FUEGO EXTRAÑO EN LA IGLESIA MODERNA

Abiú - Significado, biografía e historia

Nadab y Abiú no eran chamanes ni vendedores de aceite de serpiente que se infiltraron en el campamento de los israelitas con el fin de difundir las supersticiones de los cananeos entre la gente. Ellos eran, según  todas las apariencias, hombres justos, respetables y líderes espirituales piadosos. Eran sacerdotes del Dios único y verdadero. No se trataba de levitas mediocres. Nadab era heredero de la posición de sumo sacerdote y Abiú era el siguiente en la línea después de él. Eran los hijos mayores de Aarón. Moisés era su tío. Sus nombres encabezan la lista de «los príncipes de los hijos de Israel» (Éxodo 24.11). Aparte de su padre, Aarón, son los únicos mencionados por nombre la primera vez que las Escrituras hablan de los «setenta varones de los ancianos» de Israel, el grupo de líderes que compartía la supervisión espiritual de la nación hebrea (Números 11.16–24). Las Escrituras no los presentan como figuras siniestras u hombres notoriamente malos, todo lo contrario.

Nadab y Abiú, el más claro ejemplo de fuego extraño

«Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de YHWH fuego extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego delante de YHWH y los quemó, y murieron delante de YHWH. Entonces dijo Moisés a Aarón: Esto es lo que habló YHWH, diciendo: En los que a mí se acercan me santificaré, y en presencia de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón calló» (Levítico 10:1-3)
En hebreo la palabra para fuego extraño es: Zarah= fuego extraño o extranjero. Después de Moisés y Aarón, nadie tenía más probabilidades de ser honrado en Israel que Nadab y Abiú. Hay razón para pensar que ellos se llenaron de orgullo y que se encendieron con vino, esto es al momento de su supuesta adoración, iban juntos hacia el templo, medio ebrios para ofrecer el fuego extraño

Fuego extraño al quemar el incienso

Mientras el pueblo estaba postrado ante el Señor, adorando su presencia y gloria, ellos entraron precipitadamente al tabernáculo para quemar incienso, aunque no en el momento indicado; los dos juntos en lugar de ir uno solo, y con fuego que no fue tomado del altar, por lo tanto, ofrecieron fuego extraño. 
Si lo hubieran hecho por ignorancia (Ofrecer el fuego extraño), se les habría permitido llevar una ofrenda por el pecado. Pero el alma que actúa presuntuosamente y con desdén de la majestad y justicia de Dios, esa alma, será cortada. La paga del pecado es muerte lo dice claramente la ley. Ellos murieron en el acto mismo de su pecado al ofrecer el fuego extraño.

Debemos tener cuidado de no ofrecer un fuego extraño en el altar, en la presencia de Dios

El pecado y el castigo de estos sacerdotes, mostraron la imperfección del sacerdocio desde su comienzo mismo, y que no podía resguardar del fuego de la ira de Dios, no siendo otra cosa que era un tipo del sacerdocio de Cristo.
Por esto como cristianos si nos acercamos a Dios debemos tener cuidado de no ofrecerle un fuego extraño delante de su presencia.

 

¿QUÉ SIGNIFICA OFRECER UN FUEGO EXTRAÑO EN LA PRESENCIA DEL SEÑOR?

 

1. Ofrecer fuego extraño significa no honrar la presencia de nuestro Dios

· Ellos no honraron la presencia del señor
· Dios los había honrado, llamándolos a su presencia como sacerdotes
· Ellos deshonraron a Dios con sus propios cuerpos que debían de ser puros. Lev. 10:8-10
· Sus vestidos no estaban limpios
· Ellos no estaban en un sentido común y cabal para realizar tareas sacerdotales

2. Ofrecer fuego extraño significa no darle a Dios lo que él se merece

· Ellos ofrecieron un fuego extraño que él nunca les mando (Ex 30:9): «No ofreceréis sobre él incienso extraño, ni holocausto, ni ofrenda; ni tampoco derramaréis sobre él libación»
· El ofrecer un fuego extraño significaba tanto como ofrecer un incienso extraño.
· El fuego debía ser tomado del altar del incienso no del altar del holocausto. Lev 6:12 «Y el fuego encendido sobre el altar no se apagará», sino que el sacerdote pondrá en él leña cada mañana, y acomodará el holocausto sobre él, y quemará sobre él las grosuras de los sacrificios de paz. Lev 6:13 «El fuego arderá continuamente en el altar; no se apagará».

3. Ofrecer fuego extraño significa darle a Dios algo según nuestro propio capricho

· No estaban bajo la supervisión de su padre, fueron desobedientes.
«Estos son los nombres de los hijos de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio. Pero Nadab y Abiú murieron delante de YHWH cuando ofrecieron fuego extraño delante de YHWH en el desierto de Sinaí; y no tuvieron hijos; y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio delante de Aarón su padre (Números 3:3.4)
· El incienso debía ser quemado solo por un solo sacerdote, pero esta vez ambos lo hicieron, aunque hermanos, no estaban guardando lo que la ley decía
· No ofrecieron algo sincero y de corazón por eso murieron en la presencia del señor
· Aunque se podía ofrecer mañana y tarde como la ley decía lo cierto es que lo que hicieron desagradó tanto al señor que no los dejo salir vivos de su presencia.
Antes de ir a la presencia del señor, has de asegurarte de no llevar un fuego extraño en tu corazón, despójate de todo odio, avaricia orgullo, raíz de amargura, preséntate ante Dios, como alguien digno de hallar misericordia, toma la actitud del publicano, y encontraras del señor respuesta pronta a tu vida.

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. Dios les bendiga gracias por compartir este lindo mensaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *