¿Cómo empezó todo?

Cualquier persona que predique el evangelio de salvación del Señor Yeshua deberá tener en cuenta que aunque parezca difícil de creer también se debe saber un poco del otro lado. Lo que vamos a tratar de manera lo más sencillo posible es saber, lo siguiente: ¿Quiénes gobiernan el mundo?, ¿Por qué lo hacen?, ¿Cuál es su religión?, ¿Cuál es su objetivo?, ¿Quién está incluido?, etc.

Primero debemos observar de manera objetiva La Biblia y la palabra Babilonia aparece desde Génesis hasta Apocalipsis, por lo que debe ser importante analizar su origen.

Las generaciones de Noé son: Sem, Cam y Jafet. Cam es el punto de análisis, asi que los hijos de Cam fueron: Cus, Mizraim, Fut y Canaán. Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante de Dios; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Dios. Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar. (Génesis 10, 8-11).

Vemos entonces que Nimrod fue el primer rebelde, después del diluvio quien se reveló en contra de Dios y en textos antiguos aparece como el primer edificador de ciudades; Nimrod construyó ciudades y las amuralló para evitar que las personas fueran devoradas y dañadas por los animales salvajes. Quienes se dedican a estudiar los misterios afirman que Nimrod construyó ciudades porque el ser humano fue abandonado por Dios a su suerte, ellos dicen que la obra de la creación está incompleta y hace falta la mano del hombre en la tierra para completar la obra, esto es creando ciencia, desarrollo y creatividad.

Este es el punto en que la torre de bababel aparece en La Biblia. Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cozámoslo con fuego. (Génesis 11, 2-4).

Los estudiantes de las escuelas de misterio afirman que este fue el primer intento de un “nuevo orden mundial” en que diversas naciones se juntan con un objetivo en común, el aspecto religioso da origen cuando Nimrod es adorado como dios por su “salvación” a los hombres. En este punto, se encuentran con antiguas estructuras pre-diluvianas con instrucciones para contactar con los espíritus, quienes les dan secretos sobre metales, geometría sagrada, simbología, agricultura, arquitectura, etc. Semiramis es la mamá de Nimrod y a su vez su esposa-amante, de acuerdo a los misterios Nimrod es asesinado y cortado en 14 pedazos y esparcido por la tierra, Semiramis está embarazada y anuncia que el hijo que va a tener es la reencarnación de Nimrod y así es como Semiramis es conocida con el símbolo de la paloma como la mensajera de esperanza a un nuevo dios. Al nacer el niño es llamado Tamuz, por esta razón desde tiempos muy antiguos hay estatuas de la mujer cargando al niño o dando pecho, en simbolismo a Semiramis y Tamuz; Tamuz es representado por la piña del pino (Es la flor o fruto en forma de piña que brota del pino) y al ser de madera se considera un fruto que no puede ser comido, sino un fruto para el espíritu y esta es la razón por la que en varias estatuas y representaciones alrededor del planeta hay piñas de pino, como la que está en el Vaticano.

Tamuz muere a los 40 años por un animal salvaje mientras cazaba y Semiramis decreta 40 días y noches para su duelo; fue tan importante y conocido este hecho que aparece en La Biblia. Y me llevó a la entrada de la casa de Dios, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz. Luego me dijo: ¿No ves, hijo de hombre? Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que estas (Ezequiel 8, 14-15). Incluso un mes del año hebreo se llama Tamuz, en honor a esta abominación.

Este es el principio de manera muy breve de la aparición de la primera religión del mundo, debemos tomar en cuenta que estamos en lucha con poderes celestiales. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (Efesios 6, 12). Y sería muy inocente de nuestra parte pensar que sin ayuda humana, estos poderes puedan gobernar la tierra, como dice: Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras (2 Corintios 11, 14-15).

Reciban bendición en el nombre del Señor Yeshua, amen.

Hermano Daniel

Continuarà

COMO EMPEZÓ TODO?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *