20120905084814-dias-semana-planetasLos Adventistas se esmera por convencer la gente que deben guardar el Sábado, y son muy conocidos los pasajes que usan para justificar el guardar ese día, pero lo que nunca entendieron ellos, es que a Israel se le pidió guardar un día para meditar en la Palabra de Dios, pero los cristianos guardamos todos los días para el Señor, todos los días oramos al Señor, todos los días escudriñamos su Palabra, todos los días meditamos en su Palabra, no un día, todos. Nos congregamos sábado o domingo da igual, pero nos guardamos en santidad todos los días.

Conclusión

Ha quedado bastante claro que no somos justificados por obras si no por fe, no somos salvos por guardar la ley o parte de ella como hacen los amigos adventistas. No nos salvamos ni condenamos por guardar o no guardar el sábado, no nos salvamos ni condenamos por comer o no comer cerdo, entonces:

Romanos 3:28Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

Romanos 4:14 “Porque si los que son de la ley son los herederos, vana resulta la fe, y anulada la promesa.”

Romanos 6:14 “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.”

Romanos 10:4 “porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. “

Si nos salváramos por guardar parte o la totalidad de la ley, ninguno sería salvo, ya que todos somos pecadores:

1 Juan 3:4Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

Santiago 2:10-11 “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. 11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.”

Así que de nada te sirve guardar el sábado y no comer cerdo, porque igual cometes pecados y eres infractor de la ley, es más los amigos adventistas quebrantan la ley porque no guardan el día de reposo como fue mandado, por ejemplo apedrear a quien no lo guarda, además no guardan un montón de mandamientos de la ley, como celebrar todas las fiestas judías, circuncidarse, etc. etc. y la Escritura dice que si no guardar TODO la quebrantas.

La mentira de los adventistas y judaizantes de decir que guardar el sábado no es un tema salvático

Los amigos adventistas y judaizantes en los debates siempre empiezan o terminan diciendo: “Bueno, no es un tema salvático, es decir por guardar el sábado o no, no te salvas”, claro porque saben que estamos bajo la gracia, vamos a demostrar que es mentira, veamos las 3 frases que ellos utilizan en los debates:

1- Bueno pero es que ud NO AMA a Dios porque guarda el domingo y no el sábado para el Señor como establece el mandamiento y los que si amamos a Dios guardamos todos incluso el del sábado

¿Pero es que acaso no se dan cuenta que al decir eso declaran maldición para nosotros los cristianos?, veamos:

Juan 14:21El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.”

¿Entonces? Ustedes dicen que no amamos a Dios porque no guardamos ese mandamiento, eso implicaría que ¡Dios no nos ama a nosotros! ¿Se dan cuenta? Al decirnos eso dicen que Dios no nos ama a nosotros, entonces ¿Cómo nos dicen que no es un tema de salvación?, ¿Cómo Dios va a salvar a alguien que no ama? ¿Entonces YEHSHUA sólo se manifiesta a los adventistas y sólo a ellos los ama? Por favor abran los ojos y vean la enseñanza falsa que están dando al decir que los cristinos no amamos a Dios por no guardar un día en específico, y por ende que Dios sólo ama a los adventistas.

2- “Es que ustedes no viven en santidad porque no guardan el Sábado”

¿Pero es que acaso no han leído que sin santidad nadie verá a Dios? ¿Por qué miente y dice que para usted no es un tema salvático si sí lo es? Al decirnos eso nos maldice diciendo que los cristianos que no guardamos el Sábado no veremos a Dios ¿Cómo podremos salvarnos si no veremos a Dios?

Hebreos 12:14 “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual NADIE verá al Señor.”

3- “Es que ustedes son una iglesia tibia porque no pueden cumplir con guardar el sábado”

¿Pero es que acaso no han leído que Dios vomitará de su boca a los tibios? ¿Cómo va a salvar a Dios a alguien que vomitará con su boca? Al decirnos eso también nos maldicen e implica que no nos salvaremos

Apocalipsis 3:16 “Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te VOMITARÉ de mi boca.”

Si quieres guardar el sábado, listo, hazlo nadie te va a juzgar por eso, porque nadie debe juzgar en cuanto a días de reposo, escrito está, pero deja a los cristianos guardar el domingo y deja de proferir juicio contra nosotros.

Mateo 22:35-40Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley?37 YEHSHUA le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.38 Este es el primero y grande mandamiento.39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Gálatas 5:14 “Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Bendiciones en Cristo

Hermano  Carlos

.comment(0)

LA IGLESIA EN LAS CASAS

cristianos-orando

EL VERDADERO CRISTIANO NO NECESITA CONGREGARSE EN TEMPLOS DE PIEDRA Y CEMENTO.ANALICEMOS LA FORMA EN QUE LOS CRISTIANOS DEL SIGLO 1 DE CONGREGABAN: LA IGLESIA EN CASA.

Creemos que la verdadera iglesia (congregación) fundada por Cristo y sus apóstoles no depende de ‘’templos de piedras hecho por manos humanas’’ ya que el nuevo testamento testifica que ‘’Dios no habita en templos construidos por hombres’’; ya lo dijo el apóstol Pablo: ‘’El Dios que ha hecho el mundo y todo lo que hay en él, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos construidos por la mano del hombre, ni es servido de manos humanas, como si necesitase algo (hechos 17:22-29); y también lo dice el discípulo Esteban: ‘’el Dios altísimo no vive en templos hechos por la mano de los hombres’’(Hechos 7:48-5). Esto se debe a que el mismo creyente (individualmente) es templo del espíritu de Dios, es decir: es una iglesia en sí mismo (1ª Corintios 3: 16). En el antiguo testamento Dios mostraba su presencia en el tabernáculo, luego en el templo de salomón y por ultimo en el templo que gobernaban los fariseos y maestros de la ley; todo eso era un prototipo de lo que había de venir, es decir: eso era una simple sombra del verdadero templo que Dios iba a levantar a través de Cristo; es por esto que Cristo decía: ‘’destruid este templo y en tres día lo levantare; Cristo decía esto del templo de su propio cuerpo’’(Juan 2:19-22). Como no entendían estas palabras de Cristo los fariseos lo acusaban diciendo: ‘’Nosotros le hemos oído decir: Yo derribaré este TEMPLO hecho a mano, y en tres días edificaré otro hecho sin mano’’ (Marcos 14:58.) El verdadero templo de Dios es Yahshúa mismo, el Hijo de Dios (como él lo declara); y cualquiera que quiera acercarse a Dios, debe hacerlo en ese templo y no en uno construido por manos de hombre, en los cuales Dios no habita. Nadie puede adorar verdaderamente a Dios, si no está en el verdadero templo; y el verdadero templo es cristo; de modo que en Cristo podemos verdaderamente adorar a Dios y estar ante su presencia. He ahí el verdadero templo del nuevo pacto; Yahshúa el cristo el Hijo de Dios.

‘’Pero Cristo fue fiel como Hijo sobre la casa [la ecclesia], CUYA CASA SOMOS NOSOTROS [los creyentes en Cristo], si retenemos firme hasta el fin nuestra confianza y la gloria de nuestra esperanza’’ (Hebreos 3:6.) ¡”La Casa de Dios” SOMOS NOSOTROS [los creyentes en Cristo], no el edificio con paredes! Y todos aquellos a quienes Dios ha llamado para sí, los que pertenecemos a Él, la iglesia del Dios Vivo, formamos también parte del Alfolí (templo) de Dios. Pues a él le ha placido guardar en nosotros su tesoro, que es su Hijo Yahshua el cristo: ‘’Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros’’ [2 Corintios 4:7]. Por lo tanto cada creyente en si mismo también es un templo: ‘’ ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?’’ (1Corintios 3:16); y parte o ladrillo que conforma la iglesia o edificio espiritual: ‘’también ustedes, como piedras vivas, sean EDIFICADOS como CASA ESPIRITUAL para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Yahshua el cristo’’ (1 Pedro 2:5).La Iglesia es un cuerpo, el Cuerpo de Cristo, esto es que tiene vida y está formada por muchos órganos y miembros que se necesitan unos a otros. La Iglesia no es una institución muerta y meramente administrativa sino un organismo con todas las características de un ser vivo: nace, crece, se alimenta, se educa, se desarrolla integralmente, se multiplica, sirve a la sociedad en que vive, etc. Cada iglesia local es cuerpo de Cristo y Él es la cabeza (1 Corintios 12:12-27).

Ya no es necesario construir templos de piedras (cemento y concreto). Después de Cristo regresar al cielo Dios permitió que el templo de Jerusalén sea destruido por los romanos, dando a demostrar de esta forma que ya el verdadero creyente (dentro de un nuevo pacto y sacerdocio) no necesitaba los templos de piedras llenos de liturgias, normas y religiosidad; donde los hombres imponen falsas leyes: ahora el verdadero templo era espiritual: era Cristo mismo; el otro consolador que había regresado a morar a través del poder de Dios en todos los creyentes; YA QUE CADA CREYENTE EN SI MISMO ES UN TEMPLO DONDE MORA EL ESPÍRITU DE DIOS.

LA IGLESIA COMENZÓ EN UNA CASA. Siempre la obra empieza en un hogar: “Cuando lleguen ustedes a un pueblo o aldea, busquen alguna persona de confianza y quédense en su casa hasta que se vayan de allí” (San Mateo 10:11). Así comienza la Iglesia en una ciudad. Cuenta la Biblia que el Espíritu Santo llegó a la Iglesia por primera vez en una casa. Dice que el sonido “…como de un viento fuerte, resonó en toda la casa donde ellos estaban” (Hechos 2:2). Entre otras, la Iglesia de Filipos nació en las casas de Lidia y el carcelero de Filipos (Hechos 16:11-40, Filipenses 1:1, Filipenses 4:15-16). Cuenta el libro de los Hechos “Y todos los días se reunían en el templo y en las casas partían el pan y comían juntos con alegría y sencillez de corazón” (Hechos 2:46). Las asambleas se hacían en las casas, ya que en el templo se llevaba a cabo el culto judío. Los apóstoles y los primeros cristianos a veces se reunían afuera del templo judío, un lugar llamado ‘’la puerta la hermosa’’, ya que no podían entrar dentro del templo a predicar el evangelio de cristo: por lo tanto: las asambleas la hacían en las casa de los mismos hermanos.

Noten que Saulo de tarso asolaba la iglesia; ‘’Entrando de casa en casa, arrastraba tanto a hombres como a mujeres y los entregaba a la Cárcel’’ (hechos 8: 3); noten que el texto dice que ‘’entraba de casa en casa sacando a los cristianos’’; NO DICE: ‘’DE TEMPLO EN TEMPLO’’.

Filemón, discípulo de la ciudad de Colosas, recibió una carta del apóstol Pablo donde pablo envía saludos ‘’A LA IGLESIA QUE ESTÁ EN TU CASA” (Filemón 1,2). Esto significa que en casa de Filemón se reunía toda una iglesia. Se ratifica con el caso de Ninfas de Colosas donde existe la iglesia en casa (Colosenses 4:15); En su casa se reunía toda una congregación y Pablo la recuerda muy especialmente. Otro caso notable es el del matrimonio de Priscila y Aquila de la Iglesia de Roma, luego trasladados a Éfeso habla de “la congregación que se reúne en su casa”, (Romanos 16:3-5; 1 Corintios 16:19; 2 Timoteo 4:19). Otros ejemplos de Iglesia en casa pueden ser la familia de Aristabulo (Romanos 16:10) o la familia de Narciso (Romanos 16:11).

Por lo tanto; los primeros cristianos nunca se afanaron por establecer las reuniones cristianas en templos suntuosos al estilo pagano como vemos hoy en el medio católico o en ‘’las megas iglesias evangélicas’’. Los templos católicos al estilo pagano y las suntuosas ‘’megas iglesias evangélicas’’ son el producto de la ligadura entre la iglesia y el estado (los gobiernos mundanos) que se inició cuando el emperador Constantino unió el estado pagano con la iglesia apostata romana (catolicismo: siglo cuarto); dando como resultado una ‘’iglesia ramera’’, es decir; ya la iglesia no era la ‘’novia de cristo’’, sino que ahora era ‘’la consorte de los gobiernos mundanos’’. Hoy existe la iglesia institucionalizada, aceptada y sometida a las leyes de las naciones, donde no es perseguida; ahora la Iglesia tiene que tener personalidad jurídica (la iglesia apostólica, que no tuvo un reconocimiento oficial del gobierno romano ni de las autoridades judías, no habría sido Iglesia en este tiempo; Hechos 4:5-7).


Ahora en la nueva cristiandad moderna (al igual que el catolicismo apostata de la edad media) existe la tendencia a buscar la superioridad numérica, todo lo que cobra apariencia, y hasta la propensión a jactarse de esas cosas. Es evidente que si son numerosos los creyentes en una asamblea, concilio o denominación ellos necesitan un local adecuado y espacioso; y hasta compiten entre sí por ‘’la iglesia más grande’; lo cual lo único que hace es traer vanagloria principalmente en el ‘’pastor’’, ‘’apóstol’’ o ‘’ungido’’que gobierna en ese lugar. Esto conlleva a una terrible carga sobre los feligreses ya que se ven ‘’obligados por ley’’ a tener que sostener financieramente el edificio, como también al grupo eclesiástico que lo gobierna (sea a través de un falso diezmo  como en el caso de los evangélicos, o con indulgencias y misas como en el caso de los católicos: algo jamás visto en la iglesia del siglo 1.

Si Yeshua (Jesús) hubiera querido iglesias hechas de piedra, sólo debió haberlo dicho, y una declaración como esta, la iglesia de seguro no la habría ocultado o falsificado. Dios no hizo a los hombres para que sean mercaderes espirituales y menos aún en las cosas de Dios. En todos los templos, siempre están vendiendo algo o creando actividades (show) con el objeto de reunir dinero, siempre el dinero parece tener más poder que Dios. Es por esto que la expresión de Filemón 2; “la iglesia que está en tu casa”, debe llevarnos a discernir cuán diferente de esta enseñanza es lo que vemos hoy aplicado como regla general.

Dios no quiso que se construyeran iglesias de piedras en el pacto de la gracia. Los primeros cristianos se llamaban entre sí simplemente “hermanas” o “hermanos”, y se reunían en salas sencillas, en los hogares, al aire libre o en cualquier lugar. Ellos no necesitaban ostentosas iglesias, ya que ellos mismos eran el templo de Dios, y el espíritu de Dios “vivía” en ellos (Lucas 17, 21 y 1ª Corintios 3, 16). Y tampoco necesitaban “representantes de Dios”, pues Dios estaba representado en cada uno de ellos, y Él siempre estaba presente, y jamás había que esperar a un sacerdote. Los cristianos prístinos tampoco se vestían de forma diferente que el resto del pueblo, y donde ellos no había superiores ni subalternos; no había separaciones entre “clérigos” y “laicos”, entre sacerdotes y el pueblo; los apóstoles instituyeron a ciertos cristianos como dirigentes y pastores simplemente para guiar, enseñar, disciplinar a los santos, no para que estos se convirtieran en una especie de gobernantes del pueblo cristiano. Yahshua tampoco enseñó un complicado sistema de dogmas y sacramentos, sinó que su mensaje fue simple: ‘’el reino de los cielos se ha acercado, por tanto arrepentíos y convertíos’’…



y para finalizar, quiero que entiendan que no nos oponemos a que un grupo de hermanos en cristo se reunan en algun local modesto: PERO ESE LOCAL DEBE DE PERTENECER A ALGUN HERMANO EN LA FE QUE LO ENTREGUE GRATUITAMENTE PARA FORMAR UNA CONGREGACION, YA QUE EN EL NUEVO TESTAMENTO NUNCA VAMOS A ENCONTRAR QUE LOS CRISTIANOS SE SACRIFICARAN PARA ”MANTENER ALGUN LOCAL” O SITIO DE REUNION, YA QUE LA VERDADERA OFRENDA DEL CRISTIANO SE USABA EXCLUSIVAMENTE PARA AYUDAR A LOS HERMANOS EN LA FE QUE TUVIERAN PASANDO POR MOMENTOS DIFÍCILES.

Creemos que la Cabeza de la iglesia es cristo: “Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. (Efesios 5:23, 24). La cabeza de la iglesia es Cristo, no el Papa, ni un obispo, ni el presidente, ni el Consejo de Iglesia, ni un profeta, ni el apóstol del concilio tal, ni el pastor, ni el reverendo; cualesquiera sean los nombres o títulos que usen. Es muy interesante notar que en las ‘’congregaciones cristianas’’ de la actualidad existen ‘’dictadores espirituales’’(al igual que el antiguo Diotrefes descrito en tercera epístola de Juan) los cuales obligan a los miembros a someterse a normas, estatutos, dogmas y credos que nada tienen que ver con las enseñanzas de Cristo y sus apóstoles; de este modo los miembros de esos ‘’concilios eclesiásticos’’ quedan sujetos a las ordenanzas humanas de quienes dirigen esos concilios; de ese modo ese dirigente (sea que se titulen pastor, apóstol, líder o profeta) queda como la máxima autoridad (cabeza) de la congregación desplazando el lugar de cristo y revocando las doctrinas de los apóstoles plasmadas en el nuevo testamento. A eso las escrituras le llama ‘’apostasía’’ (desviarse y abandonar las verdaderas doctrinas y cambiarlas por mandamientos, credos, dogmas y tradiciones inventado por hombres que gobiernan instituciones eclesiásticas supuestamente cristianas).

Amados en Cristo, si se encuentra usted en una iglesia que exige diezmos y hace mercadería del evangelio, respetuosamente le suplicamos considerar sobriamente su relación con Dios, la cual bien pudiera estar peligrando. Dios no se agrada de los que por la Antigua Ley se justifican. Dice que los tales han caído de la gracia, desligándose de Cristo (Gálatas 5:1-4); Ni se complace Dios en los que hacen de su iglesia una casa de mercadeo. Además de que Dios deja bastante claro en las escrituras que aborrece a aquellos que enseñan falsas doctrinas, como aquellas herejías enseñada a través de la gran ramera católica romana y sus hijas; doctrinas falsas como,  los tormentos eterno del infierno, el diezmo, el falso don de lenguas carismático, el pretribulacionismo, jerarquía de los supuestos ungidos, pactos de dinero, etc. . Si a usted le enseñaron mal sobre las doctrinas que en verdad predicaron cristo y sus apóstoles, ¿no le convendría procurar encontrar lo antes posible una congregación cuyo mensaje y práctica se ajustan a las verdades bíblicas, haciéndose miembro fiel?. Si existe en este mundo un remanente fiel a la sana doctrina predicada por cristo y sus apóstoles y esta conformada por hermanos en la fe que renunciaron a la apostasía iglesiera y abandonaron los templos de piedra (cemento y concreto) gobernados por modernos Diótrefes y fariseos disfrazados de cristianos, pero que por dentro son lobos rapaces. Al igual que las iglesias del nuevo testamento, nosotros simplemente nos identificamos como IGLESIA CRISTIANA BIBLICA ,y a esto le añadimos el nombre de la ciudad o nación, y no tenemos nombres extravagantes tales como concilio evangélico, testigos de YHWH, mormones, adventistas, presbiteriano’, luteranos, católicos romanos, pare de sufrir, creciendo en gracia, etc. No pertenecemos a ningún concilio o denominación. Las verdaderas iglesias del siglo 1 solo llevaban el nombre de la ciudad donde estaba ubicada, es por eso que leemos en el nuevo testamento nombres como estos: la iglesia de macedonia, la iglesia de Corintios, la iglesia de Éfeso, las 7 iglesias que están en Asia, etc. Estas iglesias no tenían ostentosos templos; esos cristianos en la fe hacían sus reuniones en cualquier lugar: sobre todo en los hogares de los mismos hermanos en la fe.

Si usted quiere pertenecer a la verdadera congregacion cristiana, dejelo saber en los comentarios que se pueden añadir mas abajo y con gusto los vamos a contactar para mostrarle la forma correcta en como usted mismo puede abrir las puertas de su hogar y formar ”LA IGLESIA EN CASA”, sea en su propia casa, o en algun local que este a su dispocision.

Tenemos un MANUAL BIBLICO DOCTRINAL donde estan plasmado las doctrinas basicas que el nuevo testamento enseña para el crecimiento espiritual de las congregaciones cristianas, y es el manual que usamos para levantar y enseñar en las congregaciones: CON GUSTO SE LO PODEMOS ENVIAR GRATUITAMENTE, SI USTED DESEA ABRIR LAS PUERTAS DE SU CASA PARA FORMAR UNA CONGREGACION.

¿Por qué una Iglesia en Casa? Son varios los aspectos positivos que hacen de esta modalidad de evangelización y edificación un método excelente: 1) Compromete a los participantes. 2) Invita a la vida comunitaria. 3) Hace posible la intimidad, hermandad y camaradería. 4) Es flexible y menos formal que la litúrgica. 5) Promueve una mayor participación. 6) Permite el acercamiento de los menos alcanzados. 7) Posibilita un discipulado más personalizado. 8) se evita someterse a concilios fraudulentos o instituciones eclesiásticas apartadas de la verdad.9) y es esencial para los tiempos de persecución y tribulación. Cualquier cristiano desarrollado en su fe, con una buena preparación personal, espiritual y bíblica, puede abrir su casa e iniciar una Iglesia en otra ciudad o barrio, si sigue los principios descritos en las cartas de los apóstoles.

Es un tiempo donde los verdaderos elegidos de Dios están comenzando a escuchar la voz del padre celestial: ‘’salid de en medio de ellos, pueblo mió; para que no seáis participes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas’’ (Apocalipsis 18: 4). Estos elegidos de Dios que están saliendo de las iglesias apostatas ecuménicas y conciliares; nuevamente se están reuniendo en sus casas y están confrontando a los falsos profetas, falsos apóstoles y falsos pastores; sobre todo a través de Internet: están advirtiendo a los demás cristianos para que no sigan engañados y sujetos a esos concilios gobernados por lobos rapaces. Esos falsos dirigentes tachan a esos elegidos de ‘’rebeldes’’, ‘’herejes’’, ‘’contenciosos’’; pero los que son de Dios van a seguir saliendo de esas iglesias apostatas adoradoras del dios Mamón (dinero).

Bendiciones  

Carlos

 
.comment(1)

ES BIBLICO EL DIEZMO ACTUAL?

¿ES EL DIEZMO ESTAFA O MANDAMIENTO?

DIEZMOEn realidad el diezmo no es una estafa, aunque hoy por hoy algunos estafan con dicha práctica. Tampoco es un mandamiento, aunque otros lo tomen así. Entonces, ¿Qué es el diezmo? Lo difícil de desarrollar este tema es que toca muy profundamente tradiciones que hemos considerado como sacramentos a través de los siglos. Es decir, el diezmo se ha considerado por siglos, desde la perspectiva evangélica, como una practica sagrada e incuestionable. Otro problema es la pobreza formativa de algunos pastores para entender la continuidad y discontinuidad que existen entre el Antiguo y Nuevo Testamentos. ¿Qué debemos desechar del Antiguo Testamento? ¿Qué es viejo, y qué es nuevo? Esto demuestra la pobreza teológica y la pereza de pensamiento critico de algunos pastores, aun más aquellos de bajo nivel educativo. Pero la iglesia de hoy debe considerar el estudiar y discutir estos temas para responder con obediencia a las Escrituras. Este tema del diezmo hace unos años parecía innecesario de discutir. Hoy ante los abusos de los chamanes NEO-apóstoles y predicadores electrónicos, se ha tornado necesario discutir el tema y este articulo es un intento teológico de iniciar la discusión, para que esta continúe en nuestras iglesias.

Dios es el centro de la vida comunitaria y personal de todos los humanos. Dios nos dio lineamientos y mandamientos para que nuestro vivir tuviera responsabilidades éticas. Es decir, que nuestro vivir fuera prospero sin afectar negativamente a otros. Por tanto no debería ser la ley el centro de nuestra vida comunitaria y personal (como lo ha sido para los Judíos), sino Cristo mismo. Por ello cuando nos encontramos con pasajes difíciles en el Antiguo Testamento debemos pensar en el propósito o principio detrás de esa ley, y no en la ley misma tal y como la pudiéramos interpretar hoy en día. Por ejemplo, en los libros del Pentateuco encontramos un sin numero y variedad de ofrendas. Sin embargo, un tipo muy especial de ofrenda aparece como diezmo. La palabra diezmo significa, como bien sabemos, una décima parte. La ley Mosaica contextualizó el diezmo (Levíticos 27:30-33) de una practica que en Génesis aparece como voluntaria. Al encontrarse Abraham y Melquisedec, el primero le otorga al segundo una ofrenda del 10% del botín, ganancia de la batalla (Génesis 14:18-20). Jacob también le promete a Dios una décima parte de sus ingresos, en cierta forma de trueque (Génesis 28:22). Por supuesto Jacob no tenía un conocimiento de la gracia y provisión de Dios como el que tenemos hoy. Consecuentemente, la práctica del diezmo fue incorporada en la ley de Moisés con el propósito de mantener la tribu de Leví, y los sacerdotes de la nación que servían en el templo, quienes no poseían bienes materiales de ningún tipo (pues cuando les fue repartida la TierraPrometida a las doce tribus de Israel los levitas no recibieron parcela alguna). Esta tribu moraba en toda la tierra antigua de Israel como sacerdotes para Dios y no tenían ninguna otra forma de sustento económico ya que el trabajo de ellos era el de servir en el altar. Esta tribu de sacerdotes existía aparte de los sumos sacerdotes que eran descendientes de Aarón, quienes también necesitan su sustento. Así que el mantenimiento de esta tribu y de todo el sacerdocio dependía de las contribuciones y los diezmos del pueblo. Si el pueblo no diezmaba, o no lo hacía correctamente, el sacerdocio y los servicios religiosos, festivales, y otras expresiones y observancias a la ley de Dios sufrían consecuencias negativas. Es decir, no fue sino hasta que se instaura la institución del templo que se legaliza la practica del diezmo como ley para el pueblo de Israel. Y vale la pena agregar que las otras culturas vecinas a los Israelitas también diezmaban a sus dioses paganos, pero con el propósito de apaciguar su furia y obtener bendiciones de ellos.

De esta manera, los Israelitas debían por obligación y mandato ofrendar y diezmar de todo lo que producían. Por ejemplo, diezmar de los animales, la cosecha, los frutos, etc., y los levitas que recibían el diezmo del pueblo debían también ofrendar a Dios el diezmo de todo lo recibido. Había varios diezmos a saber según diferentes pasajes, aunque me parecen que son formulaciones del mismo diezmo. Por ejemplo, aparece la décima parte de las posesiones (Lev. 27:30-33) que se entregaban a los levitas para el ministerio en el templo (Números 18:20-32). El segundo diezmo se ahorraba y se entregaba cada tres años, aunque no hay certeza si se dividía claramente del primero. De esta forma, un diezmo tendía a beneficiar a los Levitas, al templo y ciertos festivales, y también a los huérfanos, viudas, y extranjeros, y tales diezmos tenían su promesa de bendición divina (Deuteronomio. 14:28-29; 26:12-15). Así que como podemos notar, aquellos que poseían tierra y la hacían producir en la época del Israel antiguo, no daban solamente el diez por ciento de su producción sino hasta un poco más. Pues los sirvientes, y los esclavos al no poseer tierras para producir no se les requería diezmar. De esta práctica, podríamos decir en términos modernos, que solo aquellos que poseían los medios de producción en una sociedad, como en el caso de los ricos, eran los que diezmaban.  A los pobres no se les requeria diezmar.

¿Qué hacían los Levitas con el diezmo? El Templo de Jerusalén representaba para los Israelitas y para los judíos el centro del mundo.  En su cosmovisión holística todo tenía implicaciones religiosas. Para los Israelitas el templo era no solo el lugar cultico sino también era el centro de distribución y ayuda social. Los diezmos, como anteriormente notamos, se daban en parte primeramente para apoyar a lo que hoy podríamos llamar “ministros religiosos” (Deuteronomio 12:19; 14:27). Pero recordemos que estos “ministros” recibían el diezmo por que no poseían bienes algunos para generar riqueza. Esos diezmos, también servían para beneficiar a los extranjeros, huérfanos, y viudas, aquellos más desposeídos de la producción de riqueza. Así que podríamos concluir que el diezmo lo daban los ricos para aquellos que no poseían bienes algunos de producción.  Es decir, el diezmo junto a otras ofrendas se utilizaba como una manera de redistribuir la riqueza de una nación.

Posteriormente, al aparecer los reyes de Israel, como otra institución de gobierno paralela al templo, otros impuestos empiezan a aparecer, e inclusive impuestos esporádicos para el templo (2 Crónicas 24:4-16). La codicia de algunos reyes parece dejar al templo y sus sirvientes religiosos sin posibilidades de recoger sus diezmos, y a los pobres si capacidad de recibir ayuda. El diezmo parece instaurarse de nuevo en 2 Crónicas 31:1-12. Luego aparecen los profetas hablando contra la codicia y la injusticia social, como en el caso de Amos y Malaquías entre otros, frente a una forma cruda de un pre-capitalismo que explotaba a los pobres (Isaías 5:8-10) y a los ministros religiosos de la época (Malaquías 3:6), y donde Dios mismo los acusa de robo. Lo que parece demostrar que durante el periodo de los reyes el diezmo sufrió de falta de práctica.

Dios ve roto el pacto con su pueblo y los deja continuar su camino por si solos. Estos son no solo invadidos sino también en su mayoría desplazados hasta Babilonia, y el templo de Salomón es destruido por Nabucodonosor en 587 a.C. Al tiempo regresan otros del exilio de vuelta a Jerusalén con Nehemías y Esdras logrando reconstruir las murallas de Jerusalén, un templo modesto (515 a.C.), e instituir el diezmo de nuevo, y cual parece volver a funcionar (Nehemías 10:37; 13:12). Sin embargo, no parece quedar claro en la practica si la institucionalizacion del diezmo es exitosa, es decir, si el diezmo continua funcionando para los Judios a partir de esta epoca, principalmente con la invasión de otros imperios exigiendo sus impuestos.

 

¿Es requerido el diezmo para los cristianos?

 

El segundo templo de Jerusalén se reconstruye por Herodes el Grande (recordemos que el primer templo fue destruido al tiempo que los judíos experimentan el exilio a Babilonia) ahora bajo la ocupación del Imperio Romano. Para el segundo templo se generan algunas nuevas clases de personal religioso como los fariseos, saduceos, etc. En estos tiempos se calcula que cerca de veinte mil personas servían en el Templo. Estos tiempos nos parecen mostrar un templo incapaz de cobrar una décima parte de la producción nacional, pues el Imperio se llevaba toda la riqueza para Roma. Por ello aparece cierta evidencia de un impuesto al templo, que Jesús mismo es confrontado a pagar (Mateo 17:24-27). A Jesús no se le exige que diezme, sino que pague el impuesto.

 

Los únicos pasajes que dan testimonio de la práctica del diezmo en el Nuevo Testamento se presentan como ejemplos ingratos. Jesús aparece exhortando a los fariseos a ver más allá de los detalles y ver la injusticia social que reinaba en ese entonces. Recordemos que los fariseos ponían la ley y no a Dios como el centro de su devoción, por ello su perspectiva carecía de una visión más macrosocial de la justicia. Estos diezmaban de sus hierbas y hortalizas y se jactaban de ello, pero en su legalismo habían descuidado lo macrosocial (Mateo 23:23; Lucas 18:10-14). De esta manera podríamos concluir que el Nuevo Testamento no proporciona evidencia alguna de la práctica del diezmo ni para los judíos, ni para los cristianos judíos ni gentiles de la época.

 

Hay mucha evidencia de ofrendas, pero nada de diezmos. Por tanto no existe algún mandato para diezmar en el Nuevo Testamento. No encontramos en el Nuevo Testamento instrucción u orden alguna para dar el diezmo a la congregación o iglesia. La razón por la cual no se indica en el Nuevo Testamento a que se diezme, puede ser porque Dios espera que los cristianos den todo lo que tienen de manera voluntaria en gratitud de corazón (1 Timoteo 6:18) para los que le sirven y no poseen bienes, y para los más necesitados. El apóstol Pablo presenta los principios del dar en la segunda carta a los Corintios, en cuanto a una ofrenda dada con gozo que es enviada a una congregación en Jerusalén que estaba experimentando tiempos difíciles (2 Corintios 8:7-15, 9:6). Las ofrendas son práctica comun en las iglesias primitivas cristianas, pero el diezmo no se menciona como práctica alguna.

 

El Caso de Hoy en las Iglesias

 

JUDASUna conclusión errónea y simplista sería decir que como el diezmo según el Nuevo Testamento no es una practica instituida, entonces debería eliminarse. ¿Si Dios instauro dicha practica para suplir las necesidades de los desposeídos de riqueza, como los pobres y los grupos religiosos que servían en el templo, por qué no practicar el espíritu de dicha (ley) practica hoy, en vez de su legalismo? Veamos que podemos considerar hoy para contextualizar esta práctica en nuestras iglesias:

 

Primeramente, las iglesias evangélicas están experimentando un materialismo y un endeudamiento entre las generaciones más jóvenes. Hoy estos jóvenes profesionales dan menos y menos a sus iglesias, y no solo a iglesias sino también a organizaciones de caridad. Es de suma importancia ayudar a nuestras nuevas generaciones a generar una mayordomía más sana de sus recursos financieros y humanos. Si no les ayudamos a salir de sus deudas y enseñarles a vivir de lo que ganan, la iglesia pronto empezará a sufrir las consecuencias.

 

Segundo, desde una perspectiva del Nuevo Testamento el creyente no está bajo la ley de Moisés sino bajo el espíritu de su ley. Decir que no se debe obligar a nadie a dar ofrendas ó diezmos, no es absolutamente cierto. Recordemos que toda persona en el Antiguo Testamento era llamada a ofrendar, pero no todos eran llamados a diezmar. ¿Qué tal si algunos desean contextualizar el diezmo como una practica para hoy, algo que en la tradición evangélica ya se ha dado en los últimos 200 años?  Veamos el caso de Abraham, quien no estaba bajo la ley de Moisés, y diezmó a Melquisedec (figura tipo Cristo). Podríamos adaptar este caso y contextualizarlo como un buen ejemplo de sumisión y mayordomía hacia Cristo, pues el Señor nos ha bendecido, y no damos para que nos bendiga más.

 

Tercero, tristemente hay que reconocer que usualmente las iglesias que más reciben diezmo son aquellas en las que se enseña a hacer trueque con Dios. “Siembre hoy y el Señor le prosperará más mañana.” Esta Teología de la Prosperidad es una herejía, pues enseña que Dios esta obligado a bendecir a aquellos que le tuercen el brazo. Recordemos que Dios es soberano y puede bendecir a quien quiera, cuando quiera, y como quiera, sin necesidad de intercambio de dinero u obras. Las bendiciones de Dios no son solo financieras, ni solo para los que dan con fines de obtener más lucro. Sumisión a la voluntad de Dios, y no manipulación de las bendiciones de Dios es lo que marca la diferencia para recibir y dar bendición.

 

Cuarto, el enseñar a nuestra congregación a dar un diez por ciento podría convertirse en una terrible herejía. Dios es nuestro Señor, y dueño de toda la creación. Nosotros, sus mayordomos, le debemos dar y consagrar a Dios el 100% de lo que somos y producimos. Así el 10% podría simbolizar esa entrega, siempre y cuando el espíritu de la ley, y el propósito de la ley del Antiguo Testamento se mantenga fiel. Es decir, si Ud. desea contextualizar la practica del diezmo en su iglesia, considere los siguientes principios:

 

  • Si su iglesia diezma, y parte de esos diezmos no se distribuyen hacia los más necesitados tanto fuera como dentro de la congregación, su iglesia le esta robando al Señor.
  • Si los pastores de su iglesia tienen otras fuentes de ingreso, y en vez de recibir un salario extra, se llevan el diezmo como pago a sus servicios, sus pastores le están robando a Dios.
  • Si en su iglesia es el pastor y su familia los únicos que a discreción hacen uso del diezmo, tenga cuidado. Ud. podría estar permitiendo que se den abusos con el dinero del Señor. Toda iglesia debe presentarse como un libro abierto al mundo. Todo pastor y líder eclesial debe dar cuentas abiertas, en cualquier momento que se le pida, de la mayordomía a la que se le ha encargado. Siempre es sano tener a dos personas sin relación de parentesco entre si ni con el pastor supervisando los fondos de la iglesia (entre ellos no debe haber ningún pastor ni ninguno de sus familiares).
  • Si su pastor dice que los diezmos son para él o ella, su pastor le esta robando al Señor, y al Estado al no pagar impuestos. En nuestra sociedad capitalista todo pastor debe gozar de un salario, pagar impuestos, y otros aportes de ley. Tal y como hemos visto, el diezmo no es para el pastor ni los pastores solamente.
  • Si algún medio de difusión masiva como canales de televisión, emisoras de radio, o prensa escrita solicita de un diezmo, primicias, u ofrenda, a cambio de una bendición particular, ellos están practicando una estafa. Una ofrenda o diezmo no se da para recibir. Se da porque hemos recibido, pero no con la intención de recibir más. Nadie puede asegurarle a nadie una bendición de Dios. Dios es soberano y a su tiempo dará buenas dadivas a los fieles de su pueblo.
  • Si en su iglesia le hacen, indirecta o directamente, sentir culpable si no diezma. Si en su iglesia es obligatorio diezmar. O si en su iglesia constantemente se explica que los que no diezman le están robando a Dios, y por tanto no reciben bendición financiera. Su iglesia esta practicando una estafa. El diezmo era una práctica obligatoria en el Antiguo Testamento, no así en el Nuevo Testamento. Si se desea contextualizar esta práctica del diezmo, recordemos que en el Antiguo Testamento solo los que poseían los medios de producción (los ricos) se les solicitaba diezmar (aunque si el ofrendar era para todos).
  • Si su iglesia ha contextualizado (o desea contextualizar) la práctica del diezmo sin considerar el espíritu y propósito de esta practica de la ley en el Antiguo Testamento, su iglesia entonces, no esta diezmando. Su iglesia esta haciendo algo que no debería llamarse diezmo, y hasta podría estar estafando a su membresía, todo por ignorancia teológica.

 

Finalmente, recordemos que el diezmo (además de las múltiples ofrendas) se daba al templo para cuidado de la infraestructura, y su personal que no poseía tierras ni herencias, y para los más necesitados (viuda, huérfano, extranjero, etc.). Si su iglesia local no cumple el rol de los antiguos templos en la distribución según los principios del diezmo, Ud. no esta en la obligación de diezmar, y aun menos si Ud. no produce riqueza alguna.

 BENDICIONES
HERMANO CARLOS

.comment(0)

SABIDURÍA DE DIOS CONTRA CONOCIMIENTO HUMANO

“El principio de la sabiduría es el temor de YHWH…” Salmos 111:10

Siempre he ensenado a la iglesia, del peligro de caer en la doctrina de Dios me ha dicho, y Dios me ha revelado, haciendo de las escrituras una interpretación privada, teniendo nuevas visiones, revelaciones, doctrinas apostólicas, etc, sin tener ningún argumento bíblico para sustentar este fin. Es ahí donde surgen las diferentes ramas  del Cristianismo y donde se pierde la esencia del evangelio puro, el de la senda antigua, el que nos dejo estipulado Cristo y sus discípulos

 Es interesante notar que el salmista dijo que el temor del Señor es el principio de la sabiduría, mientras que en Proverbios 1:7 el Rey Salomón dijo que era el principio del conocimiento (Versión King James). Y mientras a primera vista esto aparenta ser una contradicción, una Mirada más de cerca demostrará que las dos declaraciones son en realidad complementarias porque el temor del Señor las une.

El diccionario define sabiduría como: 1. Entendimiento de lo que es verdad, correcto, o duradero. 2. Buen juiciosentido común. 3. Aprendizaje: erudición. Y yo creo que la mejor manera de decirlo es el uso correcto del conocimiento, porque el conocimiento humano de por sí es una compilación de información sostenida como real por la opinión de la mayoría y ¡es posible el “saber” algo y estar completamente equivocado! así que por contraste, la sabiduría que la Biblia exhorta repetidamente a los creyentes a procurar es la habilidad de ver las cosas desde la perspectiva de Dios. Esa sabiduría—adquirida a través del “temor del Señor”—resulta en genuino conocimiento e iluminación.

Concerniente a sabiduría humana, Dios dijo en 1 Reyes 3:12 que nadie jamás había o podría igualar a Salomón(Claro que CRISTO es la excepción, porque El fue, y todavía es, Dios encarnado).

 

He aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú.” (Reina Valera).

Y hay una tremenda lección para aprender de esa realidad. Dios dotó sobrenaturalmente a Salomón con una habilidad de discernimiento más grande que algún otro mortal jamás ha poseído. Aún así eventualmente le dio la espalda a Dios y violó voluntariamente Sus mandamientos. Así que a pesar de su gran aprendizaje y habilidad de hacer deducciones racionales concernientes al mundo que le rodeaba, ¡ese conocimiento no evitó que el deshonrara a Dios!

El Libro de Eclesiastés revela la búsqueda de Salomón por satisfacción personal mientras se afanaba “debajo el sol” (una frase que el repite 27 veces). Y esa elección particular de palabras es vista usualmente por comentaristas de la Biblia como una metáfora para el hombre natural y sus obras, pero la connotación oculta de “iluminación” está en vista también. Mire lo que dice en el siguiente pasaje:

 

Yo el Predicador fui rey sobre Israel en Jerusalén. 13Y di mi corazón a inquirir y a buscar con sabiduría sobre todo lo que se hace debajo del cielo;” Eclesiastés 1:12-13(a) (RV, énfasis mío).

 

La francmasonería tiene a Salomón en alta estima por su sabiduría y sus habilidades intelectuales, pero es verdaderamente una pena que ellos continúan ignorando las conclusiones a las que el llegó después de hacer un examen minucioso de la vida. De acuerdo a Dios nadie lo iguala, por lo que ¿porqué podría alguien pensar que su iluminación personal podría ser más grande o más beneficiosa para ellos? Por esa razón yo recomiendo fuertemente a todos aquellos que podrían verse tentados a buscar tal conocimiento (la “gnosis” del Gnosticismo) ¡a que escuchen a Salomón!

 

16Hablé yo en mi corazón, diciendo: He aquí yo me he engrandecido, y he crecido en sabiduría sobre todos los que fueron antes de mí en Jerusalén; y mi corazón ha percibido mucha sabiduría y ciencia.17Y dediqué mi corazón a conocer la sabiduría, y también a entender las locuras y los desvaríos; conocí que aun esto era aflicción de espíritu. 18Porque en la mucha sabiduría hay mucha molestia; y quien añade ciencia, añade dolor.”Eclesiastés 1:16-18 (RV).

 

13El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. 14Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”Eclesiastés 12:13-14 (RV, énfasis mío).

 Mientras que por el otro lado, todos tenemos que entender que las reflexiones de Salomón en Eclesiastés fueron del punto de vista de un hombre no regenerado y en ese principio es encontrado el valor verdadero de lo que el quería decir. El término “Eclesiastés” es derivado del griego ekklesiastes que literalmente significa “predicador”. Pero aunque algunas de las observaciones de Salomón reflejen realidades científicas que solo Dios se las pudo haber revelado, otras instancias demuestran que su “predicación” es contradictoria a los principios enseñados en otros lugares de la Biblia ¿Y no es eso exactamente lo que deberíamos esperar del hombre natural, no regenerado—“el hombre debajo del sol?” (NotaNo es mi intención el cuestionar si Salomón era salvo o no ¡El punto es simplemente que el se probó a sí mismo la completa futilidad de buscar todo lo que el mundo ofrece!)

Ningún otro humano ha podido, ni podrá jamás, ser capaz de experimentar el grado de “vivir la vida al máximo” como lo hizo Salomón. En ese tiempo de la historia el era el hombre viviente más rico y con recursos ilimitados para conseguir lo que se le antojase y el fue tras cada aspecto tan lejos como eso le llevara. Y ya que el poseía un nivel de sabiduría e inteligencia que sobrepasaba a todos los demás, estoy convencido que el estaba completamente consciente de los misterios ocultos a través de los cuales los hombres podrían alcanzar vida eterna. Y la siguiente “lista de comestibles” de los fracasos de Salomón mientras el caía en idolatría demuestra que el a lo menos estaba expuesto a ellas:

  “1Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas; 2gentes de las cuales YHWH había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor. 3Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón. 4Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con YHWHsu Dios, como el corazón de su padre David. 5Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas. 6E hizo Salomón lo malo ante los ojos de YHWH, y no siguió cumplidamente a YHWH como David su padre. 7Entonces edificó Salomón un lugar alto a Quemos, ídolo abominable de Moab, en el monte que está enfrente de Jerusalén, y a Moloc, ídolo abominable de los hijos de Amón. 8Así hizo para todas sus mujeres extranjeras, las cuales quemaban incienso y ofrecían sacrificios a sus dioses”. 1 Reyes 11:1-8 (RV).

 Salomón no solo fue superior en “vino, mujeres, y canto”, sino que también alcanzó todo lo que los hombres no regenerados consideran importante en esta vida. El acumuló gran riqueza, ejerció el poder de un absoluto soberano (moderado solo por las restricciones impuestas por Dios a los Reyes de Israel—las cuales el eventualmente el ignoró en su mayoría), disfrutó intelecto y sabiduría insuperables, ¡y usó la sabiduría completa para verdaderamente “tenerlo todo”! y el principio tremendamente importante que no podemos perdernos fue dicho por el en Eclesiastés 12:13-14 (citado anteriormente): ¡TEME A DIOS Y GUARDA SUS MANDAMIENTOS!

 El hombre más sabio que había vivido dio lo mejor de si y repetidamente llegó a la conclusión de que “todo es vanidad y aflicción de espíritu” (Eclesiastés.1:14; 2:17; 4:4; y 4:16). En otras palabras, ¡el 100% de sus esfuerzos no valieron el tiempo y esfuerzo! Entonces si el no pudo encontrar satisfacción y cumplimiento en la búsqueda de tales cosas, ¿porqué hombres tontos lo siguen intentando? La respuesta es que sin la dirección del Espíritu Santo, ellos son más tontos que un saco de martillos y la “iluminación espiritual” que procuran es muy posiblemente ¡el mejor ejemplo de un nombre incorrecto inventado por el hombre! Al igual que el cereal “Grape Nuts” (traducido “Nueces de Uva”—el cual no contiene ni nueces ni uvas—no hay nada sobre ello tocante al Espíritu Santo y de hecho es una oscuridad espiritual disfrazándose de luz.

 ¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz…”Isaías 5:20(a) (RV, énfasis mío).

 13Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.” 2 Corintios 11:13-15 (RV).

 ¿Busca usted verdadera iluminación espiritual? Entonces sugiero fuertemente que usted lo busque en el único lugar que puede ser encontrado:

 CRISTO le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” Juan 14:6 (RV).

   Si usted ha aceptado a Cristo como su Salvador personal, pero ha sido muy tibio en su caminar espiritual con Él, usted necesita pedirle inmediatamente perdón y renovación. Él lo perdonará instantáneamente, y llenará su corazón con el gozo del Espíritu Santo. Entonces, necesita iniciar un caminar diario de oración y estudio personal de la Biblia. (Recibir a Cristo NO es hacer una oración y seguir con las misma vida, siempre he dicho a los discípulos que cuando una persona realmente entrega su vida a Cristo, este en menos de un mes ya habrá hecho grandes cosas en su vida)

Recuerde No debe cambiar de Religión,  Debe cambiar de vida

Bendiciones

Hno Carlos

.comment(0)

PUEDE EL HOMBRE PACTAR CON DIOS?

Cuando llegue a este país, pensé que las cosas eran diferentes en cuanto a la doctrina y enseñanzas  Cristianas, pero vaya mi sorpresa, al ver que la misma apostasía se esta viendo al rededor del mundo, visite varios templos “evangélicos” los cuales cuestan millones y millones de dolares, donde la opulencia  y la ostentocidad están a la orden de día, pensaba yo en mi interior, cuantos millones de nuestros hermanos en la fe, Cristianos verdaderos,en África, América Latina, Haití, etc,  podrían mitigar algunas de sus necesidades básicas como alimentación, vestuario, zapatos etc, o cuantas personas se podrían financiar para la evangelización mundial,  si se vendiera uno de estos Monumentos, catedrales y se utilizara este dinero con este fin. Si Cristo viniera de nuevo y estuviese de frente a uno de estos apóstoles, pastores de la prosperidad, mercaderes de la fe, (incluyendo los músicos) y les dijera como al joven rico  (Mc 10 :21) CRISTO, mirándolo, lo amó y le dijo: Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme,  créanme que muchos se irían muy tristes a sus casas y se encerrarían en sus edificios y en sus doctrinas liberales para no obedecer a Cristo.

Una de las estrategias que mas se han utilizado, es la de los pactos, vemos como en cadenas como enlace, manipulan y tergiversan la palabra de Dios, acomodándola a sus propios intereses, haciéndoles creer a las personas que Dios se moverá a favor de ellos, si “pactan” dinero, creen que pueden comprar la voluntad de Dios, como se hace con cualquier vulgar y corrupto político

¿Qué significa Pacto?

En hebreo es BERIT = Pacto, Alianza, acuerdo o Testamento

Acuerdo voluntario de parte y pueden ser bilateral entre dos partes, trilateral tres partes o multilateral muchos implicados. Pacto en el punto Bíblico: no podemos pactar con Dios, Muchos predicadores por ignorancia o deliberada maldad están enseñando equivocadamente que el hombre puede pactar con Dios.

No podemos hacer pacto por qué no tenemos nada que dar a Dios, y con los Votos tenemos que tener cuidado de cumplirlos porque si no lo cumplimos se nos contara como pecado y las promesas descansemos en las que el Señor tu Dios a dicho.

Hermanos Dios es el único que hace pacto es proponente de pacto, en la Biblia, es Dios quien pacta, legisla y sanciona al hombre que incumple el pacto. Por que el pacto involucra leyes y el hombre no puede ponerle leyes a Dios, como una creatura va a ponerle leyes a Dios es Dios.

Característica de pacto Bíblico son:

Dios pacta, Dios pone las reglas del Pacto (Dios dice esto se hara así) / El hombre acepta obedecer el pacto, someterse a ese pacto / Dios es juez y parte pro ponente de los pactos.

El hombre solo puede pactar con sus semejantes, ejemplo en el matrimonio es un acuerdo bilateral entre dos partes y se realiza delante de Dios no con Dios, Delante de Dios. Un acuerdo dos reyes están dispuesto a enfrentarse para ir a la guerra, CRISTO dijo primero mire si hay acuerdo de paz o no dialogue es mejor buscar la paz antes que la guerra entre dos ejércitos hay un pacto de paz entre un rey y un pueblo o un pueblo y un rey, no el humano ante Dios podrá pactar por que no tiene nada que darle a Dios por que en el pacto hay entrega de algo por eso dije que el pacto es un testamento por que en el testamento hay entrega de algo a alguien, que le dará el hombre a Dios algo que le pertenece al mismo Dios.

Muchos predicadores y falsos profetas utilizan el Dinero para embaucar a muchos hombres dándole a entender que tienes que dar dinero para obtener una Bendición.

Hagamos una Diferenciación entre Pacto, Voto y Promesa.

Hablemos de 7 pactos que aparecen en la Biblia.

  1. El pacto edénico fue el primer pacto que Dios hizo con el hombre (Gn. 2:15-17; 1:28-31), y fue un pacto condicional con Adán en el cual la vida y bendición o la muerte y la maldición dependían de la fidelidad de Adán. El pacto edénico incluía el dar a Adán la responsabilidad de ser el padre de la raza humana, sojuzgar la tierra, tener dominio sobre los animales, cuidar del huerto y no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Por haber fracasado Adán y Eva al comer de la fruta prohibida, fue impuesta la pena de muerte para la desobediencia. Adán y Eva murieron espiritualmente de inmediato y necesitaron nacer de nuevo para poder ser salvos. Más tarde también murieron físicamente. Su pecado hundió a toda la raza humana en un molde de pecado y muerte., La señal de este pacto era las vestiduras de piel.
  2. El pacto de Noájico (Gn. 9: 11-17). Dios otorgo el mundo a Noé tras el Diluvio, la señal de este pacto es el Arcoíris.
  3. El pacto abrahámico (Gn. 15: 5-6,18; 17:1-9,19,21,23) Dios da la tierra prometida e hijo prometido. La señal de este pacto es la circuncisión.
  4. El pacto Sinaíco (Éxodo 6:2 19:5-6; 24:7-8 ) Dios da la ley mosaica – torá – a los Judíos. La Señal del pacto los diez mandamientos (éxodo 34:28) el día sábado para los judíos (éxodo 31:18).

(levítico 26:42 Deuteronomio 5:2)

  1. El pacto Levítico (números 25:13-13; ratificación de pacto “Malaquías 2:4”) Dios da el honor de servirlo a la tribu de levi El pacto de sal Levítico 2:11-13 es el sello de este pacto.
  2. El pacto Davidico (II samuel 23:2-5) Dios da el Trono eterno a los descendientes de David. La señal es el trono.
  3. El Nuevo pacto – Nuevo testamento (Jeremía 31:31) Dios da a su hijo Unigénito para Salvarnos del pecado. (Mateo 5:29) la señal de este pacto es la santa sena – su Sangre (I corintio 11:25; Hebreo 8:6) Deuteronomio 7:9 Dice que dios guarda su pacto no es un dios de pacto.

¡Qué es eso de Dios de pacto o el Baal Berit?

Jueces 8:32,33 Baal(señor) Berit(pacto, Testamento) – Dios de Pacto = en Mesopotamia se llama Beelzebub.

Porque los Predicadores (falsos Profetas) Dice que hay que pactar con Dios, se basan en (Salmo 50:5) “juntarme a mis Santos a los que se sometieron al pacto que hice yo con sacrificio” (Esdras:10:3) pero en el Hebreo Dice  “ahora pues hágamos pacto delante de Dios”

——————–Utilizan (Génesis 28:19-22) para decir que el hombre pacto con Dios. Jacob hizo voto pero nunca pacto con Dios.————–

Deuteronomio 12:11 Voto es Promesa

Dos clases de Votos

  1. Voto es abstenerse voluntariamente de algo que está permitido (Num30:3)
  2. Voto es ofrecer algo a Dios en Sacrificio sin estar obligado.

Diferentes votos:

Voto Nazareno: Sansón
Voto de Ana por su hijo Samuel (I Samuel 1:11)
El voto es una petición Respetuosa a Dios, NO es una exigencia a Dios. Nadie puede obligarlo.

Advertencia de los votos: (Num 30:2; Prov30:25; Ecle. 5:1-6; Dt 23:21,22) no es aconsejable hacer voto o promesa a Dios y no cumplirlos.

La biblia está llena de promesas para que no estemos haciendo promesas a la ligera. Y mejor declaremos las que están escritas, ya sea de sanidad, de tristeza, y muchas más. Descansemos en las promesa que Dios dejo. Y no juremos por qué no podemos jurar (Mateo 5:33-37)

¿Puede anularse un voto y quienes lo anulan)

La mujer soltera puede hacer un voto pero su padre tiene la potestad de anular ese voto, la mujer casada puede hacer un voto pero su marido tiene la potestad de anular el voto. (Num 30:2-13)

Conclusión.

No podemos hacer pacto por qué no tenemos nada quedar a Dios, y con los Votos tenemos que tener cuidado de cumplirlos porque si no lo cumplimos se nos contara como pecado y las promesas descansemos en las que el Señor tu Dios a dicho. (Ecles 5:5)

BENDICIONES

HERMANO CARLOS

.comment(0)

QUIENES ERAN LOS NICOLAITAS

EL NICOLAITISMO
¿Quienes eran los nicolaitas?
Imagen
“Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco” Apocalipsis 2:6 /15

 

Al leer estos pasajes del Apocalipsis, la pregunta que surge es: ¿Cuál es la obra de los nicolaítas que tanto aborrece Dios?

Hay algunos tratados que intentan sugerir que los nicolaítas eran una secta que estaba invadiendo a las iglesias cristianas con costumbres antinomianas y que profesaban el libertinaje. No obstante, muchos tratados históricos y responsables que han abordado este tema, descartan tal aseveración.

Para entender la obra de los nicolaítas, es necesario en primer lugar definir el origen de la palabra.
Nicolaíta proviene del griego NICO que significa dominio o conquista sobre otros y LAOS que significa pueblo, gente común, seglar o laico. De ahí podemos analizar la composición NICOLAOS que viene a ser algo así como DOMINIO SOBRE EL PUEBLO.

En segundo lugar, es importante considerar el mensaje a las siete iglesia de Asia menor detallado en Apocalipsis capítulos 2 y 3.
Históricamente se ha interpretado que el mensaje a las siete iglesias, denota el estado espiritual que ha vivido la iglesia a través de la historia, desde los apóstoles hasta la venida del Señor.
La mención de los nicolaítas, Dios la hace en dos iglesias, Éfeso y Pérgamo. En el caso de Éfeso, es un reconocimiento al rechazo de la obra de los nicolaítas, pero en Pérgamo es una dura reprensión a acoger la doctrina de los nicolaítas. Esto nos permite inferir que en esa iglesia, se había consolidado aquella corriente de pensamiento.

 

¿Cuál es la obra o doctrina de los nicolaítas?
La carta a Éfeso representa el inicio de la iglesia desde el día de Pentecostés, mientras que la carta a Pérgamo nos muestra la decadencia espiritual de la iglesia. Éfeso significa “Deseada”, pero Pérgamo significa “Casamiento”
La deseada iglesia de Cristo había decaído hasta llegar al punto de olvidar su compromiso con su Señor y definitivamente “contraer matrimonio” con otro. La pregunta que brota inevitablemente es ¿Con quien se casó la iglesia de Pérgamo?
Para responder esta pregunta, es imprescindible considerar lo que El Señor le dice a esta iglesia:
“Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás” (Apoc. 2:13)
La Biblia es sumamente clara en precisarnos que el trono de satanás no esta en el cielo ni en el infierno, sino que en el mundo. El Señor CRISTO lo dijo con plena claridad:
“No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí” Juan 14:30
Considerando esto, ya podemos saber con quien se casó la iglesia de Pérgamo. Ella no considera que debe estar alejada del mundo y a salir de él. Ella mora en el mundo y mora donde esta el trono del mismo diablo.
Pérgamo tipifica al compromiso que la iglesia asumió con el estado y con el mundo. Las convicciones se habían echado por tierra a fin de agradar al mundo por sobre los mandatos del Señor.
Muchos ubican el período de esta iglesia aproximadamente por el año 320 dC en pleno gobierno de Constantino, quien por primera vez institucionaliza el concepto de césaro – papismo, osea la presencia de un líder político y religioso, que en la actualidad se conoce como papa.
La obra y doctrina de los nicolaítas, consistió en jerarquizar a la iglesia, destruyendo el armazón horizontal, para levantar uno piramidal. Esa es la obra y doctrina que tanto aborrece El Señor.
Así nace el clero ( Nico ) y el laicado ( Laos ). Una casta clerical con privilegios especiales, fuerte vínculo con el césar y un evidente dominio sobre el resto del pueblo (laicos)
Los nicolaítas comenzaron a dividir al pueblo de Dios en dos grupos. Los Clérigos que eran personas “apartadas”, doctas, espirituales y con privilegios, y los laicos que correspondían al resto del pueblo.
Desde aquel tiempo comienza esa estructura piramidal dentro de la iglesia, aún no teniendo asidero en las santas escrituras. La sencillez de la iglesia, se vio paulatinamente reemplazada por una institución organizada con jerarquías y con moldes seculares y paganos extraídos del romanismo. En otras palabras, era el nacimiento de la iglesia de Roma.
La jerarquía y la Biblia
imagen
Desde siempre la organización del hombre ha buscado una estructura piramidal. Recordemos la experiencia de la torre de babel (Génesis 11) o el de la misma solicitud del pueblo en el tiempo de Samuel, cuando se revela un desprecio por la teocracia y un anhelo por la monarquía según el molde mundano.
La Jerarquía es un mal enquistado en el corazón del hombre. Es un molde conforme a la naturaleza pecaminosa. Así lo revela la necia solicitud de la madre de los hijos de Zebedeo (Mateo 20:20-28) ante lo cual nuestro Señor CRISTO responde:
“Entonces CRISTO, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo” Mateo 20:25-27
Tal como lo declara nuestro Señor CRISTO en el pasaje citado, la jerarquía produce un enseñoramiento y El no quiere eso de su pueblo. Las jerarquías son propias del hombre caído y no de la voluntad de Dios.
A Dios jamás le han agradado las jerarquías, de ahí que su sentir frente a la doctrina de los nicolaítas es considerada como aborrecible. La revelación de la escritura nos muestra que el anhelo de Dios es estar en medio y no sobre su pueblo. Ciertamente el pecado lo arruinó todo; cuando Adán y Eva desobedecieron, se creó una gran brecha que mas tarde vino a eliminar nuestro amado Salvador y Señor CRISTO.
Cuando observamos la casta sacerdotal en el antiguo pacto, parecería que Dios hubiera instituido una jerarquía eclesiástica. El sumo sacerdote era superior al sacerdote. Uno puede entrar al lugar santísimo, pero el otro solo hasta el altar del incienso. No obstante, debemos considerar que el sacerdocio nunca fue la imagen misma de las cosas conforme al pleno agrado de Dios, sino que sombras, emblemas y símbolos de lo que había de venir.
Cristo terminó con eso, rasgando el velo del templo y abriendo el lugar santísimo para darle acceso directo a Dios, a cualquier pecador que transita por medio del sacrificio de la cruz del Gólgota.

En el nuevo testamento, la instrucción de los ministerios y dones del Espíritu Santo expresados en las cartas de Pablo a los Romanos, Corintios o Efesios, y lo dicho por el apóstol Pedro en su primera epístola, de ninguna manera enseñan la jerarquía en la iglesia, por el contrario, se enfatiza la igualdad de importancia en cada uno de los miembros de la asamblea. Es decir, se deja en claro que tanto el obispo como el que sirve a las mesas, tienen la misma importancia, y nos son parte de un escalafón jerárquico como lo vemos en la actualidad.

Nuestro Señor CRISTO lo enseñó con tanta precisión, veamos:

“…aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo” Mateo 23:6-11
El texto es suficientemente decidor. Dios no desea las jerarquías entre los hermanos. Los fariseos eran una casta que se arrogaba el privilegio de servir a Dios y de sentirse mejores o mas importantes que los demás. Cristo condenó abiertamente aquella postura hipócrita y que no dista tanto de lo que pasa en la actualidad en la iglesia evangélica. Parece que pasajes tan categóricos como el citado, se han extinguido de los púlpitos así como por encanto.
Hoy, el término “ministro” es como un grado jerárquico, y la feligresía actúa frente a los tales como si fueran algo así como seres angélicos. Esto es el legado del nicolaítismo. El clero por sobre los laicos.
El apóstol Pedro, tan manipulado por la iglesia de Roma, jamás actuó como los “ministros” de la actualidad, menos como el papa del Vaticano. Recordemos como corrigió aquella recepción dada en la casa de Cornelio:
“ Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró. Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre” Hechos 10:25-26
La actitud de Cornelio, es propia al de todo ser humano que no tiene conocimiento de Dios. Es la clásica actitud religiosa que pretende hacer “dioses” de los hombres. Desde tiempos remotos, el hombre ha elevado a los altares a individuos que han demostrado rasgos de piedad y de espiritualidad, y no me refiero exclusivamente a la iglesia de Roma, sino que a antiguas religiones y culturas paganas como el budismo, el zoroastrismo, el Islam, etc. etc. Lo triste e increíble, es ver que la iglesia evangélica también muestras aristas muy similares a esta costumbre humana y que Dios aborrece.
La jerarquía dentro de la iglesia evangélica
imagen
Muchos de los “ministros” de la iglesia actual no conforme con la herencia del nicolaítismo al dividir la membresía entre clero y laicos, han subdividido los ministerios en rangos jerárquicos.
Por ejemplo, ahora el obispo es superior al pastor. Esto, no solamente es un insulto a la enseñanza bíblica, sino que un atentado al intelecto. En la Biblia, los términos anciano, pastor u obispo indican absolutamente el mismo oficio, y nunca expresan un rango jerárquico. Es una presunción anti bíblica enseñar que entre los ministerios existe un escalafón jerárquico. Esto revela la búsqueda de algunas personas vanidosas que desean estar sobre los demás. Es muy frecuente encontrar a conocidos pastores, y que ahora se proclaman obispos, como si aquello los elevara de rango.
Veamos los que enseña Pedro al respecto:
“Ruego a los ancianos que están entre vosotros… Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros” 1Pedro 5:1-2
Las palabras de Pedro son exageradamente claras. Los ancianos u obispos (es exactamente lo mismo) no están sobre la grey como lo reclama el nicolaítismo, sino que “ENTRE” ellos. La función del pastor no es establecer una dictadura hegemónica e infalible, sino que servir entre los hermanos. Si aún no es suficiente este argumento, sigamos leyendo a Pedro:
“no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey” 1Pedro 5:3
La palabra señorío ya había sido advertida por el Señor CRISTO en Mateo 20:25-27, y es una característica propia del mundo y no de la que debiera existir entre los hermanos.
Recordemos la instrucción dada por Dios a Moisés respecto a la construcción del altar:
“No subirás por gradas a mi altar, para que tu desnudez no se descubra junto a él” Éxodo 20:26
La palabra jerarquía denota una estructura escalonada y ascendente, que sitúa a personas u otras cosas en un orden según su importancia. El texto de Éxodo, nos revela que Dios prohíbe al hombre subir por gradas en su altar y elevarse por sobre los demás, porque lo único que quedará al descubierto es su desnudez.
Es eso lo que justamente pasa cuando un individuo se pone por sobre sus semejantes; las deficiencias y bajezas quedan al descubierto. Cuando la lupa es fijada en los hombres, solo podremos observar imperfecciones, pero si la fijamos en la persona de Cristo, solo descubriremos impecable perfección. El nicolaítismo pretende eclipsar al único que debe estar sobre nosotros: a nuestro Señor CRISTO.
Las gradas son la clásica estructura de los templos evangélicos de la actualidad. Muy semejantes a las capillas y catedrales romanistas, exhiben imponentes altares y ostentosos sitiales (Luis XV) para el clero por sobre la altura de los laicos. ¿Por qué ocurre esto? La respuesta es simple; es el legado del nicolaítismo dentro de la iglesia.
El clero y sus distintivos especiales
No conforme con la organización dividida entre el clero y los laicos, los seguidores del pensamiento nicolaíta, también incorporaron a sus formas, el uso de atuendos que los distinguían de lo seglar.
Se instituye el uso de sotanas, pectorales y de cuello clerical al mas puro ejemplo de la iglesia de Roma. Ellos dicen que aquellas vestimentas los distingue como “siervos de Cristo”, pero en el fondo no es mas que una cómoda conservación de costumbres religiosas y a veces, una vanidosa satisfacción de sentirse distintos a los demás.
Los fariseos ya tenían esta costumbre de distinguirse de los demás utilizando atuendos extravagantes, y justificaban aquella forma de vestir, interpretando literalmente pasajes de la torá. El Señor CRISTO habló categóricamente al respecto:
“Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas..” Mateo 23:5- 6
imagen
Recuerdo una inauguración de un templo evangélico cuyos asientos estaban divididos entre el clero y los laicos. Obispos y pastores en los primeros asientos, diáconos y “el resto” en la galería….¿no es eso justamente lo que El Señor objeta en el texto citado anteriormente?

Un conocido hermano español, dijo una vez: “No existe mas grande título para alguien, que el de hermano”
No obstante, hoy el título de solo “hermano” no satisface, y los nombres deben ir precedidos por prefijos tales como reverendo, obispo, doctor u otro término que lo diferencie de los laicos.
Lo curioso de todo esto, es que a las mismas membresías o “laicos”, pareciera que les fascinara esta forma de organización, pues de ellos mismos salen expresiones tales como: “mi obispo”, “mi pastor”, “ministro”, etc., etc., y sus comportamientos no distan mucho de lo que ocurre en el mundo católico.

Por favor no mal interpretar
Esta observación que es comprobada y avalada por la historia de la iglesia y también por hombres sencillos y fieles al Señor, no persigue el restar importancia a los ministros ni a los diversos ministerios. Por el contrario, nuestra convicción es que el cuerpo de Cristo que es la iglesia, se compone de miembros con diversas funciones, todas con el mismo valor y todas sometidas entre sí. Nadie es mas importante ni nadie es inferior a otro (1 Corintios 12:1-31).
Los pastores cuidan el rebaño, los maestros enseñan, los evangelistas predican la buena nueva, los diáconos sirven, y todos se someten recíprocamente sin necesidad de que exista una jerarquía nicolaíta.
El llamado es a reivindicar el sentir de la iglesia de Éfeso; aborrecer la obra de los nicolaítas y desaprobar el enseñoramiento de algunos que piensan que porque ejercen tal o cual oficio en las iglesia, son mayores que los demás.
Esta reprobación y advertencia, ya estaba analizada en detalle por el apóstol Juan en su tercera epístola, veamos:
“Yo he escrito a la iglesia; pero Diótrefes, al cual le gusta tener el primer lugar entre ellos, no nos recibe. Por esta causa, si yo fuere, recordaré las obras que hace parloteando con palabras malignas contra nosotros; y no contento con estas cosas, no recibe a los hermanos, y a los que quieren recibirlos se lo prohíbe, y los expulsa de la iglesia” 3 Juan 9-10
imagen
Juan acusa categóricamente a este Diótrefes, revelando su altanería y soberbia osadía al pretender ponerse por sobre los demás. La iglesia de Cristo, siempre ha tenido que ver el surgimiento de hombres que luego de un tiempo se ensoberbecen e implantan una hegemonía destructiva y totalmente alejada de la voluntad de Dios. Esa es la repudiable actitud del nicolaítismo que tanto mal ha traído al pueblo de Dios.

 

A manera de conclusión
Finalmente, es necesario precisar una vez más que todo este breve estudio no tiene el propósito de fomentar el desorden o de restar importancia a los hermanos que nos presiden en nuestras asambleas, eso sería algo inaceptable. El objetivo es informar acerca del origen extra bíblico del sistema nicolaíta y de cultivar en nuestras congregaciones la sencillez de la iglesia primitiva que tanto se ha perdido en la actualidad.
Hoy existen muchos hermanos sinceros que derraman lágrimas por el trato arrogante de aquellos que se auto proclaman “los ungidos” en cuyas corporaciones existen estas jerarquías eclesiásticas tan aborrecidas por El Señor según lo ya tratado en este estudio.
El deber del creyente que desea agradar a Cristo, es obedecer a los hermanos que nos presiden, a los pastores y líderes, pero aquello no tiene ninguna relación con defender la existencia de jerarquías dentro de la iglesia, aceptando castas clericales y grupo laicos en la membresía.
Que Dios nos ayude a cultivar en nuestras congregaciones aquel sentir que hubo también en Cristo CRISTO, es decir, considerar al otro, como superior a uno mismo (Filipenses 2: 3) y no teniendo mas alto concepto de sí, que el que debemos tener (Romanos 12:3)

Que la gracia de nuestro amado Señor y Salvador CRISTO sea con todos, Amén.

 

.comment(0)

BUSCANDO EL REMANENTE DE DIOS

En medio de tanta apostasía que vivimos actualmente en la iglesia “Cristiana” Dios siempre guarda un REMANENTE, una manada pequeña la cual no se ha contaminado con la comida (alimento espiritual) del rey de este mundo, es así, como Dios mismo nos ha estado reuniendo en las casas y hablando a lo mas profundo de nuestro corazón, volviendo a la senda antigua (Jer 6:16) y retornando al seguimiento de los pasos de Cristo y de los mismos discípulos, los cuales instituyeron la verdadera iglesia de Dios, en la cual compartían el pan juntos, estaban unánimes, en un mismo sentir, teniendo todas las cosas en común y agradando a Dios con alegría y sencillez de corazón.

Si deseas mas información, o deseas abrir una  iglesia en las casas contactamos  a través del formulario, o escríbenos a  iglesialapalabradelreino@gmail.com, estamos ubicados en New Jersey Estados Unidos.

A continuación, daré una explicación bíblica sobre el remanente escogido, espero que sea de mucha bendición para todos.

 Seguir, a través de las Escrituras, la historia de lo que se conoce como el remanente, es, además de interesante, muy instructivo y alentador. Podemos señalar desde el principio que la existencia misma de un remanente demuestra el fracaso del testimonio visible o cuerpo profes ante, ya sea judío o cristiano. Si todos fueran fieles, naturalmente no habría ninguna razón moral para que exista un remanente, ninguna necesidad de distinguir a unos pocos del cuerpo general de profesantes. El remanente, en todos los tiempos, se halla constituido por aquellos que reconocen y sienten el fracaso y la ruina comunes, y que cuentan con Dios y se aferran a su Palabra. Éstas son las grandes marcas que caracterizan al remanente en todas las épocas. Hemos fallado, pero Dios permanece fiel, y su misericordia es desde la eternidad hasta la eternidad.

 A medida que sigamos las huellas del remanente en los tiempos del Antiguo Testamento, veremos que cuanto más decadente es la condición moral del pueblo, más rico es el despliegue de la gracia divina, y que cuanto más profundas son las tinieblas morales, más intenso es el brillo de la fe individual. Esto está cargado del más bendito estímulo para todo fiel hijo de Dios y siervo de Cristo que reconozca y sienta el naufragio y la irremediable ruina de toda la iglesia profesante. Es algo indeciblemente alentador para toda alma fiel estar segura de que, por más que la Iglesia haya fracasado, tiene el privilegio de gozar individualmente de una tan plena y preciosa comunión con Dios, y de andar en una senda de obediencia y bendición tan elevada como en los días más brillantes de la historia de la Iglesia. Veamos algunos ejemplos en las Escrituras.

 I. El remanente en los tiempos del Antiguo Testamento

 En el capítulo 30 del segundo libro de Crónicas tenemos el confortante y alentador relato de la Pascua celebrada en los tiempos de Ezequías, cuando la unidad visible de la nación no existía más y cuando todo estaba en ruinas. No citaremos todo el pasaje, por interesante que sea, sino que sólo leeremos las líneas finales en relación con nuestro tema: “Hubo entonces gran regocijo en Jerusalén; porque desde los días de Salomón hijo de David rey de Israel, no había habido cosa semejante en Jerusalén” (v. 26). Aquí tenemos, pues, una hermosa ilustración de la gracia de Dios reuniendo a aquellos de entre su pueblo que reconocieron su fracaso y sus pecados y asumieron su verdadero lugar de humillación en Su presencia. Ezequías y aquellos que estaban con él estaban plenamente convencidos de su pobre condición y, en consecuencia, no se atrevieron a celebrar la Pascua en el mes primero. Ellos se valieron de las provisiones de la gracia, como aparecen en Números 19, y celebraron la fiesta en el mes segundo. “Porque una gran multitud del pueblo… no se habían purificado, y comieron la pascua no conforme a lo que está escrito. Mas Ezequías oró por ellos, diciendo: YHWH, que es bueno, sea propicio a todo aquel que ha preparado su corazón para buscar a Dios, a YHWH el Dios de sus padres, aunque no esté purificado según los ritos de purificación del santuario. Y oyó YHWH a Ezequías, y sanó al pueblo” (v. 18-20).

     Vemos aquí la gracia de Dios reuniendo —como lo hace siempre— a aquellos que confesaron sinceramente sus fracasos y su debilidad. No había allí ninguna arrogancia ni pretensión, ninguna dureza de corazón ni indiferencia. Ellos no buscaron encubrir su verdadera condición ni semejar que todo estaba bien; no, ellos asumieron su verdadero lugar de humillación, y se abalanzaron sobre esa gracia inagotable que nunca deja sin consuelo a un corazón contrito. ¿Cuál fue el resultado?: “Así los hijos de Israel que estaban en Jerusalén celebraron la fiesta solemne de los panes sin levadura por siete días con grande gozo; y glorificaban a  YHWH todos los días los levitas y los sacerdotes, cantando con instrumentos resonantes a YHWH. Y habló Ezequías al corazón de todos los levitas que tenían buena inteligencia en el servicio de YHWH. Y comieron de lo sacrificado en la fiesta solemne por siete días, ofreciendo sacrificios de paz, y dando gracias a YHWH el Dios de sus padres. Y toda aquella asamblea determinó que celebrasen la fiesta por otros siete días con alegría” (v. 21-23).

     Ahora bien, podemos estar seguros de que todo esto fue muy grato al corazón de YHWH, el Dios de Israel. La debilidad, el fracaso y las faltas eran patentes. Exteriormente, las cosas eran muy diferentes de lo que habían sido en los días de Salomón. Sin duda, muchos habrán considerado presuntuosa la actitud de Ezequías de convocar semejante asamblea bajo las circunstancias que se vivían. Ciertamente se nos dice que su preciosa y conmovedora invitación fue objeto de burla y risas por toda la tierra de Efraín, de Manasés y de Zabulón. ¡Lamentablemente, esto ocurre demasiado a menudo! Los actos de la fe no se comprenden porque la preciosa gracia de Dios no se comprende.

     Sin embargo, “algunos hombres de Aser, de Manasés y de Zabulón se humillaron, y vinieron a Jerusalén.” Fueron ricamente bendecidos por venir a celebrar una fiesta que no se había celebrado en Jerusalén desde los días de Salomón al modo que está escrito. No hay límite para la bendición que la gracia tiene reservada para el corazón contrito y humillado. Si todo Israel hubiese respondido al patético llamado de Ezequías, habría participado de la bendición; pero ellos tuvieron un corazón inquebrantable y, en consecuencia, no fueron bendecidos. Todos debemos recordar esto; seguramente encierra una voz y una lección necesarias para nosotros. ¡Oigamos y aprendamos!

Ahora pasaremos a considerar el reinado del piadoso y devoto rey Josías, cuando la nación se hallaba en vísperas de su disolución. Aquí tenemos una muy notable y hermosa ilustración de nuestro tema. Tampoco es nuestro objetivo aquí considerar los detalles, pues ya lo hicimos en otra oportunidad. Sólo citaremos las últimas líneas del pasaje: “Y los hijos de Israel que estaban allí celebraron la pascua en aquel tiempo, y la fiesta solemne de los panes sin levadura por siete días. Nunca fue celebrada una pascua como ésta en Israel desde los días de Samuel el profeta; ni ningún rey de Israel celebró pascua tal como la que celebró el rey Josías; con los sacerdotes y levitas, y todo Judá e Israel, los que se hallaron allí, juntamente con los moradores de Jerusalén. Esta pascua fue celebrada en el año dieciocho del rey Josías” (2.º Crónicas 35:17-19).

      ¡Qué notable testimonio! En la Pascua de Ezequías, somos transportados hasta el esplendoroso reinado de Salomón; pero aquí tenemos algo más brillante todavía. Y si se nos preguntase qué fue lo que arrojó semejante aureola de gloria sobre la Pascua de Josías, contestamos que nosotros creemos que se debió al hecho de ser el fruto de una santa y reverente obediencia a la Palabra de Dios en medio de tan abundante ruina y corrupción, del error y de la confusión. La actividad de la fe de un corazón obediente y devoto, fue puesta de relieve por el oscuro fondo de la condición moral del pueblo.

      Todo esto está lleno de consuelo y aliento para todo aquel que ama de corazón a Cristo. Muchos pueden haber pensado que era una gran presunción de parte de Josías, proceder de la manera que lo hizo, en semejante momento y bajo tales circunstancias. Pero era todo lo contrario a la presunción, como lo demuestra el bendito mensaje enviado al rey por el Señor a través de la boca de Hulda, la profetisa: “YHWH el Dios de Israel ha dicho así: Por cuanto oíste las palabras del libro, y tu corazón se conmovió, y te humillaste delante de Dios al oir sus palabras sobre este lugar y sobre sus moradores, y te humillaste delante de mí, y rasgaste tus vestidos y lloraste en mi presencia, yo también te he oído, dice YHWH” (2.º Crónicas 34:26-27).

     Tenemos aquí la base moral de la notable carrera de Josías, y, seguramente, no vemos en ella nada que tuviera traza de presunción. Un corazón contrito, ojos llorosos y vestidos rasgados no son indicios de presunción ni de confianza propia. No; estas cosas son los preciosos resultados de la acción de la Palabra de Dios en el corazón y en la conciencia, que produce una vida de profunda devoción personal, cuya contemplación está llena de consuelo y edificación para nosotros. ¡Ojalá que ello abunde más y más entre nosotros! El corazón verdaderamente lo anhela; y ojalá que la Palabra de Dios resuene en todo nuestro ser moral, de tal manera que en vez de conformarnos a la condición de cosas que nos rodea, podamos elevarnos por encima de ellas para caminar sobre ellas como testigos de la eterna realidad de la verdad de Dios y de las imperecederas virtudes del nombre de CRISTO.

     Pero debemos dejar atrás la interesante historia de Josías y presentar al lector más ilustraciones que confirman nuestro tema. Tan pronto como este amado siervo de Dios abandonó la escena de este mundo, toda traza de su bendecida obra desapareció, y la ascendente marea del juicio —contenida durante todo ese tiempo por la paciente misericordia de Dios— arrasó entonces la tierra elegida. Jerusalén quedó convertida en ruinas, el templo fue consumido por las llamas y todos los que pudieron escapar de la muerte fueron llevados cautivos a Babilonia. Allí colgaron sus arpas sobre los sauces y derramaron sus lágrimas por el brillo empañado de sus días pasados (véase el Salmo 137).

Pero —bendito sea por siempre el Dios de toda gracia— Él jamás se deja a sí mismo sin testimonio. Por ello, durante el largo y penoso período de la cautividad, encontramos pruebas muy notables y bellas de la verdad que ya afirmamos, a saber, que cuanto mayor es la ruina, más rica es la gracia, y que cuanto más profundas son las tinieblas morales, más brillantes se tornan los rayos de la fe individual. Hubo entonces, como siempre, “un remanente escogido por gracia” (Romanos 11:5); un puñado de hombres devotos que amaban al Señor y fueron fieles a su Palabra en medio de la corrupción y de las abominaciones de Babilonia; hombres dispuestos a afrontar el horno de fuego y el foso de los leones antes que faltar a la verdad de Dios.

Los primeros capítulos del libro de Daniel nos muestran algunos magníficos resultados de la fe y de la devoción individual. Consideremos, por ejemplo, el v. 2 del capítulo 2. ¿Dónde vemos en la historia del pueblo de Israel, un hecho más sorprendente que el que se registra aquí? El mayor monarca de la tierra se postra a los pies de un exiliado cautivo y rinde este maravilloso testimonio: “El rey habló a Daniel y dijo: Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio” (v. 47).

     Pero, ¿dónde obtuvo Daniel el poder para revelar el misterio del rey? Los versículos 17 y 18 nos dan la respuesta: “Luego se fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías, Misael y Azarías, sus compañeros, para que pidiesen misericordias del Dios del cielo sobre este misterio.” Aquí tenemos una reunión de oración en Babilonia. Estos queridos hombres de Dios eran de un solo corazón y de una misma mente. Fueron unánimes en su decisión de rehusar la comida y el vino del rey. Habían resuelto, por la gracia de Dios, seguir juntos la santa senda de la separación, aunque estuviesen cautivos en Babilonia, lejos de su país, y entonces se reunieron para orar, y obtuvieron una respuesta notable.

     ¿Puede haber algo más excelente que esto? ¡Qué consuelo para el amado pueblo del Señor, en los días más oscuros, asirse con tesón de la Palabra de Cristo y no negar su precioso nombre! ¿No es de lo más alentador y edificante hallar durante esos lóbregos días de la cautividad en Babilonia un puñadito de hombres fieles andando en santa comunión en el camino de la separación y de la dependencia? Ellos permanecieron fieles a Dios en el palacio del rey, y Dios estuvo con ellos en el horno de fuego y en el foso de los leones, y les confirió el elevado privilegio de estar ante el mundo como siervos del Dios Altísimo. Rehusaron la comida del rey; no quisieron adorar la imagen del rey; guardaron la Palabra de Dios y confesaron su nombre sin medir en absoluto las consecuencias. No dijeron: «Debemos ponernos a tono con los tiempos; hacer lo que todo el mundo hace; no hace falta aparecer como extraños ante los demás; debemos someternos exteriormente al culto público, a la religión oficial del país, guardando para nosotros mismos nuestras opiniones personales; no somos llamados a oponernos a la fe de la nación. Si estamos en Babilonia, debemos conformarnos a la religión de Babilonia.»

     Gracias a Dios, Daniel y sus amados compañeros no adoptaron esta política detestable y acomodaticia. No; y es más, tampoco esgrimieron el pretexto del completo fracaso de Israel como nación con el objeto de hacer descender el nivel de la fidelidad individual. Ellos sintieron esta ruina, y no podían menos que sentirla. Confesaron sus pecados y el pecado de la nación toda; sintieron que no les convenía otra cosa que el cilicio y las cenizas; pusieron todo su ser moral bajo el peso de estas solemnes palabras: “Te perdiste, oh Israel” (Oseas 13:9). Todo esto, lamentablemente, era muy cierto. Pero no constituía una razón para contaminarse con la comida del rey, adorar su imagen o renunciar al culto debido al único Dios vivo y verdadero.

     Todo esto está lleno de preciosísimas enseñanzas para todo el pueblo del Señor en la actualidad. Existen dos males principales contra los cuales debemos estar en guardia. En primer lugar, debemos guardarnos de la pretensión eclesiástica, es decir, de jactarnos de tener una posición eclesiástica sin una conciencia ejercitada y sin el santo temor de Dios en el corazón. Se trata éste de un mal terrible respecto del cual todo amado hijo de Dios debería velar con la mayor diligencia. Nunca debemos olvidar que la Iglesia profesante ha sido arruinada por completo y en forma irreversible, y que todo esfuerzo por restaurarla no es sino una vana ilusión. No somos llamados a organizar un cuerpo, y de ahí que no tengamos la competencia para ello. El Espíritu Santo es quien organiza el cuerpo de Cristo.

     Pero, por otro lado, no debemos aducir como pretexto la ruina de la Iglesia para debilitar la verdad o para descuidar nuestro andar personal. Corremos gran peligro de caer en estas cosas. No hay ninguna razón para que un hijo de Dios o un siervo de Cristo haga o apruebe lo que está mal o continúe un solo instante asociado con lo que no cuente con la autoridad de: “Así ha dicho el Señor” (Amós 5:16). ¿Qué dice la Escritura? “Apártese de iniquidad todo aquelque invoca el nombre de Cristo” (2.ª Timoteo 2:19). ¿Y qué se debe hacer después? ¿Permanecer solos? ¿No hacer nada? ¡Oh no, gracias a nuestro benévolo Dios! Hay un camino: seguir “la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor” (v. 22), un corazón fiel a Cristo y a sus intereses.

Pero debemos proseguir con nuestro tema, por lo que solicitaremos al lector que se remita al capítulo 8 de Nehemías. Hemos considerado al remanente antes del cautiverio y durante este período; y ahora lo veremos en su amada tierra tras su retorno del destierro, hecho que fue posible merced a la rica misericordia de Dios. No es nuestro propósito considerar los detalles; nos bastará considerar un solo hecho de inmensa importancia para toda la Iglesia de Dios en el día de hoy, el cual ayudará a esclarecer nuestro tema. Citaremos algunos versículos de este hermoso pasaje de las Escrituras: “Y leían en el librode la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura… Al día siguiente se reunieron los cabezas de las familias de todo el pueblo, sacerdotes y levitas, a Esdras el escriba, para entender las palabras de la ley. Y hallaron escrito en la ley que YHWH había mandado por mano de Moisés, que habitasen los hijos de Israel en tabernáculos en la fiesta solemne del mes séptimo… Y toda la congregación que volvió de la cautividad hizo tabernáculos, y en tabernáculos habitó; porque desde los días de Josué hijo de Nun hasta aquel día, no habían hecho así los hijos de Israel. Y hubo alegría muy grande. Y leyó Esdras en el libro de la ley de Dios cada día, desde el primer día hasta el último; e hicieron la fiesta solemne por siete días, y el octavo día fue de solemne asamblea, según el rito.”

     Esto es muy llamativo. Aquí encontramos un endeble remanente reunido en torno a la Palabra de Dios para orar y procurar entender la verdad y sentir su poder en el corazón y en la conciencia. ¿Cuál fue el resultado? Nada menos que la celebración de la fiesta de los tabernáculos, la cual nunca había sido celebrada desde los días de Josué, hijo de Nun. Durante todo el tiempo de los jueces, durante los días de Samuel, el profeta, y de los reyes, aun durante los gloriosos reinados de David y de Salomón, la fiesta de los tabernáculos jamás había sido celebrada. Una débil compañía de exiliados que habían regresado a su tierra, tuvieron el privilegio de celebrar esta preciosa y magnífica fiesta —tipo del glorioso porvenir de Israel— en medio de las ruinas de Jerusalén.

     ¿Era esto presunción? De ninguna manera; era simple obediencia a la Palabra de Dios. Se hallaba escrito en “el libro de la ley de Dios”; escrito para ellos, y ellos obraron de acuerdo con lo que estaba escrito, “y hubo alegría muy grande”. No había ninguna pretensión, no se creían ser algo, no se jactaban ni tampoco buscaban encubrir su verdadera condición. No eran más que un pobre remanente, débil y despreciado, tomando su lugar de humillación, quebrantados y contritos, confesando sus fracasos y sintiendo profundamente que esto no era de ellos así como del pueblo en los días de Salomón, de David y de Josué. Mas ellos oyeron la Palabra de Dios, oyeron y entendieron; se sometieron a su santa autoridad y observaron la fiesta, “y hubo alegría muy grande”. Ésta, seguramente, constituye otra notable y bella ilustración de nuestro tema, a saber, que cuanto mayor es la ruina, tanto más rico es el despliegue de la gracia, y cuanto más profundas son las tinieblas, más luminoso es el resplandor de la fe individual. En todos los tiempos y en todos los lugares, el corazón contrito que confía en Dios halla una gracia infinita e inconmensurable.

Dirijámonos ahora, por un momento, al final del Antiguo Testamento, al profeta Malaquías. Muchos años habían pasado desde los brillantes días de Esdras y Nehemías, y aquí nos encontramos con un cuadro muy triste de la condición en que había caído Israel. ¡Ayayay, qué rápido se había seguido el «camino descendente»! La triste historia se repite: “Te perdiste, oh Israel.” Leamos algunos versículos: “En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de YHWH es despreciable… ¿Quién también hay de vosotros que cierre las puertas o alumbre mi altar de balde? Yo no tengo complacencia en vosotros, dice YHWH de los ejércitos, ni de vuestra mano aceptaré ofrenda… Y vosotros lo habéis profanado cuando decís: Inmunda es la mesa de YHWH, y cuando decís que su alimento es despreciable. Habéis además dicho: ¡Oh, qué fastidio es esto! y me despreciáis, dice YHWH de los ejércitos; y trajisteis lo hurtado, o lo cojo, o enfermo, y presentasteis ofrenda. ¿Aceptaré yo eso de vuestra mano? dice YHWH” (cap. 1:7, 10, 12, 13. Véase también el cap. 3:5-9).

     ¡Qué deplorable estado de cosas! Contemplarlo nos llena de tristeza. La adoración pública de Dios, despreciada; los ministros religiosos trabajando sólo por un salario; venalidad y corrupción involucradas en el santo servicio de Dios; toda suerte de depravación moral practicada por el pueblo. En resumidas cuentas, era una escena de profundas tinieblas morales, en extremo desalentadora para todos los que velaban por los intereses del Señor.

     Y, sin embargo, en medio de esta terrible escena, tenemos una muy conmovedora y exquisita ilustración de nuestro tema. Como siempre, no deja de haber un remanente, una pequeña compañía de fieles que honraba y amaba al Señor, y que halló en Él su centro, su objeto y su deleite. “Entonces los que temían a YHWH hablaron cada uno a su compañero; y YHWH escuchó y oyó, y fue escrito libro de memoria delante de él para los que temen a YHWH, y para los que piensan en su nombre. Y serán para mí especial tesoro, ha dicho YHWH de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve” (cap. 3:16-18).

     ¡Cuán bello es todo esto! ¡En qué contraste se halla con el estado general de las cosas! Si recorremos toda la historia de la nación de Israel, no encontraremos nada semejante. ¿Dónde leemos que fuera “escrito libro de memoria delante de YHWH”? Solamente aquí. No encontramos nada de ello ni siquiera durante las brillantes victorias de Josué y de David, ni tampoco en los esplendorosos días de Salomón. Puede alegarse que ello no era necesario. Pero no se trata de eso. Lo que debemos ponderar es el notable hecho de que las palabras y los caminos de este endeble remanente, en medio de una creciente iniquidad, fueron tan placenteros al corazón de Dios que Éste hizo escribir un libro de memoria acerca de ellos. Y podemos afirmar sin titubeos que las palabras de estas almas fieles fueron más gratas al corazón de Dios que los cantores y trompeteros del tiempo de Salomón: “Hablaron cada uno a su compañero”. “Los que temen a YHWH y… piensan en su nombre.” Había una fidelidad individual, una devoción personal; amaban al Señor, y esto los atrajo y mantuvo juntos.

     Nada podría ser más hermoso. ¡Ojalá que haya más de este espíritu entre nosotros! ¡Cuánta necesidad tenemos de obrar como este remanente, al margen de todo el conocimiento del que podamos jactarnos! Estos santos no hicieron nada grandioso ni rimbombante a los ojos de los hombres; pero ¡ah! amaban al Señor, pensaban en Él, y su común fidelidad a Dios los juntó para hablar de Él. Esto es precisamente lo que hacía encantadoras sus reuniones, gratas y deleitables para el corazón de Dios. Ellos brillaban con un intenso y hermoso resplandor sobre el fondo sombrío de la religión mercenaria, motivada sólo por el salario y por la rutina, sin un corazón para Dios, en medio de la cual estaban envueltos. Ellos no estaban unidos por ciertos puntos de vista o por ciertas opiniones comunes; ningún servicio ritualista ni observancia ceremonial los unía; no, lo que los unía era una profunda devoción personal al Señor, grata a Su corazón. Él estaba cansado de todo este sistema ritualista y sin realidad que profesaba la masa, pero halló agrado en la genuina devoción de algunas almas preciosas que procuraban estar reunidas tantas veces como podían para hablarse unas a otras y para animarse mutuamente en el Señor.

     ¡Oh, si esto se experimentase más entre nosotros! Es mucho lo que lo anhelamos. Confesamos al lector que nuestro deseo vehemente al escribir estas líneas es fomentar esta devoción. Nos asusta sobremanera la influencia desecante y paralizante del formalismo y de la rutina religiosa. Corremos el peligro de caer en una rutina y de proseguir la marcha día a día, semana tras semana, año tras año, de una manera pobre, fría y puramente formal, ofensiva para el corazón lleno de amor de nuestro adorable Salvador y Señor, quien desea verse rodeado de una compañía de seguidores sinceros y piadosos, fieles a su nombre y a su Palabra; fieles los unos a los otros por amor de su nombre; una compañía de discípulos que busque servirle de toda manera justa entretanto espera ardientemente su bendita aparición. ¡Que el Espíritu Santo obre con poder en el corazón de todo el pueblo de Dios, reanimando, restaurando, reavivando y preparando una compañía que reciba con regocijo al Novio celestial! No cesamos de pedir por ello a nuestro Dios.

 II. El remanente en el Nuevo Testamento

 Antes de concluir este escrito, deseo presentar todavía al lector dos o tres ilustraciones más tomadas de las preciosas páginas del Nuevo Testamento.

     Al comienzo del evangelio de Lucas tenemos el hermoso cuadro de un remanente en medio de una profesión vacía y sin corazón. Oímos las piadosas expresiones de los corazones de María, de Elisabet, de Zacarías y de Simeón. Vemos a Ana, la profetisa, que hablaba de CRISTO a todos los que esperaban la redención en Jerusalén. Recuerdo haber oído decir a mi querido y venerado amigo J. N. D. respecto de Ana: «No sé exactamente cómo ella se las arreglaba para llegar a todos, pero sí que lo hizo.» Ella llegaba a todos porque amaba al Señor y a aquellos que le pertenecían, y era su deleite dar con ellos para hablarles de CRISTO. Es el mismo caso del remanente que vimos en Malaquías. Nada puede ser más precioso ni más refrescante para el corazón. Era el fruto exquisito y fragante de un verdadero y profundo amor por el Señor, en contraste con las fatigantes y odiosas formas de una religiosidad muerta.

Pasemos ahora a considerar la epístola de Judas. Allí vemos a la cristiandad apóstata bajo todas sus terribles formas de iniquidad, así como en Malaquías habíamos visto al judaísmo apóstata. Pero nuestro objetivo no es ocuparnos de la cristiandad apóstata, sino del remanente cristiano. Bendito sea el Dios de gracia que nunca deja de haber un remanente, distinguido de la masa de profesión corrupta, y caracterizado por la fidelidad y devoción a Cristo, por el celo hacia Sus intereses y por el afecto genuino hacia cada miembro de Su amado cuerpo.

     A este remanente, el inspirado apóstol dirige su solemne y trascendente epístola. No se dirige a ninguna asamblea en particular, sino “a los llamados, santificados, en Dios Padre, y guardados en CRISTO: Misericordia y paz y amor os sean multiplicados” (v. 1- 2).

     ¡Qué bendita posición! ¡Qué preciosa porción! Son llamados, santificados (separados) y guardados. Tal era su posición; mientras que su porción era ésta:Misericordia, paz y amor. Y todo esto es presentado como perteneciente seguramente a todo verdadero hijo de Dios sobre la faz de la tierra antes de que fuera escrita una sola palabra acerca de la avasalladora corriente de la apostasía que estaba por arrollar a toda la iglesia profesante.

     Repetimos y quisiéramos hacer hincapié en la expresión todo verdadero hijo de Dios. No basta con ser un profesante bautizado, un miembro afiliado a una denominación eclesiástica, por muy respetable y ortodoxa que sea. En la iglesia profesante —al igual que en el Israel de antaño— el remanente se compone de aquellos que son fieles a Cristo, que se aferran tenazmente a su Palabra en toda circunstancia, que se dedican por entero a sus intereses y que aman su venida. En una palabra, no se trata de ser miembro de una iglesia ni de estar en comunión sólo de nombre aquí o allí, con éstos o con aquéllos, sino de una realidad viviente. Tampoco se trata de una arrogación, de tomar el nombre, sino de pertenecer de veras al remanente; no es cuestión del nombre, sino del poder espiritual. Como lo dijo el apóstol: “…conoceré, no las palabras, sino el poder…” (1.ª Corintios 4:19). ¡Palabras de peso para todos nosotros!

     Consideremos ahora las preciosas palabras de exhortación dirigidas al remanente cristiano. ¡Que el Espíritu las invista de poder para el bien de nuestras almas!

     “Pero vosotros, amados, tened memoria de las palabras que antes fueron dichas por los apóstoles de nuestro Señor CRISTO.” Los santos son remitidos a las Santas Escrituras y a ellas solamente. No son encomendados a ninguna tradición humana, ni a los Padres de la Iglesia, ni a los decretos de los concilios, ni a mandamientos y doctrinas de hombres; no, a ninguna de estas cosas ni a todas ellas juntas. Éstas no pueden sino perturbar, confundir y extraviar. Somos exhortados a dirigirnos a la preciosa y pura Palabra de Dios, a esa perfecta revelación que Él, en su infinita bondad, ha puesto en nuestras manos, y que puede hacer a un niñito “sabio para salvación”, y a un hombre, “perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2.ª Timoteo 3).

     ¡El Señor sea alabado por este inefable favor! No hay lenguaje humano capaz de expresar la importancia de poseer, para nuestra guía, una autoridad divinamente establecida. Todo lo que necesitamos es ser absoluta y completamente gobernados por ella, atesorarla en nuestros corazones, tenerla actuando en nuestras conciencias, formando nuestro carácter, y gobernando nuestra conducta en todas las cosas. Darle a la Palabra de Dios su lugar, es uno de los rasgos que caracterizan al remanente cristiano. No lo es la infundada e intrascendente fórmula: «La Biblia y sólo la Biblia es la religión de los Protestantes.» El Protestantismo no es la Iglesia de Dios; no es el remanente cristiano. La Reforma fue el resultado de una obra bendita operada por el Espíritu de Dios; pero el Protestantismo, en todas sus ramas y denominaciones, es lo que el hombre ha hecho de la Reforma. En el Protestantismo, la organización humana ha desplazado a la obra viva del Espíritu, y la forma de la piedad ha desplazado al poder de la fe individual. Ninguna denominación, como quiera que se llame, puede ser considerada como la Iglesia de Dios o como el remanente cristiano. Es de suprema importancia moral ver esto. La iglesia profesante ha fracasado por completo; su unidad corporativa y visible se ha desintegrado de forma irremediable, tal como lo vemos en la historia de Israel. Pero el remanente cristiano está integrado por todos aquellos que sienten y reconocen de todo corazón la ruina, que son gobernados por la Palabra de Dios y conducidos por el Espíritu en separación del mal para esperar a su Señor.

     Examinemos de qué manera estos rasgos vuelven a aparecer en las preciosísimas palabras con que Judas se dirige al remanente: “Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor CRISTO para vida eterna” (v. 20-21).

     Aquí, pues, tenemos una vista preciosa del verdadero remanente cristiano y de las actividades de quienes lo componen. Nada puede ser más bello. Se puede preguntar: «¿A quiénes se dirigen estas palabras?» He aquí la respuesta: “A los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en CRISTO”, en la época que fuera y dondequiera se encuentren. Nada puede ser más simple y excelente. Es perfectamente evidente que estas palabras no se aplican ni pueden aplicarse a meros profesantes, ni a ningún cuerpo eclesiástico debajo del sol. En una palabra, ellas se aplican únicamente a los miembros vivos del cuerpo de Cristo. Todos ellos deberían hallarse juntos, edificándose sobre su santísima fe, orando en el Espíritu Santo, conservándose en el amor de Dios y esperando a su Señor.

     Tal es el remanente cristiano, así como en Malaquías habíamos visto al remanente judío. Nada puede ser más hermoso. Es la posición en que deberían hallarse todos los verdaderos cristianos. No hay ninguna pretensión de ensalzarse para ser algo, ningún esfuerzo por negar o ignorar el triste y solemne hecho de la completa e irremediable ruina de la iglesia profesante. Es el remanente cristiano en medio de las ruinas de la cristiandad, el remanente fiel a la Persona de Cristo y a su Palabra, unido en amor, en el verdadero amor cristiano; no en el amor de una secta, de un partido o de un círculo exclusivista; es el amor en el Espíritu, el amor hacia “todos los que aman a nuestro Señor CRISTO con amor inalterable”. Es el amor que se expresa en una verdadera devoción a Cristo y a sus intereses; un ministerio de amor hacia todos los que le pertenecen y procuran reflejar su Persona en todos sus caminos. No es descansar simplemente en una posición a pesar de estar uno en una mala condición espiritual, pues tal indiferencia sería caer en una terrible trampa del diablo. Por el contrario, se trata de una saludable unión de posición y condición en una vida caracterizada por principios sanos y por un andar práctico rebosante de gracia. Es, en resumidas cuentas, el reino de Dios establecido en el corazón y desarrollándose en toda la vida práctica.

     Tal es, pues, la posición, la condición y la práctica del verdadero remanente cristiano. Y podemos estar seguros de que cuando estas cosas son realizadas y llevadas a cabo, se experimentará un tan riquísimo deleite en Cristo, una tan plena comunión con Dios y un tan claro testimonio de la gloriosa verdad del cristianismo del Nuevo Testamento como jamás se vio siquiera en los días más esplendorosos de la historia de la Iglesia. En una palabra, tendrá lugar aquello que glorifique el nombre de Dios, que regocije el corazón de Cristo y que hable con vivo poder al corazón y a la conciencia de los hombres. Quiera Dios, en su infinita bondad, concedernos la gracia de ver estas brillantes realidades en este día sombrío y malo, de manera de ser un nuevo ejemplo de este gran hecho de que cuanto mayor es la ruina, más rica es la gracia; y cuanto más profundas son las tinieblas, más brillantes son los destellos de la fe individual.

Echemos todavía una ojeada a los mensajes dirigidos a las cuatro últimas de las siete iglesias mencionadas en los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis. La iglesia de Tiatira nos brinda la historia de la Iglesia durante esos largos y tristes siglos de la Edad Media, cuando densas tinieblas cubrían la tierra, y cuando el papado —la mancha moral más negra que jamás ha conocido el Universo— reinaba con el consabido carácter de Jezabel.

     En el mensaje dirigido a la asamblea de Tiatira se observa un pronunciado cambio, cuando uno lo compara con los tres precedentes, indicado por tres hechos notables:

 1. Por primera vez encontramos un mensaje que hace referencia a un remanente.

 2. Allí también leemos por primera vez acerca de la venida del Señor.

 3. Vemos que la exhortación a oír ya no se dirige más a la Asamblea, sino al vencedor.

 Ahora bien, estos hechos demuestran, fuera de toda duda, que en Tiatira se abandona toda esperanza de restaurar a la Iglesia como cuerpo. “Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse” (v. 21). En lo que respecta a la iglesia profesante, su situación es irremediable. Pero aquí, un remanente es distinguido y alentado, no con la esperanza de un mundo convertido y de una iglesia restaurada, sino con la brillante y bienaventurada esperanza de la venida del Señor como “la estrella de la mañana”. “A vosotros empero os digo,  a los demásque están en Tiatira, a cuantos no aceptan esta enseñanza, y que no han conocido las cosas profundas de Satanás (como dicen ellos): No echaré sobre vosotros otra carga. Sin embargo lo que tenéis, retenedlo seguro, hasta que yo venga” (v. 24-25; V.M.).

     Tenemos, pues, aquí una vista muy interesante del remanente cristiano. No es la iglesia restaurada, sino un cierto número de fieles que forman una compañía distintiva, purificada de la doctrina de Jezabel, que había rechazado “las profundidades de Satanás” y que persevera hasta el fin. Es de la mayor importancia que el lector tenga en claro el hecho de que las cuatro últimas iglesias —es decir, los cuatro estados de la Iglesia que ellas representan— continúan juntas, de forma sincrónica, hasta el fin. Esto simplifica notablemente todo nuestro estudio, y nos presenta al remanente cristiano de una manera muy práctica y definida. No se menciona ningún remanente sino recién en Tiatira. Entonces se da por perdida toda esperanza de restauración colectiva. Este simple hecho derriba completamente las pretensiones de la iglesia de Roma desde sus mismos cimientos. Ella nos es presentada como un sistema apóstata e idólatra, amenazada con el juicio de Dios; mientras que el Señor se dirige a un remanente que nada tiene que ver con ella. Baste con lo dicho en cuanto a la pretendida iglesia infalible y universal de Roma.

Pero, ¿qué diremos de Sardis? ¿Se trata de la Iglesia restaurada? Nada de eso. “Tienes nombre de que vives, y estás muerto” (3:1). Ésta no es ninguna iglesia restaurada o reformada, sino algo muerto, a la que el Señor amenaza con venir como ladrón, en lugar de alentarla con darle “la estrella de la mañana”. Concretamente, se trata del Protestantismo, de un “nombre” solamente, de obras que no son halladas “perfectas” delante de Dios. ¿Y qué viene luego?: El remanente cristiano. “Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán [no que tú andarás] conmigo en vestiduras blancas, porque son dignos” (v. 4). Aquí tenemos un vívido y llamativo contraste entre una fría y muerta profesión nominal y un pequeño número de sinceros y ardientes amantes de Cristo. Es la diferencia entre las apariencias y el verdadero poder; entre la vida y la muerte.

 Este contraste continúa más extendido y más pronunciado en las dos últimas asambleasEn Filadelfia tenemos un hermosísimo cuadro de una compañía de verdaderos cristianos, humildes, sencillos y escasos de fuerzas, pero que han sido fieles a Cristo, han guardado su Palabra y no han negado su Nombre. Cristo y su Palabra son atesorados en el corazón y confesados en la vida práctica. Se trata de una realidad viviente y no de una forma sin vida. Nada puede superar la belleza moral de todo esto. Con sólo contemplarlo, el corazón es indeciblemente refrescado y edificado. En resumidas cuentas, es Cristo mismo representado, por el Espíritu Santo, en un muy amado remanente. No hay ninguna pretensión de ser algo grande, ninguna arrogación de superioridad: Cristo es todo. Su palabra y su Nombre son de gran precio para el corazón. Parece que aquí hubiésemos arrancado y juntado un hermoso racimo con todos los rasgos morales de los diversos remanentes que hemos estado considerando, exhalando todos juntos, cual flores abiertas, un muy fragante perfume.

     Ahora bien, todo esto es muy grato al corazón de Cristo. No es cuestión de realizar grandes servicios, de emprender obras poderosas ni de hacer nada llamativo ni espléndido a los ojos de los hombres. No; es algo mucho más precioso para el Señor; es la calma, completa y profunda apreciación de Él mismo y de su palabra. Esto es mucho más caro para Él que los servicios más vistosos y los sacrificios más suntuosos que pudieran realizarse. Lo que el Señor busca es un lugar en el corazón. Sin esto todo es vano: ceremonias, sacramentos, servicios ritualistas, actividades religiosas; todo carece absolutamente de valor. Pero el más leve suspiro de los afectos del corazón por Él, le es preciosísimo. Oigamos lo que dice nuestro adorable Señor, cuando derrama su amante corazón ante esta querida compañía filadelfa, el verdadero remanente cristiano: “Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás [aquellos emplazados sobre el presuntuoso terreno de la religión tradicional] a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado” [¡hecho precioso y bendito; base y garantía de todos los fieles hoy y por la eternidad!]. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia [no de mi poder], yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra”(v. 7-10).

     El Señor CRISTO se compromete en su gracia a guardar a su amada Asamblea fuera de la terrible hora de la prueba que vendrá sobre toda la escena de este mundo. Antes que un solo sello se haya abierto, que una sola trompeta haya sonado o que una sola copa haya sido derramada, Él tendrá a su pueblo celestial consigo en su hogar celestial. ¡Bendito sea su Nombre por esta esperanza resplandeciente, bienaventurada y tranquilizadora, que colma de gozo el corazón! ¡Ojalá que vivamos en el poder de ella entretanto aguardamos que nuestro gozo sea cumplido!

     Pero tenemos que leer todavía la última parte de este exquisito mensaje dirigido a la iglesia de Filadelfia, tan lleno de consuelo y estímulo para los santos: “He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.”

     Nada podría sobrepasar la gracia que resplandece en estas palabras. YHWH habló palabras de gracia a su amado remanente en los días de Malaquías: “Y serán para mí especial tesoro… en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve. Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve. Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho YHWH de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros…”. ¿Quiénes? ¿Los que han hecho grandes cosas, grandes sacrificios, una gran profesión religiosa o los que tienen un gran nombre? No, sino: “los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Hollaréis a los malos, los cuales serán cenizas bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho YHWH de los ejércitos” (Malaquías 3:17-4:3).

     Comparando los dos pasajes, vemos que entre los remanentes judío y cristiano existen puntos de similitud y de contraste. No podemos detenernos a considerarlos aquí debido a que nuestro objetivo es simplemente ilustrar que en los días más oscuros hallamos un remanente piadoso, querido para Dios y para Cristo, a quien Él se dirige en los términos más dulces y tiernos, que consuela con la seguridad más preciosa y que alienta con las más brillantes esperanzas. Esto es lo que tenemos sobre todo en el corazón para presentar a toda la Iglesia de Dios a los efectos de urgir a todo miembro del amado cuerpo de Cristo sobre la faz de la tierra a apartarse de todo lo que sea contrario al pensamiento de Dios, tal como está revelado en su Palabra, y a abrazar la posición, la actitud y el espíritu del verdadero remanente cristiano.

    Sólo haré referencia a un punto que marca la diferencia entre los dos remanentes de la manera más clara. El remanente judío es alentado por la esperanza de la aparición del «Sol de justicia» (Malaquías 4:2), mientras que al remanente cristiano se le concede un privilegio muchísi